Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Desarrollo Personal:

Los mejores consejos para crecer como persona

Vivir MejorEn el verano de 1977, un año y medio antes de que yo naciera, mi padre tomó una decisión.

Él era un joven profesor de religión que quería poner al día sus conocimientos del hebreo, lo cual creía le ayudaría a su investigación sobre el estudio de textos antiguos. Se comprometió a leer hebreo por 30 minutos todos los días.

Esa racha todavía está en curso hoy, 39 años más tarde. Hubo un día en la década del 80 en el que leyó unos 10 minutos y lo interrumpieron y no retomó, pero aparte de eso, la racha es perfecta. Leyó a pesar de las distracciones de niños pequeños y sus diversas obligaciones profesionales, y compromisos voluntarios.

Más increíblemente, leyó sus minutos requeridos de hebreo los dos días en los que se sometió a una cirugía de retina. «Lo manejé comenzando a leer justo después de la medianoche antes de la operación de esa mañana,» me dice. «No siempre fue conveniente, pero funcionó

Si bien la racha de mi padre es más larga que el de la mayoría, no es la única persona que ha hecho algo diariamente durante décadas. Jeff Hironaka, entrenador de baloncesto asociado de la Universidad Estatal de Portland, ha corrido seis millas al día durante los últimos 22 años. Jodi Helmer, un periodista independiente, ha escrito en su diario todos los días durante 15 años.

Estas rachas ofrecen una pista a cualquiera que quiera establecer y mantener un hábito a largo plazo.

Ama tu hábito

¿La primera lección? A las personas en racha les gusta lo que hacen.

Si piensas en ello, la mayoría de nosotros estamos en una larga racha de comer todos los días consecutivamente. No tenemos que hacerlo (es bastante posible ayunar por 24 horas) pero la vida no sería tan placentera, sería como que falta algo cuando no comemos.

Nikki Mascali escribió algo para sí misma todos los días desde el 1 de enero de 2013. «Como periodista diario, me encontré con que la mayor parte de mi creatividad iba sólo a mi trabajo y no quedaba nada para mis metas personales de escritura,» dice. «Descubrí que siempre que escriba algo para mí, eso mantiene un pedazo de creatividad que siento que necesito para sobrevivir. Ni siquiera nunca pensé en no hacerlo a fin de cada año, ya que se convirtió en una parte de mí.»

Muchas personas fallan con sus hábitos porque permiten excepciones como viajes, u ocasiones especiales, que con el tiempo se vuelven lo suficientemente comunes como para no ser excepciones. Aquellos con rachas, por otro lado, estructuran sus vidas para hacer sus hábitos posibles.

Helmer, por ejemplo, dice de su diario, «Nada está programado hasta las 9:30 am, así puedo hacer que suceda.» Hacer las cosas en un momento determinado todos los días crea una señal obvia. Cuando mi padre toma su primera taza de café, por lo general practica su hebreo. Si bien la primera hora de la mañana es una buena opción para muchos hábitos (tendemos a tener más fuerza de voluntad y el control de nuestros horarios en ese entonces) otros horarios pueden funcionar también.

Brian Elizardi tiene una racha relativamente nueva de 100 días consecutivos de meditación. «Siempre me había visto como una especie de tipo que medita-como-primera-cosa-en-la-mañana, pero tengo dos niños menores de 6, y sus patrones de despertar esporádicos significaba que iba corriendo a empezar esperando que no irrumpieran mi momento zen,» dice.

Esta ansiedad sintiendo que algo socavaría su meditación hizo que revisara el resto de su horario y descubrió que «el primer momento del día que fuera totalmente mío no era hasta llegar a mi oficina para trabajar.» Así que ahora medita en la oficina, y los fines de semana, su esposa se queda con los niños durante unos minutos para que no lo interrumpan.

Planea para los tiempos difíciles

Las personas con largas rachas planean cómo van a continuar, a pesar de las condiciones poco ideales.

Andrew Weber ha corrido diariamente durante más de 400 días. Por lo general incorpora una carrera en su regreso a casa, y lleva consigo ropa para correr al trabajo y se las pone ahí, pero «han habido días ocasionales en los que nuestra familia viajaba dónde encajé una carrera rápida durante una parada,» dice. «Podía saltar fuera del coche y correr alrededor de 3/4 de milla antes de darme vuelta para volver.»

Tales acciones harían que algunas personas se sientan atrapadas por el hábito, pero en general, las personas con largas rachas no se sienten como alguien que, en medio del reto de los 30 días, está suspirando por pizza y cerveza el día 31.

Weber comenzó su racha el verano pasado con el desafío Runner’s World para correr diariamente entre el Memorial Day y el 4 de julio. Luego decidió seguir adelante hasta el día del trabajo. Entonces, como estaba entrenando para un maratón en enero, siguió adelante hasta ese evento. «Una vez que terminé el maratón, la marca de un año no parecía tan lejana», por lo que continuó.

Después de haber pasado por eso, y la marca de 400 días, él ya no tiene una fecha de finalización específica en mente. De hecho, «últimamente no he tenido la tentación de parar». Él no es particularmente protector de la racha. «No me sorprendería si terminara en una noche aleatoria en la que planeaba una carrera a la noche, y sin querer me quedara dormido al llevar a mis hijos a la cama,» dice. Pero por ahora, toda esta actividad está aumentando sus niveles de energía, y «Me siento realmente bien corriendo tanto.»

Lleva un registro

Mientras que las rachas tienden a ser sus propias recompensas, algunas personas con hábitos de largo plazo hacen cosas que hacen que mantengan la disciplina. «Porque soy de la vieja escuela, llevo un registro en un pequeño cuaderno que consigo en Hallmark cada año!» dice Mascali sobre su hábito diario de escritura creativa.

Somer Hanson se ha levantado temprano para leer todas las mañanas (incluyendo fines de semana) desde septiembre del 2012. En un primer momento se levantaba 30 minutos antes de lo necesario. Cambió a 45-60 minutos en abril del 2014 debido a que «30 minutos simplemente no eran suficientes, sobre todo si se trataba de un libro muy bueno.»

Actualmente, «Me levanto a las 5:30 de la mañana de lunes a viernes y leo hasta las 6:15-6:30, entonces me preparo y salgo por la puerta a las 07:10 am» Sábados y domingos lee generalmente de 7 a 8 de la mañana «Fue un poco difícil al principio auto-disciplinarme para levantarme temprano,» dice, pero hay dos cosas que me han ayudado. En primer lugar, sus perros: » Una vez que mi alarma se apaga, ellos piensan que el día inició, y no hay botín de retraso permitido» En segundo lugar, sus metas. En 2015, ella desafió a sí misma leer 45 libros. En 2016,  elevó esa apuesta a 52 libros y, habiendo terminado el Nº30 la semana pasada, está en camino.

Para estar seguros, las rachas no son para todos. Mi padre dice que nunca fue difícil para él mantener la racha porque «realmente juega en una fortaleza o debilidad de mi carácter, dependiendo de la perspectiva.»

A algunas personas realmente les gustan los rituales y las rutinas. A otros realmente no. Pero a veces, ver a alguien más mantener una rutina puede ser una fuente de inspiración. Hanson dice: «Sólo el mes pasado, mi marido decidió unirse a mi lectura de la mañana y también se ha disciplinado a sí mismo para despertar mucho antes de lo que necesita.» De hecho, «lo lleva un paso más allá y va al gimnasio después de ello, pero no estoy lista para eso… Todavía.»

kabbalah‘Los seres humanos están en esta vida para ser felices y tener negocios exitosos’ es lo que dirá el rabino Yehuda Berg en una charla sobre esta disciplina milenaria.

El encuentro fue el 8 de junio a las 8:30 a.m. en el Gimnasio Moderno de Bogotá.

Batsheva Zimerman, estudiosa de la Kabbalah y muy cercana al rabino Yehuda Berg, quien estuvo encargado de dictar la charla ‘El poder de cambiarlo todo’ el jueves pasado, habló con Portafolio.com.co sobre qué es y cómo se aplica esta sabiduría.

Según esta estudiosa del tema, la Kabbalah es un conocimiento espiritual muy antiguo que «contiene las llaves para abrir los secretos del universo, al igual que las llaves de los misterios del alma y el corazón humano». … Seguir leyendo »

gratitudCamina como si estuvieras besando a la tierra con tus pies. – Thich Nhat Hanh

La gratitud lleva a la grandeza. Puede literalmente convertir lo que tienes en más que suficiente, el trabajo en alegría, el caos en orden, la incertidumbre en claridad, y traer la paz a un día caótico.

La manera más sencilla de hacer que tus bendiciones cuenten es contando tus bendiciones. Reconociendo las cosas buenas que ya tienes en tu vida son la esencia, porque todo lo que aprecias y por lo que das las gracias, crecerá más fuerte en tu vida.

Cuando Ángel y yo hablamos sobre la importancia de la gratitud con nuestros estudiantes de coaching, a menudo obtenemos un «Sí, sí, lo sé…» Pero la verdad es que la mayoría de nosotros no lo sabemos; porque somos olvidadizos. En la prisa de nuestras ocupadas vidas descuidamos muchas de las leyes básicas de gratitud, por lo que nos perdemos por completo sus efectos positivos.

Así que aquí tienes un buen repaso, para todos nosotros:

1. Cuanto más te encuentras en un estado de gratitud, más atraerás las cosas por las que estás agradecido.

• Sé agradecido por lo que tienes, y vas a terminar teniendo más.

• Enfócate en lo que no tienes, y nunca tendrás suficiente.

2. Ser feliz no siempre te hará agradecido, pero ser agradecido siempre te hará feliz.

• Es casi imposible apreciar sinceramente un momento y fruncir el ceño por él al mismo tiempo.

• Ser feliz en este momento no significa que no deseas más, significa que estás agradecido por lo que tienes y eres paciente por lo que está por venir.

3. La gratitud fomenta el verdadero perdón, que es cuando puedes decir sinceramente «Gracias por esa experiencia.»

• No tiene ningún sentido condenar o lamentar una importante lección de vida.

• La gratitud le da un sentido al ayer, trae paz al presente, y crea una visión positiva para el futuro.

4. Nunca necesitas más de lo que tienes en ningún momento dado.

• Se ha dicho que la forma más alta de oración es dar las gracias. En vez de orar «por» cosas, da gracias por lo que ya tienes.

• Cuando la vida te da todas las razones para ser negativo, piensa en alguna buena razón para ser positivo. Siempre hay algo que agradecer.

5. La gratitud es todo-incluido.

Los buenos días te dan felicidad y malos días te dan sabiduría. Ambas son esenciales.

• Debido a que todas las cosas han contribuido a tu avance, debes incluir todas las cosas en tu agradecimiento. Esto es especialmente cierto para tus relaciones. No nos encontramos con personas comunes en nuestras vidas; si les das una oportunidad, todo el mundo tiene algo importante que enseñarte.

6. Eso por lo que tienes que estar agradecido en el presente, cambiará.

• Sé agradecido por todo lo que tienes ahora, porque honestamente nunca sabes lo que va a pasar a continuación. Lo que tienes con el tiempo será lo que tenías.

• La vida cambia diariamente, y tus bendiciones cambiarán gradualmente a lo largo de la misma.

7. Una mente agradecida nunca toma las cosas por sentado.

• Lo que separa el privilegio del disfrute es la gratitud.

• La circunstancia (o persona) que das por sentado hoy puede llegar a ser el único que necesites mañana.

8. Cuando expresar gratitud, no debes olvidar que la mayor apreciación no es simplemente pronunciar palabras, sino vivir por ellas todos los días.

• Lo que más importa no es lo que dices, sino cómo vives.

• No te limites a decirlo, muéstralo. No te limites a prometerlo, pruébalo.

9. La gratitud incluye devolver.

• En el ajetreo de la vida cotidiana casi no nos damos cuenta que recibimos mucho más de lo que damos, y la vida no puede ser rica sin tal gratitud.

• Es tan fácil sobreestimar la importancia de nuestros propios logros comparado con la ayuda que le debemos a los demás.

10. El mayor homenaje a las personas y las circunstancias que has perdido no es el dolor, sino la gratitud.

Sólo porque algo no duró para siempre, no quiere decir que no era el regalo más grande.

• Se agradecido por que sus caminos se cruzaran y tuvieron la oportunidad de experimentar algo maravilloso.

11. Para estar verdaderamente agradecido, debes estar realmente presente.

• Cuenta las bendiciones en tu vida, y comienza con la respiración que estás tomando en este momento.

• A menudo olvidamos que el milagro más grande no es caminar sobre el agua; el milagro más grande es caminar en esta verde tierra, morar profundamente en este momento presente, apreciarlo y sentirse completamente vivo.

12. Dejar ir el control multiplica el potencial de agradecimiento.

• A veces ponemos demasiado peso en tratar de controlar todos los pequeños aspectos de nuestras vidas, que pasamos por alto completamente el bosque por los árboles.

• Aprende a dejar ir, relájate un poco y viaja por el camino que la vida te lleve a veces. Prueba algo nuevo, no tengas miedo, pero por encima de todo, da lo mejor de ti y está con ello. Eliminar de ti las expectativas innecesarias te permitirá experimentar realmente lo inesperado. Y las más grandes alegrías de la vida son a menudo sorpresas y oportunidades inesperadas que nunca anticipaste.

Bob Proctor“Es un pensador experto. Cuando se trata de sistematizar la vida, no hay como él”, han dicho de Bob Proctor, el autor de Usted nació rico y El Secreto.

Autor: Gonzalo Pajares/[email protected]

Es un motivador y dice que el éxito está en nuestras mentes. Con ustedes, Bob Proctor.

¿Se ha sentido un perdedor?
Claro. Lo fui antes de leer el libro Think and Grow Rich (Piense y hágase rico). Hace 50 años yo era un gran perdedor. Era infeliz, estaba enfermo y quebrado. Ganaba cuatro mil dólares por año y debía seis mil. No conseguía un trabajo decente y nadie me quería contratar porque no me entusiasmaba el trabajo duro. Un amigo me sugirió leer Think and Grow Rich y toda mi vida cambió. Me di cuenta de que ganar y perder es una decisión personal. Ganar es casi siempre una decisión consciente, mientras que perder es casi siempre una decisión inconsciente. … Seguir leyendo »

inteligencia emocionalHoy la simplifico en 4 puntos, para que cada uno pueda determinar su coeficiente emocional y qué tan cerca te encuentras de pertenecer a la pequeña élite de líderes.

1. ¿De dónde viene y por qué es tan importante la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional comenzó a ganar popularidad en la década de los 90 con las publicaciones del periodista-psicólogo estadounidense Daniel Goleman, a quien hoy en día reconocemos como una de las máximas autoridades en el tema.

Sin embargo, él comenzó solo como divulgador, eso sí uno excelente, de las investigaciones de los psicólogos Peter Salovey (Yale) y John Mayer (Universidad de Yale de New Hampshire). El tema causó una verdadera revolución en el mundo de los negocios, que hoy en día se afirma que si hay dos personas igualmente capaces a nivel intelectual, la que sacará ventaja será la que tenga un coeficiente emocional más alto.

«Los factores que mejor ‘discriminan‘, entre un grupo de personas igualmente inteligentes, a quienes mostrarán una mayor capacidad de liderazgo, no son el coeficiente intelectual ni las habilidades técnicas, sino las relacionadas con la Inteligencia Emocional». 

– Daniel Goleman –

2. ¿Cómo saber si eres una de las personas que va a destacar por su inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es una destreza que permite monitorear tus emociones, diferenciarlas y emplear esa información para guiar tu forma de pensar y de actuar. En otras palabras, de usar tus sentimientos para resolver problemas laborales y ser más efectivo en el puesto de trabajo. La inteligencia emocional te da, entre otros, la capacidad de:

• Motivarte a ti mismo.
• Tomar conciencia de tus miedos y manejarlos.
• Perseverar en el empeño, superando las frustraciones que aparezcan en el camino.
• Controlar tus impulsos.
• Ser capaz de abstenerte de algo hoy, porque sabes que la recompensa a largo plazo será mayor.
• Regular tus estados de ánimo.
• Evitar que la angustia te bloquee la razón.
• Desarrollar los hábitos que sabes que favorecen tu productividad.
• Interpretar y enfrentar los sentimientos ajenos, incluidos los desagradables sin llegar a herir.
• Desarrollar empatía y confianza con los demás
• Trabajar bien en equipo.
• Engancharte con tu trabajo diario.

Toda esta maravilla se se mide a través del coeficiente emocional y para lograrla tienes que desarrollar 2 de los 8 componentes del modelo de las inteligencias múltiples del científico Howard Gardner:

• La inteligencia intra-personal (hacia adentro)
• La inteligencia inter-personal (hacia afuera)

3. ¿Eres inteligente a nivel intra-personal?

La inteligencia intra-personal está asociada a la interacción contigo mismo y a tu capacidad de conocer tu propio carácter, que es una tarea que suena más fácil de lo que en realidad es.

Eres bueno en este campo si…

• Reconoces y comprendes tus propios deseos, lo que te motiva, lo que se convierte en detonante y cómo se gestan tus intenciones.
• Conoces los valores, talentos y fortalezas, que necesitas para producir un desempeño sostenido.
• Enfrentas tus miedos.
• Elaboras tus sentimientos en lugar de suprimirlos y actúas como si no hubieran pasado.
• Etiquetas tus emociones (como el la película de Inside- Out) y usas esa información para entender y regular tu propio comportamiento.
• Analizas tu propia conducta.
• Te comprendes y trabajas bien contigo mismo. Si sueles decir «es que no me entiendo ni yo», no harás muchos puntos aquí 😉

Al desarrollar habilidades intra-personales consigues un modelo viable y efectivo de ti mismo. Te vuelves capaz de auto-regularte, de ponerte en situaciones que resulten favorables y logras evitar o manejar las que no te convengan. Todo esto aumenta tus posibilidades de ascenso y bonificación, y te lleva a la cúpula del liderazgo.

4. ¿Eres inteligente en el plano inter-personal?

La inteligencia inter-personal, la que va hacia afuera, es la que te ayuda a notar y entender las intenciones, motivaciones y deseos de los demás.

Tienes un coeficiente emocional alto en este campo si…

• Te comunicas con otros teniendo en cuenta sus diferentes estados de ánimo, temperamentos, motivaciones y habilidades… Ojo, no los tuyos.
• Conoces los talentos y fortalezas de los que te rodean y los utilizas para el bien común.
• Puedes asumir diversos roles dentro de grupos, ya sea como líder o como un miembro más del equipo.
• Ves distintos puntos de vista y aprecias valores y opiniones diferentes a las tuyas.
• Estableces amplias redes sociales con facilidad.
• Sabes comunicarte con las personas y también «leerlas».
• Tienes capacidad de convocatoria y enganchas a la gente a tu alrededor.

Si tienes habilidades interpersonales notables cuentas con una alta percepción de los sentimientos y estados de ánimo de los demás. Eres de buen trato, te mueves como pez en el agua con las personas y despiertas la simpatía de jefes, pares y colaboradores, lo cual también incrementa tus posibilidades de ascenso y bonificación, y por supuesto, de ascender en la escala organizacional.

Desde cualquier ángulo resulta buen negocio trabajarle a la inteligencia emocional. Al final, vas a estar más a gusto contigo mismo, con los demás y aumentarás las posibilidades de una promoción laboral y obtener más ingresos. Sobra decir que para las organizaciones tener Millennials inteligentes emocionalmente equivale a tocar el cielo con las manos.

ResolucionesPor Angel Chernoff

Siempre ten en mente que tu propia resolución de triunfar es más importante que cualquier otra cosa. – Abraham Lincoln

Saluda al año que se avecina y a otra oportunidad para hacerlo bien.

¿Sigues decidiendo cuales serán tus resoluciones y metas? ¿Necesitas unas palabras de sabiduría? A continuación encontrarás 12 poderosas resoluciones para seguir este año y todos los años en el futuro.

Así que abre un nuevo capítulo frente de ti y aprecia su espacio blanco. Este capítulo se llama Oportunidad y empieza hoy … Seguir leyendo »

insistirPor Marc Chernoff

Haz más que sólo existir. Todos existimos. La pregunta es: ¿Vives?

Hace unos 15 años, tuve un encuentro conmigo mismo. Me senté en la biblioteca un sábado por la mañana y leí cientos de hojas de mi diario. Específicamente, estaba buscando todas las metas y visiones del futuro incumplidas que había anotado con los años. Y no pasó mucho tiempo antes de darme cuenta de que todo el curso de mi vida, hasta ese momento, había sido producto de las opiniones y decisiones de otras personas. Todos los días estaba simplemente yendo con la corriente, y haciendo lo que «se supone» que debía hacer, en vez de lo que era correcto para mí.

Volviendo a hoy, y mientras me despertaba esta mañana, me maravillé con mi vida. Donde alguna vez desperté con temor ante la idea de un nuevo día, ahora despierto con entusiasmo para empezar; agradecido de estar haciendo lo que estoy haciendo con mi vida. Estoy tan contento de haber hecho lo que tenía que hacer, haber luchado contra los tiempos difíciles y temores, y haber reajustado mi vida con las actividades e ideales que me hacen sentir vivo.

Te digo esto porque sé que la vida puede ponerse muy loca de vez en cuando. A veces estamos tan ocupados que olvidamos lo importante que es escucharnos a nosotros mismos, en lugar de a los demás. Pero estoy feliz de poder decirte que las cosas pueden cambiar si así lo quieres, a cualquier edad. … Seguir leyendo »

felizMuchas personas consideran que la felicidad es algo externo que se da gracias a situaciones, contexto o incluso cosas materiales que proporcionan un cierto nivel o calidad de vida.

Pero para muchos budistas o filósofos o personas comunes y corrientes, ésta, simplemente, se logra gracias a la introspección misma o con una buena inteligencia emocional, reconociendo todo aquello que tiene en su vida.

Ahora, sin tanta carreta para que no se aburra y siga leyendo nuestro artículo, lo que aquí le queremos plantear es un reto para que día a día se levante mucho más motivado y con esa sensación de felicidad un poco más viva y renovada a pesar de los problemas y los inconvenientes que se le puedan presentar, ¿por qué? Porque sencillamente:

– Una persona feliz es más productiva
– Una persona feliz puede ahorrar más
– Una persona feliz gana más
– El dinero sí compra la felicidad

El primer error es lo que usted puede llegar a pensar recién se levanta: cuántos correos deberá responder, los negocios que tendrá que cerrar, los clientes a quienes deberá visitar, etc., etc., pero de todo esto, realmente, ¿hay algo que lo motive a levantarse?

Claro, si su profesión es su pasión, la idea es que empiece el día pensando con algo relacionado a esto más no con todos los problemas o situaciones incómodas o difíciles que deberá responder.

Y es que, según Einstein, como lo publica Inc., “la decisión más importante que hacemos es si creemos que vivimos en un amistoso o un universo hostil”, así que la primera pregunta que se debe realizar todas las mañanas, recién se levanta es: ¿Vivo en un mundo hostil o vivo en un mundo amigable y positivo?

Claro, tiene mucho que ver con la perspectiva que usted le vaya a dar a su día porque si sabe que está habitando un mundo que es amigable, todas las situaciones que le sucedan a lo largo del día tendrán una perspectiva de mayor calma, ya sea porque hay mucho tráfico y va a llegar tarde (mientras disfruta de su música o su lectura favorita de FP, en vez de pelear con el reloj sobre por qué avanza tan rápido) o simplemente si alguien le dice algo que no le gusta o con lo que no está de acuerdo, considérelo desde la bondad, pensando que la persona puede estar pasando por un momento difícil y se desquitó con usted.

Las importantes

Luego de considerar esta pregunta todas las mañanas, le sugerimos motivarse con las siguientes:

¿Es algo sobre lo que tengo control?

Es vital, especialmente en un día laboral.

Cuando usted vive algo que le causa molestia o estrés pero que reconoce que no está en sus manos cambiarlo, sencillamente empieza a cambiar su perspectiva ante cómo asumir estas situaciones.

La mayoría de personas siguen sin ser conscientes de cómo esta sencilla pregunta puede ahorrarle problemas laborales, con sus jefes o compañeros y hasta con su salud. Y si es algo sobre lo que tiene control, sencillo: actúe.

¿Por qué voy a trabajar todos los días?

Encontrar la motivación para vestirse formal y llegar a cumplir un horario, todos los días, haciendo prácticamente siempre lo mismo, es vital para no caer en la rutina y encontrar siempre ese algo nuevo que le ayuda a crecer personal y profesionalmente.

Con esta pregunta, la idea es que se imponga retos, así sea pequeños, respecto a su trabajo, para seguir amando su profesión.

¿Cómo puedo amarme más a mí mismo, hoy?

Un tema que está olvidado hoy en día en la sociedad es la autoestima, más cuando esta se relaciona al valorarse usted como persona y como trabajador.

Recuerde que no necesita palmaditas en la espalda para saber que está haciendo un buen trabajo y que no requiere de la aprobación o el amor de los demás, para saber que es alguien que tiene mucho que aportarle a este mundo. Prémiese al respecto.

¿Cuál será la huella que dejaré en el mundo?

Una cosa es saber que trabaja por dinero y por lograr sus sueños, pero otra distinta es esa motivación de trascender y saber que hizo algo para que una persona, un grupo de personas o un país hoy en día esté mucho mejor gracias a su aporte.

¿Cuál será el suyo?

¿Por qué mi canción favorita me hace feliz?

La música tiene un efecto similar a la dopamina, cuando usted se enamora o cuando usted satisface una necesidad como, por ejemplo, comer.

Pero cada persona tiene una melodía particular que lo pone en el mejor modo, así que es bueno analizar si quizá es la letra, la melodía o el momento que le recuerda, para poder replicarlo en otros momentos de su vida.

Vivir Mejor¿Tienes problemas para ver el lado bueno? Si es así, podrías estar perdiéndote de algo.

Las personas exitosas no son todas optimistas, pero un rasgo que muchos de ellos comparten es la capacidad de ver oportunidades en los lugares más insospechados.

Sin una dosis de optimismo, nunca probaríamos algo nuevo, y nuestras vidas permanecerían perpetuamente atascadas en el mismo lugar. El progreso de cualquier tipo se basa en eso.

Ahí también está el beneficio más inmediato; una mentalidad optimista simplemente ayuda a que nuestras experiencias se sientan más satisfactorias y agradables. Si bien muchos creen que el optimismo es algo con lo que nacemos en cantidades más o menos finitas, en realidad tenemos cierta capacidad de dar forma a nuestros pensamientos y acciones, incluyendo nuestro punto de vista sobre los acontecimientos.

Aquí tienes siete hábitos que te ayudarán a cultivar el optimismo.

1. Antes de irte a dormir, ten en cuenta lo que salió bien hoy

Sabemos que nuestra mente subconsciente se quedará con los últimos pensamientos que teníamos antes de irnos a dormir, influyendo nuestros sueños e incluso las cosas que empezarán a preocuparnos a la primera hora de la mañana. Así que pasa unos minutos repasando todo lo que salió bien ese día, incluso las cosas pequeñas.

¿Qué te gustó? ¿Qué se sintió auténtico? Este tipo de reflexión puede ayudarte a programar pensamientos e imágenes positivos en tu mente para la noche. Incluso puedes tener un mejor sueño y despertar más preparado para afrontar el día.

2. Empieza el día, enfocándote en tus metas y expectativas

Tan pronto como te despiertes, empieza a pensar en lo que quieres lograr con la expectativa de que realmente lo lograrás. Imagínate a ti mismo al final del día habiendo logrado todo en tu lista, o incluso más de lo que pensabas hacer.

No te preocupes si suena demasiado ambicioso de completar. Pasa un par de minutos repitiéndote tus objetivos a largo plazo también, incluyendo lo que consideras que es tu misión o propósito más grande en tu vida ahora mismo. Imagínate a ti mismo ya habiendo alcanzado esas metas.

3. Registra tu progreso diario, cualquier incremento

Mira la vida y el éxito como un maratón, no una carrera de velocidad. Se trata de construir continuamente pequeñas victorias y mejoras. Toma nota de tu desarrollo diario.

¿Que has aprendido? ¿Dónde has mejorado? Anótalas o recuéntalas en tu cabeza mientras te estés cepillando los dientes. El hecho es que la auto-confianza lleva práctica. Este hábito puede ayudarte a construir y sostenerla de modo que, con el tiempo, se sentirá más natural el considerar cuánto estás avanzando.

4. Practica la gratitud

Los optimistas más exitosos nunca se olvidan por lo que tienen que estar agradecidos.

Mientras nos esforzamos por alcanzar nuestras metas y lograr más, es importante sentirnos agradecido por lo que tenemos en el presente. De lo contrario, cultivaremos insatisfacción junto con ambición.

Personalmente, tengo un diario de agradecimientos donde anoto al menos 10 cosas por las que estoy agradecido al comienzo del día. Me ayuda a empezar cada mañana con un estado de ánimo positivo y me da consuelo saber que tengo una maravillosa base desde la cual construir todos los días, no importa lo que pueda suceder.

5. Siempre busca las soluciones primero

Cada problema o dificultad nos enfrenta a una decisión: ¿A dónde vamos a enfocar nuestros pensamientos y esfuerzos?

Los optimistas no pierden el tiempo buscando personas a quienes culpar de las particularidades de la cuestión. Ellos de inmediato empiezan a buscar soluciones. Considera algunos de tus fracasos y contratiempos del pasado más frustrantes. En retrospectiva, ¿Qué te ayudaron a aprender? ¿De qué modo esas experiencias te guiaron para evitar errores similares más adelante?

Si puedes cultivar el hábito de analizar los fracasos del pasado, podrás desarrollar la habilidad especial de buscar soluciones cuando surjan nuevos problemas.

6. Rodéate de optimistas

Las personas optimistas no tienen tiempo, energía ni inclinación por pasar tiempo con personas pesimistas ni negativas. Ellos entienden que esas personalidades minan su energía. ¡Tal vez eres uno de ellos!

Para poder desprenderte de todo tu pesimismo, debes encontrar personas más positivas y motivadas con las cuales pasar el rato e intercambiar ideas entre sí. Pronto descubrirás que los optimistas atraen más optimistas, y esas personas te ofrecerán su apoyo y aliento, impulsando tu propio optimismo a su vez. Puede convertirse en un círculo virtuoso, pero primero tienes que buscarlo o crearlo.

7. Aprende a tu manera y avanza

Ser optimista nos permite creer que el futuro será aún mejor que el pasado. Los optimistas esperamos lo que está por venir con entusiasmo y anticipación, no temor.

Peter Drucker, ya en sus noventa años, se fijó la meta de aprender algo nuevo cada año. Un año aprendió a hablar japonés. El aprendizaje no sólo nos ayuda a pensar con más optimismo, también nos proporciona las habilidades que realmente necesitaremos para lograr nuestras metas y aprovechar las oportunidades cuando se nos presenten.

ColumnaPor María Jesús

Es verdad que muchas veces nosotros somos nuestros peores enemigos. Nadie nos enseñó cuando éramos pequeños a amarnos.

Es curioso que las cosas más importantes de la vida no se enseñen a la mayoría de los seres humanos. Solamente unos pocos privilegiados han tenido la suerte de conocer a alguien que les enseñó a vivir de verdad, a conocerse, a amarse, y por tanto a tener las herramientas necesarias para ser feliz. … Seguir leyendo »

Vivir MejorA todos nos gustaría ser un poco más felices.

Pero los consejos sobre cómo exactamente aumentar tu felicidad a menudo no están respaldados por la ciencia, a pesar de que hay todo un campo dedicado al estudio de la misma.

Si bien cada uno tiene diferentes cosas que los hacen felices (un taco relleno de cilantro es grandioso para algunos y miserable para otros) investigaciones sobre el bienestar encontraron que las personas más felices tienen ciertos hábitos en común.

Aquí tienes 15 de esos hábitos que puedes practicar todos los días.

1. Incluso una leve deshidratación puede hacer que la gente este de mal humor, así que beber suficiente agua puede hacer que tu humor aumente enormemente.

2. Las personas más felices tienden a desarrollar relaciones significativas con sus amigos, y pasan realmente tiempo con ellos en persona.

3. Introducir más pavor en la vida de las personas ha demostrado que aumenta su bienestar personal. Busca experiencias que te quiten el aliento.

4. Hacer ejercicio regularmente se ha relacionado con un menor número de síntomas de ansiedad y depresión, y también se lo asocia con aumentos a largo plazo de felicidad.

5. Las personas tienden a ser más felices cuando están en la naturaleza.

6. Ofrecerse de voluntario y ayudar a los demás se ha relacionado con la felicidad.

7. Las personas que asisten a más actividades culturales, como obras de teatro o exposiciones de arte, reportan una mayor calidad de vida.

8. Las personas que escuchan y tocan música consistentemente reportan sentirse más felices.

9. Sonreír demostró que aumentar tu bienestar personal, y es aún más efectivo si es genuino.

10. Las personas que escriben un diario sobre sus sentimientos, particularmente por los que agradecen, tienden a ser más felices.

11. El perdón se ha relacionado con más bajos niveles de ansiedad, y un mayor bienestar psicológico.

12. Tener más sexo ha demostrado que hace a las personas más felices, pero tiene un límite; más de una vez por semana no tiene beneficios adicionales.

13. Pasar más tiempo con animales puede hacer a las personas más felices.

14. Las personas que hacen lo que aman y se «pierden» en ello reportaron ser más felices.

15. Meditar unos pocos minutos todos los días demostró que aumenta el bienestar personal. Practica la atención plena.

CambiarCuando afirmas ¡Así soy yo! te reconoces como una expresión de vida con características estables y firmes.

Pero, si miras un poco más de cerca, observarás que aquello que defines como tu identidad se asemeja más a una grabación prefabricada, que ni siquiera es tuya.

Dices ¡Así soy yo! y te refieres a las creencias que te inculcaron tus padres, al implante cerebral que te hicieron las estructuras sociales y religiosas vigentes, a las huellas indelebles dejadas por la educación que recibiste y a las impresiones que te han marcado desde que estabas en el vientre de tu madre. ¡Tu ego, como entidad, no existe!. … Seguir leyendo »

PreguntasPor Marc Chernoff

Muchos de nosotros nos pasamos la vida entera como completos extraños con nosotros mismos, simplemente porque nunca nos detenemos lo suficiente como para auto-conocernos. Estamos tan ocupados buscando respuestas a los problemas de los demás, que nos olvidamos de hacer las preguntas que mejorarán nuestro propio bienestar. Obviamente, esto no es sabio.

La sabiduría, después de todo, no se trata de saber todas las respuestas todo el tiempo, se trata de hacer las preguntas correctas. A la larga, las preguntas que te preguntes regularmente, determinarán el tipo de persona en la que te vuelves.

Como mínimo, necesitas tomarte un tiempo los fines de semana (un tiempo personal para reflexionar  y auto-conocerte) para hacerte preguntas como éstas … Seguir leyendo »

No hacerHay un factor clave que puede dañar tus relaciones o profundizarlas. Ese factor es tu actitud. Si estás esperando crecer y mantener relaciones positivas en tu vida, sigue leyendo. A continuación encontrarás 19 ajustes de actitudes garantizadas para ayudarte a hacer precisamente eso.

1. Deja de tenerles rencor. – Los rencores son un desperdicio de perfecta felicidad.

2. Deja de quejarte sobre ellos. – En su lugar, utiliza tu tiempo y energía para hacer algo al respecto.

3. Deja de insinuarles lo que no les dices. – La gente no puede leer la mente. Comunícate eficazmente y con regularidad. … Seguir leyendo »

hijosDe la parte I

• Hay tantas cosas que quiero decirle a Mac, tan pronto como sea posible, antes de que esté en la escuela con sus amigos y demasiado “genial” para escuchar. Y antes de ir de «mamá y papá saben más» a «mamá y papá no entienden nada.»

Así que sin ningún orden en particular, aquí tienes 40 cosas que pretendo decirle (y a su hermana o hermano cuando lleguen):

Parte II

21. Establece metas elevadas.

Haz tus sueños grandes, emocionantes e innegables. Ellos son los que te empujarán hacia delante. Cualquier cosa que esté fuera de tu alcance en este momento,  no siempre lo estará en el futuro. Sigue adelante.

22. Los milagros ocurren todos los días.

Si pensamos que los milagros son normales, esperaremos por ellos. Y esperar un milagro es la manera más segura de conseguir uno.

23. Si vas a hacer algo, hazlo con entusiasmo y devoción.

No te detengas… Ni en la vida. Ni en el amor. Ni en los negocios. Ni en nada. Todas las mañanas, pregúntate qué es lo realmente importante y entonces ten el coraje de construir tu día en torno a tu respuesta.

24. El esfuerzo enfocado vale la pena.

Una actitud de «lo que sea que sea conveniente» no logrará mucho, nunca. Una actitud de «lo que sea necesario» es imposible de detener.

Así que recuerda, el esfuerzo no te cuesta, vale la pena. En lo que inviertes esfuerzo nunca es un desperdicio. Un esfuerzo sincero y enfocado siempre trae algo de valor; un resultado que te enseñará cual es el siguiente paso.

25. Lo que eres capaz de lograr se basa principalmente en cuanto lo deseas.

Cuando significa lo suficiente para ti, entonces puedes hacerlo. Cuando estás dispuesto, comprometido y eres persistente, de seguro lo lograrás, siempre.

26. Siempre puedes dar un pequeño paso en dirección a tus sueños.

No hay absolutamente nada en tu situación actual que te impida seguir tus sueños, un paso a la vez. Use cada revés, cada decepción como una señal para empujarte hacia adelante con más determinación que nunca.

27. Aparta algo de tiempo para celebrar tu progreso por lo menos una vez al mes.

Mira lo lejos que has llegado. Lo que progresaste. Y ahora, imagina lo lejos que puedes llegar.

28. Las opiniones de los demás no tienen que ser tu realidad.

Deja que las opiniones de los demás te informen, no dejes que te limiten. Aprende a valorarte a ti mismo y lo que defiendes. Permítete ser tú mismo. Si no quieres lo que el mundo dice que deberías querer, ten el valor de decirlo.

29. Rompe las reglas de vez en cuando.

No rompas la ley, pero rompe las reglas. Si todo lo que estás haciendo es seguir las reglas de otra persona, entonces nunca crecerás, sólo obedecerás.

30. Tú solo, toma tu oportunidad de elegir lo que importa y lo que no.

El significado de todo en tu vida es el significado que le des.

31. Escucha tu intuición.

Cuando algo se siente bien, eso significa que es adecuado para ti. Cuando algo se siente mal, significa que es malo para ti. Presta atención a tus sentimientos auténticos, y sigue a dónde te conducen.

32. Posee y abraza tus imperfecciones.

Porque una vez que aceptas tus defectos, nadie puede utilizarlos en tu contra.

33. Cada error es un paso adelante.

No puedes cometer un error; sólo puedes tomar una decisión la cual será tu mejor siguiente paso.

34. Cada día es un borrón y cuenta nueva.

No te atrevas a renunciar Hoy sólo por la forma en que las cosas se veían Ayer. Ni siquiera pienses en ello. Cada día es un nuevo día para volver a intentarlo.

35. Ningún momento es un desperdicio cuando vives con presencia y propósito.

Valora y disfruta el viaje, incluso cuando haya desviaciones a lo largo del camino. Aprecia cada momento, no importa lo que cada momento pueda traer. De esta genuina apreciación de estos pequeños momentos vendrá una trascendental vida.

36. Trata a todos, sobre todo a ti mismo, con amabilidad y respeto.

Trátate a ti mismo como la persona más importante en el mundo, y trata a los demás como te tratas a ti mismo.

No pierdas ni una sola oportunidad (ni una sola) de decirle a alguien lo maravilloso que es, lo bellos que son por dentro y por fuera. Vive de manera que la gente disfrute de tu presencia cuando estén contigo, y te aprecien tanto o aún más cuando no estén contigo.

37. Acepta las disculpas importantes que nunca recibirás.

Si amas a alguien y quieres perdonarlos, liberarlos de la necesidad de pedirte disculpa, por cualquier cosa.

38. El verdadero amor es libertad.

El amor deja ir. Deja ir las expectaciones, deja ir los requisitos, las normas y las regulaciones que impondrías a tus seres queridos.

El regalo del amor puro te permite bendecir a los demás y aceptarlos sin condiciones, otorgándoles la libertad de tomar sus propias decisiones.

39. Todos los que conoces te pueden enseñar algo importante.

De hecho, las personas que son más difíciles de tratar también pueden ser tus maestros más valiosos.

40. No importa cuánto sepas, todavía hay mucho que no sabes.

En casi todas las situaciones, un poco más de voluntad para reconocer que puede haber algo que no sepas, podría cambiarlo todo. Ve a un lugar nuevo, e incontables oportunidades aparecerán de repente.

Haz algo diferente, y todo tipo de nuevas posibilidades geniales surgirán. Mantén una mente abierta.

Reibox BlogHay una vieja leyenda en la que Sócrates, el gran filósofo griego, es reconocido por Pitia, el Oráculo de Delfos, como el hombre más sabio vivo.

Es notable por la respuesta de Sócrates.

«Yo soy el hombre más sabio, porque sé una cosa, y es que no sé nada.»

Creo que si Sócrates viviera hoy, probablemente habría estado decepcionado.

Parece que vivimos en un mundo donde todo el mundo está siempre seguro y nadie está dispuesto a admitir que podría estar equivocado. Parece que es más vital tener una vieja opinión que comprender verdaderamente el contenido de esa opinión.

De alguna manera, decidimos que está bien mantener creencias basadas en afiliaciones ciegas en lugar de rigurosos pensamientos críticos. Y si no sigues la corriente, bueno, entonces debes ser rechazado o ser etiquetado como ignorante.

Esto probablemente no es nuevo para nuestra generación, pero está muy amplificado por Internet.

Parte de ello puede atribuirse a la pasión. Comprensiblemente, tenemos sentimientos muy fuertes por ciertas cosas y eso nubla nuestra capacidad de ver el otro lado.

Dicho esto, muy a menudo, el problema radica en nuestra incapacidad de aceptar humildemente que no sabemos y no podemos saberlo todo; que, a menudo, estamos equivocados.

Ese es un problema.

La irracionalidad de la certeza

Todo lo que vemos y observamos a nuestro alrededor es una especie de aproximación.

Nuestros sentidos sólo tienen en una pequeña fracción de la información disponible en nuestro entorno, y nuestros cerebros conscientemente procesan una parte aún más pequeña.

Hay olores alrededor que físicamente no podemos oler, hay luces para ver más allá de la longitud de onda en la que nuestros ojos operan, hay sonidos que oír que nunca vamos a escuchar completamente, y hay pensamientos influyentes en nuestras mentes subconscientes con las que, en muchos sentidos, ni siquiera podemos empezar a relacionarnos.

Esto es en un nivel muy básico. Si sumamos la complejidad que nos trae el resultado de nuestras interacciones con el mundo a través de los sistemas e ideologías que tenemos, es aún más improbable que tengamos un conocimiento completo.

Ninguno de nosotros tiene razón alguna. La certeza es una ilusión, y no hay vergüenza en equivocarse porque, por naturaleza, toda nuestra percepción del mundo está equivocada.

Con el tiempo, progresamos y prosperamos en nuestro entorno por estar menos equivocados. Sentimos, probamos, y nos preguntamos hasta que algo funciona.

La incertidumbre no es una condición que se deba evitar, sino una herramienta para tomar mejores decisiones.

La enfermedad de la afiliación ciega

La principal forma en que enmascaramos nuestra incomodidad hacia la incertidumbre es a través de la afiliación.

De alguna manera, si no tenemos una opinión totalmente formada, tiene sentido mirar las ideologías, los grupos y las personas con las que nos identificamos más generalmente porque ya hay un historial probado de alineación.

Es una heurística útil (una regla general, si lo deseas) y cuando se trata de asuntos pequeños, es probable que no cause demasiado daño usarla como un atajo.

Pensar requiere mucho trabajo, y vale la pena conservar esa energía cuando sea posible.

El problema ocurre cuando usamos nuestra identidad como Liberal o Conservador, o cuando dejamos que el peso de nuestra lealtad a un héroe personal o autor, dicte cómo le damos sentido al mundo en lugar de razonar críticamente por nosotros mismos.

Es también una pendiente bastante resbaladiza. Si estos puntos de vista son críticos e importantes, con el tiempo, nos acercamos a ellos, y finalmente, formamos una conexión con algo que fundamentalmente no hemos cuestionado.

Esa no es manera de vivir. La discrepancia a menudo te alcanza, y rara vez es bonita.

Cada uno somos la suma total de nuestras propias experiencias únicas, y ninguna de estas experiencias se alinea perfectamente con ninguna persona o sistema ideológico.

Es mejor no tener ninguna opinión que perseguir ingenuamente la de alguien más.

El valor de «No se»

Cuando piensas en ello, reconocer la ignorancia es realmente productivo.

A veces, la mejor respuesta es un simple «No sé». Ahora, eso no es para darte una razón para ejercitar la indiferencia o evitar tomar decisiones difíciles. Se trata simplemente de elegir apegarte a tu círculo de competencia y conciencia.

En cualquier punto, sólo hay una cierta cantidad de información que podemos entender. Diariamente, habrá cosas que no entenderemos. Si no son relevantes, está bien no saberla. Si lo son, es mejor tomarte tiempo para pensar.

Esto puede parecer bastante intuitivo, y sin embargo, la gran mayoría de las personas rara vez se encuentran lo suficientemente cómodas para estar a gusto con no saber. En lugar de ello, recitan de memoria lo que sea que haya sido arraigado en sus mentes.

Defenderían algo sin fundamento, y prefieren la certidumbre incluso después de ser desafiados en lugar de reconsiderar.

A largo plazo, ninguna de estas tácticas tiende a conducir a una perspectiva saludable.

«No sé» no sólo nos mantiene en nuestro círculo de competencia y conciencia donde el riesgo de daño potencial es bajo, sino que también funciona como una herramienta de retroalimentación.

Es una ventaja competitiva porque añade un incentivo para romper críticamente las cosas en lugar de tomar la salida fácil. Nos obliga a ser más inteligentes.

No tiene sentido defender algo si tienes una mala razón para hacerlo.

Para llevar

La vida es compleja y desordenada, y está bien no saberlo todo. Está bien tomarte tiempo para formar una opinión, y es útil reconocer la ignorancia.

Vivimos en un mundo saturado de ideas, y no todas son buenas, y no todas son correctas para todos. Haz preguntas, se crítico, y no tengas miedo de cambiar de opinión. No hay reglas sólidas contra hacer eso.

Nadie hace progresos quedándose en el mismo lugar, y no llegamos a donde estamos por tener siempre razón. Todo es prueba y error, y si realmente quieres entender el mundo, tienes que estar cómodo con eso.

Está bien abrir tu mente.

«Cualquiera que no se avergüence por lo que fue el año pasado probablemente no está aprendiendo lo suficiente.» – Alain de Botton

influyentesLas personas influyentes tienen un profundo impacto con todos los seres a su al alrededor. Sin embargo, esto solo lo logran porque tienen gran control sobre sí mismos.

Estos individuos trabajan duro por tener auto-confianza. Tienen hábitos que permanecen constantes, mientras que las personas influenciables cambian a la menor provocación.

Los líderes influyentes tienen estos nueve hábitos que puedas emular para aumentar tu alcance.

1. Piensan por sí mismos

Estas personas no se dejan llevar por las tendencias o la opinión pública. Forman sus propios criterios basándose en hechos. Están más que dispuestos a cambiar de parecer si las evidencias lo ameritan, pero no dejan que otros cambien su forma de ver el mundo.

2. Son disruptivos

Estos individuos nunca están satisfechos con el status quo. Son los que siempre se preguntan “¿Y si hiciéramos las cosas de otra manera?”. No temen desafiar la sabiduría convencional, pero no buscan la controversia solo por ser diferentes. La buscan porque de verdad quieren mejorar al mundo.

3. Inspiran la conversación

Cuando las personas influyentes hablan, lo que dicen se expande como ondas en el agua. Inspiran a todos a su alrededor a explorar nuevas ideas y pensar de manera diferente.

4. Saben hacer contactos

Estas personas saben el secreto de las conexiones duraderas. No solo conocen a mucha gente, tienen relaciones con los contactos de sus contactos.

Más importante, saben aportar algo nuevo y bueno a todos los miembros de su network. Comparten sus consejos y presentan a sus amigos con personas que puedan ayudarles.

5. Solo se enfocan en lo realmente importante

Estos individuos no se distraen por trivialidades. Son capaces de eliminar la estática y el ruido sordo del día a día para enfocarse en lo realmente importante. Solo hablan cuando piensan que tienen algo diferente y propositivo que decir. Jamás aburren a los demás con charlas insulsas.

6. Aprecian las discusiones

Este tipo de seres humanos no reaccionan a la defensiva cada vez que encuentran a otra persona que tenga un punto de vista diferente al suyo.

Son lo suficientemente humildes para saber que no poseen la sabiduría universal y que alguien más pudo haber visto algo que ellos pasaron por alto. Y si su interlocutor está en lo correcto, aceptan el cambio ampliamente porque les importa más el resultado final que tener siempre la razón.

7. Son proactivos

Las personas influyentes no esperan a que las nuevas ideas y tecnologías les caigan del cielo; buscan llegar a estas cosas.

Son early adopters que buscan anticipar el paso siguiente y pueden ver qué se avecina porque salieron a buscar el futuro de frente.

8. Responden en lugar de reaccionar

Si alguien critica a las personas influyentes por cometer un error o si un colaborador se equivoca, estas personas no reaccionan de manera emocional. Ellos esperan. Piensan. Y una vez que se han calmado, eligen la respuesta correcta que tienen que dar.

Saben que sus relaciones son muy importantes y no dejarán que una mala reacción las afecte. También entienden que las emociones se contagian y que reaccionar de mala manera puede ser una influencia negativa para las personas de su alrededor.

9. Tienen fe

Las personas influyentes siempre esperan lo mejor. Creen en su propio poder para alcanzar sus sueños y piensan que las demás personas tienen la misma capacidad.

Estiman que nada está fuera de su alcance y es esa creencia lo que los impulsa a dar su mayor esfuerzo. Tienen fe en que basta una sola persona para cambiar al mundo.

En conclusión…

Para aumentar tu influencia, necesitas compartir libremente tus habilidades y consejos y debes creer con pasión en la posibilidad de un mejor futuro.

personas¿Hay personas que constantemente te desalientan, te dicen que no eres lo suficientemente bueno, y te hacen sentir muy mal contigo mismo?

Estas son personas a las que llamo personas difíciles. Y todos tenemos algunas de ellas en nuestras vidas.

Recordé esto hoy cuando un estudiante nuevo me envió un email diciendo:

«Tengo personas difíciles en mi familia con las que tengo que lidiar todos los días, y hacerlo me vuelve loco! A menudo pierdo los estribos en el proceso. ¿Qué puedo hacer cuando estas personas difíciles intenta iniciar un problema? ¿Cómo puedo protegerme de su comportamiento negativo? ¿Qué pasa si no puedo alejarme completamente de ellos?»

Tengo que confesar: no hay una única solución para todos para tratar con personas difíciles. Sin embargo, use exitosamente una serie de estrategias en mi propia vida, y en la última década Ángel y yo también ayudamos a cientos de estudiantes a lidiar con las personas difíciles de sus vidas. Así que tengo una bastante buena idea de lo que funciona.

Hoy, quiero responder la pregunta de nuestro estudiante públicamente, y revisar algunas formas prácticas y pacíficas de tratar con personas difíciles; formas que no implican gritar, hacer rabietas, ni estresarse innecesariamente…

Enfócate en las soluciones, en lugar de los problemas y dificultades de una persona.

Dónde y cómo enfocas tu atención determina tu estado emocional.

Al enfocarte en los problemas que estás enfrentando, creas y prolongas las emociones negativas y el estrés. Cuando cambias tu enfoque hacia acciones que puedan mejorar tus circunstancias, creas un sentido de auto-eficacia que produce emociones positivas y reduce el estrés.

El mismo principio se aplica cuando lidias con las personas difíciles, fijarse en lo estresante y difíciles que son sólo intensifica tu sufrimiento, dándoles poder sobre ti.

Así que cuando alguien en tu vida esté siendo difícil, dejar de pensar en lo problemática que es esa persona, y enfócate en cómo vas a manejar su comportamiento de manera positiva. Esto te hace más eficaz que te pone en el asiento del conductor, y también reducirá en gran medida el estrés que experimentas cuando interactúas con ellas.

Establecer límites sanos y comunícate con compasión.

No hay dudas al respecto… muchas veces las personas difíciles están pasando por un momento difícil y están realmente angustiados, deprimidos, o incluso mental y físicamente enfermos. Haz lo posible por ser amable y compasivo; no porque sean buenos, sino porque tú lo eres.

Dicho esto, sin embargo, igual necesitas separar sus asuntos legítimos de cómo se comportan contigo. Si dejas que las personas se salgan con la suya sólo porque están angustiados, enfrentando una condición médica, o deprimidos, entonces estás haciendo que sea demasiado tentador que empiecen inconscientemente a usar sus desafortunadas circunstancias como un medio para sus fines. Aquí es donde establecer límites saludables entra en juego.

Hace algunos años, fui voluntario en un hospital psiquiátrico para niños. Fui mentor de un niño allí llamado Dennis, un paciente diagnosticado con trastorno bipolar. Dennis era muy difícil a veces, y a menudo gritaba obscenidades a los demás cuando experimentaba uno de sus episodios. Pero nadie nunca desafió sus arrebatos, y tampoco yo hasta ese punto. Después de todo, él está clínicamente «enfermo» y no puede evitarlo, ¿verdad?

Un día llevé a Dennis a un parque para jugar a atrapar la pelota. Una hora más, en nuestra pequeña excursión, entró en uno de sus episodios y comenzó a insultarme con nombres profanos. Pero en lugar de ignorar sus palabras, le dije, «Deja de intimidarme e insultarme, Dennis. Sé que eres una buena persona, y mucho mejor que eso.» Su mandíbula literalmente se cayó. Dennis parecía aturdido, y luego, en cuestión de segundos, se recompuso y respondió: «Siento haber sido malo, Marc.»

La lección aquí es que no puedes ayudar a nadie con perdones injustificados por las cosas que hacen simplemente porque tienen problemas. Hay un montón de personas que están pasando por dificultades extremas que no son personas deliberadamente difíciles para todos a su alrededor.

Así que debes mostrar bondad y compasión, mientras también entiendes que sólo puedes actuar con bondad y compasión genuina cuando estableces límites saludables. Perdonar y permitir demasiado no es saludable ni práctico para nadie en el largo plazo.

Dedica tiempo suficiente todos los días para cuidar de ti.

No tienes que descuidarte a sí mismo simplemente porque los demás lo hacen. En serio, si te ves obligado a vivir o trabajar con una persona difícil, entonces, asegúrate de que pasar suficiente tiempo a solas para descansar y recuperarte. Tener que jugar el roll de «adulto racional y enfocado» delante de la persistente negatividad puede ser agotador, y si no tienes cuidado, la negatividad puede consumirte.

Las personas difíciles pueden mantenerte despierto por las noches preguntándote constantemente a ti mismo:

• «¿Estoy haciendo lo correcto?»
• «¿Soy realmente tan terrible como para que me hable de esa manera?»
• «No puedo creer que haya hecho eso!»
• «Estoy tan afligido!»

Pensamientos como estos pueden mantenerte agonizando durante semanas, meses o incluso años. Por desgracia, a veces ese es el objetivo de las personas difíciles; volverte loco y hacerte caer en su nivel de pensamiento, para así no estar solo. Y como no puedes controlar lo que hacen, es importante cuidar de ti mismo para poder permanecer centrado, sintiéndote sano y listo para vivir positivamente en la cara de sus comportamientos negativos cuando sea necesario.

Si te has sentido agotado por tus encuentros regulares con alguna persona difícil, implementa y practica las estrategias que describí más arriba, una a la vez. Entonces, mientras lo haces, de forma preactiva, recuerda no engancharte con el comportamiento negativo de esta otra persona. No te dejes atrapar…

Mantén tu compostura. Mantén tu paz interior.

ColumnaPor Rita Tonelli

El juego más importante que he jugado en mi vida es el de hacer negocios. Watson fundador de la IBM

Comienzo este post con la frase precedente porque pienso que nunca se te ocurriría pensar en la actividad de “hacer negocios” como “un juego”.

Esa negación proviene de pensar en la palabra juego con una connotación de trivialidad, de superficialidad. Y en realidad, ella tiene innumerables significados literales y muchísimos más dependientes del contexto, la emoción y la interpretación.

Me atrevo al desafío de armar una expresión representativa de la palabra juego a partir de la combinación de varios de ellos para poder transmitirte la importancia de que te posiciones en la mirada de que Vivir Es Un Juego. … Seguir leyendo »

Dedos felicesTal Ben-Shahar  es un profesor de la Escuela de Negocios de Harvard. Su curso sobre felicidad y psicología positiva es el más popular que ofrece la universidad.  A continuación, se mencionan seis consejos sobre cómo lograr el estado de ánimo adecuado para desempeñarse de acuerdo a su potencial

1. Permítase ser humano. Cuando aceptamos las emociones – como el miedo, la tristeza o la ansiedad – como naturales, somos más propensos a superarlas. Rechazar nuestras emociones, positivas o negativas, conduce a la frustración y la infelicidad. … Seguir leyendo »

Actitud PositivaPor Geovanny Echeverri Álvarez

Cada ser humano es un ente diferente, con características y personalidad distintas a los demás, pensamientos, objetivos y deseos diversos que pueden ser determinados por su condición social, por la comunidad que lo rodea, su estrato socioeconómico, la educación, las pautas de crianza y un sinnúmero de factores que pueden afectar positiva y negativamente al individuo, tales como el lugar donde nació, condiciones de salubridad, la formación de sus padres o la ausencia de estos, entre otros.

Todos los sujetos trasiegan por largos senderos en los cuales tropiezan y se caen, algunas veces no saben enfrentar esos grandes aprietos y se dejan abatir llenándose de rabias y rencores porque por más duros que se presenten los problemas, estos mismos dejan ver medios de salida que en ocasiones molestan y dejan un sabor amargo, pero al final se puede hallar la solución … Seguir leyendo »

Compromisos... Todo Un DesafíoPor: Rita Tonelli

Regalos para el maharajá

Una vez un maharajá, que tenía fama de ser muy sabio, cumplía cien años. El acontecimiento fue recibido con gran alegría, ya que todos querían mucho al gobernante. En el palacio se organizó una gran fiesta para esa noche y se invitó a poderosos señores del reino y de otros países.

El día llegó y una montaña de regalos se amontonó en la entrada del salón, donde el maharajá iba a saludar a sus invitados.

Durante la cena, el maharajá pidió a sus sirvientes que separaran los regalos en dos grupos: los que tenían remitente y los que no se sabía quién los había enviado. A los postres, el rey mandó traer todos los regalos en sus dos montañas. Una de cientos de ellos, costosos y grandes, y otra más pequeña, de una decena de presentes.

El maharajá comenzó a tomar regalo por regalo de la primera montaña y fue llamando a los que los habían enviado. A cada uno los hacía subir al trono y les decía: … Seguir leyendo »

ExcusasPor Angel Chernoff, de Sumitha

Aquí tienes 8 ideas más para continuar:

9. «Mis padres son responsables por la persona que soy.»

Tiene que haber una fecha de caducidad para esta excusa. Sí, tus padres son responsables de ayudarte a iniciar la historia de tu vida. Sin embargo, a medida que creces, es tu responsabilidad tomar las cosas con tus manos y escribir el resto de tu historia con tus propias decisiones y acciones.

Alternativa: «Ahora tengo el completo control de mi vida.» – Haz una elección consciente y deja que tu pasado te haga mejor, no peor. No puedes volver atrás y cambiar la forma en la que fuiste criado. Pero sí puedes empezar ahora y cambiar la forma en la que el resto de tu vida transcurrirá. … Seguir leyendo »

DespertarPor Sam de Financial Upside

El día puede tener 24 horas de duración equivalentes, pero cada hora no se crea igual. Comenzar el día con un propósito y un plan aumenta tus probabilidades de éxito.

En su libro What the Most Successful People Do Before Breakfast (Qué hacen las personas más exitosas antes de desayunar), Laura Vanderkam escribió: «Aprovechar tus mañanas es el equivalente a ese sólido consejo financiero que dice págate a ti mismo primero.

Si esperas hasta el final del mes para ahorra lo que te sobra, no te sobrará nada. Del mismo modo, si esperas hasta el final del día para hacer las cosas importantes (pero no urgentes) como hacer ejercicio, leer, reflexionar sobre cómo estás avanzando en tu carrera o hacer crecer tu negocio, o darle de verdad a tu familia lo mejor de ti, es probable que no te sobre tiempo para hacerlo.»

Aquí tienes 11 maneras inteligentes para empezar el día. Te cuento que las personas más exitosas, hacen la mayoría de estas cosas durante las primeras horas de la mañana como parte de su rutina diaria. … Seguir leyendo »

 

 

 

Subir »
FB