Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Descubre cómo superar la indecisión

Por Dra. María del Carmen Domínguez Torres | Publicado en Desarrollo Personal | 8 de febrero, 2016

indecisiónLa indecisión es un comportamiento que conduce al individuo a no comprometerse y a vivir dudando de todo lo que le sucede. Esto nos habla de inseguridad, falta de compromiso, ausencia de confianza en sí mismo y en los demás. Por lo tanto, la vida de estas personas está carente de intereses definidos.

Ahora bien, las personas que presentan madurez y una vida equilibrada por lo general toman decisiones, qué desde luego analizan y de ésta manera podemos establecer con precisión nuestra aceptación o rechazo en cuestionamientos de la vida cotidiana.

Por ejemplo: si algo me gusta o me disgusta, o si deseo ir a algún lugar o si me interesa cierto trabajo. Lo importante es tomar una decisión y no estar continuamente dudando de lo que se nos pregunta. Lo conveniente es definir qué es para uno importante o no, lo cual se logra a través del conocimiento de sí mismo.

A veces los seres humanos actuamos por miedo, por quedar bien con los demás, por conveniencia, y muchas veces porque fuimos hábilmente manipulados y no nos dimos cuenta; o sí nos dimos cuenta y sabemos que nos están manipulando pero “no quisimos” tener la iniciativa de actuar con libertad, por indecisión, por miedo “al qué dirán”.

La indecisión, es la incapacidad que tiene una persona para evaluar cualquier hecho en el que deba tomar una determinación o elegir un camino entre varios que se le ofrecen.

Todos los días tomamos pequeñas y grandes decisiones, unas más importantes o con mayores consecuencias que otras. Estas son parte de nuestra vida, por lo que la forma en que las tomemos y las razones que utilicemos, serán determinantes para nuestro éxito o fracaso en lo personal y profesional.

La vida que llevas hoy, es el resultado de las decisiones que has tomado en el pasado. De igual forma, la vida que llevarás en el futuro será el resultado de las decisiones que tomes en el presente. Nada tiene un mayor impacto en tu destino que las decisiones que tomas día a día.

A continuación planteamos un sencillo método que ayudará a las personas a tomar decisiones.

Paso 1.- Define tu decisión: Tómate unos minutos para escribir la decisión que estás a punto de tomar. Escribir tus pensamientos en papel puede permitirte ver las cosas desde un punto de vista diferente. Recuerda que un problema bien definido es un problema medianamente solucionado.

Paso 2.- Identifica tu objetivo real: Siempre que nos enfrentamos a una decisión, existe un interés sobre algo que queremos obtener. Por ejemplo, si quieres salirte del trabajo y volver a la universidad para estudiar más, tu objetivo real podría ser: Mejorar tu perfil profesional. Hazte tu mismo la pregunta ¿Qué es lo que realmente quiero obtener cuando tome ésta decisión?

Paso 3.- Escribe en papel tus opciones: Identifica cada una y escríbelas.

Paso 4.- Realiza un análisis para cada opción de lo que estás a favor y en contra.

Paso 5.- Identifica la persona correcta de la cual tomar consejo: ¿Conoces a alguien que haya pasado por la situación que vives en este momento? Es conveniente buscar y encontrar a alguien que haya logrado el objetivo que te propones y pedirle un consejo sobre la decisión que vayas a tomar.

Paso 6.- Reflexiona y medita tu decisión: Reflexionar y meditar a solas es una gran herramienta que permite eliminar el estrés que conlleva la toma de una decisión difícil. Busca un lugar calmado donde no puedas ser interrumpido, cierra tus ojos y enfócate en tu respiración. Mientras más relajado te encuentres mejor, imagínate lo que estás a punto de decidir e intenta pensar con cabeza fría acerca de ello.

Paso 7.- Selecciona la mejor opción: Escoge la que tiene la mejor oportunidad de que logres tu objetivo real.

Paso 8: Toma acción: Establece para tu decisión una fecha real e identifica cual será tu primera acción a realizar.

Otras recomendaciones que te pueden servir para la indecisión son:

– No temas decir sí o no. Actúa de acuerdo con lo que piensas y sientes, pero toma una decisión. Esta actitud asertiva te llevara a incrementar tu desarrollo personal.

– Olvídate de la indecisión, de la duda, del temor.

Actúa de acuerdo a lo que realmente piensas, a lo que realmente sientes, si no quieres hacer algo, no lo hagas, si no quieres decir que si a una propuesta que no te convenga, no lo hagas, NADIE te obliga a hacerlo.

– Sé firme, pero congruente. Si sabes que alguna acción te va a perjudicar, o que no está de acuerdo con tus valores, o con tus intereses inmediatos, y que al corto o largo plazo te puede dañar, no lo hagas, toma una decisión adecuada. Tampoco actúes solamente por impulso, por el calor de la situación, actuar así conduce a cometer muchos errores y al fracaso en muchos aspectos de la vida y esto es peor que la indecisión.

– Conócete a ti mismo, investiga bien en tu propio interior, determina qué quieres, qué buscas, qué anhelas, y ve por ello, sin indecisión. No te dejes influir o manipular por los demás sé firme, sé fuerte, y te convencerás por ti mismo que tu vida será mejor.

Analiza tu comportamiento en relación a la toma de decisiones que llevas a cabo en tu vida, para que puedas lograr una mejor calidad de tu vida, a través de tomar decisiones asertivas que te beneficiarán en lo personal y social, evita ser impulsivo.

Dra. María del Carmen Domínguez Torres. Directora del Instituto de Investigación y Educación del Talento

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 10/02/2016 - hector valencia perez:

    Yo creo que la clave para vencer la indecisión esta en el paso 3 y en el paso 8; ya que lo que no se escribe no existe y es obligatorio tomar acción… Pero…como saber si una propuesta conviene o no?

Subir »
FB