Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Desarrollo Personal:

Los mejores consejos para crecer como persona

Tiempos difíciles51. A menudo es difícil saber qué tan cerca estás del éxito.

52. Cuando gastas tiempo preocupándote, estás simplemente usando tu imaginación para crear cosas que no deseas.

53. No importa como resulte, siempre termina de la manera que deba terminar. Ya sea que tengas éxito o aprendas algo. Ganar-Ganar.

54. Debes ver las cosas como son en lugar de verlas cómo esperas o deseas que fueran.

55. Incluso cuando sientas que no tienes nada, alguien probablemente tiene mucho menos. Encuéntralos y ayúdalos. Ya verás por qué.

56. La risa es la mejor medicina para el estrés. Ríete de ti mismo con frecuencia. Encuentra el humor en cualquier situación en la que te encuentres. … Seguir leyendo »

Conciencia AtemporalPor Rita Tonelli

Así termina Deepak Chopra su parte dedicada a Mi Talento Único, en Las Siete Leyes Espirituales Del Éxito. La frase previa dice: Cuando lo estamos desarrollando perdemos la noción del tiempo.

Cuando publico acerca de la misión personal o haga mención a ella, los comentarios que recibo comparten la inquietud… “¿Cómo encontrar la mía?”

Existen técnicas, específicas y detalladas que operan como una guía concreta y se realizan en un taller de descubrimiento de la misión, pero hay un paso previo en el camino…

¡Encontrar tu talento! … Seguir leyendo »

vivirMe desperté esta mañana y presencié un amanecer de asombrosa belleza, así que salí por la puerta principal para experimentarlo. Y mientras estaba parado en el patio contemplando el cielo rosa, naranja y azul, mi corazón cantó y dolió al mismo tiempo.

Instintivamente, quería compartir ese impresionante momento con Angel y Mac, pero aún estaban durmiendo, y eso me angustió. Me sentí un poco abajo e incompleto, sin poder compartir ese momento especial con ellos, o con nadie. El amanecer más hermoso que jamás había visto se deslizaba entre mis dedos.

Pensé en correr hacia la casa para agarrar una cámara para que al menos poder mostrarles a Angel y Mac una foto del momento que se perdieron, pero me sorprendí y respiré hondo.

Entonces reconocí que había algo más que necesitaba hacer en su lugar: Necesitaba que este momento sea suficiente, sin nada más; sin necesitar compartir ese momento, ni fotografiarlo, ni subirlo a internet.

Así que volví a mirar el cielo y me dije en voz alta: «Este momento es suficiente, Marc. Este momento es suficiente tal como es.»

De verdad, no había ninguna buena razón para que sintiera lo contrario. Y me alegro de haber recuperado mis sentidos.

Por supuesto, sé que no estoy solo en este sentimiento; ese que dice que los bellos momentos de nuestras vidas necesitan ser compartidos, o fotografiados, o subidos a internet para ser completos. Es la mitad de la razón de porque los medios sociales están tan frecuentes en nuestras vidas de hoy.

Demasiado a menudo sentimos que los buenos momentos de nuestras vidas no son lo suficientemente buenos a menos que de alguna manera los capturemos, compartamos y solidifiquemos como un accesorio semi-permanente en nuestras vidas.

O sentimos que los momentos de nuestras vidas no son lo suficientemente buenos en absoluto. Por lo que elegimos distraernos con gadgets y programas de televisión 24/7 sólo para estimularnos a nosotros mismos. Es como una segunda naturaleza para nosotros; estamos tan acostumbrados a sentir que el momento presente no es digno de nuestra presencia completa!

Y esta mentalidad de insatisfacción y distracción (de que la realidad nunca es suficiente para nosotros) se filtra a cada faceta de nuestras vidas…

• Estamos continuamente pensando en lo que vendrá, como si no fuera suficiente apreciar lo que tenemos ahora mismo.

• Nos sentamos para relajarnos un momento e inmediatamente sentimos la urgencia de leer algo en nuestros teléfonos, chequear las redes sociales, o mandarle mensajes a alguien, como si relajarnos un momento no fuera suficiente.

• Procrastinamos cuando es momento de trabajar, elegimos más distracciones, como si el proceso de hacer un buen trabajo no sea suficiente para nosotros.

• Nos enojamos con la gente cuando no cumplen nuestras expectativas, como si la realidad de quiénes son no fuera suficiente para nosotros.

• Resistimos los cambios en nuestras vidas, en nuestras relaciones y en nuestras carreras, porque la realidad pareciera que no es suficiente.

• Rechazamos situaciones, personas e incluso a nosotros mismos, porque sentimos que nada de eso es suficiente para nosotros en este momento.

Pero ¿qué pasaría si aceptáramos este momento, y todo y a todos en él, como suficientes?

¿Qué pasaría si aceptáramos que este momento se está desvaneciendo en este momento, y viéramos que el tiempo fugaz que tenemos en este momento es suficiente, sin necesidad de compartirlo ni capturarlo ni alterarlo de alguna manera?

Piénsalo…

Este momento es suficiente.

¿Y si empezamos a actuar así?

7 mantras para sacar lo mejor del momento presente

Como mencioné anteriormente, a menudo olvido hacer una pausa y apreciar el momento presente por lo que es. Así que he implementado una estrategia simple para apoyar la práctica de hacerlo. En resumen, me recuerdo proactivamente…

• «Este momento es suficiente.»
• «Esta situación es suficiente.»
• «Esta gente es suficiente.»
• «Yo soy suficiente.»
• Etc.

Y en cualquier momento que me sorprendo pensando lo contrario, me detengo a leer los siguientes mantras para mí mismo (los guardo en un papel doblado en mi billetera). Entonces respiro profundamente, y traigo mi foco y aprecio de nuevo al presente…

1. Si te preocupas demasiado por lo que podría ser, y lo que podría haber sido, ignorarás y pasarás por alto la belleza de lo que es. Ahora mismo es la vida. No te la pierdas.

2. Deja ir todo lo demás, y sólo recuérdate lo afortunado que eres por estar experimentando este momento aquí, y ahora. Cuanto más lo aprecias, mejor será.

3. Deja de correr. Respira. Está donde estás. Estás en donde se supone que debes estar en este momento. Cada paso y experiencia es necesaria.

4. El ser humano más rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita para ser feliz. La riqueza es una mentalidad. Quiere menos y aprecia más en este momento.

5. Permítete ser un principiante. Nadie comienza siendo grande. Y nadie es grande todo el tiempo. Haz lo mejor que puedas hasta que lo conozcas mejor. Una vez que los conozcas mejor, hazlo mejor.

6. No compares tu progreso con el de los demás. Todos necesitamos nuestro propio tiempo para viajar nuestra propia distancia. Enfócate en tus rituales diarios. Enfócate en el paso que estás tomando ahora mismo. Eso es suficiente.

7. Está presente. Hay pocas alegrías en la vida que igualen una conversación genuina, una historia genuina, una perspectiva genuina, una risa genuina, un abrazo genuino, o un amigo genuino, en este momento.

Reibox BlogSi bien es fácil detectar a las personas tóxicas que debes eliminar de inmediato de tu vida, a veces puede ser más difícil decidir quiénes son las personas que debes invitar a tu vida y mantener cerca.

¿Quiénes son las personas que necesitas tener en tu vida?

Estas son las cinco clases de personas que siempre mantengo en mi vida.

1. El líder

Esta es la persona que siempre te lleva al borde de donde te sientes cómodo. Te llevan al borde de lo que crees que eres capaz de hacer y simplemente te empujan para hacer más. Ellos no tienen miedo de hacerse cargo, agarrarte de la mano, e ir. Nunca te sientes menos que perfectamente capaz.

2. El narrador

Este es el amigo que colorea tu día con experiencias de su vida. Ellos te inspiran a seguir moviéndote e intentar más aventura por ti mismo. Aunque todos sabemos que la complacencia es el camino al aburrimiento, el narrador te recuerda cuánto más puede haber siempre.

3. El oyente

Una persona que se quede contigo para escucharte cuando más lo necesitas para descargas tus emociones es increíblemente importante. Este es el amigo que nos hace sentir valorados incluso cuando no estamos seguros de si nuestras palabras son importantes o no. Esta no es la persona que no te dejara hablar o simplemente asentirá y enviará mensajes durante la conversación. Es la persona que realmente te escuchará, no la persona que hará que te escucha.

4. El feliz

Siempre hay alguien que tenemos en nuestras vidas que nos llena de iridiscente, la inexplicable alegría por simplemente su presencia. Es algo prácticamente químico, algo que sinceramente no podemos explicar. Algunas personas simple y realmente traen la felicidad con ellos, no importa dónde estén o con quién estén. Encuentra esa energía positiva y mantente cerca de ella.

5. El que te obliga a pensar

Aunque nunca es un proceso agradable reevaluar nuestras propias vidas, puede ser necesario hacerlo de vez en cuando. La auto-reflexión es necesaria para cualquier tipo de mejora en nuestras vidas, sin importar como se sienta en el momento. Siéntate con la persona que te hará el tipo correcto de preguntas para mejorar quién eres; y mantén a esa persona cerca.

abrazar el cambioCambiar no es parte del proceso; ES el proceso. La mala noticia es: nada es permanente. La buena noticia es: nada es permanente.

Hoy, con la ayuda de un amigo, Brian Gardner (echa un vistazo a su inspirador sitio), hicimos el primer cambio de diseño a nuestro sitio en casi una década.

Sí, una década.

Si piensas sobre lo drásticamente que Internet y la tecnología han madurado los últimos diez años, es imposible no preguntarse por qué no actualizamos el diseño de nuestro sitio antes.

Dejando los detalles de lado (y hay un montón de ellos) la respuesta es: Resistencia al cambio. … Seguir leyendo »

exitoEs muy común encontrarnos con emprendedores y nuevos empresarios que desconocen lo que se necesita para tener éxito en el mundo de los negocios.

Simplemente crean una empresa e improvisan. Es por eso que necesitan saber cuál es la mentalidad de una persona con éxito.

Aun así, el pensamiento o la mentalidad tan sólo forman parte del inicio. Tener éxito, a largo plazo, tiene mucho que ver tanto con nuestra razón como con nuestras tripas: pero también con la construcción de relaciones profesionales y la comprensión de nosotros mismos, con nuestra experiencia y con la ejecución de nuestras ideas. Con hacer realidad nuestros sueños.

Todo empieza con una mentalidad que define la forma en que se comporta una persona ganadora. Una mentalidad que promueve la acción, es la mentalidad de un ganador.

¿Cuáles serían estas ideas que deberían estar en la cabeza de cualquier persona que quiera alcanzar el éxito?

Si yo no soy el mejor, alguien tendrá que serlo.

Todo el mundo habla de la importancia de amar lo que haces, pero si eres uno entre un millón desempeñando las mismas funciones y con los mismos procedimientos, el resultado no te va a gustar. Ser un apasionado de tu trabajo es un comienzo ejemplar. Pero sólo es eso, el comienzo. Para terminar de ser un ganador, tienes que ser el mejor en lo que haces.

Mi éxito es un maratón, no un sprint.

Todo aquello que cosechamos, todo aquello que queremos conseguir… es alcanzable sólo si llevamos mucho tiempo trabajando para ello, ya que todos recogemos lo que sembramos. Llevando a cabo nuestras acciones clave durante un corto periodo no vamos a conseguir nada. El éxito es un juego en que participamos durante toda nuestra vida.

Voy a escuchar a los demás, pero sólo confiaré en mi instinto.

El éxito también tiene que ver con todas las decisiones que tomamos en nuestra vida. La información es poder, sí, pero actualmente, todo el mundo tiene acceso a la misma información, por lo que el campo de juego está nivelado para todos. Rodéate de las mejores personas que conozcas, cuando seas tú el jefe, confía en tu instinto.

No merece la pena decir a las personas lo que quieren oír.

Todos queremos escuchar que lo hacemos bien, que nos felicitan. Y todo el mundo tiene miedo a ofender a los demás o ser percibido como una persona negativa. Es por estas dos razones que la mayoría de las personas pretenden siempre adular, agradar y hacer la pelota a los demás. Lo único que va a merecerle la pena a quien desea triunfar en la vida, es decirles la verdad a los demás.

Las ideas que no llevo a cabo, es como si no hubieran existido.

Las ideas son sólo pensamientos. Todo el mundo los tiene. Al final, solo queda lo que haces. Las acciones que llevas a cabo. Todo lo demás son castillos en el aire de los cuales te acabarás olvidando.

Si todos hacen lo mismo, yo remaré en sentido contrario.

¿Por qué alguien que quiere ser un ganador tiene que involucrarse en los medios sociales, el contenido, o cualquier tipo de marketing digital? Porque todos lo hacen.

Así no se puede ganar, a no ser que hagas algo distinto; tan solo te estás sumando al resto. Si estás utilizando las mismas herramientas y llevando a cabo las mismas estrategias y de la misma manera, serás igual a los demás.

Siguiendo el ejemplo de los demás, pierdo la oportunidad de controlar mi éxito.

El mundo empresarial se basa en un concepto fundamental: la venta de productos o servicios que los clientes necesitan. Los productos y servicios de éxito son aquellos que mejor satisfacen las necesidades de los clientes, en relación a sus problemas principales y peliagudos.

Nunca me satisfacen mis propios logros.

Una mentalidad ganadora siempre quiere más, nunca está conforme con los logros que alcanza. De hecho, su propio éxito suele ser su peor enemigo, debido a ese sentimiento de profunda insatisfacción con sus propias metas.

El fracaso apesta, pero no le tengo miedo

Fracasar, en el trabajo o en nuestra vida personal, duele. Afortunadamente, cuando esto pasa, solemos aprender del error y encarar el próximo reto con otra mentalidad, evitando caer en los mismos errores.

En definitiva, aunque la mentalidad ganadora es un buen punto de partida para triunfar en la vida, ésta solo importa cuando verdaderamente conduce a la acción. Porque ganar es una acción, y no solo un modo de pensar.

Reibox BlogYa sea dinero, poder o fama, el éxito significa algo diferente para todos nosotros.

Para Bill Gates, se define por dos factores: hacer la diferencia y cuidar a las personas más cercanas a ti.

«Warren Buffett siempre dijo que la medida [del éxito] es si las personas cercanas a ti son felices y te aman«, explicó Gates durante un AMA de Reddit, o «pregúnteme cualquier cosa», cuando le preguntaron acerca de su idea de éxito.

«También es agradable sentir como que hiciste la diferencia; inventar algo o criar a tus niños o ayudar a las personas necesitadas,» continuó.

Aunque su círculo interior es más difícil de penetrar, es fácil ver que Gates ciertamente logró la última parte de su respuesta.

Con tan sólo 20 años, Bill Gates cofundó Microsoft con su amigo de la infancia Paul Allen. Meses antes de su cumpleaños 31, la compañía se hizo pública, convirtiendo a Gates en multimillonario.

Ahora el hombre más rico del mundo con $ 85.2 mil millones a su nombre, Gates pasa sus días dirigiendo la Fundación Bill & Melinda Gates, una de las organizaciones benéficas más poderosas del mundo. La fundación, que controla una dotación de más de 40.000 millones de dólares, tiene como objetivo sacar a millones de personas de la pobreza, con un fuerte enfoque en la eliminación del VIH, la malaria y otras enfermedades infecciosas.

El secreto del éxitoMucho se ha escrito y hablado sobre esto. Unos lo atribuyen a la Ley de Atracción, otros a crear metas, otros a pensar positivamente, otros a trabajar duro.

Muchos grandes hombres y mujeres han difundido diversas filosofías de éxito, y yo he aprendido varias formulas del comportamiento y pensamiento humano que profundamente han impactado mi vida pero pocas como algo que leí hace poco tiempo.

Esta ha sido una de las expresiones más liberadoras que he leído. Una expresión que en cierta forma, al aceptarla como realidad, ha cambiado mi modo de pensar para siempre.

Mucha gente cree que las personas de éxito tienen más suerte que las demás: nacen ricos, inteligentes y destinados a ser felices.

Luego de estudiar y aceptar la sabiduría que encierra la expresión (te la compartiré en un momento), me di cuenta de que no era cuestión de suerte. Se trata de convertir en oportunidades de crecimiento mis inconscientes debilidades. De convertir mis problemas en soluciones y transformar mis carencias económicas en fuentes de riqueza. … Seguir leyendo »

GanadoresPor Marc Chernoff

Cualquiera puede rendirse, y muchas personas lo hacen, porque es la cosa más sencilla que se puede hacer en este mundo. Pero seguir adelante cuando todo el mundo entendería si renunciaras, eso es lo que los ganadores hacen de forma diferente.

De hecho, este es el principio más importante para ganar. Porque sin esta clase de determinación y persistencia, los primeros nueve puntos de este artículo no importarían. Sin embargo, cuando combinas determinación y persistencia, como describo en el punto #10 más adelante, con cada uno de los otros nueve puntos de abajo, es cuando lo mágico pasa.

En su camino imparable hacia la victoria, los ganadores … Seguir leyendo »

GanadoresEl ganar en la vida tiene poco que ver con la suerte y mucho que ver con un esfuerzo inteligente. Si quieres unirte a la lista de los ganadores, aquí tienes 20 reglas que pueden ayudarte a conseguirlo:

1. Nunca dejes de trabajar en los detalles. Eventualmente importan.

2. Pretende que alguien siempre te está mirando. Porque por lo general lo están.

3. Nunca dejes que los pequeños éxitos te detengan de aprender algo nuevo. Lo necesitarás más adelante.

4. Pasa tiempo desarrollando una habilidad. Pasa mucho más tiempo desarrollando voluntad. La necesitas más.

5. Discúlpate sinceramente. Cuanto más rápido, mejor.

6. Vive furioso o feliz. Cualquier cosa en el medio es mediocridad.

7. Aprende cómo aceptar el dolor del progreso. Vas ha ser golpeado a lo largo del camino.

8. Está dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para tener éxito. Eso es lo que se necesita.

9. Ignora lo que «deberías» estar haciendo y hazlo a tu manera. Es tu vida después de todo.

10. Sé deliberadamente agradecido. Cambiará tu perspectiva para mejor.

11. Obsesiónate con la posibilidad de que podrías ser aún más increíble. Y lo serás.

12. Ve a fondo. Vuélvete emocional sobre tus metas. Necesitas ese combustible para ganar.

13. Rodéate de personas que sean mejores que tú en lo que quieres ser el mejor.

14. Haz una cosa que te importe cada día. Sumarán algo impresionante con el tiempo.

15. Evita a las personas negativas. A como de lugar. Incluso si son familiares o amigos.

16. Lee. Lee. Lee. Lee. Lee… Descubre algo impresionante que hará tu vida mejor.

17. Consigue ayuda. Invierte en la mejor ayuda que puedas pagar y haz lo que te digan. Sí importa.

18. Deja de decir «no puedo» y «no debería» o «No me da la gana.» Sólo hazlo.

19. No confundas los premios con ganar. La verdadera recompensa ocurre antes de que te entreguen los premios.

20. Mantente en forma, económica, física y mentalmente. Siempre está listo para ser un héroe.

Felicidad¿Eres feliz?

La felicidad se está convirtiendo en una enorme área en la investigación psicológica, e incluso en la política gubernamental, con el gobierno del Reino Unido explorando un «índice de felicidad». Sin embargo, es difícil definir exactamente qué es la felicidad, y qué nos hace felices.

Hay dos formas de mirar la felicidad: la felicidad a corto plazo (una rica galleta, una botella de vino) y la felicidad a largo plazo (seguridad financiera, el logro de tus objetivos).

Ambos tipos de felicidad son válidos e importantes. El problema es que a menudo están en competencia. … Seguir leyendo »

Frases motivadorasPor Angel Chernoff

Aquí tienes 30 citas más recogidas de nuestro sitio hermano, Everyday Life Lessons, para motivarte a tomar acción, navegar a través de los desafíos de la vida y hacer las cosas queden hechas.

31. Dejar de mirar atrás, a la puerta que se cierra detrás de ti, antes de caminar más allá de la puerta que se abre delante de ti.

32. El crecimiento comienza en el final de tu zona de confort.

33. Estar incómodo y desconcertado es parte de aprender y crecer. Acostúmbrate a ello. Vale la pena. … Seguir leyendo »

felizOs ofrezco una lista de 15 cosas que, si renuncias a ellas, te harán la vida mucho más fácil y mucho, muuuuucho más feliz.

Nos aferramos a tantas cosas que nos causan un gran dolor, el estrés y el sufrimiento -y en lugar de dejar que se vayan todas, en lugar de permitirnos a nosotros mismos para ser libre de estrés y felices- nos aferramos a ellas.

Pero no tiene que ser así. Acepta renunciar a todas esas cosas que ya no nos sirven, y acepta el cambio.

¿[email protected]? Aquí vamos:

1. Renuncia a tu necesidad de tener siempre la razón

Somos tantos los que no podemos soportar la idea de estar equivocados – queremos tener siempre la razón – aún a riesgo de poner fin a una gran relación o causar una gran cantidad de estrés y dolor, a nosotros y a los demás.

No vale la pena. Cada vez que sientas la “urgente” necesidad de saltar en una pelea sobre quién tiene razón y quién está equivocado, pregúntate:

“¿Prefiero estar en lo cierto, o prefiero ser amable?” – Wayne Dyer

¿Qué diferencia habrá? ¿Es tu ego realmente tan grande?

2. Renuncia a tu necesidad de controlarlo todo

Renuncia a tu necesidad de controlar todo lo que te sucede a tú y a tu alrededor – las situaciones, eventos, personas, etc. Si son tus seres queridos, compañeros de trabajo, o simplemente extraños que te encuentras en la calle – simplemente permíteles ser ellos. Deja que todo y todos sean tal y como son y verás cuánto mejor te harán sentir.

”Dejando ir permites que todo se haga. El mundo es ganado por aquellos que se relajan. Pero tienes que intentarlo y volver a intentarlo. El mundo está más allá del hecho de ganar.” – Lao Tse

3. Deja de culpar

Renuncia a tu necesidad de culpar a los demás por lo que tienes o no tienes, por lo que se sientes o no sientes. Deje de darles poder sobre tí a los demás y empieza a tomar responsabilidad de TU vida.

4. Deja de autodestruirte y a hablar mal de ti mismo

¿Cuántas personas se lastiman a sí mismas a causa de su mentalidad negativa, contaminada y autodestructiva? No creas todo lo que tu mente te está diciendo -en especial si es negativo y contraproducente. Eres mucho mejor que eso.

“La mente es un instrumento soberbio si se usa correctamente. Con un uso inapropiado, sin embargo, se vuelve muy destructiva. “ – Eckhart Tolle

5. Renuncia a tus creencias limitadoras

… acerca de lo que puedes o no puedes hacer, sobre lo que es posible o imposible. A partir de ahora, ya no te permitas que tus creencias limitadoras te mantengan atrapado en el lugar equivocado. Extiende tus alas y vuela!

“Una creencia no es una idea en poder de la mente, es una idea que tiene la mente” – Elly Roselle

6. Deja de quejarte

Renuncia a tu constante necesidad de quejarte de las muchas, muchas cosas, muuuchas personas, situaciones, acontecimientos que te hacen infeliz, triste y deprimido.

Nadie puede hacerte infeliz, ninguna situación puede hacer sentir triste o miserable a menos que se lo permites. No es la situación que provoca esos sentimientos en ti, pero cómo tú eliges sentirlo. Nunca subestimes el poder del pensamiento positivo.

7. Olvídate de la crítica

Renuncia a tu necesidad de criticar las cosas, eventos o personas que son diferentes a ti. Todos somos diferentes, pero todos somos lo mismo. Todos queremos ser felices, que todos queremos amar y ser amado y todos queremos ser comprendidos. Todos queremos algo, y algo que es deseado por todos nosotros.

8. Renuncia a tu necesidad de impresionar a los demás

Deja de intentar tan intensamente para ser algo que simplemente no eres, con tal de parecer otro que no eres tú. No funciona. En el momento en que dejas de intentarlo, que dejas caer tus máscaras, que aceptas y abrazas a tu verdadero yo, encontrarás las personas que se sentirán atraídas por ti, y además, sin esfuerzo.

9. Renuncia a tu resistencia al cambio

El cambio es bueno. El cambio te ayudará a pasar de A a B. El cambio te ayudará a realizar mejoras en tu vida y también en las vidas de quienes te rodean. Sigue tu felicidad, abraza el cambio – no te resistas.

“Sigue tu dicha y el universo abrirá puertas donde sólo había muros” – Joseph Campbell

10. Abandona las etiquetas

Deja de etiquetar las cosas, personas o eventos que sientes como extraño o diferente y tratar de abrir tu mente poco a poco. Tu mente sólo funciona cuando está abierta.

“La forma más elevada de la ignorancia es cuando rechazas algo de lo que no sabes nada“ – Wayne Dyer

11. Renunciar a tus miedos

El miedo es sólo una ilusión, no existe – tú lo creaste. Todo está en tu mente. Corrige tu interior y el exterior se arreglará solo.

“Lo único a lo que debemos temer es al mismo miedo“. – Franklin D. Roosevelt

12. Olvídate de tus excusas

Empaquétalas y despídelas. Ya no las necesitas.

Muchas veces nos limitamos a causa de las muchas excusas que utilizamos. En lugar de crecer y trabajar en la mejora de nosotros mismos y nuestras vidas, nos quedamos atascados, nos mentimos a nosotros mismos, utilizando todo tipo de excusas – excusas que el 99,9% de las veces ni siquiera son reales.

13. Abandona el pasado

Lo sé, lo sé. Es difícil. Sobre todo cuando el pasado se ve mucho mejor que el presente y el futuro parece tan aterrador, pero hay que tener en cuenta el hecho de que el momento presente es todo lo que tiene y todo lo que tendrá nunca.

El pasado que ahora anhelas – el pasado que ahora estás soñando – fue ignorado por ti cuando era tu presente. Deja de engañarte a ti mismo. Está presente en todo lo que haces y disfrutar la vida. Después de todo, la vida es un viaje, no un destino (el famoso “caminante, no hay camino, se hace camino al andar” de Machado). Ten una visión clara para el futuro, prepárate, pero siempre está presente en el ahora.

14. Abandona el apego

Este es un concepto que, para muchos de nosotros es tan difícil de comprender y yo tengo reconocer que para mí también todavía lo es, pero no es algo imposible. Consigues mejorar con en el tiempo y la práctica.

En el momento que te desprendas de todas las cosas, (y eso no significa que renuncie a su amor por ellas – porque el amor y el apego no tienen nada que ver una con otra, el apego proviene de un lugar de miedo, mientras que el amor … bueno, el amor real es una especie pura, y donde hay amor no puede haber miedo, y por eso, el apego y el amor no pueden coexistir) llegarás a ser tan pacífico, tan tolerante, tan amable y sereno que te sorprenderás.

Se llega a un lugar donde serás capaz de entender todas las cosas sin siquiera intentarlo. Un estado más allá de las palabras.

15. Renuncia a vivir tu vida según las expectativas de los demás

Demasiadas personas viven una vida que no suya. Viven sus vidas de acuerdo a lo que otros piensan que es mejor para ellos; a lo que sus padres piensan que es mejor para ellos, a lo que sus amigos, sus enemigos y sus profesores, su gobierno y los medios de comunicación definen que es mejor para ellos.

Ignoran su voz interior. Están tan ocupados con agradar a todo el mundo, intentando estar a la altura de las expectativas de otras personas, que pierden el control sobre sus vidas. Se olvidan de lo que los hace feliz, lo que quieren, lo que necesitan…. y, finalmente, se olvidan de sí mismos.

Tienes una vida – ésta ahora mismo – hay que vivirla, se dueño de ella, y sobre todo, no dejes que las opiniones de los demás te distraigan de tu camino.

mentalmente fuertesLa fuerza mental tarda mucho tiempo en desarrollarse.

Es la práctica diaria de empujarte a ti mismo para crecer más fuerte, manteniendo un optimismo realista, y estableciendo límites sanos. Las personas mentalmente fuertes no hacen cosas como desperdiciar su tiempo sintiendo lástima por sí mismos o regalar su poder a otras personas.

¿Cómo puedes saber dónde te encuentras en ese espectro? Se lo preguntamos a la psicoterapeuta Amy Morin, autora de «13 Things Mentally Strong People Don’t Do«

Morin compartió las siguientes 21 señales de que eres mentalmente más fuerte que el promedio, las cuales listamos aquí con sus palabras:

1. Equilibras tus emociones con la lógica.

Las personas mentalmente fuertes entienden cómo sus emociones pueden influir en sus pensamientos. En un esfuerzo para tomar las mejores decisiones posibles, equilibran sus emociones con la lógica.

2. Eliges un comportamiento productivo.

Aunque puede ser tentador poner excusas, quejarte de otras personas, y evitar situaciones difíciles; las personas mentalmente fuertes se niegan a desperdiciar su tiempo en actividades improductivas.

3. Te sientes confiado con tu capacidad para adaptarte al cambio.

Las personas mentalmente fuertes saben que aunque cambiar sea incómodo, es tolerable. Ellos enfocan su energía en adaptarse al cambio, en lugar de resistirse a él.

4. Te enfrentas a los miedos que te impiden avanzar.

Si bien las personas mentalmente fuertes no necesitan conquistar sus miedos porque tengan que demostrarles algo a los demás, sí se esfuerzan por enfrentar los temores que les impiden avanzar.

5. Aprendes de tus errores.

Las personas mentalmente fuertes no ocultan o excusan sus errores. En lugar de eso, aprenden de ellos.

6. Equilibras la auto-aceptación con el auto-mejoramiento.

Las personas mentalmente fuertes se aceptan a sí mismos por lo que son, mientras que al mismo tiempo reconocen su necesidad de desarrollo personal.

7. Celebras genuinamente el éxito de los demás.

Las personas mentalmente fuertes cooperan (en lugar de competir) con los que los rodean. No sienten que el éxito de los demás disminuya de alguna manera sus propios logros.

8. Estás viviendo cómodamente de acuerdo a tus valores.

Las personas mentalmente fuertes toman decisiones con relativa facilidad porque entienden sus prioridades y viven de acuerdo a sus valores.

9. Te enfocas en afilar tus habilidades, y no en lucirlas.

Mientras que algunas personas buscan la validación de los demás, las personas mentalmente fuertes se preocupan muy poco por obtener reconocimiento. En vez de eso, están intrínsecamente motivados para hacerse mejores.

10. Vives una vida auténtica.

Las personas mentalmente fuertes son fieles a sí mismos. Sus palabras están en línea con sus comportamientos.

11. Ves las dificultades de la vida como oportunidades para crecer.

Mientras que las dificultades hacen que algunas personas crezcan amargadas, las personas mentalmente fuertes permiten que las adversidades los hagan mejores.

12. Tu autoestima depende de quién eres, no de lo que logras.

Las personas mentalmente fuertes se sienten bien consigo mismos, no importa si ganan o pierden.

13. Practicas la gratificación retrasada.

Las personas mentalmente fuertes ven sus metas como una maratón, no como una carrera. Están dispuestos a tolerar el dolor a corto plazo cuando puedan obtener ganancias a largo plazo.

14. Te recuperarte de un fracaso.

Las personas mentalmente fuertes no ven el fracaso como el final del camino. En lugar de ello, usan sus intentos fallidos como oportunidades para ganar conocimientos que aumentarán sus posibilidades de éxito en el futuro.

15. Eres un optimista-realista.

Las personas mentalmente fuertes son capaces de buscar el lado positivo, pero no permiten que sus tendencias optimistas los cieguen de la realidad.

16. Aceptas la responsabilidad de tus elecciones.

Las personas mentalmente fuertes no se golpean a sí mismos innecesariamente, pero sí aceptan la responsabilidad completa de sus acciones.

17. Expresas gratitud.

En lugar de gritar que necesitan más, las personas mentalmente fuertes reconocen que tienen más de lo que necesitan.

18. Te enfocas en lo que puedes controlar.

Las personas mentalmente fuertes son eficaces y productivas porque dedican sus recursos a las cosas que pueden controlar.

19. Participas activamente en resolver problemas.

Las personas mentalmente fuertes no moran en los problemas, en vez de eso, crean soluciones.

20. Estás abierto a aprender más de todo lo que te rodea.

Las personas mentalmente fuertes están constantemente aprendiendo de sus circunstancias y de las personas con las que se encuentran todos los días.

21. Trabajas en tus debilidades, y no en enmascararlas.

Mientras que muchas personas trabajan duro para disfrazar sus vulnerabilidades, las personas mentalmente fuertes invierten su energía en mejorar sus defectos.

fuerzasLo que hace exitosa a una persona no es un título profesional que haya logrado, sino las acciones que realice a diario para alcanzar el éxito.

Pero se estará preguntando: ‘¿Acaso tengo los recursos suficientes para actuar a mi favor y conseguir ese triunfo?’

Es importante que sepa como persona que tiene grandes recursos, quizá muchos los desconozca e incluso no los utilice.

Como lo aconseja el Coach Víctor Suárez, al realizar una acción que le podrá generar cierta satisfacción, es necesario que lo divida en dos partes: lo mental, para elevar la confianza en usted mismo en el instante que lo desee, y en lo físico, visualízarse con éxito e inmediatamente después hacer un movimiento de poder (alzando sus brazos o exclamando el positivismo con un sí). La idea es que ancle a su mente esa imagen de triunfo.

A continuación encontrará esas siete fuerzas que están dentro de usted y puede usar para alcanzar sus metas.

Para alcanzar sus metas

Víctor Suárez, coach humano en desarrollo habla sobre esas fuerzas que lo ayudarán a triunfar:

1. Empodérese a sí mismo

Se trata de que utilice la confianza que tiene en usted y la eleve con el paso del tiempo.

2. Decídase desde el amor

Si es honesto con usted mismo podrá aceptar que en ocasiones sus decisiones afectan a los demás. Se trata de minimizar este daño, y más bien, de revertirlo.

3. Manténgase atento para aprender

Tiene que ser muy intencional en este punto.

Por ejemplo: cuando esté hablando con alguien pregúntese: ‘¿Qué puedo aprender de él/ella?’ Fije su meta para aprender de una persona cada día. Defina quién será y búsquelo.

4. Reflexione

Mida la calidad de sus pensamientos.

Por ejemplo, cuando vaya en el carro: ‘¿En qué estaba pensando en los últimos 5 minutos?’; en el transcurso del día: ‘¿Cómo me hablo a mi mismo?’

Lo que quiere hacer es detectar sus hábitos y determinar si son tóxicos o exitosos.

5. Haga sentir importante a los demás, de manera auténtica

Es gratis y lo puede hacer varias veces en el día. Sea sincero y por ninguna razón adule; en cambio, elogie cualquier cosa que le guste de la otra persona, puede ser el arete o incluso la ropa que lleva.

6. Agrega valor

Ayude a las personas y lo seguirán a Marte. 30 minutos antes de dormir pregúntese: ‘¿A quién le agregaré valor mañana?’

7. Respire

Tómese 10 minutos para respirar en cuadros: inhale durante 8 segundos, detenga el aire dentro por 32 segundos y exhale durante 16 segundos. Repítalo cinco veces, por la mañana y por la tarde.

importaran menosMuy a menudo dejamos que las pequeñas frustraciones de cada día nos oculten belleza que hay delante de nosotros.

Nos quedamos atrapados en nuestras propias cabezas, y literalmente no sabemos que nuestras vidas son mejores que las pocas cosas que no salen como debieran. Nos quejamos o vomitamos nuestras quejas en las redes sociales.

«¡La vida es tan injusta!» Gritamos. Y todo el mundo está de acuerdo y lanza sus quejas en la piscina de los chismes.

Otras veces hablamos mucho sobre un montón de cosas que realmente no importan. Escudriñamos y dramatizamos lo insignificante hasta que nuestras caras se ponen azules, y entonces nos sentamos y nos rascamos la cabeza desconcertados por lo insatisfactoria que es la vida.

Pero cuanto más viejo nos ponemos, más silenciosos nos hacemos y en menos dramas y caos inútil nos involucramos. La vida nos humilla gradualmente a medida que envejecemos. Nos damos cuenta de en cuántas tonterías hemos perdido tiempo.

A decir verdad, la tarde siempre entiende lo que la mañana ni siquiera sospechaba.

Aquí tienes algunas cosas en las que tendemos a gastar mucha energía mental y física cuando somos más jóvenes, que eventualmente nos damos cuenta de que importan mucho menos de lo que originalmente pensamos…

1. Las inevitables frustraciones de un día normal

El 99,9% de lo que te estresa hoy no importará dentro de un mes. Tarde o temprano lo sabrás con certeza. Así que haz tu mejor esfuerzo para dejar de lado las tonterías, mantente positivo y sigue adelante con tu vida.

2. Los pequeños fracasos con los que a menudo te sientes auto-consciente

Cuando fijas metas y tomas riesgos calculados en la vida, aprendes eventualmente que habrá épocas en las que tendrás éxito y habrá épocas en las que fallarás, y ambas son igualmente importantes a largo plazo.

3. Lo «perfecto» que todo podría ser, o debería ser

Entender la diferencia entre un esfuerzo razonable y el perfeccionismo es fundamental para dejar ir las fantasías y recoger tu vida. El perfeccionismo no sólo te causa innecesario estrés y ansiedad de la superficial necesidad de siempre «hacerlo bien», en realidad te impide obtener algo que vale la pena hacer.

4. Tener total confianza antes de dar el primer paso

La confianza es esa inercia interior que nos impulsa a esquivar nuestros vacíos temores y dudas en nosotros mismos. En el camino de la vida, nos damos cuenta de que rara vez tenemos confianza cuando empezamos de nuevo, pero a medida que avanzamos y aprovechamos nuestros recursos internos y externos, nuestra confianza se fortalece gradualmente.

Un error común que muchos jóvenes cometen es querer sentirse seguros antes de comenzar algo, ya sea un nuevo trabajo, una nueva relación, vivir en una ciudad nueva, etc. Pero no funciona así. Tienes que salir de tu zona de confort, y arriesgar tu orgullo, para obtener la recompensa por la búsqueda de tu confianza.

5. Las complejidades de lo que hay en ello para ti

El tiempo nos enseña que no tenemos nada en esta vida hasta que lo dejemos ir. Esto es cierto para el conocimiento, el perdón, el servicio, el amor, la tolerancia, la aceptación, etc. Tienes que dar para recibir. Un punto tan simple, y sin embargo es tan fácil olvidar que entregarnos a nosotros mismos, sin un precio, tiene que ser primero! Es el dar lo que nos abre a la gracia.

6. Ser un activista solo en línea para las buenas causas

Serlo en línea está bien, pero tarde o temprano te das cuenta de que si realmente quieres marcar una diferencia tienes que hacer lo que predicas. Así que no sólo intentes hacer un mundo mejor en línea. Ama a tu familia. Sé un buen vecino. Practica la amabilidad. Construye puentes. Sé lo que predicas.

7. Las presiones de hacer una gran diferencia todo a la vez

Cuando somos jóvenes, parece que más rápido es mejor, pero con el tiempo vemos el poder de ‘lento y constante’ en el trabajo.

Llegamos a entender que ningún acto de amor, amabilidad o generosidad, por pequeño que sea, es un desperdicio. El hecho de que puedas plantar una semilla y se convierta en una flor, comparta un poco de conocimiento y se convierta en el de otra persona, sonreírle a alguien y recibir una sonrisa a cambio, es prueba de que puedes hacer una gran diferencia en la vida y en los negocios, incluso si no puedes hacerlo todo a la vez.

8. La tentación de los arreglos rápidos

Mientras más viejos se hacen tus ojos, más claramente puedes ver a través del humo y los espejos de cada solución rápida. Cualquier cosa que valga la pena requiere de un esfuerzo diario. ¡Punto!

Honestamente, yo solía creer que pedir deseos y decir oraciones cambiaba las cosas, pero ahora sé que los deseos y las oraciones nos cambian a nosotros, y nosotros cambiamos las cosas.

Detalles aparte, cuando se trata de hacer un cambio sustancial en tu vida (construir un negocio, ganar un título, fomentar una nueva relación, comenzar una familia, ser cada vez más consciente, o cualquier otro viaje personal que lleve tiempo y compromiso) una cosa que tienes que preguntarte es: «¿Estoy dispuesto a pasar un poco de tiempo todos los días como muchas personas nunca lo harían, para poder pasar la mayor parte de mi vida como muchas personas nunca podrán

Piensa en eso por un momento. En última instancia, nos convertimos en lo que hacemos repetidamente. La adquisición de conocimientos no significa que estés creciendo; el crecimiento sucede cuando lo que sabes cambia cómo vives tu vida.

9. Tener un calendario atestado de emocionantes y elaborados planes

No llenes tu vida con planes. Deja espacio. Con el tiempo entenderás que muchas cosas grandes suceden sin planificarlas, y algunos grandes arrepentimientos ocurren por no alcanzar exactamente lo planeado. Así que mantén tu vida ordenada y tu agenda con espacios. Crear una fundación con un lugar para aterrizar, un amplio margen de error, y espacio para pensar y respirar cada paso del camino.

10. Estar en control constante de todo

Cuanto más viejo nos ponemos, más nos damos cuenta de lo poco que realmente controlamos. Y no hay una buena razón para mantenerte firme con las cosas que no puedes controlar. Aprende a confiar en el viaje, incluso cuando no lo entiendas. A menudo lo que nunca querías o esperabas resulta ser lo que necesitabas.

FelicidadPor Marc Chernoff

De la parte I

La felicidad es una actitud con la que actuamos. O nos hacemos a nosotros mismos miserables, o más felices y más fuertes. La cantidad de trabajo es la misma.

«Mi cuerpo a veces siente dolor, pero funciona. No duermo bien la mayoría de las noches, pero despierto para experimentar un nuevo día. Mi billetera no está llena, pero mi estómago sí. No tengo todas las cosas que siempre he querido, pero tengo todo lo que necesito. Estoy agradecida, porque aunque mi vida no sea perfecta, es mi vida y elijo estar agradecida en ella, mientras continúo haciendo lo mejor que puedo.»

Eso estaba escrito en el diario de mi abuela, fechada el 20/07/1977. Es una de las pocas hojas que fotocopié una década atrás, y aún la sigo teniendo colgada en mi tablón de anuncios al día de hoy. Y continúa recordándome que la felicidad es valorar lo que tienes, y disfrutar a las personas, lugares, objetos y acontecimientos en tu vida por lo que son.

No se trata de dar pasos gigantes cada minuto… a veces es simplemente ser, apreciar, y hacer pequeños retoques. Y casi siempre puedes disfrutar de las cosas que tienes y sacar lo mejor de los acontecimientos que suceden a tu alrededor, si así decides firmemente que lo harás.

No, la vida no es perfecta, pero es bastante buena. Sólo tienes que…

Parte II

21. Ejercer tu fe.

En serio, tienes que estar orgulloso de lo lejos que has llegado, y tener fe de en donde puedes estar mañana. La fe es estar seguro de lo que te espera y convencido de lo que no puedes ver.

22. Apreciar cada día por lo que vale.

Si lo que hiciste hoy no salio como esperabas, mañana es una nueva oportunidad para hacerlo de forma diferente, o no hacerlo en absoluto. Lo importante es que te des cuenta de que tienes una opción.

Así que no importa lo duro que haya sido el día, siempre trata de terminarlo con un pensamiento positivo, siendo consiente de que un nuevo comienzo se iniciará por la mañana. … Seguir leyendo »

graciasSi la única oración que vas a decir es «Gracias», es suficiente.

La mayoría de nosotros tenemos increíbles familiares, amigos y otros seres queridos que nos quieren también. Aprende a apreciar lo que son los milagros.

La mayoría de nosotros tenemos buena salud, ese es otro milagro. La mayoría de nosotros tenemos ojos, con los cuales disfrutar de las increíbles y milagrosas puestas de sol, y la naturaleza y la belleza que nos rodea. La mayoría de nosotros tenemos oídos, con los que disfrutamos de la música; uno de los milagros más grandes de la historia.

Puede que no tengamos todas estas cosas, porque no podemos tenerlo todo, pero sin duda tenemos mucho por lo que agradecer. Hasta cierto punto, lo sabemos, y sin embargo lo olvidamos.

A veces, Marc y yo quedamos tan atrapados perseguir la siguiente gran cosa, que olvidamos tomarnos una pausa y apreciar las cosas que tenemos, y las cosas que hemos experimentado, aprendido y logrado a lo largo del camino.

En otras palabras, olvidamos dar gracias continuamente, por todas las cosas. Ya que cada paso dimos, nos trajo directo a donde estamos, y todas esas cosas contribuyeron a nuestro desarrollo, cuando finalmente hacemos una pausa para dar gracias, tratamos de incluirlas todas esas cosas en nuestro agradecimiento.

Así que sobre eso quiero reflexionar hoy; algunos recordatorios rápidos sobre cosas que probablemente estés también olvidando decir «gracias»:

1. «Gracias por las sorpresas de la vida.»

Nota y aprecia las sorpresas de la vida. Sólo porque no sea lo que esperabas, no quiere decir que no sea lo que querías. Así que respira profundamente cuando seas rechazado de algo bueno. A menudo significa que estás siendo redirigido a algo mejor. Se paciente. Se positivo. Sigue adelante.

2. «Gracias por la verdad con la que lidio todos los días.»

Muchos de nosotros preferimos mentiras suaves a duras verdades. Pero no nos engañemos, al final es mejor ser herido por la verdad que consolado por una mentira.

Y cuidado con las verdades a medias también; es probable que te hayas quedado con la mitad incorrecta. Abre tus ojos. Debes ver las cosas como son en lugar de cómo esperabas o deseabas que fueran. A veces es difícil aceptar la verdad cuando las mentiras son exactamente lo que querías escuchar, pero se fuerte. La vida es demasiado corta para vivir una mentira.

3. «Gracias por los momentos difíciles que me enseñaron lecciones importantes.»

La vida te permite disfrutar de los momentos malos de la vida para poder enseñarte lecciones que no podrías aprender de ninguna otra manera.

4. «Gracias por los retos que debo superar hoy.»

Las paredes  de la vida están ahí por una razón. No están ahí para mantenerte fuera. Están ahí para darte la oportunidad de mostrar qué tanto quiere algo.

Porque las paredes están ahí para detener a las personas que no lo quieren tanto como tú. Están ahí para detener a los demás. No hay absolutamente nada actualmente que te impida avanzar, un paso a la vez.

5. «Gracias por darme el coraje para continuar.»

Coraje no es tener la fuerza para seguir adelante; es seguir adelante incluso cuando no tienes fuerzas. Y recuerda, no importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas.

6. «Gracias por darme la fuerza para sonreír.»

Cualquier persona puede ser feliz de vez en cuando. Se necesita de un ser humano con corazón para sacar la belleza de las cosas que naturalmente nos hacen llorar.

7. «Gracias por la belleza que permanece.»

Incluso cuando los tiempos son realmente difíciles, no pienses en todas las miserias, sino en la belleza que aún permanece.

8. «Gracias por este nuevo comienzo que estoy viviendo ahora mismo.»

La mejor manera de prepararte para el futuro es cuidar del presente.

Las despedidas siempre duelen un poquito. Las fotografías nunca pueden reemplazar el acto de estar allí. Los recuerdos, buenos y malos, a veces traer lágrimas. Y las palabras no pueden describir perfectamente los sentimientos que representan.

Pero eso esta bien. El dolor es real. Pero también lo es la esperanza. Tiene que hacer las paces con tu pasado para impedir que tú presente y futuro se conviertan en batallas sin esperanza.

9. «Gracias por todas las opciones que tengo.»

Gran parte de tu vida es resultado de las pequeñas decisiones que tomas cada día. Si no te gusta alguna parte de tu vida, es el momento de empezar a ajustar las cosas y tomar mejores decisiones, en este momento, justo desde donde te encuentras.

10. «Gracias por la oportunidad de crecer.»

Debes estar dispuesto a renunciar a quien eres para poder convertirte en quien serás.

11. «Gracias por mi valentía.»

Siempre que tengas miedo, pero lo hagas de todos modos, eso es valentía.

12. «Gracias por mi grandeza interior.»

Al contrario de lo que otros puedan decir, no necesitas llegar a la cima, ni ser lo mejor de la cosecha, para poder sentirte bien contigo mismo.

No eres un fracaso porque no seas perfecto, hayas sido rechazado o despedido, luches para llegar a fin de mes, o tengas una familia con problemas. Eres grande porque, a pesar de tus circunstancias, sigues amando, sigues levantándote luego de cada caída, y, sobre todo, los pequeños pasos que sigues dando, los das con gracia.

13. «Gracias por los deseos ardientes dentro de mí.»

El punto de partida de todos los éxitos es el DESEO. Ten esto en mente siempre.

Deseos débiles traen resultados débiles, igual que un fuego pequeño crea poco calor. Nunca renuncies a algo que no puedas dejar de pensar ni un día en ello. Cuando realmente crees en lo que estás haciendo, sucede, y vale la pena. El éxito en la vida es para aquellos que están emocionados por a dónde van.

14. «Gracias por mi intuición y mis instintos.»

Toma la crítica constructiva en serio, pero no personal. Escucha, y luego actúa con tu intuición y sabiduría como tus guías.

15. «Gracias por mi imaginación y creatividad.»

La imaginación y la creatividad lo son todo. En conjunto, dibujan las cosas que atraerás en tu vida. Y hay personas en casi todos los campos que hacen de cada día una obra de arte simplemente por la forma en que han dominado su oficio. En otras palabras, casi todo el mundo es un artista de alguna forma.

dejarlo irSaber que necesitas dejarlo ir, y dejarlo ir realmente son dos cosas muy diferentes, y a veces necesitamos todos los refuerzos positivos que podamos obtener.

Como mencioné en publicaciones anteriores, frecuentemente uso frases (y afirmaciones) para recordarme proactivamente NO aferrarme a las cosas equivocadas (ideas, mentalidades, etc.)

Siempre que me descubro aferrándome, hago una pausa y leo las siguientes frases. Y luego respiro profundamente…

1. A menudo dejar ir es simplemente cambiar las etiquetas que colocas en una situación – es mirar la misma situación con los ojos frescos y una mente abierta.

A decir verdad, no hay absolutamente nada acerca de tus circunstancias actuales que te impida progresar, un pequeño paso consciente a la vez.

2. Dejar ir no es tener el valor de liberar el pasado, es tener la sabiduría y la fuerza para abrazar el presente.

No se trata de olvidar – se trata de recordar sin miedo. Es un paso adelante, sin ataduras, con una mente presente y una lección aprendida.

3. Uno de los momentos más gratificantes e importantes en la vida es el momento en que finalmente encuentras el coraje de dejar ir lo que no puedes cambiar.

Cuando dejas ir cómo debería «ser», enciendes todo el potencial de cómo puede ser desde este momento en adelante. La felicidad, entonces, es en última instancia dejar ir lo que piensas que tu vida debería ser ahora y apreciarla sinceramente por todo lo que es, y hacer lo mejor de ella.

4. Dejar ir no significa que no te preocupas por algo o alguien más.

Es tan sólo darte cuenta de que lo único sobre lo que realmente tienes control es tu próxima acción en este momento. En la mayoría de los casos, no puedes calmar la tormenta – y no vale la pena intentarlo. Lo que puedes hacer es calmarte y recobrarte, y la tormenta pasará.

5. Dejar ir es estar agradecido por las experiencias que te hicieron reír, te hicieron llorar, y te ayudaron a aprender y crecer.

Es la aceptación de todo lo que tienes, todo lo que una vez tuviste, y las posibilidades que tienes por delante. Se trata de encontrar la fuerza para aceptar los cambios de la vida, de confiar en tu intuición, de aprender a medida que avanzas, de darte cuenta de que cada experiencia tiene valor, y de seguir dando pasos positivos hacia adelante.

6. No tienes que tener todo calculado para seguir adelante.

Haz lo mejor que puedas hasta que sepas más. Una vez que sepas más, hazlo mejor. Haz del crecimiento gradual un ritual diario.

Así es como el impulso que cambia la vida se construye. Se alimenta de sí mismo, un pequeño paso a la vez. Haz un esfuerzo para comenzar, y a medida que empieces a avanzar, necesitarás cada vez menos esfuerzo para sostenerte.

7. A medida que tomes el siguiente paso, y el siguiente, tu mayor defensa contra el estrés, la frustración y la derrota es tu capacidad inherente para elegir un pensamiento por sobre otro.

Recuerda esto. Si busca razones para estar desalentado (si buscas razones para renunciar y abandonar) encontrarás un montón de ellas. Busca más bien razones para ser positivo, y velas en todas partes. Y entonces continúa.

Fue después de la medianoche. Caminaba sola por una tranquila calle suburbana cuando, de la nada, dos tipos con nudillos de bronce la atacaron sin ninguna razón. Desde el primer golpe, realmente pudo sentir que toda su cara y nariz habían cambiado y, horas más tarde, los rayos X confirmaron que todo el lado derecho de su cara había sido destrozado en el ataque.

Pero, créanlo o no, esto aún no era lo primero en la mente de Rhonda Rajsich esa noche.

Mira, Rhonda Rajsich tuvo un sueño. Desde que era una niña, Rhonda tenía absolutamente claro que se convertiría en la campeona mundial de racquetball número uno y que nada se interpondría en su camino. Vivir ese sueño la ha guiado en cada movimiento y ha influido en cada decisión que ha tomado.

Pero tener un sueño no es lo que hace especial a Rhonda. Quiero decir, todos tenemos sueños, ¿verdad?

Y lo especial de Rhonda no era que superara el tremendo dolor físico y emocional de sus lesiones y volviera a jugar su querido deporte de racquetball. Es una buena historia, pero no es sorprendente.

Lo sorprendente de la historia de Rhonda es cómo usó una técnica antigua para recuperarse de sus heridas más rápido de lo que se creía humanamente posible, contra todo pronóstico y para sorpresa de todos y una absoluta incredulidad.

Al usar esta técnica, Rhonda Rajsich pudo someterse a una cirugía de reconstrucción facial completa, pasar semanas bombeando medicamentos para el dolor en una cama de hospital, perder más de 30 libras de músculo puro en una dieta 100% líquida y luego, solo 54 días después de su cirugía, Rhonda pudo subirse a un avión, volar a Irlanda y convertirse en la campeona mundial de racquetball del equipo de los Estados Unidossin perder ni un solo partido.

Cómo hizo eso? Bueno, eso es exactamente lo que estamos a punto de descubrir…

Réquiem por un sueño

Tenemos un problema. En su mayor parte, nosotros, la generación de personas (20 y 30 y tantos) no estamos satisfechos con nuestras vidas. No estamos “viviendo el sueño”, no estamos satisfechos con el trabajo que estamos haciendo y muchos de nosotros no estamos completamente seguros de por qué nos levantamos de la cama por la mañana.

La triste verdad es que, si bien la escuela puede haberte preparado bien para obtener un buen trabajo, en su mayor parte, la escuela no te enseña nada sobre cómo realizar tus sueños o cómo vivir una vida satisfactoria.

Pero incluso si has pasado años caminando por lo que parece ser el camino principal lejos del éxito, incluso si has pasado años trabajando en un trabajo que ahora te das cuenta de que absolutamente no te satisface, ¡no lo dudes! Estás a punto de descubrir una de las técnicas de éxito más poderosas para volver a enfocar tus sueños y ayudarte a evitar la trampa de vivir una vida sin cumplir.

Hoja de ruta para el éxito

Primero, déjame comenzar con una advertencia. Lo que voy a compartir contigo puede sonar, bueno, simple. Suena “fácil” y probablemente será muy difícil creer que esta técnica podría ser la creadora de tanto éxito personal.

Pero aunque probablemente nunca hayas oído hablar de esta técnica en todos tus años de escolarización tradicional, lo que estoy a punto de compartir se ha enseñado en diferentes culturas durante miles de años.

No solo eso, sino que también ha sido el ingrediente clave en la creación de éxito para todos, desde los hermanos Wright y Thomas Edison, hasta Bill Gates, Sir Richard Branson e incluso Steve Jobs. Todos sabían que esta idea fue fundamental para crear el éxito y hacer realidad sus sueños, y la historia de Rhonda Rajsich mostrará cómo puedes hacer lo mismo por ti.

Se llama visualización creativa (VC) y puede, literalmente, hacer que tus sueños se hagan realidad.

Paso uno: saber lo que quieres

Rhonda supo desde muy temprana edad que quería ganar los campeonatos mundiales y desde entonces ha sido su guía. La única razón por la que nunca luchó contra sus atacantes fue porque “no quería romper [su] mano en su estúpida cara” y perderse la oportunidad de jugar en los campeonatos mundiales de Irlanda.

Incluso cuando se estaba recuperando en su cama del hospital y los médicos y entrenadores le dijeron que no se curaría a tiempo para competir, Rhonda todavía tenía absolutamente claro lo que quería lograr y sabía lo que tendría que hacer para poder ir allí.

Lecciones para llevar:

Si bien “saber lo que quieres” puede sonar fácil, la verdad es que la mayoría de las personas no tienen muy claro qué es lo que más desean de la vida.

A veces, el miedo al fracaso puede impedirles establecer claramente sus objetivos de vida más significativos. A veces, una creencia desde la infancia de que realmente no mereces el éxito en tu vida puede evitar que realmente sueñes con lograr cualquier cosa.

Puede haber miles de razones por las cuales no puedes tener claro qué es lo que más deseas de la vida.

De cualquier manera, la primera cosa que sea absolutamente necesario hacer con el fin de comenzar a traer tus sueños a la vida es formar un concepto de cómo se ve tu sueño hecho realidad!

De qué está hecho tu sueño? ¿Qué aspecto tiene específicamente y cómo lo sabrás cuando lo logres?

Si tu sueño es que te paguen por hacer lo que amas, ¿puedes ver exactamente qué aspecto tiene? ¿Qué es lo que realmente te apasiona hacer y quién se beneficiará de los productos o servicios que brindas?

Si tu sueño es ser un músico exitoso, ¿cómo será el éxito musical para ti exactamente? ¿Será una gira mundial con tu banda? ¿Un disco platino vendiendo CD’s? ¿O es la simple alegría de poder expresar tus emociones e ideas a través de la música y convertirte en un compositor el tipo de éxito que estás buscando?

Cualquiera que sea tu sueño o tu objetivo en la vida, la primera lección es que debes tener una mente clara sobre cómo lucirá cada detalle de tu éxito y estar centrado en el láser sobre lo que realmente deseas lograr.

Pasos de acción:

• A menos que sepas exactamente a dónde vas, hay una buena probabilidad de que te pierdas en el camino. Una de las cosas más poderosas que puedes hacer para comenzar a hacer realidad tus sueños es escribir tus sueños y metas en la vida en papel.

• Una vez que las hayas escrito, léelas al menos una vez al día para que tus metas permanezcan claras en tu mente.

Paso dos: toma el control mientras dejas ir

Cuando Rhonda se estaba recuperando en el hospital y los campeonatos del mundo estaban a menos de dos meses, el organismo gubernamental nacional de racquetball le dijo que no la dejarían competir. Peor aún, los médicos dijeron que no tenía oportunidad de curarse a tiempo y que su entrenador ya había comenzado a buscar un reemplazo.

Furiosa por las noticias, Rhonda les dijo a los médicos: “puedes reconstruirme, pero no puedes decirme cuándo estaré listo”.

Ella se dio cuenta de que”… ya sea que vaya o no al campeonato mundial no está bajo mi control, pero si estoy o no lista para ganar el campeonato mundial está completamente bajo mi control”. 

Después de eso, dice, lanzó todo lo que no podía controlar al Universo y se enfocó solo en las cosas que estaban bajo su control, como curarse y ponerse en forma para jugar en el campeonato.

Su rutina diaria consistía en enfocarse en las partes de su cuerpo que tenían más dolor y ella visualizó cómo se veían esos músculos, tejidos y nervios.

Luego se visualizó a sí misma “sosteniendo su mano y dándoles permiso para sanar”.

Cada vez que la gente la visitaba y decía cosas como: “¡Oh, pobrecita!” Rhonda se negaba a escuchar y en su lugar decía:

Me doy permiso para curarme más rápido de lo que dicen que puedo; ¡Me doy permiso para ganar el campeonato mundial!

Luego, solo 17 días después de su cirugía, Rhonda comenzó a entrenar nuevamente en la cancha abierta.

Seis días después, voluntariamente dejó de tomar todos sus medicamentos para el dolor.

Cuatro días después, se inscribió en un torneo de racquetball al aire libre del mundo local y jugó en tres divisiones.

Luego, solo tres semanas después, bajo peso, todavía con una dieta líquida y con una mascarilla protectora, Rhonda Rajsich ganó el Campeonato Mundial de Racquetball en Irlanda, ¡sin siquiera perder un solo partido!

Lecciones para llevar:

En el camino hacia el éxito y hacia la plena realización de nuestros sueños, es fácil desviarnos por cosas que no podemos controlar. A veces, la resistencia a nuestros sueños proviene del interior, ya que avivamos viejos temores e inseguridades sobre el fracaso, o incluso puede provenir del exterior, en forma de incredulidad o desaprobación de amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Pasos de acción:

• Lo que sea que sientas que te enfrente, recuerda que el Universo es más grande que tú. Libera tu control sobre cualquier cosa que esté fuera de tu control y enfoca tu energía solo en las cosas que sí controlas.

• Dado que a menudo asumimos que todo está bajo nuestro control, aparta cinco minutos antes de acostarte para repasar las cosas en tu vida que realmente están fuera de tu influencia, y luego, conscientemente, abandónalas.

Paso tres: entrenamientos visuales

Cómo se recuperó Rhonda de un asalto físico demente, una cirugía reconstructiva de la cara, un dolor intenso y prolongado, un daño nervioso y una gran pérdida de peso, y se convirtió en la campeona mundial de raquetbol dentro de sesenta días?

Sencillo.

Ella hizo entrenamientos visuales.

Como Rhonda no pudo comenzar a entrenar físicamente en una cancha hasta cuatro semanas después de su incidente y la cirugía, dice que repasó su rutina de práctica literalmente miles de veces, en su mente.

Los psicólogos dicen que nuestras mentes no pueden distinguir la diferencia entre una experiencia que ocurre “en el mundo real” y otra que sucede en nuestra mente, y Rhonda dice que “visualizó” todos los aspectos de su práctica, con detalles insoportables , en su mente.

Demasiado débil para correr, abrió la puerta principal de su casa junto al mar y, mientras estaba sentada tranquilamente con los ojos cerrados, se visualizó regularmente corriendo por la playa y experimentó cada sonido, olor y sensación de la experiencia de trote de la “vida real” en su mente.

Ella dice que a menudo, después de una buena visualización, al día siguiente incluso se despertaba adolorida.

Lecciones para llevar:

¡Dondequiera que te veas dirigido, comienza a “verte” a ti mismo en esa dirección!

Los entrenamientos visuales son la clave para crear el éxito con el que has estado soñando en tu vida.

Tu sueño es convertirte en un emprendedor y dejar la rutina de nueve a cinco? Luego comienza a realizar tus entrenamientos visuales diarios en tu mente, realizando todo el proceso para que tu nuevo negocio despegue. Experimenta la alegría de cómo se siente estar a cargo de tu propio destino y mira cómo enfrentas los desafíos obvios que surgen con capacidad de recuperación y confianza.

¿Tu objetivo es convertirte en un entrenador y ayudar a otros a alcanzar sus objetivos de éxito? Visualízate a ti mismo comprometido en una sesión de coaching tras otra. Mira el detalle de hacer las preguntas correctas y pasar por el proceso a menudo desafiante de encontrar clientes y la sensación de alegría de ayudar a otros a tener éxito.

Pasos de acción:

• Intenta comenzar tu día con al menos 10 minutos de estar sentado en silencio para hacer tus ejercicios visuales.

• Siéntate con los ojos cerrados y mira que realizas todos los pasos de acción que llevan a la realización de tu objetivo.

• Experimenta la emoción de lo que sentirás al tener éxito.

Realizando nuestros sueños colectivos

Puede haber literalmente cientos de pasos para ir desde donde estás ahora a donde quieres estar en la vida. Ejercitar la visualización creativa: viéndote claramente involucrado en lograr tus sueños, y “flexionar” cada uno de esos músculos una y otra vez en tu mente crea una fuerza tremenda para crear el éxito que ha ayudado a miles de personas a crear cosas inimaginables.

La verdad es que todos tenemos sueños y este mundo será mucho más brillante, más feliz y más hermoso si más de nuestros sueños cobran vida.

En lugar de embarcarte en el viaje de la Visualización Creativa por tu cuenta, encuentra un amigo y asuman esta poderosa práctica juntos.

¡Nadie tiene éxito por sí mismo y cuanto más podamos ayudarnos mutuamente para tener éxito, más se garantizará nuestro éxito colectivo!

 

 

 

Subir »
FB