Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Desarrollo Personal:

Los mejores consejos para crecer como persona

Vivir MejorLa amistad es más beneficiosa que sólo compartir risas con una taza de café.

La falta de relaciones sólidas aumenta el riesgo de muerte prematura en un 50%, según un estudio de la Universidad de Harvard. Ese es el mismo riesgo de mortalidad que fumar 15 cigarrillos al día. Si tu vida social está buscando la luz, podría ser momento de hacer nuevos amigos, pero eso no tiene porqué ser un proceso intimidante e incómodo.

“Sácate de la cabeza que es más difícil hacer amigos cuando eres mayor,” dice la socióloga Jan Yager, autora de Friendshifts: The Power of Friendship and How It Shapes Our Lives. “Puede ser en realidad más fácil porque sabes quien eres, y qué clase de amigo te gustaría tener.”

El secreto para hacer nuevos amigos es tan simple como estar abierto a ello. Aquí tienes seis cosas que puedes hacer para llenar tu agenda y forjar nuevas amistades:

Sé accesible

La primera impresión prepara el escenario de si una persona se va a comunicar contigo o no, dice el psicoterapeuta Richard E. Toney.

“La clave es tu expresión facial,” dice. “Piensa en las personas que has visto en los supermercados, aeropuertos, e incluso en las largas filas que están cerca de ti. Si los ves haciendo muecas y frunciendo el ceño, lo más probable es que no vayas a comunicarte con esas personas porque no parecen ser accesible ni incluso agradables.”

Una acogedora sonrisa o un gesto cortés con la cabeza podrían permitir que la gente sepa que estás disponible y abierto a la comunicación, dice. Y ser un buen oyente es una gran parte de ser accesible, agrega Yager. “Muchos se enfocan en compartir con los demás, olvidándose de que tienen que estar allí para sus nuevas relaciones, que tal vez se puedan volver amigos,” dice ella.

Involúcrate en actividades que te gusten

Una de las mejores maneras de hacer nuevos amigos es conocer personas con las que compartas un interés común, dice John Boese, fundador de GoFindFriends.com, un sitio web que ayuda a los neoyorquinos a encontrar nuevos amigos.

Ir a lugares que te gusten te permitirá estar rodeado de personas afines, añade Toney. “Es fácil iniciar una conversación sobre las cosas que te gustan,” dice. “Una vez que encuentres a alguien que tenga intereses similares a los tuyos, puedes intercambiar números de teléfono o direcciones de correo electrónico y así mantenerte en contacto.”

Ten una actitud positiva

“Sentirse positivo es uno de los requisitos absolutos de la amistad, y como elegimos con quién queremos pasar nuestro tiempo,” dice Shasta Nelson, CEO de GirlFriendCircles.com, una comunidad on-line que ayuda a las mujeres a conectarse, y autora de Frientimacy: How to Deepen Friendships for Lifelong Health and Happiness.

Encuentra formas de ayudar a otras personas a sentirse mejor por haber pasado tiempo contigo. Decir “gracias,” ser alentador, hacer preguntas, validar sentimientos, y sonreír son todas formas de afirmar nuevos amigos, dice ella.

A la gente no le gusta estar cerca de otras personas que son negativas todo el tiempo, añade Keith Rollag, autora de What to Do When You’re New.

“Los investigadores descubrieron que si dices cosas buenas sobre otras personas, la gente tiende a recordarte por tener tú esas cualidades positivas,” dice. “Por ejemplo, si le dices a un nuevo compañero de trabajo que tu jefe anterior es una persona amable y servicial, probablemente terminarán recordándote como una persona amable y servicial también. Pero si te quejas por que tu jefe anterior era un idiota egoísta, puede que vean algunas de esas cualidades en ti también.”

No esperes a que los otros den el primer paso

Si bien puedes sentirte vulnerable al acercarte a alguien por primera vez, la otra persona puede tener aún más reticencias que tú, dice Rollag. “Ve,” dice. “¿Qué es lo peor que podría pasar?”

Las relaciones se basan en dar y recibir, y Rollag sugiere empezar por ayudar a otras personas a satisfacer sus necesidades. “Muchas de las cosas que queremos en las amistades (confianza, fiabilidad, integridad) tienen su base en la reciprocidad,” dice. “Averigua qué es lo que las otras personas quieren y ayúdalos a conseguirlo, y los habrás predispuesto a verte como un potencial amigo.”

Sé proactivo y pídele a la gente para juntarse, o deja que la gente sepa que estás buscando actividades para unirte, añade Boese. “Te sorprenderá cuántas personas están abiertas a que te unas a una de sus actividades de fin de semana,” dice.

Sigue

Las relaciones se basan en gran medida en pasar tiempo juntos, así que sé reflexivo sobre cómo mantenerte en contacto, dice Nelson.

“Antes de terminar el primer encuentro, di, ‘Esto fue tan divertido y me gustaría poder conocerte mejor, ¿podríamos programarlo ahora y evitar así todos esos emails entrando y saliendo?'”, Sugiere. También puedes enviar un email al día siguiente, dándoles las gracias por su tiempo, o programar un recordatorio en tu calendario para alguna fecha que haya mencionado que algo iba a pasar, como una cirugía o un cumpleaños, y enviarles un email para hacerles saber que estás pensando en ellos.

Una de las claves para convertir a un conocido en un amigo es la consistencia, añade Boese. “No permitas que pase más de dos semanas sin verlos,” dice. “Si pasas tiempo con alguien y luego no hablas con él/ella durante un mes, va a ser difícil mantenerlos en la zona de amigos.”

Di “sí” a las invitaciones (incluso cuando quieras decir “no”)

Las personas que hacen amigos fácilmente ven los eventos como oportunidades para conocer gente, dice Nelson.

“Recuérdate elegir basado en lo que valoras o esperas, o basado en cómo te sientes en este momento,” dice ella. “Como el ejercicio, si lo dejamos sólo para cuando se nos apetezca, a menudo optaríamos por una noche tranquila en lugar de la posibilidad de conectarnos.”

vida personalSi bien es cierto que las mujeres modernas gozamos de libertades que antes nos eran negadas –por ejemplo, trabajar y recibir un sueldo por ello–, también lo es que ahora nos enfrentamos con un dilema:

El de conciliar nuestra agitada vida profesional con nuestra muchas veces frágil vida privada.

Para muchas de nosotras ambas esferas están peleadas a muerte. Pensamos que para ser una mujer exitosa es necesario enfocar todo nuestro tiempo y energía en el trabajo, aunque esto implique descuidar las relaciones amorosas y sacrificar nuestro tiempo libre.

¿Se puede ser una mujer emprendedora y al mismo tiempo tener una vida íntima plena? Claro que sí: la clave consiste en encontrar un equilibrio (se dice fácil, ¿verdad?).

Estos consejos podrían serte útiles para lograrlo:

1. Valora tu tiempo libre

“Tiempo libre” no es sinónimo de “el tiempo que sobra cuando no estoy trabajando”.

Es el tiempo que debes dedicarte a ti misma, necesario para enriquecerte como persona y establecer relaciones afectivas. Hazte consciente de que este tiempo es igual de necesario que el trabajo, ¡no lo subestimes!

2. Dale a cada cosa su justo valor

Crecer profesionalmente es importante, sobre todo en estos tiempos de dura competencia. Pero no lo es todo: hay otras cosas en la vida que también merecen tu atención: tu familia, pareja, hobbies, amigos… No querrás ser una mujer emprendedora pero solitaria, ¿o sí?

3. Respeta tus horarios de trabajo

Una regla de la vida laboral: el trabajo nunca termina.

Así que no caigas en la ilusión de querer terminar absolutamente todos tus pendientes para irte a casa; trabaja con un horario fijo en mente y apégate en lo posible a él. Y, por favor, ¡no te lleves trabajo a casa!

4. Pon tu propio negocio

Mejor aún: emprende tu propio negocio y trabaja bajo tus propias condiciones. ¡Nada como manejar tu energía y tiempo a tu conveniencia!

5. Destina horarios para tus actividades

Inscríbete a clases de baile, cocina o algún idioma; establece un día de la semana para cenar con tus amigas o para pasar un rato a solas con tu pareja. Este tiempo deberá ser sagrado, casi como si tuvieras una cita con alguien muy importante.

6. Comparte tareas domésticas

Si tienes pareja y viven juntos, deja muy claro que las tareas del hogar son responsabilidad de ambos. Divídanse el trabajo y así éste se convertirá en una carga menor.

7. Establece un día de la semana sólo para tu pareja

Aunque seas una mujer muy ocupada, procura destinar una tarde a la semana para pasar tiempo de calidad con tu pareja. Fijen un día para ir al cine, salir a cenar o cocinar juntos; considérenlo intocable.

influyentesLas personas influyentes tienen un profundo impacto con todos los seres a su al alrededor. Sin embargo, esto solo lo logran porque tienen gran control sobre sí mismos.

Estos individuos trabajan duro por tener auto-confianza. Tienen hábitos que permanecen constantes, mientras que las personas influenciables cambian a la menor provocación.

Los líderes influyentes tienen estos nueve hábitos que puedas emular para aumentar tu alcance.

1. Piensan por sí mismos

Estas personas no se dejan llevar por las tendencias o la opinión pública. Forman sus propios criterios basándose en hechos. Están más que dispuestos a cambiar de parecer si las evidencias lo ameritan, pero no dejan que otros cambien su forma de ver el mundo.

2. Son disruptivos

Estos individuos nunca están satisfechos con el status quo. Son los que siempre se preguntan “¿Y si hiciéramos las cosas de otra manera?”. No temen desafiar la sabiduría convencional, pero no buscan la controversia solo por ser diferentes. La buscan porque de verdad quieren mejorar al mundo.

3. Inspiran la conversación

Cuando las personas influyentes hablan, lo que dicen se expande como ondas en el agua. Inspiran a todos a su alrededor a explorar nuevas ideas y pensar de manera diferente.

4. Saben hacer contactos

Estas personas saben el secreto de las conexiones duraderas. No solo conocen a mucha gente, tienen relaciones con los contactos de sus contactos.

Más importante, saben aportar algo nuevo y bueno a todos los miembros de su network. Comparten sus consejos y presentan a sus amigos con personas que puedan ayudarles.

5. Solo se enfocan en lo realmente importante

Estos individuos no se distraen por trivialidades. Son capaces de eliminar la estática y el ruido sordo del día a día para enfocarse en lo realmente importante. Solo hablan cuando piensan que tienen algo diferente y propositivo que decir. Jamás aburren a los demás con charlas insulsas.

6. Aprecian las discusiones

Este tipo de seres humanos no reaccionan a la defensiva cada vez que encuentran a otra persona que tenga un punto de vista diferente al suyo.

Son lo suficientemente humildes para saber que no poseen la sabiduría universal y que alguien más pudo haber visto algo que ellos pasaron por alto. Y si su interlocutor está en lo correcto, aceptan el cambio ampliamente porque les importa más el resultado final que tener siempre la razón.

7. Son proactivos

Las personas influyentes no esperan a que las nuevas ideas y tecnologías les caigan del cielo; buscan llegar a estas cosas.

Son early adopters que buscan anticipar el paso siguiente y pueden ver qué se avecina porque salieron a buscar el futuro de frente.

8. Responden en lugar de reaccionar

Si alguien critica a las personas influyentes por cometer un error o si un colaborador se equivoca, estas personas no reaccionan de manera emocional. Ellos esperan. Piensan. Y una vez que se han calmado, eligen la respuesta correcta que tienen que dar.

Saben que sus relaciones son muy importantes y no dejarán que una mala reacción las afecte. También entienden que las emociones se contagian y que reaccionar de mala manera puede ser una influencia negativa para las personas de su alrededor.

9. Tienen fe

Las personas influyentes siempre esperan lo mejor. Creen en su propio poder para alcanzar sus sueños y piensan que las demás personas tienen la misma capacidad.

Estiman que nada está fuera de su alcance y es esa creencia lo que los impulsa a dar su mayor esfuerzo. Tienen fe en que basta una sola persona para cambiar al mundo.

En conclusión…

Para aumentar tu influencia, necesitas compartir libremente tus habilidades y consejos y debes creer con pasión en la posibilidad de un mejor futuro.

gestoÁngel y yo recibimos decenas de correos electrónicos cada semana de nuestros nuevos estudiantes que por lo general quieren saber cómo prosperar en la vida, en el amor y en los negocios.

Ellos comparten sus historias personales con nosotros y luego hacen preguntas como:

• ¿Cómo puedo atraer más oportunidades positivas a mi vida?
• ¿Qué puedo hacer para mejorar mi relación con mi marido/esposa?
• ¿Cómo puedo avanzar en mi carrera/negocio?
• etc.

Obviamente, no hay respuestas únicas para preguntas como éstas, ya que cada persona que las hace tiene una situación de vida única.

Hay, sin embargo, un consejo que Ángel y yo compartimos universalmente con estos estudiantes, independientemente de su situación; y honestamente creemos que es el mayor secreto para tener éxito en todos los ámbitos de la vida.

¿Quieres conocer este secreto?

Es hora de una corta historia verdadera…

En el principio de la primavera de 1974, el ahora mundialmente reconocido fotógrafo Stephen Wilkes era un periodista de 16 años y el camarógrafo de la estación de televisión de su escuela secundaria.

Su mejor amigo era también reportero de la estación, y juntos se les ocurrió la loca idea de entrevistar a algunos de los grandes presentadores de noticias y periodistas de la época. Así, escribieron cartas personalizadas, escritas a mano a decenas de ellos…

En un increíble giro del destino, ninguno respondió excepto tal vez el más importante presentador de noticias y periodista de televisión de todos ellos: Walter Cronkite, quien amablemente se ofreció a pasar una hora entera con los chicos. Stephen y su amigo entendieron que este sería el evento periodístico más importante de sus vidas, y por lo que se prepararon cuidadosamente para él.

Reunieron decenas de preguntas cuidadosamente elaboradas y las ensayaron una y otra vez. Cuando el día de la entrevista llegó, estaban listos. Se sentaron con el Sr. Cronkite y le hicieron una pregunta tras otra… marcando meticulosamente cada pregunta en su cuaderno de notas. Y el Sr. Cronkite fue muy minucioso y paciente con sus respuestas durante toda la hora.

Entonces, a medida que guardaban sus cosas, el les dijo: “Muchachos, me gustaría hacerles a ambos una pregunta importante: ¿Saben ustedes lo que hace que una entrevista sea una gran entrevista?”

Stephen y su amigo fueron sorprendidos con la guardia baja, por lo que rápidamente comenzaron a barajar su bloc de notas, el cual no les proporcionó una respuesta obvia. El Sr. Cronkite sonrió y rápidamente los rescató, explicándoles: “Ser un buen oyente, chicos. Eso es lo que realmente hace a una entrevista grande. Ser un buen oyente siempre te llevará a la siguiente mejor pregunta.”

Los chicos miraron al legendario presentador y de repente se dieron cuenta de que habían pasado toda su hora preguntando robóticamente preguntas de un guión una tras otra… pero sin escuchar realmente y sin responder ni una sola respuesta. Y si hubieran escuchado, podrían haber permitido que las respuestas del Sr. Cronkite guiaran sus preguntas, y guiarlos a una hora mucho más auténtica y significativa.

Recuerda (el secreto):

Walter Cronkite fue excepcionalmente bueno (un maestro) en su oficio porque nunca pretendió tener todas las respuestas, y por lo tanto no asumió que sabía cómo iban a contestarle todos a los que entrevistaba.

Durante su entrevista de una hora con Stephen y su amigo, les enseñó que escuchar es un poderoso arte. Involucra estar completamente presente y escuchar lo que la gente dice, en primer lugar, y luego ajustar nuestras palabras y acciones en respuesta a las historias, ideas y significados que oímos.

Cuando tomamos el consejo de Walter Cronkite y dominamos el arte de escuchar, inevitablemente abrimos puertas que ni siquiera sabíamos que existían. Este gesto amable puede literalmente cambiar nuestras vidas. Porque no hay nada que cambia más nuestras vidas en el largo plazo que las relaciones que cultivamos con los que nos rodean, y no hay gesto más apreciado que escuchar realmente a una persona.

Para poder prosperar (en la vida, en el amor y en los negocios) tenemos que saber lo que la gente necesita, lo cual sólo pasa cuando nos tomamos el tiempo para abrir conscientemente nuestros oídos.

motivaranNadie puede negar que los emprendedores necesitan una dosis diaria de motivación y definitivamente, una de las maneras para subirte el ánimo es leer citas estimulantes.

En estos momentos me encuentro viviendo el sueño emprendedor y trabajo de 10 a 13 horas diario, por lo que necesito motivación constante para seguir.

Aquí 30 frases que me ayudan a conquistarlo todo diario. A mí me gusta imprimirlas y pegarlas cerca de donde esté. ¡Disfrútalo!

1. Sobre conformarte

“Si no estás dispuesto a arriesgar lo de siempre, tendrás que conformarte con lo ordinario” – Jim Rohn

2. Para regresar a la vida

“No te preguntes a ti mismo qué es lo que el mundo necesita. Pregúntate qué es lo que te hace sentir vivo y hazlo. Lo que la gente necesita es vivir” – Howard Thurman

3. Resistencia

“No es el peso lo que te destruye, sino la manera en que lo cargas” – Lou Holtz

4. Oportunidad

“Las oportunidades no pasan, tú las haces” – Chris Grosser

5. Lo posible e imposible

“Nada es imposible, la misma palabra lo dice “I’m possible” – Audrey Hepburn

6. Empezar

“La mejor manera para empezar es callándote y empezar a hacer” – Walt Disney

7. Miedo

“Muchos de nosotros no estamos viviendo nuestros sueños porque estamos viviendo nuestros miedos” – Les Brown

8. Entusiasmo

“El éxito es caminar de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo” – Winston Churchill

9. Tomar acción

“¿Quieres saber quién eres? No preguntes y actúa. La acción te definirá” – Thomas Jefferson

10. Arriesgarse

“No tengo miedo de morirme, tengo que miedo de no intentarlo” – Jay Z

11. Hacer la diferencia

“He aprendido que la gente olvidará lo que dices y lo que hagas, pero jamás olvidará cómo los hiciste sentir” – Maya Angelou

12. Seguir adelante

“No dejes que el ayer te quite mucho tiempo de hoy” – Will Rogers

14. Sacrificio

“Siempre que ves a una persona exitosa sólo percibes la gloria pública, nunca los sacrificios privados que tuvo que pasar para alcanzarla” – Vaibhav Shah

15. Sobre tu empresa

“Aléjate de la gente que minimiza tus ambiciones. Las personas pequeñas siempre hacen eso, en cambio, son las grandes las que te hacen sentir que tú también puedes llegar a serlo” – Mark Twain

16. Estar bien

“Nada en el mundo está completamente mal. Incluso un reloj roto marca bien dos veces al día” – Paulo Coelho

18. Mentalidad

“Si piensas que puedes o que no puedes, estás en lo correcto” – Henry Ford

19. Mantenerse fuerte

“No se trata de cuantas veces te tiraron, se trata de cuantas veces te levantaste” – Vince Lombardi

20. Deseo

“El deseo es la llave de la motivación, pero es la determinación y el compromiso en una incesante búsqueda de tu meta –compromiso a la excelencia– lo que te hará llegar al éxito que buscas” – Mario Andretti

21. Éxito verdadero

“Intenta no ser una persona de éxito, mejor sé alguien de valor” – Albert Einstein

22. Autoestima

“Antes de ganar tienes que creer que vales la pena” – Mike Ditka

23. Mantenerte motivado

“La motivación no es permanente. Tampoco la ducha, pero es algo que tienes que hacer de manera regular” – Zig Ziglar

24. La verdadera riqueza

“Si buscas lo que tienes en la vida, vas a tener más. Si buscas lo que no tienes, nunca tendrás suficiente” – Oprah Winfrey

25. Trabajo que vale la pena

“Si estás trabajando en algo que realmente te importa, no vas a necesitar que te empujen. Tu visión es la que lo hará” – Steve Jobs

26. Persistencia

“Nada en el mundo puede tomar el lugar de la persistencia. Ni el talento; no hay nada más común que hombres no exitosos con talento. Los genios tampoco; los genios sin premio es casi un proverbio. La educación menos, el mundo está lleno de educados abandonados.

La persistencia y determinación son omnipotentes. El slogan ‘Press on’ ha resuelto y resolverá siempre problemas de la raza humana”

27. Conversación

“Las mentes grandes discuten ideas, las medianas eventos y las pequeñas personas” – Eleanor Roosevelt

28. Ajustarse

“No puedo cambiar la dirección del viento, pero sí puedo ajustar las velas para llegar a mi destino” – Jimmy Dean

29. Cambiar el mundo

“La gente que está lo suficientemente loca como para creer que puede cambiar el mundo es la misma que lo logra” – Rob Siltanen

30. No rendirse

“Yo no he fallado, sólo encontré 10,000 maneras que no funcionan” – Thomas A. Edison

preguntasSiempre hay respuestas. Sólo tenemos que ser lo suficientemente inteligentes como para hacer las preguntas correctas.

Es una dura realidad que todos nosotros somos ignorantes de alguna manera. Aunque tendemos a fingir lo contrario, es imposible saberlo todo.

La ignorancia es nuestro mayor secreto colectivo.

Y es una de las realidades más temibles y más perjudiciales de la vida, porque aquellos de nosotros que somos más ignorantes (y por lo tanto los que más probablemente propaguemos la ignorancia) somos también los que a menudo no lo sabemos.

Aquí tienes una prueba rápida:

Si nunca cambiaste de opinión con respecto a una de las creencias que adquiriste, si nunca cuestionaste los fundamentos de tus opiniones, y si no tienes ninguna inclinación a hacerlo, entonces es muy probable que ignores algo que crees saber.

¿Cuál es la solución más rápida?

Sal afuera y encuentra a alguien que, en tu opinión, crea, se comporte, y maneje ciertos aspectos de su vida muy diferente a ti, y ten una sencilla y honesta conversación con él o ella. Te lo prometo, algunas de las preguntas más importantes de la vida quedarán más claras de esta manera. Y les hará a los dos mucho bien.

Una vez que hagas esto, aquí tienes algunas cosas importantes para recordar:

1. Muchos de los mayores malentendidos en la vida podrían evitarse si simplemente te tomaras el tiempo para preguntar: “¿Qué otra cosa podría significar?”

2. Un experto no es una persona que te da todas las respuestas correctas; es la que hace las preguntas correctas.

3. Muy pocos de nosotros buscamos activamente nuevos conocimientos diariamente en este mundo. Nos ponemos cómodos con lo que sabemos, y dejamos de cuestionar las cosas.

Por el contrario, tratamos de extraer de lo desconocido las respuestas que ya conformamos en nuestras mentes; juzgamientos, justificaciones, validaciones, formas de consuelo sin las cuales podríamos sentirnos incompletos o fuera de centro. Preguntar algo nuevo es abrir la puerta a la tormenta. Y la respuesta puede simplemente dejarnos impresionados.

4. Si alguien puede hacerte hacer las preguntas equivocadas, no tendría que preocuparse por las respuestas que te está dando.

5. Los monstruos existen en el mundo real, pero son demasiado pocos como para ser verdaderamente peligrosos en el largo plazo. Más peligrosas son las personas comunes con buenas intenciones que están instantáneamente listas para creer y actuar sin hacer preguntas.

6. Al final del día, las preguntas que te haces a ti mismo determinan el tipo de persona en la que te convertirás.

7. El valor no llega cuando se tienen todas las respuestas. Llega cuando estas listo para hacerle frente a las preguntas que has estado evitando toda tu vida.

8. Cuando se trata de tus relaciones: ¿Te trata con respeto en todo momento? Esa es la primera pregunta. La segunda pregunta es: Si siguiera siendo la misma, exacta persona dentro de diez años, ¿Quisieras todavía estar en una relación con él/ella? Y, por último, ¿Te inspira a ser un mejor ser humano?

Cuando encuentres a alguien que te haga responder afirmativamente a esas tres preguntas, sabrás que encontraste una relación que vale la pena.

9. Independientemente de lo mucho que sabes, o cuántas preguntas increíbles hayas hecho, nunca podrás saberlo todo. Creer que puedes, es prueba de lo contrario. El desierto que nos rodea, siempre tiene respuestas para más preguntas de las que hasta ahora nos aprendimos a preguntar. Y eso es algo hermoso.

10. A pesar de que la vida siempre estará llena de preguntas sin respuestas, es el valor de buscar esas respuestas lo que cuenta; este viaje es lo que le da sentido a la vida.

En última instancia, puedes pasar tu vida revolcándote en la miseria y frustración, preguntándose por qué fuiste el elegido para tener todos tus problemas, o puedes estar agradecido de que eres lo suficientemente fuerte y lo suficientemente inteligente como para crecer a partir de ellos.

Vivir MejorMi papá es un negociador de rehenes entrenado. Él aplicó las habilidades que los expertos usan en situaciones de crisis para que siguiera sus órdenes cuando era niña… y funcionó.

No era una niña desobediente, pero puedo decirte que cuando mi padre me pedía que lavara los platos, siempre lo hacía mucho más rápido que cuando mi madre me exigía lo mismo. ¿Cómo lo hacia?

Fui directamente a la fuente para averiguarlo.

El capitán Keith O’Sullivan, ex comandante de la Unidad Wayne de Negociación de Crisis de la Policía (también conocido como mi papá) explicó algunas de las técnicas que los negociadores de rehenes utilizan para obtener lo que quieren. Convenientemente, estos consejos también resultan útiles cuando les asignas tareas a tus hijos.

1. Sé amable

“Es difícil para las personas ser malas con alguien que está siendo amable,” dice O’Sullivan. Así que cuando asignes una tarea desagradable, hazlo con una sonrisa. Una voz tranquila y amable será recibida mejor que un tono de urgencia o demandante.

2. Disfraza las órdenes como pedidos

A la gente no le gusta que se les diga qué hacer. Si un negociador quiere que un sujeto abarricado coopere, le pedirá cortésmente si puede salir para discutir el problema. Si quieres que tu hija adolescente limpie su habitación, menciona casualmente que está un poco desordenado y pregúntale si puede encontrar algo de tiempo para arreglarlo.

Cuando quieres que haga algo, al principio el pedido puede encontrar resistencia. “Entonces encuentra un terreno en común,” dice O’Sullivan. “Por ejemplo, ‘Tan pronto como sueltes ese rehén, podremos trabajar en atender tu lista de demandas.’ O, ‘Tan pronto como ordenes esa habitación, podremos salir a tomar un helado.”

3. Practica la escucha activa

Esto es crucial si alguien está tratando de discutir contigo o probar un punto.

¿Tu hijo quiere ir a la casa de su amigo antes de cortar el césped? No interrumpas. Resiste la tentación de desacordar. Sólo escucha.

“Deja que el secuestrador (o en este caso, miembro de la familia) sapa que estás escuchando sus preocupaciones y tranquilízalos haciéndoles saber que estás de su lado,” dice O’Sullivan. “Y entonces el resto de la negociación se hará más fácil a medida que avances hacia el cumplimiento de tus objetivos”

“Al final, lo que quieres es que todos sientan como que formaron parte en el proceso decisiones y tú lo hiciste posible,” dice O’Sullivan.

En otras palabras, Tu hija sentirá que ella quería sacar la basura.

irresistiblesAlgunas personas, a pesar de lo que les falta – dinero, apariencia o conexiones sociales- siempre irradian cierta energía y confianza que atrae a otros. Son personalidades encantadoras que enamoran.

Son aquellos individuos que son el corazón de la fiesta y a los que te acercas para pedir ayuda, consejo y compañía. Siempre quieres estar cerca de ellos y te hacen preguntarte qué tienen que los hace tan irresistibles.

¿La respuesta? Su sentido de valor viene de su interior. Las personas irresistibles no buscan validación constante porque son lo suficientemente seguras de encontrarla dentro de ellas mismos. Tienen ciertos hábitos que les ayudan a mantener una perspectiva saludable de la vida todos los días.

Ser irresistible no es resultado de suerte, por lo que hay que estudiar las actitudes de este tipo de personas que te pueden beneficiar.

1. Tratan a todas las personas con respeto

Ya sea que estén interactuando con el más importante de sus clientes o con el mesero que les llevará la cena, las personas irresistibles son educadas y respetuosas.

Entienden que – sin importar qué tan bien se porten con la persona con la que están comiendo – no servirá de nada si su interlocutor los ve maltratar a alguien más. Las personas irresistibles tratan a todos con respeto porque no se creen mejores que los demás.

2. Siguen la Regla de Plata

La Regla Dorada – trata a otros como quieres que te traten- tiene una falla fatal: asume que todas las personas quieren ser tratadas de la misma manera. Ignora que los individuos están motivados por diferentes cosas. Alguien puede amar el reconocimiento público, mientras otra persona odia ser el centro de atención.

La Regla de Plata – trata a los demás como ellos quieran ser tratados – corrige esta falla. Las personas irresistibles son muy buenas leyendo a los demás y ajustan su comportamiento y estilo para hacer sentir cómoda a la otra persona.

3. No usan una charla superficial

No hay manera más segura de prevenir la formación de una conexión emocional durante una conversación que apegarse a pláticas superficiales. Cuando te acercas a las demás personas de manera robótica, pones tu cerebro en piloto automático y evitas generar una verdadera afinidad con ellos.

Las personas irresistibles crean conexiones a través de pláticas profundas, incluso en conversaciones diarias. Su interés genuino por los demás hace que sea fácil pedirles consejos y que la gente confíe en ellos.

4. Se enfocan en las personas por encima de cualquier cosa

Estas personas poseen un interés auténtico en los individuos que los rodean. Como resultado, no pasan mucho tiempo pensando en ellos mismos. No se obsesionan preguntándose si le “caen bien” a la gente porque están muy ocupados interesándose en los demás. Por ese motivo parece que no se esfuerzan en ser encantadores.

Para poner este hábito a trabajar por ti, intenta ignorar un poco el smartphone y concéntrate en las personas con las que te encuentras. Enfócate en lo que están diciendo, no en cuál será tu respuesta o en cómo puede afectarte lo que dicen. Cuando las personas te cuenten algo sobre ellos mismos, hazles preguntas abiertas que les permitan compartir más.

5. No se esfuerzan demasiado

Los individuos de este tipo nunca tratan de dominar la conversación con historias de qué tan listos o exitosos son.

No es que se resistan a presumir, es que ni siquiera se les ocurre hacerlo porque saben que las personas desagradables suelen ser las que se esfuerzan de más para agradarles a los demás.

6. Reconocen la diferencia entre hecho y opinión

Las personas irresistibles saben manejar temas de conversación delicados con increíble gracia. No temen expresar sus opiniones, pero entienden que son eso, opiniones y no hechos.

Ya sea que estén discutiendo los efectos del calentamiento global o los fenómenos políticos de su entorno, estos individuos reconocen que las demás personas son tan inteligentes como ellos, solo que ven las cosas de diferente manera.

7. Son auténticas

Estos individuos siempre muestran quienes son. Nadie tiene que perder tiempo y energía tratando de averiguar qué es lo que realmente quieren o cuáles serán sus siguientes pasos. Se comportan así porque saben que a nadie le gustan las personas falsas.

La gente gravita hacia ellos porque saben que son de confianza. Es fácil resistirse a alguien cuando no sabes realmente quién es o cómo se siente.

8. Tienen una fuerte integridad

Las personas con esta característica son irresistibles porque dicen lo que piensan y siempre cumplen sus promesas.

La integridad es un concepto simple que puede ser difícil de practicar. Para demostrar esta característica diariamente, las personas irresistibles cumplen con lo prometido, evitan hablar mal de otras personas a sus espaldas y siempre hacen lo correcto, aun cuando duela.

9. Sonríen

Las personas naturalmente (e inconscientemente) copian el lenguaje corporal de sus interlocutores.

Si quieres que los demás te encuentren irresistible, sonríe durante las conversaciones que tengas y ellos empezarán a devolverte el favor y a sentirse bien como resultado.

10. Se afanan por verse bien

Hay una gran diferencia entre estar presentable y ser vanidoso.

Las personas irresistibles entienden que esforzarte por verse bien es comparable a limpiar la casa antes de recibir visitas, es una señal de respeto a los demás. Pero una vez que han logrado verse como desean, dejan de pensar en ello.

11. Buscan razones para amar la vida

Las personas irresistibles son positivas y apasionadas. Nunca se aburren porque ven la vida como una aventura maravillosa y la siguen con tal energía que los demás quieren imitarlas.

No es que este tipo de individuos no tenga problemas, pero los manejan como obstáculos temporales, no un destino fatal. Cuando las cosas van mal, recuerdan que un mal día es solo eso, un mal día, y que deben mantener la esperanza para el siguiente día, mes o año.

Las personas irresistibles no tuvieron hadas madrinas que las hicieran encantadoras desde la cuna. Simplemente han perfeccionado ciertas cualidades y hábitos que cualquier persona puede adoptar.

Piensan más en los demás que en ellos mismos y hacen que otras personas se sientan aceptadas, respetadas, entendidas y vistas.

Solo recuerda: cuanto más te enfoques en los demás, más irresistible serás.

citas1. La mayoría del estrés que tienes cuando tratas con una persona difícil no se alimenta de las palabras o las acciones de esta persona; se alimenta de tu mente que le da a sus palabras y acciones importancia.

2. Está bien estar enojado. Nunca está bien ser cruel. La rabia, el odio, el resentimiento y los celos no cambian los corazones de los demás; sólo cambia el tuyo.

3. Perdona a los demás, no porque se merezcan el perdón, sino porque tú te mereces la paz. Libérate de la carga de ser una eterna víctima.

4. Mantén una actitud positiva cuando la negatividad te rodee. Sonríe cuando otros se nieguen a hacerlo. Es una forma sencilla de hacer una diferencia en el mundo que te rodea.

5. Los chismes y los dramas termina en los oídos de una persona sabia. Se Sabio. Trata de entender antes juzgar. Usa tu criterio no como un arma para insultar a los demás, sino como una herramienta para tomar decisiones positivas que te ayuden a construir tu carácter.

6. Siempre pon el ejemplo. Trata a todos con amabilidad y respeto, incluso aquellos que son grosero contigo; no porque sean agradables, sino por que tú lo eres. Y haz tu mejor esfuerzo para estar agradecido por la gente grosera y difícil también; ya que estás te sirven como grandes recordatorios de cómo no debes ser.

7. La forma en que tratamos a las personas que están totalmente en desacuerdo con nosotros dice mucho sobre lo que aprendimos del amor, la compasión y la bondad. La vida es demasiado corta para discutir y pelear. Cuenta tus bendiciones, valorar a las personas que te importan, y aléjate del drama con la cabeza bien alta.

8. No esperes ver cambios positivos en tu vida si te rodeas constantemente con personas difíciles. El gran peligro de estar rodeado de personas negativas todo el tiempo es que empezarás a ser como ellos sin siquiera saberlo. Así que se consciente de la compañía diaria que mantiene. (Sólo porque seas amable y respetuoso con alguien, no significa que tengas que pasar tiempo extra con él.)

9. Recuerda, lo que los demás digan o hagan, y las opiniones que tengan, se basan casi enteramente en su propia auto-reflexión. No tomes las cosas personal. En vez de enojarte por las palabras de los demás, elije ser conciente y crecer más fuerte, de un modo u otro, gracias a ellos.

10. Deja que las opiniones de los demás te informen… no dejes que te limiten. No dejes que la ignorancia, el odio, el drama o la negatividad de nadie más te impidan ser la mejor persona que puedas ser. Si te descubres a ti mismo tratando constantemente de demostrar tu valía ante los demás, es porque has olvidado tu valor. Respira profundamente, y haz lo que sabes que es correcto.

11. Si realmente quieres ser feliz y estar en paz, entonces dejar de tener miedo de ser tu mismo y deja de pensar en lo que los demás piensan de ti cada segundo. No hay nada egoísta en darte el suficiente espacio para cuidar de ti mismo. No podemos dar lo que no tenemos. Experimenta la vida en tus propios términos y así les podrás dar vida a los demás.

12. Haz que sea un ritual diario trabajar duro en silencio, hacer lo que tengas que hacer, e ignorar el drama, el desánimo y la negatividad que te rodea. Deja que tu éxito sea tu ruido.

Vivir MejorAntes de cerrar el capítulo del día, las personas exitosas suelen tener una rutina que siguen.

Tienen un conjunto de acciones y actividades que inspiran, reparar y renuevan la pasión por sus planes de negocio y metas de vida personales.

Antes de irte a la cama, intenta estas 10 cosas para que puedas despertar listo para afrontar el día.

1. Reflexiona sobre los éxitos y los fracasos del día

Las personas exitosas no se desaniman por ningún fracaso. En ves de ello, reflexionan sobre lo que funcionó y lo que no funcionó. Se enfocan en lo positivo y utilizar cualquier intento fallido como información para el éxito en el futuro.

2. Expresan una actitud de agradecimiento

Antes de retirarse por la noche, piensa en las personas que te ayudaron a tener éxito en el día. ¿Les expresaste gratitud? Si no, considera maneras de agradecérselos.

3. Anota tus planes

A pesar de que no es necesario reflexionar sobre todas tus metas antes de acostarse, haz una revisión rápida de tus metas a corto plazo. Anote los planes urgentes e importantes para el día siguiente.

4. Pon tu despertador

Pon tu despertador para que puedas cumplir un horario regular. Las personas que se apegan al mismo horario de sueño a menudo tienen más energía a través del día.

5. Llama a un buen amigo

Las personas que permanecen en contacto con sus amigos y familiares se sienten más motivados todos los días. Considera la posibilidad de hablar con alguien que amas antes de terminar la jornada.

6. Lee un buen libro.

Cuando lo último que haces antes de irte a dormir es ejercitar tu mente, tienes toda la noche para procesar la información. Tu mente subconsciente ayudará a que las ideas se conviertan en inspiración para los próximos días y semanas.

7. Dile a alguien que la amas

Al expresar amor antes de irte a dormir, tendrás una actitud más positiva. Las personas tienden a despertarse renovadas cuando se sienten queridas y seguras. Tener equilibrio con la familia y los seres queridos te ayudará con éxito en el trabajo.

8. Reza o medita

Ya sea que le reces a Dios o medites, un tiempo en silencio antes de acostarte te ayudará a relajarte y lograr un sueño profundo. A menudo puedes dejar de lado tus problemas sólo para despertar con las soluciones cuando rezas o meditas.

9. Come un bocadillo ligero

Habla con tu entrenador personal o nutricionista sobre el mejor bocadillo para antes de acostarte. Si vas a la cama con hambre, eso podría interferir con tu horario de sueño. Planifica cuidadosamente hacer ejercicio y un bocadillo saludable antes de irte a dormir.

10. Fantasea sobre una vida mejor

La última cosa que las personas exitosas hacen antes de irse a la cama es fantasear sobre la vida de sus sueños. También piensan en las personas vivas o fallecidas que los ayudaron, querían o inspiraron.

Dormir bien es esencial para el éxito. Si adoptas una buena rutina para dormir, despertarás más fresco y más enfocado.

felizLa felicidad es la meta que debemos alcanzar en nuestra vida, ya sea mediante logros personales como un buen trabajo, viajar, estudiar, destacar en algún deporte, encontrar a la pareja ideal, comprar casa.

Sin embargo, hay una serie de conductas que continuamente repites que te impiden lograr dichos objetivos.

Puede ser que en la vida te vayas trazando metas para conseguir esa felicidad tan anhelada, y la única manera de conseguirlo es por medio de ti mismo. Ya que nosotros somos quienes nos ponemos las limitaciones de manera consciente o inconscientemente. Hay varias formas para eliminar estas restricciones personales.

Debes tener en cuenta que en la vida también se presentan dificultades, pero nada es imposible, sólo deja de complicarte, vive la vida porque sólo hay una.

Este es un listado de 20 cosas que debes dejar atrás para ser una persona mas feliz.

1. Deja de buscar la aprobación de los demás

¿A quién le importa lo que piense la gente si tú estás feliz con alguna decisión que hayas tomado? Es tu problema si salen bien o no las cosas.

El estar pendiente de la opinión de los demás, lo único que hará es que te detengas y sentirte inseguro con tus decisiones.

2. Olvídate de los resentimientos

El enojo es el principal motivo para alejarte de personas que estimas.

Aprende a estar en paz con quienes te han hecho mal. Perdona, pues el resentimiento a la única persona a quien afecta es a ti mismo.

3. Ignora la imagen negativa que te imponen las personas

La única persona que debería estar preocupada sobre tu cuerpo eres tú. Nadie puede decir cuál es el cuerpo perfecto ni el tipo anatómico ideal.

Si te gusta tu cuerpo, te sientes satisfecho y te encuentras saludable no tienes por qué seguir modas que la sociedad te impone.

4. La idea de la pareja perfecta

Eso de encontrar a la media naranja perfecta no existe, así que si tienes una lista de características del príncipe azul anhelado es mejor que te olvides de ella.

Debes conocer a la persona perfecta para ti, alguien a quien puedas amar con todo tu corazón, con quien te sientas cómoda y con quien puedas ser tu misma. Entre más pronto te des cuenta de que no hay una persona perfecta llegarás a conocer esa persona con quien te sientas feliz.

5. La vida perfecta

Si no hay pareja perfecta tampoco existe la vida perfecta.

La vida tienes que vivirla, aprovechar que estás saludable, que cuentas con tus facultades físicas y mentales. Las decisiones que tomes se reflejarán directamente en tu vida diaria. Depende de ti crear el mejor mundo.

6. Ser millonario

El sueño de muchas personas es ser rico y dedican altas horas de su tiempo tratando de alcanzar ese sueño; y aun así, cuando llegar a ser millonarios no son felices.

7. La suerte

La suerte la haces tú. Nada cae del cielo por sí solo; la suerte se puede ver reflejada mediante el conjunto de acciones que realizas.

Tienes que tener en cuenta el karma: si actúas bien, vendrán cosas buenas. Valora tu vida, aprovéchala al máximo, y se agradecido con todo lo que se te da.

8. Olvídate de las excusas

Dile adiós a todo tipo de excusas. Si quieres un cambio verdadero en tu forma de vivir debes afrontar tus responsabilidades, nadie es culpable de una mala decisión.

Recuerda que nada es imposible, si quieres algo harás todo lo posible por conseguirlo.

9. Pensar en tu ex

Esta persona ya no está contigo por alguna razón. Si todo el tiempo estás pensando en ella jamás vas a dar el siguiente paso para conocer a alguien más.

Analiza la relación que tenías, momentos felices, peleas, discusiones, y cuál fue la razón que los llevó a terminar. No te detengas por los viejos sentimientos, aprende de tus errores y trata de no volverlos a cometer para que en un futuro puedas ser feliz con otra persona.

10. No seas tan testarudo

Aunque es difícil de aceptar, pues siempre quieres tener la razón, es buen momento para cambiar y ser más abierto al momento de aceptar tus errores; podrás aprender cosas nuevas.

11. Deja de ser inconstante

Si quieres llegar a la meta tienes que seguir caminando hacía ella, no puedes simplemente parar y dejarlo para después; recuerda el dicho “No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy”.

Si realmente deseas algo tienes que continuar trabajando por conseguirlo.

12. No cargues tus recuerdos negativos

Cuando fuiste herido en una relación en donde amaste mucho, cargas sentimientos negativos, los cuales pueden afectarte en alguna relación futura.

Sin embargo recuerda que no todas las personas son iguales ni te pasará lo mismo; tienes que ser optimista, deja a un lado todos los recuerdos negativos, empieza de cero.

13. Ve el lado bueno de las cosas

Debes confiar en ti mismo, eres capaz de lograr todo lo que quieras; no seas negativo, recuerda la ley de atracción: si deseas algo lo obtendrás, pero también si piensas que eso no llegará, tu mismo pondrás la barrera para que no se cumpla ese sueño.

14. Deja atrás los pensamientos críticos

Constantemente las personas se sienten preocupadas por lo que pasa en la vida de otras personas, dando su opinión no de manera positiva, sino de crítica.

Si gastas tu valioso tiempo en estar más atento en los demás, te olvidarás vivir tu propia vida.

15. Las envidias

Una cosa es desear tener más y otra es envidiar lo que otro tiene. Debes agradecer a la vida lo que tienes, ya que tal vez muchas otras personas no tienen eso que tú aún no valoras.

Cuando actúas con celos eres atrayente de sentimientos negativos y al final del día la envidia solo te afecta a ti.

16. La inseguridad

Cuando ves a una persona feliz piensas que es porque lo tiene todo, y tal vez estás equivocado, pero tiene seguridad en sí mismo, algo que no todas las personas tienen.

Tener alta autoestima y valorarte tal cual eres te da seguridad al momento de hablar y relacionarse con otras personas. Tú puedes cambiar la forma de proyectarte ante los demás, siempre y cuando confíes en ti mismo.

17. Que tu felicidad no dependa de los demás

Recuerda que la única persona con la que puedes contar al cien por ciento, las 24 horas del día, los 365 días del año, es contigo mismo.

No pongas tu felicidad en las manos de otras personas.

18. Decisiones malas que tomaste en el pasado

Deja de vivir en el pasado. Lo hecho hecho está, ya no puedes volver el tiempo atrás para corregir algún error. Pero tienes la opción de aprender de dichos errores y no volver a cometerlos.

19. Siempre tener el control

Lo importante es dejar que la vida corra. Es bueno fijarte metas a futuro pero no puedes controlar todas las acciones o situaciones cotidianas, ya que no todo sale como lo planeas.

20. Pesimismo o expectativas muy bajas

Tienes que planear bien tus metas para el futuro y cómo tendrás que trabajar en ellas para lograrlo.

Lo importante es que no te des por vencido y que seas optimista, recuerda que no hay imposibles, y que puedes llegar muy lejos.

personas¿Hay personas que constantemente te desalientan, te dicen que no eres lo suficientemente bueno, y te hacen sentir muy mal contigo mismo?

Estas son personas a las que llamo personas difíciles. Y todos tenemos algunas de ellas en nuestras vidas.

Recordé esto hoy cuando un estudiante nuevo me envió un email diciendo:

“Tengo personas difíciles en mi familia con las que tengo que lidiar todos los días, y hacerlo me vuelve loco! A menudo pierdo los estribos en el proceso. ¿Qué puedo hacer cuando estas personas difíciles intenta iniciar un problema? ¿Cómo puedo protegerme de su comportamiento negativo? ¿Qué pasa si no puedo alejarme completamente de ellos?”

Tengo que confesar: no hay una única solución para todos para tratar con personas difíciles. Sin embargo, use exitosamente una serie de estrategias en mi propia vida, y en la última década Ángel y yo también ayudamos a cientos de estudiantes a lidiar con las personas difíciles de sus vidas. Así que tengo una bastante buena idea de lo que funciona.

Hoy, quiero responder la pregunta de nuestro estudiante públicamente, y revisar algunas formas prácticas y pacíficas de tratar con personas difíciles; formas que no implican gritar, hacer rabietas, ni estresarse innecesariamente…

Enfócate en las soluciones, en lugar de los problemas y dificultades de una persona.

Dónde y cómo enfocas tu atención determina tu estado emocional.

Al enfocarte en los problemas que estás enfrentando, creas y prolongas las emociones negativas y el estrés. Cuando cambias tu enfoque hacia acciones que puedan mejorar tus circunstancias, creas un sentido de auto-eficacia que produce emociones positivas y reduce el estrés.

El mismo principio se aplica cuando lidias con las personas difíciles, fijarse en lo estresante y difíciles que son sólo intensifica tu sufrimiento, dándoles poder sobre ti.

Así que cuando alguien en tu vida esté siendo difícil, dejar de pensar en lo problemática que es esa persona, y enfócate en cómo vas a manejar su comportamiento de manera positiva. Esto te hace más eficaz que te pone en el asiento del conductor, y también reducirá en gran medida el estrés que experimentas cuando interactúas con ellas.

Establecer límites sanos y comunícate con compasión.

No hay dudas al respecto… muchas veces las personas difíciles están pasando por un momento difícil y están realmente angustiados, deprimidos, o incluso mental y físicamente enfermos. Haz lo posible por ser amable y compasivo; no porque sean buenos, sino porque tú lo eres.

Dicho esto, sin embargo, igual necesitas separar sus asuntos legítimos de cómo se comportan contigo. Si dejas que las personas se salgan con la suya sólo porque están angustiados, enfrentando una condición médica, o deprimidos, entonces estás haciendo que sea demasiado tentador que empiecen inconscientemente a usar sus desafortunadas circunstancias como un medio para sus fines. Aquí es donde establecer límites saludables entra en juego.

Hace algunos años, fui voluntario en un hospital psiquiátrico para niños. Fui mentor de un niño allí llamado Dennis, un paciente diagnosticado con trastorno bipolar. Dennis era muy difícil a veces, y a menudo gritaba obscenidades a los demás cuando experimentaba uno de sus episodios. Pero nadie nunca desafió sus arrebatos, y tampoco yo hasta ese punto. Después de todo, él está clínicamente “enfermo” y no puede evitarlo, ¿verdad?

Un día llevé a Dennis a un parque para jugar a atrapar la pelota. Una hora más, en nuestra pequeña excursión, entró en uno de sus episodios y comenzó a insultarme con nombres profanos. Pero en lugar de ignorar sus palabras, le dije, “Deja de intimidarme e insultarme, Dennis. Sé que eres una buena persona, y mucho mejor que eso.” Su mandíbula literalmente se cayó. Dennis parecía aturdido, y luego, en cuestión de segundos, se recompuso y respondió: “Siento haber sido malo, Marc.”

La lección aquí es que no puedes ayudar a nadie con perdones injustificados por las cosas que hacen simplemente porque tienen problemas. Hay un montón de personas que están pasando por dificultades extremas que no son personas deliberadamente difíciles para todos a su alrededor.

Así que debes mostrar bondad y compasión, mientras también entiendes que sólo puedes actuar con bondad y compasión genuina cuando estableces límites saludables. Perdonar y permitir demasiado no es saludable ni práctico para nadie en el largo plazo.

Dedica tiempo suficiente todos los días para cuidar de ti.

No tienes que descuidarte a sí mismo simplemente porque los demás lo hacen. En serio, si te ves obligado a vivir o trabajar con una persona difícil, entonces, asegúrate de que pasar suficiente tiempo a solas para descansar y recuperarte. Tener que jugar el roll de “adulto racional y enfocado” delante de la persistente negatividad puede ser agotador, y si no tienes cuidado, la negatividad puede consumirte.

Las personas difíciles pueden mantenerte despierto por las noches preguntándote constantemente a ti mismo:

• “¿Estoy haciendo lo correcto?”
• “¿Soy realmente tan terrible como para que me hable de esa manera?”
• “No puedo creer que haya hecho eso!”
• “Estoy tan afligido!”

Pensamientos como estos pueden mantenerte agonizando durante semanas, meses o incluso años. Por desgracia, a veces ese es el objetivo de las personas difíciles; volverte loco y hacerte caer en su nivel de pensamiento, para así no estar solo. Y como no puedes controlar lo que hacen, es importante cuidar de ti mismo para poder permanecer centrado, sintiéndote sano y listo para vivir positivamente en la cara de sus comportamientos negativos cuando sea necesario.

Si te has sentido agotado por tus encuentros regulares con alguna persona difícil, implementa y practica las estrategias que describí más arriba, una a la vez. Entonces, mientras lo haces, de forma preactiva, recuerda no engancharte con el comportamiento negativo de esta otra persona. No te dejes atrapar…

Mantén tu compostura. Mantén tu paz interior.

Vivir Mejor¿Te has preguntado por qué “valores” es una palabra tan de moda en la era de la información?

Una razón probablemente es porque cuanto más tratamos de hacer (y cuanto mejor tratamos de hacerlo) mantener ese sentido de propósito y significado a la vista se hace más difícil. Ambos, organizaciones e individuos, todos quieren saber cómo definir mejor sus valores, y vivir y trabajar de acuerdo a ellos.

Pero tal vez toda esta búsqueda del alma sea innecesaria. Tal vez tus valores son mucho más evidentes de lo que crees.

Ya estás priorizando, incluso si crees que no

Seamos honestos. Ya tienes valores. Tu empresa ya tiene valores. Y no son los que anotaste en un post-it y pegaste en tu notebook o los que pegaste en la pared cuando fundaste la empresa. No, tus valores son mucho más simples y más fáciles de encontrar que eso.

Están escondidos en tu horario. Y para algunos de nosotros, lo que están comunicando es aterrador.

Así que cuando te dices, “Pongo la familia primero”, pero programas una reunión para las 6 p.m. te estás engañando a ti mismo. Le dijiste a tu pareja que estarías en casa antes de la cena, y entonces haces algo como eso. Lo que tu agenda te está diciendo es que valoras más al trabajo que a tu familia, y si no estás bien con eso, es momento de hacer un cambio.

Esto no es física cuántica, sin embargo, es algo que muchos de nosotros (frente a la presión del corto plazo en el trabajo y en casa por igual) tendemos a olvidar por completo. Cuando dices que priorizas el comportamiento proactivo al comportamiento reactivo, pero tienes día tras día lleno de reuniones, no estás diciendo la verdad.

Lo que realmente valoras es obvio. En última instancia, todos votamos nuestras prioridades con cada acción que tomamos; todos los días. Ya sea por culpa o por miedo o por la reprimenda de tu jefe, te estás poniendo en una situación en donde enfrentas reacciones sin cesar a todo tipo de cosas.

El principio es simple: Tu calendario nunca miente. No puedes decir una cosa y programar otra. Donde pasas tu tiempo es donde tus valores están. Pero si sientes, como muchos lo hacemos, que tu balance vida/trabajo está fuera de control, puede ser momento para un reinicio, y eso comienza con tu calendario. Quizá sea momento de sincronizar de nuevo tu calendario con tus valores, los verdaderos.

Aquí tienes cuatro maneras de empezar.

1. Práctica estar presente

El autor y activista Parker Palmer escribió, “Antes de poder decirle a mi vida lo que quiero hacer con ella, debo escuchar a mi vida decirme quien soy.”

La próxima vez que salgas corriendo a otra reunión o te apresures a disculparte por llegar tarde a otra reunión con los maestros, pregúntate: “¿Es esto lo que realmente soy? ¿Es esto lo que quiero ser?” Si sientes un poco de angustia interior, presta atención a esa sensación, y deja que te motive a hacer algunos cambios importantes.

2. Diseña tu semana ideal

Aprendí este consejo de mi amigo Michael Hyatt, quien defiende que tu calendario no debería ser algo que te estrese cuando lo miras. Cada nuevo día debería ser una aventura emocionante. Si no lo es, entonces cámbialo. Para citar a Greg McKeown, “Si no priorizas tu vida, alguien más lo hará.”

Para empezar a reacomodar tu horario, no busques cambios minúsculos, planea semanas ideales, incluso si perece inverosímil en un primer momento. Antes de poder saber qué cambios debes hacer, es importante saber por qué y a dónde quieres que te lleven.

3. No lo hagas solo

Comprométete. Pídele a un amigo, cónyuge o compañero de trabajo que te ayude a crear algunos límites que hagan honor a tus valores, relaciones y compromisos. Cuando cruces esos límites, necesitas que haya una consecuencia, incluso si es sólo una amiga preguntándote: “¿Estás seguro de que quieres hacer eso?” Este tipo de recordatorios pueden darnos el espacio para hacer una pausa y reflexionar sobre nuestras intenciones.

Eso puede parecer pequeño, pero a menudo es bastante; demasiadas de nuestras decisiones se toman mitad-consciente o inconscientemente, y antes de darnos cuenta, ya son rutinas establecidas. Es fácil olvidar que cada acción tiene una consecuencia; pero también es bastante fácil recordártelo.

4. Considera tu llamado

Cuando estás en medio de un ocupado y estresante día, pregúntate: “¿Esto es realmente a lo que estoy destinado a hacer?” Por supuesto, cada trabajo tiene sus contras. Pero si estás semanas y meses haciendo cosas sólo por pura obligación, entonces puede ser momento de considerar algunos cambios.

La idea de que debemos perseguir nuestras pasiones o ir tras el trabajo de nuestros sueños pasó de moda en algunos sectores. Pero en mi libro The Art of Work, comparto porque a veces no tenemos que renunciar a nuestros trabajos para descubrir nuestro propósito.

A menudo, sólo necesitamos encontrar una manera de girar en dirección a un trabajo con más propósito. A cada uno de nosotros sólo se nos da un determinado número de días en la tierra, y pasan más rápido de lo que pensamos. Intentemos no gastarlos en cosas que no importan realmente.

Al principio, hacer esto puede ser algo soberbio; mirar realmente tu horario y hacerte estas preguntas difíciles. Incluso puede conducir a un sentimiento de vergüenza por en donde has estado gastando tus horas más preciadas del día. Pero sólo porque los valores que estás practicando ahora no son los mismos que te gustarían priorizar no quiere decir que no puedan cambiar. De hecho, ser honesto sobre ellos es la única manera en que pueden cambiar.

seguraConfianza.

No naciste con ella. Bueno, probablemente no.

Esta característica es como un músculo, se fortalece con el tiempo. Sin embargo, muchos de nosotros batallamos con el amor propio toda la vida, sin llegar a desarrollar todo el potencial que tenemos.

La verdad es que no tenemos el valor de experimentar lo mejor de nuestra vida. Nos vamos a la segura. Tenemos tanto miedo a fracasar, de ser ridiculizados, que nunca nos arriesgamos.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para desarrollar la auto-confianza. Sin adentrarnos en pláticas baratas de autoayuda, debes empezar por aceptar que tú también puedes despertar un día sintiéndote fuerte, capaz y confiado. Listo para conquistar el mundo. Pero no sin salir de tu zona de confort.

Te presentamos 10 actividades que te pueden ayudar a aumentar tu auto-confianza. Te retamos a hacerlas y descubrir todo el poder que tienes dentro de ti.

1. Lidera con tus fortalezas

Trabaja en las áreas que destacas. Organiza tu día para enfocarte en lo que eres bueno. Esto te llevará a tener más éxitos lo que en turno te llevará a sentirte más confiado y seguro.

2. Monitorea tus triunfos

Empieza todos los días con una lista de pendientes realista con tareas que puedas ir tachando conforme avance la jornada. Cada vez que cumplas con un deber, sentirás que aumenta tu fuerza.

3. Una simple charla

Todos queremos ser mejores conversadores y dar una muy buena primera impresión. ¿Cómo lograrlo? ¡Platicando!

La próxima vez que vayas al supermercado charla un poco con la cajera o la persona que está detrás de ti en la fila. Verás que la mayoría de las personas son amables y que realmente no hay qué temer. Cuanto más “practiques” hablar con extraños, más fácil será.

4. Prueba cosas nuevas

Busca en la red algunas actividades grupales que se den en tu localidad. Esto te dará más experiencia para ser la persona que quieres ser.

5. Sé espontáneo

A nadie le gusta sentirse excluido de la plática. Socializar en eventos puede parecer muy difícil, pero no es imposible.

En lugar de pensar en razones para no ir a una reunión, mejor decide tajantemente si asistirás o no. Tu mente dejará de “enredarse” en escenarios hipotéticos y podrás aprender a desenvolverte en situaciones sociales.

6. Enfócate en tu lenguaje corporal

Mantén una buena postura, sonríe y ten contacto visual con las personas con las que hables. Con estas sencillas claves no solo te verás más seguro de ti mismo, te sentirás lleno de confianza.

7. Aventura a un lugar diferente

Agenda vacaciones en un lugar que te exija ser asertivo. Conocer lugares fuera de lo común te forzará a hablar con extraños, probar cosas exóticas y a desarrollar una gran fuerza interior.

8. Viaja solo

¡No hay mejor manera de desarrollar auto-confianza que aventurarse a un lugar diferente tú solo! La seguridad es un producto de adentrarse en terrenos desconocidos por tu cuenta, lejos de la rutina del día a día.

9. Haz ejercicio con otros

Los retos físicos también son excelentes para aumentar tu sentido de valor propio. Únete a un equipo local del deporte que más te apasione. Los deportes colectivos se basan en la buena comunicación para lograr una buena estrategia de juego.

10. Pruébate a ti mismo

Participa en una actividad exterior que te exija físicamente, como senderismo. Salirte de tu zona de confort para vencer un reto auto-impuesto te dará un increíble empujón de auto-confianza.

¿Conoces alguna otra actividad que pueda servirnos a aumentar la seguridad? ¡Te invitamos a compartirla en los comentarios!

fuerzasLo que hace exitosa a una persona no es un título profesional que haya logrado, sino las acciones que realice a diario para alcanzar el éxito.

Pero se estará preguntando: ‘¿Acaso tengo los recursos suficientes para actuar a mi favor y conseguir ese triunfo?’

Es importante que sepa como persona que tiene grandes recursos, quizá muchos los desconozca e incluso no los utilice.

Como lo aconseja el Coach Víctor Suárez, al realizar una acción que le podrá generar cierta satisfacción, es necesario que lo divida en dos partes: lo mental, para elevar la confianza en usted mismo en el instante que lo desee, y en lo físico, visualízarse con éxito e inmediatamente después hacer un movimiento de poder (alzando sus brazos o exclamando el positivismo con un sí). La idea es que ancle a su mente esa imagen de triunfo.

A continuación encontrará esas siete fuerzas que están dentro de usted y puede usar para alcanzar sus metas.

Para alcanzar sus metas

Víctor Suárez, coach humano en desarrollo habla sobre esas fuerzas que lo ayudarán a triunfar:

1. Empodérese a sí mismo

Se trata de que utilice la confianza que tiene en usted y la eleve con el paso del tiempo.

2. Decídase desde el amor

Si es honesto con usted mismo podrá aceptar que en ocasiones sus decisiones afectan a los demás. Se trata de minimizar este daño, y más bien, de revertirlo.

3. Manténgase atento para aprender

Tiene que ser muy intencional en este punto.

Por ejemplo: cuando esté hablando con alguien pregúntese: ‘¿Qué puedo aprender de él/ella?’ Fije su meta para aprender de una persona cada día. Defina quién será y búsquelo.

4. Reflexione

Mida la calidad de sus pensamientos.

Por ejemplo, cuando vaya en el carro: ‘¿En qué estaba pensando en los últimos 5 minutos?’; en el transcurso del día: ‘¿Cómo me hablo a mi mismo?’

Lo que quiere hacer es detectar sus hábitos y determinar si son tóxicos o exitosos.

5. Haga sentir importante a los demás, de manera auténtica

Es gratis y lo puede hacer varias veces en el día. Sea sincero y por ninguna razón adule; en cambio, elogie cualquier cosa que le guste de la otra persona, puede ser el arete o incluso la ropa que lleva.

6. Agrega valor

Ayude a las personas y lo seguirán a Marte. 30 minutos antes de dormir pregúntese: ‘¿A quién le agregaré valor mañana?’

7. Respire

Tómese 10 minutos para respirar en cuadros: inhale durante 8 segundos, detenga el aire dentro por 32 segundos y exhale durante 16 segundos. Repítalo cinco veces, por la mañana y por la tarde.

carta abiertaEsa rareza en ti que crees que es un defecto, es la razón por la que alguien se está enamorando de ti.

Este artículo fue inspirado por un breve correo electrónico que recibimos hoy de una nueva alumna:

Estimado Marc y Angel,

Mis defectos me están frenando y estoy harta de eso!

Durante los últimos años he trabajado para subir por la escalera corporativa en una creciente compañía incluida en la Fortune 500, pero en los últimos diez meses se me negaron tres veces tres oportunidades de gestión diferentes. La razón siempre es endulzada por la vicepresidente de la empresa, pero básicamente ella me dice que si bien soy “un activo para la empresa,” Simplemente soy “demasiado sensible y solidaria” para los degolladores deberes de los puestos de dirección que he solicitado. Y lo peor es que, en palabras similares pero diferentes, me han dicho esto mismo toda mi vida.

¿Que puedo hacer? Me siento totalmente defectuosa y estancada en este momento. Cualquier orientación en absoluto será muy apreciada.

Sinceramente,
Una Estudiante Defectuosa

Nuestra respuesta (una respuesta abierta para todos aquellos que luchan con sus “defectos”):

Estimada Estudiante Defectuosa,

Es hora para una breve historia sobre la vida y el éxito…

A principios de 1976, después de trabajar duro para ganarse la posición de co-presentadora del telediario nocturno local en Baltimore, Oprah Winfrey, de 22 años de edad, fue sacada abruptamente del aire y degradada tan sólo unos meses después.

El gerente de la estación televisiva le dijo a Oprah que ella no era la adecuada para la transmisión de noticias en el horario estelar, ya que parecía demasiado emocionalmente involucrada y unida a las historias sobre las que informaba.

Oprah estaba conmocionada y devastada, obviamente, y su sueño de ser una destacada presentadora de televisión parecía haber terminado antes de siquiera comenzar.

Mientras pensaba  en sus pensamientos y emociones, Oprah se dio cuenta de que de alguna manera el gerente de la estación estaba en lo cierto. Tenía un buen punto al decir que ella era emocional, porque sinceramente se preocupaba por la gente y sus historias, y eso hizo que a veces afectara sus decisiones de transmisiones.

Sólo un par de semanas antes de ser sacada del aire, a Oprah le habían pedido que hiciera una transmisión en vivo desde el funeral de un niño. Cuando decidió transmitir desde una distancia como para darle a la familia del niño fallecido poco de intimidad en lugar de poner una cámara y un micrófono en sus caras, fue regañada por no cumplir adecuadamente con sus responsabilidades de trabajo.

1976

Oprah en última instancia aceptó la responsabilidad por sí misma y sus decisiones. Decidió hacer lo mejor que pudo con la mano que habían acordado, y continuó poniendo su corazón en el nuevo y más pequeño roll que le habían dado tras su descenso de categoría. Y es algo bueno que hizo, porque poco después se produjo una importante sacudida en la administración de la estación de noticias que lo cambió todo.

Un nuevo gerente para la estación llamado Bill Baker, que tenía una trayectoria muy exitosa, fue contratado por la estación padre principal para arreglar los hundidos niveles de audiencia de la estación.

Poco después de que Bill se hiciera cargo, él y su esposa, Jeannemarie, conocieron a Oprah en una fiesta de cóctel de la industria. Bill ya tenía planes sueltos para comenzar un nuevo programa de entrevistas, y en la fiesta, Jeannemarie no podía dejar de hablar de Oprah y el maravilloso programa de entrevistas que ella haría. “Hay algo mágico en ella”, le dijo a Bill. “Lleva su corazón en la mano, y no es nada pretenciosa.

Bill estuvo de acuerdo con que Oprah tenía rasgos de carácter muy inspiradores, y fue contratada para co-conducir el nuevo programa de entrevistas. Ahora, en lugar de tener que mantener una compostura perfecta y seguir un libreto sin emociones para los informes, era libre de llorar, reír y ser personal con sus invitados y sus historias. Y la audiencia diurna de la estación se enamoró rápidamente del nuevo formato de Oprah talk show, y con su toque emocional, su honesta, y sincera personalidad.

Un par de años después, su programa de entrevistas era el programa más visto de la estación, y por mucho.

Oprah Winfrey (que una vez había sido expulsada del centro de atención por sus reportes de estilo sinceros, compasivos y emocionalmente cargados) utilizó más tarde esas mismas exactas habilidades y rasgos de carácter para convertirse en una de las personalidades más exitosas en la historia de la televisión.

Y hay una gran lección en la historia de Oprah que es relevante para todos nosotros…

A menudo, exactamente quienes somos (con nuestros defectos y todo) es nuestro activo más valioso.

Simplemente puede que no nos hayamos dado cuenta todavía.

Sinceramente,
Marc y Angel

Vivir Mejor8. Anota lo que comes

Hacer un seguimiento de todos los alimentos que comes y todo el ejercicio que haces en un día puede ser un reto, pero Buttina Marshall dice que usar su aplicación MyFitnessPal la ayudó a ver el daño que le estaba haciendo a su cuerpo.

“No me di cuenta de lo poco que estaba recibiendo de algunos nutrientes y la cantidad de azúcar y grasa que estaba recibiendo todos los días hasta que empecé a hacer esto de forma regular,” escribe.

9. Come sólo alimentos nutritivos

Después de anotar lo que comes, empieza a comer sólo lo que sea verdaderamente nutritivo – Doug Whitney dice que esto cambiará tu vida para siempre.

“La respuesta corta aquí es preparar tu propia comida, comer comida orgánica tanto como sea posible (sí, es caro, pero es más barato que los gastos médicos y las pérdidas de rendimiento) Enfócate en las carnes magras y verduras, evita los granos (son desastrosas para la mayoría de nosotros), y cuando comas algo que no sea bueno para ti, nota la diferencia en cómo te sientes. ¡Esa es la clave!”

Él dice que esto será incómodo por numerosas razones: Es difícil; es socialmente limitante; puede ser más caro si estás acostumbrado a comer la oferta del día; no es tan sabrosa cuando inicias, y tardas más tiempo.

Pero dice que el resultado vale la pena 100% el esfuerzo. “Ser un tipo raro obsesivo con su salud y superar a todos los demás es mucho más divertido que ser uno de ellos; y no es sólo deportivamente También es mentalmente.”

10. Practica hablar en público

Puede que de miedo, pero nunca sabes cuando puedes llegar a ser llamado para hablar en público. Practicar, si bien es atemorizante, es la clave para mejorar tus habilidades de comunicación.

Gurram recomienda unirse a un grupo de debates cercano o algún grupo de improvisación en tu ciudad: “Realmente da miedo hasta que te das cuenta de que todo el mundo alrededor tuyo siente lo mismo.”

11. Habla con alguien nuevo

“¿Ves a alguien que te interesa? Ve y háblale,” sugiere Toole. “Lo peor que puede pasar es un rechazo catastróficamente épico, lo que te dará algo divertido de lo que hablar después. Eso y una mayor confianza en tus habilidades para la próxima vez.”

12. Deja tu teléfono en tus bolsillos

“¿Cuántas veces revisaste tu teléfono al leer esto? La última vez que estuviste en un restaurante o bar, ¿cuántas veces sacaste tu teléfono para buscar algo?” Pregunta Toole.

Hay algo que decir sobre tomar una desintoxicación digital y permitir a nuestras mentes vagar. En lugar de tomar nuestros teléfonos cuando estamos aburridos, las investigaciones sugieren que el aburrimiento nos puede ayudar a ser más productivos, orientados a objetivos, y creativos.

Además, son buenos modales cuando estás en entornos sociales.

13. Elije sólo una cosa que dominar a la vez

La manera en que intentas mejorar podría ser tratar de intentar muchas cosas a la vez y ver cuales funcionan. Pero Rob Hanna dice que usar la táctica opuesta, aunque incómoda, es la clave.

“La intención es la clave para dominar algo,” escribe Hanna. Él explica que esto requiere disminuir tus intentos.

“El problema con los que buscan mejorar siempre en la vida es que realmente no saben lo que están buscando, y entonces se siguen lanzando caprichosamente a la siguiente cosa nueva”.

Si estás constantemente cambiando de intereses, dice, nunca vas a descubrir tu progreso interno. “Así que elige una cosa y comprométete a dominar progresivamente esa cosa. No importa lo que sea, lo lograrás, siempre y cuando lo hagas.”

14. Logra una meta imposible

La cosa más incómoda que puedes hacer, de acuerdo con Rizwan Aseem, es establecer y lograr una meta que sea lo más difícil que hayas hecho nunca antes.

Para hacerlo, él sugiere pensar en una cosa que te sea cómodo hacer todos los días y amplificarlo hasta llegar a un punto en el que realmente te asuste hacerlo. Si corres un kilómetro todos los días, la idea de correr siete podría aterrorizarte. Establece eso como una meta anual.

“La parte más difícil es salir realmente y tomar las acciones que te ayudarán a lograr esa meta,” escribe.

“Tendrás que usar toda tu fuerza mental y física para avanzar realmente para lograr esa meta. Pero el punto es este: Algo genial le pasará a tu mente, tu fisiología, tu composición interna, cuando realmente lo hagas. Te harás invencible. Serás capaz de establecer cualquier meta para ti mismo y luego lograrla.”

mindfulnessTras haber estado cerca de la muerte, Mark Bertolini, CEO de Aetna decidió ofrecer clases de yoga y meditación a sus empleados.

Incluso The New York Times escribió sobre este suceso afirmando que: “estos cambios hicieron de una compañía de seguros, uno de los corporativos más progresivos de América”.

“Hemos ofrecido programas mindfulness basados en el bienestar de nuestros empleados. Si podemos hacer que nuestros trabajadores reaccionen de manera pensante ante el estrés en lugar de sólo “reaccionar”, creemos que podrán tener un impacto positivo en su trabajo, en su salud y por qué no, en el resto de sus vidas”.

Aetna no es la única empresa en implementar este estado de conciencia en el trabajo. Adobe, Google, Target, General Mills, Ford, Apple, Nike y McKinsey & Co. también la han promovido ¿por qué? Porque eso puede ayudar a los empleados a prosperar y bueno, al final de cuentas eso beneficia a la empresa, ¿no lo crees?

Aquí 6 de las sensaciones más poderosas por las que deberías dejar entrar lo mindfulness a tu vida.

Pero antes, ¿Qué es mindfulness?

Al español se traduce como “estado de conciencia plena” y Psychology Today lo define como un estado de atención activa al presente. Esta publicación también describe a esta acción cómo “observar tus pensamientos y sentimientos a distancia sin juzgar”.

Además, vivir en estado mindfulness significa vivir el momento despertando la experiencia, lo contrario a dejar que la vida pase ante tus ojos.

Esto es derivado de la tradición budista que tiene que ver con la autorregulación y la conciencia del presente. También incluye una aceptación a los momentos con experiencia.

Hay muchas prácticas de este estado que la gente puede hacer, tal es el caso de la yoga. Tienes que considerar que esto significa ‘no hacer nada’ de modo que puedas concentrarte y tranquilizarte, y es por esa razón por la que muchos principiantes se quedan dormidos.

Aun así el serlo representa un estado muy activo dentro de la cabeza, pues significa que puedes ponerlo en práctica en cualquier momento en todo lugar.

Ahora que ya sabes más de lo que el estado mindfulness significa aquí los beneficios.

1. Te mantiene mentalmente, emocionalmente y físicamente feliz

“Estudios demuestran que la idea del estado mindful está relacionada con el sentimiento de bienestar y buena salud” dice Ellen Langer, profesora de psicología de Harvard quién también es conocida como la “madre del mindfulness”.

Estudios también afirman que la reflexión excesiva y la preocupación contribuyen a enfermedades mentales por lo que practicar este estado te ayuda a reducirlo.

Desde 1970 esto ha ayudado a la gente con dolores crónicos, desórdenes alimenticios, adicciones y problemas de sueño.

2. Reduce el estrés

Este estado literalmente reprograma tu cerebro. Investigadores de la Universidad de Harvard encontraron que en la región del hipocampo hubo un incremento significativo de materia gris en aquellos que habían seguido un programa de mindfulness.

Piénsalo. Cuando estás estresado, no sólo tu rendimiento se ve afectado, también pones a tu salud en riesgo. Así que ya sabes, esto te puede salvar la vida.

3. Aumenta la inteligencia emocional

Esta actividad puede cultivarte y desarrollar inteligencia emocional.

Esto es big deal ya que aquellos que la tienen, generalmente, son más exitosos pues saben la importancia del balance entre la vida y el trabajo, no se distraen tanto, no viven en el pasado y se enfocan solo en lo positivo.

4. Incrementa la concentración, creatividad y productividad

Un estudio hecho por Washington probó este efecto a través de la meditación en un comportamiento multitasking.

“Hemos encontrado que aquellos que meditan hicieron menos cambios en sus tareas y reportaron menos emociones negativas después de su rendimiento a comparación de otros grupos” Adicionalmente, la meditación y relajación de grupos mostró una mejora en la memoria de las tareas.

Cuando dejamos ir ese estrés podemos concentrarnos en aumentar nuestra productividad.

5. Ayuda contra las críticas

A nadie le gusta que lo critiquen. Y aunque podemos utilizar la crítica constructiva para crecer laboralmente, ¿qué con las palabras malintencionadas?

Gracias a la mindfulness, puedes ayudarte a responder profesionalmente tomando un respiro profundo y procesar la información.

6. Construye liderazgo

Tras medir sus habilidades de liderazgo, la Universidad de Westminster puso a los alumnos a un entrenamiento de meditación por 12 semanas.

Los resultados fueron publicados en Academy of Management Proceedings y demostraron que el entrenamiento aumentó su auto-confianza y sus habilidades de liderazgo.

Tengas el puesto que tengas, esto te servirá para empezar tu día como nuevo y no sólo escuchar a la gente, sino prestarle atención.

ganadoresTodo el mundo quieres saber qué tienen aquellas personas extraordinarias; aquellos que consiguen resultados que nosotros también queremos conseguir.

Si uno observa, estudia y analiza, puede encontrar muchas pistas interesantes que son indicativas de lo que se debe y no debe hacer.

Te doy algunas pistas que a lo mejor te pueden ser útiles que yo he ido identificando a lo largo del camino:

1. Piensan en grande

Saben que no existen los límites, que lo único que existe son las limitaciones, y que esas limitaciones son simplemente limitaciones mentales.

Con disciplina, foco y paciencia, cualquier logro acaba materializándose.

2. Tienen una estrategia de salida

O dicho de otra manera, tienen un sentido claro de dirección. Saben lo que quieren y hacia dónde se dirigen.

Cuanto tienes claro lo que quieres todo es más fácil, porque uno puede concentrar todas las energías cien por cien a ese objetivo y también es más fácil desarrollar un plan. O vemos el final del camino (sabemos hacia dónde vamos) o nos dejamos llevar por los acontecimientos (a donde ellos quieran llevarnos).

3. Mentalidad de excelencia

Las chapuzas y el hacer las cosas para cumplir no forman parte de su filosofía de vida. Si hacen algo, buscan hacerlo de forma impecable, de tal manera que genere calidad; y la calidad es la mejor garantía de fidelidad de los clientes, de barrera de entrada para la competencia y de beneficios sostenibles.

Cuando eres excelente, la competencia se vuelve más irrelevante.

4. Aprendizaje continuo

Lo que tú ganas es el resultado de la persona en que te conviertes.

Tu nivel de ingresos sólo puede crecer hasta el nivel que crezcas tú. Aprende más para ganar más. Si quieres que te vaya mejor, tienes que pagar un precio mayor. No dejan nunca de estudiar, leer, acudir a seminarios, compartir experiencias… en definitiva, absorber.

5. Pasión por lo que hacen

¿Es posible ser bueno en algo con lo que no disfrutas? Difícil, ¿Verdad?

A todos nos gusta mucho algo; identifícalo, y luego, tangibilizalo en productos y servicios para poder venderlo. No renuncies a tu pasión, más bien profesionaliza tu pasión.

Por ejemplo, te gusta la marca personal: escribe libros, da conferencias, ofrece coaching personal y on line, da clases, seminarios, jornadas… Ya lo decía Steve Pavlina: «Es extremadamente duro competir con alguien que disfruta con lo que hace.»

6. Son expertos en algo

Ya sabes, a las personas brillantes les ofrecen oportunidades brillantes; a la gente normal oportunidades normales; y a la gente mala ninguna oportunidad.

Si quieres triunfar, haz algo mejor que el resto. Una sola cosa. Decide en qué quieres ser un referente e invierte todas las energías ahí, pon toda tu alma. Ya sabes: sé tan bueno en lo tuyo que los demás no puedan ignorarte.

7. Son productivos

Como decía Warren Buffett: «La diferencia entre la gente de éxito y la de mucho éxito, es que la de mucho éxito dice no a casi todo».

Productividad no es llenar la agenda a tope sino eliminar todo lo que no tiene que hacerse. Y aplican la regla del 80/20 que libera de trabajo y tensión de manera sorprendente.

8. Vocación de servicio

Para ganar mucho, sirve mucho. Cambia el chip de ‘cuánto gano’ al ‘cómo sirvo’.

Robert Kiyosaki, uno de los personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición), lo expresa así: «La gente no es suficientemente rica porque no es suficientemente generosa».

Cuando te levantes por la mañana hazte esta pregunta: ¿Cómo puedo hacer mejor o más fácil la vida de la gente? Y luego actúa. Vocación de servicio es aportación de valor. Busca siempre cómo dar más calidad, precios más baratos, ofrecer algo que no se hace o hacerlo de otra manera o en un sitio sin cubrir.

9. Auto-responsabilidad

Ponte siempre bajo lupa: si tu vida no es como te gustaría que fuese hay algo que no sabes o no estás haciendo bien.

Las personas auto-responsables están orientadas a las soluciones; las no-auto-responsables están orientadas a las excusas. La mayoría de personas deja que su vida transcurra y sólo unos pocos deciden lo que les sucederá en la vida.

10. No viven pendientes de los demás

No están pendientes de lo que ganan o no ganan el resto. Y mucho menos, no tienen tiempo para criticar. Saben que el mundo es abundancia. Sólo se fijan en los demás para aprender cosas de ellos y adaptarlas a su negocio y a su vida. Están centrados en su perfeccionamiento personal y en su mejora.

11. Se elevan por encima de las críticas

Deciden lo que quieren, van a por ello, y pasan olímpicamente de los espectadores: de lo que dicen o no dicen.

La vida cambia para bien (y mucho) cuando uno se vuelve indiferente a las opiniones ajenas. Triunfar es estar dispuesto a no gustarle a alguna gente. Medio-cre es estar en el Medio. El éxito está en los extremos.

12. Se desafían continuamente

Adoptan una estrategia push. Saben que crecimiento personal y comodidad son incompatibles. Hacen de su estilo de vida el arte de practicar la comodidad. Se fijan retos anti-incomodidad semanales o diarios para aprender a estar cómodos en la incomodidad.

¿Quieres sentirte cómodo en la incomodidad? Cuando vayas a un evento, siéntate en primera fila; acostúmbrate a quejarte: cuando la comida esté fría, cuando te a tiendan mal; cómete la última loncha de jamón del plato sin preguntar; habla con desconocidos, haz esa llamada pendiente que tienes desde hace tanto tiempo… El éxito se mide por la cantidad de conversaciones difíciles que puedes mantener.

13. No van solos por la vida

Los equipos hacen mejores y más grandes a las personas. Si quieres triunfar, busca ayuda, colaboraciones, partners… siempre los mejores.

Lo decía Robin Sharma, también presente en Aprendiendo de los mejores: «Un sueño fantástico necesita un equipo brillante. O no se cumplirá».

Aprende de ellos y complementa tus debilidades para centrarte en tus fortalezas. El conocimiento no está sólo en las aulas (conocimiento explícito), sino también en las conversaciones informales (y en redes) que mantenemos a lo largo del día con gente interesante (conocimiento tácito).

14. Actitud adecuada

Saben interpretar todo lo que les ocurre (fracasos, críticas, rechazos…) de manera positiva y favorable para utilizarlo en beneficio propio. Saben que detrás de cualquier experiencia hay sabiduría si uno sabe digerirla oportunamente. Todo suma cuando uno le da el enfoque adecuado.

dejar de preocuparteSuelta el control… y está bien con ello.

Ese es uno de los problemas más grandes con los que luchamos diariamente, incluido yo mismo.

Debido a que soltar el control va directamente en contra de nuestra modernizada e industrializada forma de vivir; somos buscavidas, hacedores, arquitectos de nuestro destino.

Construimos cosas y hacemos que las cosas pasen en nuestros términos; no esperamos que nada pase en términos de otra persona! Al menos eso es lo que aprendí creciendo con maestros, entrenadores deportivos, películas, canciones, artículos de revistas, y así sucesivamente. Por lo que permitir que las cosas sucedan no estaba en mi ADN. Nunca fui de los que se quedaban sentados pasivamente y dejaban de lado el control.

Con los años, sin embargo, mi punto de vista ha cambiado. Aprendí de la manera difícil que gran parte del control que creemos que tenemos sobre nuestras vidas es una ilusión. Por ejemplo, desde que conocí…

• Al joven al que su vida se le dio vuelta por el cáncer
• La joven, y madre de dos hijos, que perdió a su marido a los 27
• La familia que perdió su casa en un tornado
• El dueño de un negocio local que estaba prosperando hasta que la economía se derrumbó
• El empleado muy trabajador que perdió su trabajo cuando su jefe de 25 años se declaró en quiebra
• El corredor que perdió una pierna en un accidente de transito
• La madre cuyo hijo tiene síndrome de Down a pesar de haber hecho todo bien durante su embarazo
• y muchas, muchas más personas como ellos…

Sucede todos los días; situaciones sobre las que creemos tener control, pero realmente no.

Entonces, ¿qué podemos hacer?

¡Déjalo ir! Se conciente…

La mente… El campo de batalla

Lo dije antes y lo diré de nuevo, la mente es nuestro campo de batalla. Es el lugar donde reside el conflicto más fuerte. Es el lugar donde la mitad de las cosas que creíamos que iban a pasar, no pasaron. Es el lugar donde nuestras expectativas siempre sacaron lo mejor de nosotros. Es el lugar donde somos víctimas de nuestras ansias por controlar lo incontrolable.

Y si permitimos que estos pensamientos y deseos habiten en nuestra mente, van a tener éxito robándonos la paz, la alegría, y en última instancia nuestras vidas. Vamos a caer en una profunda angustia e incluso depresión.

A decir verdad, hay mucho acerca de la vida que no podemos controlar, no tiene sentido desperdiciar nuestra energía en estas cosas y descaradamente abandonar todo lo que sí podemos controlar.

Podemos decidir cómo pasaremos nuestro tiempo en este momento, con quienes socializaremos; con quienes compartiremos nuestras vidas. Podemos elegir amar y apreciar a las personas en nuestras vidas por quiénes son. Podemos elegir cómo vamos a responder ante las sorpresas y decepciones cuando se nos presenten, y si vamos a verlas como maldiciones u oportunidades para crecer.

Y lo más importante, podemos elegir ajustar nuestras actitudes y dejar ir todas nuestras preocupaciones sobre las cosas que no podemos controlar, lo que a su vez nos liberará para dar el siguiente mejor paso hacia adelante en nuestras vidas.

Citas para dejar de preocuparte por lo incontrolable

Como tú, yo aun tengo problemas para soltar el control a veces. Así que implementé una estrategia simple para ayudarme con esta situación.

En pocas palabras, me recuerdo a mí mismo de forma pro-activa no preocuparme por las cosas que no puedo controlar. Si en algún momento me sorprendo haciéndolo, hago una pausa y leo las siguientes siete citas. Entonces respiro profundamente, y vuelvo a evaluar la situación con una presencia más consciente…

1. No puedes controlar todo lo que sucede, pero puedes controlar la forma en que respondes. Y en tu respuesta está tu mayor poder. Sí, la mayor parte de tu estrés proviene directamente de tu forma de pensar y responder, no de cómo es la vida. Ajusta tu actitud, y todo ese estrés demás desaparecerá.

2. No te molestes en preocuparte por si habrán problemas. Habrá un montón, y trabajarás a través de cada uno de ellos.

3. Si te preocupas demasiado por lo que podría ser, y te preguntas demasiado por lo que podría haber sido, ignorarás y te perderás por completo lo que es ahora. Entiende que la preocupación es un mal uso de tu increíble energía creativa. En lugar de imaginar lo peor, imagina lo mejor y cómo puedes llevarlo a cabo.

4. Hoy es una elección. Hoy, elige la gracia por sobre la impaciencia, la belleza por sobre la negatividad, y la presencia por sobre el pánico.

5. No hay absolutamente nada en tu situación actual (ni siquiera los aspectos que no puedes controlar) que te impida avanzar, un paso a la vez.

6. Estás vivo y respirando, así que actúa como tal. Deja ir lo que está mal y agarra lo que está bien. Haz que las cosas sucedan, y luego deja que las cosas sucedan. Aprende, acepta, explora, crea y experimenta, todos los días, un pequeño paso a la vez.

7. Mantente consciente. Sigue respirando profundamente. Las cosas al final terminan bien para las personas que hacen lo mejor con las cosas como aparecen.

Una cosa más

Y debido a que hay una correlación obvia a este post, te dejo con algo que clave en el tablero de anuncios de mi oficina:

Las 5 Reglas de la felicidad:

• No odies
• No te preocupes
• Da más
• Espera menos
• Vive con sencillez

 

 

 

Subir »
FB