Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Desarrollo Personal:

Los mejores consejos para crecer como persona

relajarteEstá comprobada la gran importancia que tienen las vacaciones para todos quienes trabajan.

Sin embargo, hay un sector que, debido a las obligaciones que implica su labor, las deja de lado, no sin sufrir las consecuencias de esa decisión: los emprendedores.

Cuando trabajas como empleado sabes que todos los meses recibirás tu sueldo, pues firmaste un contrato. Algo similar sucede con las vacaciones que llegarán en un momento determinado. Sin embargo, para las personas que crean sus propios negocios la situación es distinta; siempre están ocupados y no pueden dejar sus obligaciones de lado, porque gran parte de su funcionamiento depende de él.

Lo que muchos no saben es que además de descanso, las vacaciones representan el periodo donde más aflora la creatividad. Por el contrario, sin ellas, puedes tomar malas decisiones, la creatividad se bloquea y terminas viendo todo difuso.

Para facilitarte las cosas, aquí hay algunas actividades que no requieren de tanto tiempo y que te permitirán descansar sin alejarte de tus negocios. Toma nota ¡y relájate!:

Lee un buen libro

No otro acerca de marketing o liderazgo, sino que uno de ficción que te saque de este mundo. Puede ser algo de autores como Ken Follet o Stieg Larsson por ejemplo o uno de la saga de Harry Potter o de El Señor de los Anillos, si es que eres fan. Cualquier cosa que motive tu imaginación y te haga pasar un rato agradable.

Ve a una cafetería

En esos lugares puedes encontrarte y conocer gente interesante. Prefiere alguna cafetería local, algo más cercano que las grandes cadenas donde te encontrarás con ejecutivos.

Ve al cine

Puedes elegir cualquier horario, a las dos de la tarde por ejemplo hay menos gente. Escoge la tarde en que tengas menos actividades agendadas y ve alguna buena película que te distraiga.

Disfruta de algún pasatiempo

Tocar algún instrumento musical, jugar golf, tenis, o aprender jardinería, lo que sea que te agrade. También puedes jugar juegos mentales o de mesa, o hacer rompecabezas.

Relájate en un spa

Toma un masaje y relájate durante toda una tarde. Date aunque sea una hora sólo para ti y consentirte, te ayudará a mejorar tu desempeño y mantenerte motivado.

Júntate con amigos

Aprovecha estas reuniones para conversar de algo que no sea negocios. También puedes elegir algún juego de salón divertido, la idea es reírse y olvidarse aunque sea un tiempo del trabajo.

Pasa tiempo con tu familia

Si tienes hijos, tómate un tiempo para jugar y divertirte con ellos. Ten una cita con tu pareja y procura que, mientras estés con tus familiares, no contestes llamadas del trabajo ni revises tu correo. Darles tiempo de calidad también te servirá a ti.

Haz ejercicio

Dedica por lo menos media hora al día para ejercitarte. Puedes correr en el parque o tal vez ir a un gimnasio, el punto es que te mantengas saludable y en forma. Esto te ayudará a no sólo mejorar tu salud, sino que tu ánimo, tu autoestima y también para deshacerte de la energía negativa.

inteligencia emocionalHoy la simplifico en 4 puntos, para que cada uno pueda determinar su coeficiente emocional y qué tan cerca te encuentras de pertenecer a la pequeña élite de líderes.

1. ¿De dónde viene y por qué es tan importante la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional comenzó a ganar popularidad en la década de los 90 con las publicaciones del periodista-psicólogo estadounidense Daniel Goleman, a quien hoy en día reconocemos como una de las máximas autoridades en el tema.

Sin embargo, él comenzó solo como divulgador, eso sí uno excelente, de las investigaciones de los psicólogos Peter Salovey (Yale) y John Mayer (Universidad de Yale de New Hampshire). El tema causó una verdadera revolución en el mundo de los negocios, que hoy en día se afirma que si hay dos personas igualmente capaces a nivel intelectual, la que sacará ventaja será la que tenga un coeficiente emocional más alto.

“Los factores que mejor ‘discriminan‘, entre un grupo de personas igualmente inteligentes, a quienes mostrarán una mayor capacidad de liderazgo, no son el coeficiente intelectual ni las habilidades técnicas, sino las relacionadas con la Inteligencia Emocional”. 

– Daniel Goleman –

2. ¿Cómo saber si eres una de las personas que va a destacar por su inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es una destreza que permite monitorear tus emociones, diferenciarlas y emplear esa información para guiar tu forma de pensar y de actuar. En otras palabras, de usar tus sentimientos para resolver problemas laborales y ser más efectivo en el puesto de trabajo. La inteligencia emocional te da, entre otros, la capacidad de:

• Motivarte a ti mismo.
• Tomar conciencia de tus miedos y manejarlos.
• Perseverar en el empeño, superando las frustraciones que aparezcan en el camino.
• Controlar tus impulsos.
• Ser capaz de abstenerte de algo hoy, porque sabes que la recompensa a largo plazo será mayor.
• Regular tus estados de ánimo.
• Evitar que la angustia te bloquee la razón.
• Desarrollar los hábitos que sabes que favorecen tu productividad.
• Interpretar y enfrentar los sentimientos ajenos, incluidos los desagradables sin llegar a herir.
• Desarrollar empatía y confianza con los demás
• Trabajar bien en equipo.
• Engancharte con tu trabajo diario.

Toda esta maravilla se se mide a través del coeficiente emocional y para lograrla tienes que desarrollar 2 de los 8 componentes del modelo de las inteligencias múltiples del científico Howard Gardner:

• La inteligencia intra-personal (hacia adentro)
• La inteligencia inter-personal (hacia afuera)

3. ¿Eres inteligente a nivel intra-personal?

La inteligencia intra-personal está asociada a la interacción contigo mismo y a tu capacidad de conocer tu propio carácter, que es una tarea que suena más fácil de lo que en realidad es.

Eres bueno en este campo si…

• Reconoces y comprendes tus propios deseos, lo que te motiva, lo que se convierte en detonante y cómo se gestan tus intenciones.
• Conoces los valores, talentos y fortalezas, que necesitas para producir un desempeño sostenido.
• Enfrentas tus miedos.
• Elaboras tus sentimientos en lugar de suprimirlos y actúas como si no hubieran pasado.
• Etiquetas tus emociones (como el la película de Inside- Out) y usas esa información para entender y regular tu propio comportamiento.
• Analizas tu propia conducta.
• Te comprendes y trabajas bien contigo mismo. Si sueles decir “es que no me entiendo ni yo”, no harás muchos puntos aquí 😉

Al desarrollar habilidades intra-personales consigues un modelo viable y efectivo de ti mismo. Te vuelves capaz de auto-regularte, de ponerte en situaciones que resulten favorables y logras evitar o manejar las que no te convengan. Todo esto aumenta tus posibilidades de ascenso y bonificación, y te lleva a la cúpula del liderazgo.

4. ¿Eres inteligente en el plano inter-personal?

La inteligencia inter-personal, la que va hacia afuera, es la que te ayuda a notar y entender las intenciones, motivaciones y deseos de los demás.

Tienes un coeficiente emocional alto en este campo si…

• Te comunicas con otros teniendo en cuenta sus diferentes estados de ánimo, temperamentos, motivaciones y habilidades… Ojo, no los tuyos.
• Conoces los talentos y fortalezas de los que te rodean y los utilizas para el bien común.
• Puedes asumir diversos roles dentro de grupos, ya sea como líder o como un miembro más del equipo.
• Ves distintos puntos de vista y aprecias valores y opiniones diferentes a las tuyas.
• Estableces amplias redes sociales con facilidad.
• Sabes comunicarte con las personas y también “leerlas”.
• Tienes capacidad de convocatoria y enganchas a la gente a tu alrededor.

Si tienes habilidades interpersonales notables cuentas con una alta percepción de los sentimientos y estados de ánimo de los demás. Eres de buen trato, te mueves como pez en el agua con las personas y despiertas la simpatía de jefes, pares y colaboradores, lo cual también incrementa tus posibilidades de ascenso y bonificación, y por supuesto, de ascender en la escala organizacional.

Desde cualquier ángulo resulta buen negocio trabajarle a la inteligencia emocional. Al final, vas a estar más a gusto contigo mismo, con los demás y aumentarás las posibilidades de una promoción laboral y obtener más ingresos. Sobra decir que para las organizaciones tener Millennials inteligentes emocionalmente equivale a tocar el cielo con las manos.

influir“En una forma suave, usted puede sacudir el mundo.” – Mahatma Gandhi

Este artículo fue inspirado por un breve correo electrónico que recibimos esta mañana de una estudiante nueva del curso:

Estimados Marc y Angel,

Soy madre soltera de dos adolescentes maravillosos, y también soy una abogada de violencia doméstica (bastante apasionada). Aunque me han dicho que hago un buen trabajo en ambos frentes, deseo hacer una diferencia más grande. Hay tantos cambios y crecimiento positivo que siento que podría inculcar en mis niños y en el mundo en general si pudiera encontrar la forma persuasiva correcta. ¡Desearía que hubiera una manera de abrir los ojos de la gente a las posibilidades que veo! ¿Tienen alguna historia o lección relevante que puedan compartir?

Sinceramente,
Una estudiante que se preocupa

Nuestra respuesta (una respuesta abierta para todos aquellos que quieran influir positivamente en otros):

Estimada estudiante que se preocupa,

Es hora de una corta historia sobre la vida…

En 1955, Ella Fitzgerald tenía una carrera musical profesional que duró casi dos décadas. Era una música de jazz aclamada por la crítica, y sin embargo, era apenas conocida por el público en general porque era una afroamericana haciendo cosas increíbles en un momento cuando la segregación racial en los Estados Unidos seguía expandiéndose.

Así que a pesar de su innegable talento y elogios, era increíblemente difícil para Ella dar espectáculos en lugares que atraían principalmente audiencias blancas. Sin embargo, no dejó que eso la detuviera, y con las probabilidades totalmente en contra de ella, se fijó en actuar en Mocambo en Los Ángeles, que era probablemente el club de jazz más famoso de la costa oeste de la época.

Previsiblemente, el dueño del club, Charlie Morrison, rechazó a Ella, una y otra vez. Él trató de ser amable, pero simplemente se negaba a sufrir las potenciales consecuencias de reservar para una artista afroamericana. “No sólo podría olvidarme de la venta de entradas de la noche, sino que tenerte actuando aquí también podría dañar la marca de mi club a largo plazo,” le dijo.

Sin embargo, Ella no renunció a su objetivo. Ella creía firmemente que actuar en Mocambo podría ayudarla a entrar en la escena musical principal. Pero ahora se había dado cuenta de que iba a necesitar ayuda. Así que agarró el teléfono y confesó su meta y frustraciones a su amiga y fan, Marilyn Monroe. Marilyn era una de las estrellas de cine blancas más adoradas de la década del 50.

Marilyn estaba horrorizada por lo que había oído. Tan pronto como colgó con Ella, agarró el teléfono y llamó a Charlie de Mocambo. ¡Ella le pidió que reservara para Ella inmediatamente! Pero volvió a negarse, y reiteró sus temibles razones. Así que Marilyn persuasivamente endulzó el trato. “Charlie, si haces que mi amiga Ella haga el acto principal en Mocambo durante una semana entera, me sentaré en la primera fila cada noche que Ella esté allí,” dijo.

En ese momento Charlie tuvo que considerar la oferta. Sabía que recibiría una cantidad ridícula de atención mediática si anunciaba que Marilyn Monroe estuvo en la casa todas las noches durante una semana entera. “¡La prensa se volverá loca por esto!” le aseguró Marilyn. Charlie estaba convencido, por lo que aceptó hacer de Ella el acto principal en Mocambo durante una semana entera.

Como prometió, Marilyn se sentó al frente y al centro todas las noches que Ella actuó. A pesar de todo el racismo generalizado de la era, el club estuvo lleno a máxima capacidad cada noche. Y la multitud de gente emocionada que inicialmente se había abarrotado en el club de jazz para ver a Marilyn, rápidamente se enamoró de las poderosas actuaciones de Ella.

Esa semana de actuación lanzó la carrera de Ella Fitzgerald a la estratosfera y aseguró su lugar en Hollywood como una estrella de la música bona fide. Nunca volvió a actuar en un club pequeño… y fue gracias a su determinación, su increíble talento y la ayuda persuasiva de una amiga y fan llamada Marilyn Monroe.

Recuerda:

Puede que no tengamos la fama influyente de Marilyn Monroe o el talento musical de Ella Fitzgerald, pero igual podemos aprender mucho de lo que estas dos personas inspiradoras pudieron hacer en Mocambo hace más de 60 años.

Cuando deseamos inspirar un cambio positivo en la vida de nuestros seres queridos, o en las vidas de las masas, persuadiéndolos e influenciándolos para ver el mundo de otra manera, primero debemos reconocer dónde reside nuestro poder (nuestros puntos de influencia) y luego anticipar y contrarrestar las objeciones a nuestras propuestas con soluciones prefabricadas que son básicamente demasiado dulce para rechazar.

Aunque una estrategia como esta requiere trabajo extra, crea un escenario de ganar-ganar que está lejos de capitular. Es trabajar respetuosamente dentro de los límites de un sistema de pensamiento para ayudar al sistema a cambiar y mejorar con el tiempo.

Y por nuestros esfuerzos, es posible que no obtengamos asientos en primera fila en Mocambo para ver a Ella Fitzgerald, pero estaremos haciendo una diferencia positiva en la vida de las personas y haciendo avanzar el mundo de una manera increíble.

Sinceramente,
Marc y Angel

genteCiertas maniobras permiten entablar una relación con un desconocido. Ganarse su confianza. Lograr que se sienta cómodo. El FBI lo sabe bien.

Sus agentes utilizan diversas estrategias para lograr un vínculo estrecho con un testigo, un delincuente o hasta un potencial asesino. Se trata de conseguir una declaración, de que el interrogatorio se vuelva una charla entre pares.

Robin Dreeke, ex jefe del programa de Análisis de Conducta -que estudió las relaciones interpersonales por casi 30 años- detalló a la revista Timequé mecanismos ayudan a crear una conexión cercana con un interlocutor que no se conoce.

Secretos que no solo son útiles para el FBI, sino que son extrapolables a todas las relaciones humanas.

1. No juzgar al otro

Hacer preguntas. Escuchar. Explorar los pensamientos y opiniones más recónditas de otras personas, pero nunca juzgarlas por sus puntos de vista, más allá de que contradigan nuestros pareceres.

“La estrategia número uno que mantengo constantemente en mi mente con todo el mundo con el que hablo es la validación sin juicio. La gente no quiere ser juzgada en ningún pensamiento u opinión que tenga o en cualquier acción que tome. Eso no significa que estés de acuerdo con alguien. La validación es tomar el tiempo para entender cuáles son sus necesidades, deseos, sueños y aspiraciones”, explicó Dreeke.

2. Suspender su propio ego

La mayoría de las personas se desespera por señalar cuándo el otro está equivocado para, de ese modo, sorprenderlos con su sabiduría, aunque no sea una actitud en la que convenga incurrir. “La suspensión del ego consiste en poner tus propias necesidades, deseos y opiniones a un lado”, sostuvo el especialista.

3. Cómo ser un buen oyente

Saber escuchar es una de las habilidades vitales a la hora de crear una conexión de confianza con un desconocido.

¿Cuál es el secreto para transformarse en un buen oyente? De acuerdo al ex agente del FBI, se debe dejar de pensar en lo que se dirá a continuación para enfocarse en lo que está expresando la otra persona. “Cuando pienso en mi respuesta, estoy escuchando a medias lo que me están diciendo porque realmente estoy esperando la oportunidad de contar mi historia,” puntualizó.

4. La mejor pregunta para hacer

“¿Qué clase de desafíos tuviste en el trabajo esta semana?”. Mostrar interés por las actividades del otro hace que se sienta importante.

“Todo el mundo tiene desafíos. Hace que la gente comparta cuáles son sus prioridades en la vida en ese momento”, precisó Dreeke. A su vez, un pedido sincero de un consejo cuando ya la charla avanzó puede ser útil para fortalecer el vínculo inicial.

5. Cómo acercarse a un desconocido sin asustarlo

Según el especialista, la clave radica en expresar, en primer lugar, que se dispone de poco tiempo.

“Cuando la gente piensa que te vas pronto, se relajan. Si te sentás junto a alguien en un bar y le decís: ‘Hola, ¿puedo comprarte una copa?’, sus escudos se elevan. Piensa algo así como ‘¿Quién sos, qué querés y cuándo te vas?’. Por eso, ‘cuándo te vas’ es lo que tenés que responder en los primeros segundos”.

6. El lenguaje corporal ideal

Las palabras deben ser positivas, libres de ego y juicio, pero también necesita de un lenguaje no verbal que lo acompañe:

– Sonreír. “Es una gran manera de generar confianza.”
– Cuando se habla, mantener el ángulo de la barbilla hacia abajo para que el interlocutor no sienta que “se lo mira por encima.”
– Para no intimidar, no hablar siempre de frente. Se recomienda estar levemente inclinado hacia su posición.
– Mantener las palmas arriba mientras se habla es otra de las recomendaciones. Quiere decir “estoy abierto a tus ideas.”
– Las compresiones de labios y cejas transmiten estrés. Se aconseja cada tanto arquear las cejas ya que es una muestra de interés hacia lo que dice el otro.

7. Cómo tratar con alguien en quien no se confía

¿Qué se debe hacer cuando se siente que alguien está usando estos métodos para tratar de manipular?

De acuerdo a Dreeke, hay que preguntar en forma directa -aunque no hostil- cuáles son sus verdaderos objetivos en esa charla. “Siempre trato de aclarar los objetivos. Me detengo y digo: ‘Me estás lanzando muchas buenas palabras. Obviamente sos muy hábil en lo que estás haciendo. Pero lo que realmente me interesa… ¿Cuál es tu objetivo? ¿Qué estás intentando lograr?”

Vivir MejorAcurrucarte junto a tus hijos a leerles un cuento antes de dormir no sólo ayuda a crear un vínculo con tu pequeño.

Sabemos desde hace tiempo que leerles a los niños es una gran manera de enseñarles a aprender a leer por sí mismos. Pero investigaciones recientes sugieren que la hora del cuento puede tener otros beneficios también.

Aquí tienes cuatro razones por las que leerles a los niños (sobre todo cuando se hace regularmente) podría ser crucial para su éxito.

Estimula las partes del cerebro asociadas con el procesamiento visual

Un estudio de agosto 2015 destacado por The New York Times descubrió una mayor actividad en las áreas de los cerebros de los niños asociadas con el procesamiento de imágenes.

Eso les dijo a los investigadores que, incluso cuando los niños no son los que leen, igual se imaginan los lugares sobre los que están escuchando.

“Cuando los niños están escuchando historias, las imaginan con el ojo de sus mentes,” John S. Hutton, investigador en la Cincinnati Children’s Hospital Medical Center y autor principal del artículo, le dijo a The Times.

Es diferente a simplemente hablar con ellos

Otro reciente estudio observó que leerles en voz alta a los niños los expone a más palabras de las que escuchan en las charlas cotidianas.

Y con más vocabulario proviene de una variedad de estructuras de oraciones que por lo general no se usan en las conversaciones.

Puede aumentar su capacidad para procesar información

Un estudio del 2014 basado en datos de niños australianos de 4 y 5 años de edad encontró que (incluso teniendo en cuenta factores tales como los niveles de ingresos y educación de sus padres) los niños cuyos padres dijeron que les leían al menos seis días a la semana obtuvieron altas calificaciones en las pruebas nacionales diseñadas para medir el entendimiento y la comprensión que aquellos cuyos padres dijeron que les leían sólo una o dos veces a la semana o menos.

Los diferentes resultados parecían mantenerse estables más o menos hasta que los niños llegaban a los 10 años.

Les puede ayudar a resolver problemas

En un estudio de 9-meses en Irlanda, los investigadores encontraron que los niños cuyas madres dijeron que les leían y les hablaban “a menudo” o “siempre” hasta esa edad tuvieron mejor desempeño en una prueba privada usada en la Universidad de California en San Francisco y la Universidad de Oregon que aquellos cuyas madres dijeron que les leían “rara vez”, “nunca” o “nada”; incluso cuando se controlaban los niveles de ingreso y educación de la madre.

dejas irAcepta lo que es, deja ir lo que fue, y ten fe en tu viaje.

Siempre es necesario aceptar cuando una parte de tu vida ha llegado a su inevitable final.

Cerrar la puerta, completar el capítulo, girar la página, etc. – no importa como lo llames; lo que importa es que encuentres la fuerza para dejar en el pasado las partes de tu vida que han terminado.

Se trata de abrazar la verdad: Lo que pasó es incontrolable; lo que haces ahora lo cambia todo!

Por supuesto, saber esto y vivir un estilo de vida que refuerce esta verdad son dos cosas muy diferentes. Dejar ir no es fácil; es un viaje que se viaja un día a la vez. Si te apegas a esto, esto es lo que tu viaje te enseñará:

1. Los cambios más poderosos que ocurren en tu vida son cuando decides tomar el control de lo que sí puedes controlar en lugar de ansiar el control por todo lo que no puedes controlar

2. La mayoría de las personas se hacen a si mismas infelices simplemente por encontrar imposible poder aceptar la vida tal como se está presentando ahora mismo.

3. Si te preocupas demasiado por lo que podría ser, y te preguntas demasiado tiempo por lo que podría haber sido, ignorarás y te perderás completamente de lo que es.

4. Cuando estás perdido en la preocupación, es fácil confundir tus preocupaciones con la realidad, en lugar de reconocer que son sólo pensamientos.La atención plena es el remedio.

5. El obstáculo más grande en el camino del crecimiento que tendrás que superar, es tu mente.Una vez que puedas superar eso, podrás superar cualquier cosa.

6. Casi todo funcionará de nuevo si lo desenchufas por un rato, y eso te incluye a ti.

7. No siempre lo tendrás fácil, pero siempre hay una razón para estar agradecido.Y el mayor regalo de tu gratitud es que cuanto más agradecido estés, más presente estarás.

8. El secreto para avanzar es enfocar toda tu energía no en arreglar y luchar contra lo viejo, sino en construir y hacer crecer algo nuevo.

9. Dejar ir no significa que ya no te importe algo o alguien. Es darte cuenta de que lo único de lo que realmente tienes control es sobre ti mismo en este momento.

10. En la mayoría de los casos, no puedes calmar la tormenta; no vale la pena intentarlo. Lo que puedes hacer es calmarte, y la tormenta pasará.

11. Siempre puedes controlar la forma en que respondes a lo que ocurre, y en tu respuesta es tu poder.

12. A menudo dejar ir es simplemente cambiar las etiquetas que colocas en una situación; es mirar la misma situación con ojos frescos y una mente abierta.

13. No hay absolutamente nada en tus circunstancias actuales que te impida progresar, un pequeño paso a la vez.

14. El día que “entendiste” todo, fue el día en que dejaste de intentar resolverlo todo. El día que encuentres la paz y la libertad de nuevo será el día en que dejes ir todo.

15. Debes dejar ir la certeza. Y debes recordar que lo opuesto a la certeza no es la incertidumbre, sino la apertura, la curiosidad y la voluntad de aceptar la vida como es, en lugar de resistirse a ella. El último reto es aceptarte exactamente como eres, y aceptar la vida tal como es, pero nunca dejes de tratar de aprender y crecer, y lograr lo mejor de tus habilidades.

16. Debajo de todo, la parte más difícil no es dejar ir realmente, sino aprender a empezar de nuevo.

17. Empezar un nuevo camino es difícil, pero no más difícil que permanecer en una situación en la que ya no encajas, o ya no existe.

18. A veces se necesita un poco de angustia para sacudirte y despertarte, ayudarte a dejar ir, y mostrarte que mereces mucho más de lo que te estabas conformando.

19. Cuando se trata de drama social, dejar ir las observaciones groseras de los demás es el mejor paso hacia adelante. La mayoría de los odiadores no te odian; simplemente odian en donde están en la vida, y tú eres un reflejo de lo que desean llegar a ser.

20. Puede que tu corazón esté magullado, pero poco a poco se curará y serás capaz de sentir la belleza de la vida una vez más. Te ha pasado antes, y te sucederá de nuevo, la vida siempre cambia. Cuando algo se termina o alguien se va, es porque algo o alguien más está a punto de llegar; y te sentirás vivo y entero de nuevo pronto.

Vivir MejorDe la Parte I

Puedes ser naturalmente agradable, o puedes estar trabajando en ello. Si estás en el último grupo, aquí tienes los consejos destacados de un hilo Quora particularmente útil: What are useful social skills that can be picked up quickly?”

De las 83 respuestas enviadas, seleccionamos 18 maneras simples para llegar a ser más agradables en un instante:

Parte II

10. Si alguien es interrumpido, pídele que continúe

Todo fuimos esa persona que estaba contando una historia, la interrumpieron, y entonces se quedó incómodamente callada, preguntándose si alguien siquiera la estaba escuchando.

Milena Rangelov dice que puedes ser el liberador de esa persona diciendo algo como, “Hey, ¿puedes terminar la historia sobre tu paseo en bicicleta? Lo último que mencionaste fue que los perros empezaron a seguirte. ¿Puedo escuchar el resto, por favor?”

Así pondrás inmediatamente a la otra persona a gusto y harás que se sienta apreciado, escribe ella.

11. No te quejes

Estar rodeado de gente negativa es agotador.

Es por eso que Milena Rangelov los llama “vampiros energéticos” – “porque se chupan tu energía.”

Ser una persona negativa es contraproducente. Si te notas quejándote mientras los demás empieza a verse distraídos, hazte un favor y cambia de tema.

12. Cuenta grandes historias

Contar historias no es algo natural para todos. Joe Cassandra da un buen y concreto consejo sobre la forma de dominar esta habilidad:

“Escribe 20 historias y guárdalas en Evernote. Antes de la reunión social, vuélvalas a ver para refrescarlas y cuéntalas y haz que la gente se ría. Descubrirás que cada vez que cuentes una historia, mejorarás. Verás donde la mayoría de las personas se ríen. Donde no lo hacen, donde sus ojos se ponen vidriosos etc. Practica, practica. Yo dominé la historia de mi perro Cooper en Pascuas porque la he contado un millón de veces. Es graciosa.”

13. Haz preguntas específicas

Reisinger dice que apeles al ego reconociendo la experiencia de tu compañero y haciéndole un montón de preguntas.

“Estas preguntas no sólo posicionarán a la otra persona como experta, acariciarán su ego tanto, que podrás aprender un montón de cosas de ellos.”

14. Se un poco auto-crítico

Dean Yeong dice que es terrible para recordar los nombres, lo que puede producir escenas incómodas en los eventos profesionales. Hoy en día, él simplemente avisa por adelantado su mala memoria.

“Por lo tanto, antes incluso de que las personas se presenten, les aviso que soy malo en recordar nombres, desde el principio,” dice.

15. No saltes a las conclusiones

A veces, nuestro cerebro puede hacer que saltemos a las conclusiones sobre las personas. Esto puede causar que nos volvamos más cerrados. Para evitar dar la impresión equivocada a alguien, Juan Roldan dice que es importante familiarizarte con la comunicación no verbal.

El problema de hacer un ‘juicio rápido’ es que los hacemos con una ‘estructura de bajo nivel’ de nuestro cerebro. Esto implica el poco razonamiento que empleamos cuando inicialmente le atribuimos rasgos de carácter a alguna persona.”

16. Cuida tu lenguaje corporal

“Las palabras que usas son sólo una pequeña parte de la comunicación,” dice Rahul Jain. “La forma en que usas el tono de tu voz y tu lenguaje corporal supera el 90 por ciento de lo que estás comunicando.”

17. Evita las charlas cortas

Pete Zbrojkiewicz recomienda renunciar a la “conversación educada” y ser un poco vulnerable con la otra persona, si estás buscando que se hagan amigos.

“Puede que no hayamos experimentado las mismas actividades, pero sí experimentamos las mismas emociones,” dice. “Así que cuando digo que necesitas encontrar intereses comunes, quiero decir que necesitas encontrar algo que despierta emociones similares en ambos.”

18. Haz que todos se sientan incluidos

Es horrible sentirse excluido cuando estás hablando en un grupo. Puedes evitar eso asegurándote de incluir a todos los involucrados, según Reisinger.

“Haz que cada uno se sienta como que son parte de la conversación, y su atención será tuya,” dice.

Si pareciera que alguien en el grupo está tratando de decir algo, pero no se anima, ayúdalos a empezar. Puedes intentar, “Jim, ¿quieres decir algo?” Pero nunca pongas a nadie en un punto en el que se sienta incómodo.

persona exitosaTodos queremos saber cómo ser una persona exitosa. Pero todo lo que has leído hasta ahora quizás te parezca que conlleva mucho trabajo.

¿Hay alguna forma de conseguirlo de manera divertida y sin tanto esfuerzo? La hay, y es haciendo pequeños cambios en tu vida diaria de manera progresiva.

El éxito no es algo que pase de la noche a la mañana, ni siquiera nacemos con ello. De hecho, todos podemos ser personas exitosas si así lo queremos.

Sé que muchos de los consejos que vas a encontrar aquí abajo ya los habrás leído en alguno de mis anteriores posts. Pero creo que es más útil recoger todas mis normas para la felicidad y el éxito en un solo artículo.

Así que disfrútalo y si te gusta, ¡compártelo con todos tus amigos en Facebook, Twitter, y en el resto de tus redes sociales!

27 consejos para ser una persona exitosa y feliz

1. Asume que la gente tiene buenas intenciones

Ya que no puedes leer la mente de los demás, no conoces el “por qué” detrás de lo que la gente hace.

Añadir motivos ocultos o incluso diabólicos al comportamiento extraño de otras personas da una dosis extra de misterio a tu vida. Sin embargo, asumir que otros tienen buenas intenciones te abrirá las puertas a la reconciliación con los demás.

¿Y para qué sirve esto para ser una persona exitosa?

Además de darte una mayor felicidad a tu vida (todos sabemos lo agotador que es pensar mal de otros todo el tiempo), conseguirás emplear mejor tus energías en los objetivos que quieres alcanzar en vez de gastarlas en asuntos que no te hacen ningún bien.

2. Evita usar palabras negativas

Deja de usar frases negativas como “no puedo”, “es imposible” o “esto no funcionará”.

La razón es simple: todo lo que sale de tu boca es lo que programa a tu mente.

Si hablas de forma negativa, transformarás tu cerebro en un sitio negativo. Si hablas de forma positiva – “puedo hacerlo”, “es posible”, “esto funcionará” – tu cabeza se convertirá en una mente motivadora con la que conseguir todo lo que te propongas.

3. Evita pasar tiempo con gente estresada

Puede que no te des cuenta, pero tu fisiología – la forma en que actúa tu cuerpo – está programada para imitar la fisiología de los que están a tu alrededor.

Si, por mucho que seas una persona activa, pasas mucho tiempo al lado de alguien perezoso o estresado, con el tiempo tu cuerpo y mente se acostumbrarán a ser perezosos y nerviosos.

Así que aunque no puedas evitar a estas personas tóxicas todo el tiempo, trata de mantenerlas tan lejos como sea posible para que no te quiten todas tus fuerzas y motivación.

4. Comienza cada día con grandes expectativas

Si hay una gran verdad sobre la vida, esa es que normalmente solemos conseguir lo que deseamos según las expectativas que nos fijemos.

Por eso, cada mañana, cuando te levantas de la cama, asegúrate de que tu primer pensamiento sea “algo maravilloso va a pasar hoy“. No tienes que esperar algo grandioso como que te toque la lotería o que desaparezcan las enfermedades en el mundo. Puede ser algo bueno como compartir un momento de felicidad con tu familia, sentirte a gusto contigo mismo, o aprender alguna nueva habilidad que te lleve un paso más allá de lo que deseas lograr.

Recuerda que los grandes éxitos muchas veces se esconden en pequeños detalles que están enfrente de nosotros mismos.

5. Respira profundamente

Respirar profundamente te calmará y, lo que es más importante, te ayudará a llevar más oxígeno a tu cerebro con lo que éste funcionará mejor.

Y si piensas mejor y con más claridad, sabrás qué pasos dar para llegar a tus metas y conseguir el éxito en el ámbito que quieras de tu vida.

6. Sueña despierto más a menudo

La idea de que tener sueños y trabajar no son compatibles es algo que pertenece al siglo pasado.

Cuando dejas que tus pensamientos se conviertan en sueños, estarás más dispuesto a abrir tu mente a nuevas experiencias y a quitarte tus miedos, y podrás ser más único, original, y competitivo para lograrlo.

7. Piensa que DEBES cumplir tus objetivos

Cuando estés a punto de comenzar una tarea para conseguir un objetivo, nunca empieces con un “lo intentaré…”.

Al usar esa frase, te estás dando permiso a ti mismo para fracasar.

En vez de eso, pon a tu acción frases como “¡voy a conseguirlo!” o “¡debo hacerlo!“. No dejes espacio para dudar de ti mismo, porque puedes conseguir todo lo que quieras si crees en ti.

8. Cambia tu definición de fracaso

Sean cuales sean tus propósitos o el camino que ya has recorrido, métete en tu cabeza que no tienes control sobre las demás situaciones ni personas.

Lo único que puedes controlar es tu propio comportamiento. Por eso debes redefinir la palabra “fracaso” y entender que el fracaso no es más que tu capacidad para no tomar acción y dar el paso.

Recuerda que uno nunca fracasará hasta que deje de intentarlo.

9. No gastes tus energías en el odio

El odio es un parásito emocional que se come fácilmente tu energía y tu salud. Y esos son dos aspectos muy importantes para lograr el éxito.

Si hay algo en el mundo que está mal y tú puedes cambiarlo, cámbialo.

Pero si no hay nada que puedas hacer, es mejor que te olvides y perdones si es el caso.

10. No te tomes a ti mismo demasiado en serio

La habilidad de reírte de tus propios defectos no sólo te hará más feliz como persona. También serás más poderoso, más influyente y atractivo hacia otros.

Si no puedes reírte de ti mismo, y aprender de tus propios errores, otros se reirán de ti a tus espaldas y te señalarán tus fracasos de forma hiriente.

11. No te preocupes de lo que otros piensen de ti

No puedes leer la mente ni puedes tener a la gente atada a un detector de mentiras. Y por eso es imposible que sepas realmente lo que otros piensan de ti.

Así que en vez de malgastar tu tiempo y tu energía en preguntarte qué dirá este o esta sobre ti, céntrate en ti mismo y en los objetivos que deseas alcanzar.

12. Bebe más agua

Quizás esto te parezca una tontería si quieres saber cómo ser una persona exitosa. Pero en realidad es algo muy importante. Incluso una pequeña deshidratación puede hacerte sentir cansado y que tus fuerzas se van.

Por eso es imprescindible que los hombres beban 3 litros de agua al día y las mujeres unos 2,5 litros cada día. Así verás como tienes toda la energía necesaria hasta llegar a la meta que deseas.

13. Termina cada día con gratitud

Justo antes de irte a la cama, escribe al menos una cosa buena que te haya pasado ese día.

Puede ser algo tan pequeño como hacer que un niño sonría o algo tan grande como un trato de un millón de dólares. Sea lo que sea, agradece a la vida que eso te haya pasado, y lograrás acercarte y valorar tu éxito poco a poco.

14. Encuentra el mejor trabajo para TI

Hay muchos terrenos en los que se puede ser una persona exitosa, pero para muchas personas el terreno más importante es el laboral. Por eso debes encontrar el mejor trabajo para ti o el negocio que más se adapte a lo que deseas.

Aunque hay algunos empleos en los que es difícil trabajar, si constantemente te sientes miserable en un puesto, la culpa es tuya. Tú te debes a ti mismo encontrar un empleo que te haga feliz, o bien sacar el mejor partido del que ya tienes.

15. Deja de preocuparte tanto

El verdadero enemigo del éxito y la felicidad son las preocupaciones, que provienen de centrarte demasiado en aquello que escapa a tu control. Una vez que has hecho lo mejor que has podido, ya no hay nada más que puedas hacer para mejorarlo.

Así que céntrate en la tarea que estés haciendo en ese momento en vez de tener fantasías raras con lo que puede o no puede ocurrir, porque eso sólo te limitará y te paralizará.

16. Si te da miedo, hazlo ahora

Ser exitoso significa tomar riesgos, y tomar riesgos suele dar miedo.

Así que en vez de dejar que el miedo te impida tomar acción, úsalo como una señal de que es el momento de dar el paso. Puede que te suene trivial, pero hay mucha verdad en el refrán “siente el miedo, y hazlo de todas formas“.

17. Mantén tus límites personales

Aunque tener éxito muchos lo entienden como algo laboral, no puedes tomártelo como la cosa más importante del mundo. Si lo haces, estarás matando una parte importante de tu vida personal (tener tiempo sólo para trabajar, no pasar más momentos con tu familia, etc.).

Así que mantén siempre los límites entre lo personal y lo profesional y no dejes que tu empleo viole tu privacidad y tu integridad.

18. Escucha algo inspirador

Tus oídos son el camino hacia tu cerebro. Por eso, cuando hagas algo aburrido, escucha audio libros que te gusten o charlas motivacionales.

Si necesitas energía extra, escucha música que te levante el ánimo.

19. Haz que tu compromiso sea público

En mi anterior artículo sobre cómo escribir tus metas a corto plazo ya te hablé de esta técnica, y es altamente efectiva.

No hay nada mejor para motivarte y seguir esforzándote por conseguir algo que contar a la gente que te importa cuáles son tus objetivos. De este modo, estarás más comprometido a cumplirlos y esto influirá en ti para poner más empeño en conseguirlos.

20. Reconcíliate con tu pasado

Centrarte en errores pasados o en los fallos que cometiste es como conducir un coche mientras miras el espejo retrovisor. Seguirás siempre en la misma dirección hasta que tengas un golpe fatal.

Para ser una persona exitosa debes dejar atrás lo que no te ayuda y aprender de los errores del pasado.

21. Mantén a la vista tu lista de objetivos

No sólo es importante que escribas tus metas en papel. Para tener éxito, debes colocarlas en un buen sitio que siempre puedas ver a diario.

Colócalas en tu refrigerador, en la pared de la mesa de tu computadora, o incluso en tu habitación como si fuese un bonito póster. Cuanto más veas tus objetivos, más fácil será cumplirlos.

22. Entiende que TÚ eres responsable de tus emociones

Tu actitud no está controlada por el mundo exterior. Aunque hay situaciones realmente tristes que suceden, la mayoría del tiempo tu actitud es el resultado en que ves el mundo y no como pasa en realidad.

Por eso si tienes una actitud negativa, mal comportamiento, o simplemente no te das a ti mismo el valor real que tienes, nunca conseguirás ser una persona exitosa.

23. Ponte metas accesibles pero inspiradoras

Si no crees que tu meta es accesible y que la puedes conseguir, nunca pasarás a la acción para llegar a ella.

Por esta razón, cualquier objetivo que te marques debe ser real, estar dentro de tus posibilidades y atado a acciones que puedas poner en marcha.

24. Deja de compararte con otros

Todo el mundo, y con esto quiero decir TODOS, empezamos en un punto diferente y nos marcamos nuestro propio camino.

Algunas personas empiezan en puntos iguales, pero el destino al que quieren llegar es distinto. Y otros quieren alcanzar el mismo destino, pero sus puntos de partida son distintos. Por eso compararte con otros es una pérdida de tiempo y un camino que nunca te llevará al éxito.

25. Deja de quejarte por no tener tiempo

Si quieres ser una persona exitosa en cualquier aspecto, deja de decir que no lo consigues porque no tienes tiempo, o de ponerte cualquier otra excusa que te impida avanzar.

Recuerda que todo el mundo tiene el mismo número de horas al día que tú. Si quieres sacar más tiempo para lograr lo que deseas, maneja mejor tu tiempo y organiza bien tus horarios.

26. Escribe tus metas en papel

Hablar es gratis, así que tus objetivos no serán reales a menos que los escribas en un papel y, si es a mano, mucho mejor.

Esto subliminalmente le dirá a tu cerebro que estos objetivos son IMPORTANTES y DIFERENTES, a diferencia de sólo decir “quiero conseguir esto, u esto otro” porque las palabras se las suele llevar el viento.

27. ¡Celebra la vida!

Tanto los pequeños como los grandes éxitos de tu vida se merecen un reconocimiento por tu parte. Es un gran error ir a por el siguiente objetivo o la siguiente tarea que debes hacer sin celebrar lo que ya has logrado.

Si celebras tanto los pequeños como grandes triunfos, eso te dará aliento y fuerzas para ir a por el siguiente.

mantras“Lo que no nos mata, nos hace más fuertes.” – Friedrich Nietzsche

“Finalmente aprendí una gran lección. Ahora sé que puedo ser derribado y roto. No soy tan duro y astuto como pensaba. Ahora veo claramente lo que no podía ver ayer por la mañana. En este punto, es lo único bueno que salió de todo esto. Pero en cierto modo, es todo lo que necesito. Hoy me conozco mejor que ayer, y sé lo que tengo que hacer.”

Esas líneas provienen de una conversación por chat que tuve esta mañana con Cara, Una de nuestros miembros más recientes del curso (me dio permiso para compartir esto con ustedes).

Como puedes ver, Cara tuvo un pasado reciente tumultuoso, y está empezando a fortalecer su mentalidad y a elevarse por encima de lo que pasó.

Si estás en una situación similar, o simplemente sientes que la vida ha sido más dura de lo habitual últimamente, aquí tienes algunos mantras (que yo personalmente uso) para ayudarte a devolver tus pensamientos al camino, para que puedas sentirte mejor hoy y sepas lo que hay que hacer…

1. No importa qué, siempre puedes luchar las batallas de hoy. Es sólo cuando añades las infinitas batallas de ayer y mañana que la vida se complica excesivamente.

2. Nunca asumas que estás atrapado con la forma en que son las cosas ahora. La vida cambia cada segundo, y tú también puedes.

3. La vida siempre comienza ahora (ahora mismo) no mañana ni el día siguiente ni el siguiente. Esto significa que puedes tener ese nuevo comienzo que quieres cuando lo desees.

4. Las mejores personas tienen algún tipo de cicatriz. No te avergüences de las tuyas.

5. Un presente positivo cambia un pasado problemático. Mirar atrás, no hace que encuentres lo que dejaste atrás.

6. No eres una víctima. Puedes haber sido desafiado, herido, traicionado, golpeado, y desalentado, pero nada te ha derrotado. Fuiste retrasado pero no negado. La persona o situación que te hizo daño es más débil que tú, porque sigues aquí. Así que no dejes que esta experiencia te debilite, deja que te ayude a crecer.

7. Incluso cuando sea duro, viste una sonrisa. Sonreír no siempre significa que eres feliz – a veces simplemente significa que eres fuerte. Y lo eres.

8. Cuando dejamos de sentir lástima por nosotros mismos, empezamos a sentirnos más fuertes.

9. Se ha dicho que la forma más alta de oración es dar gracias. En lugar de rezar por circunstancias diferentes, da las gracias por lo que tienes. (Verás por qué.)

10. Hablar de nuestros problemas es nuestra más grande adicción. Rompe este hábito negativo hoy. Habla sobre tus alegrías, tus amores y tus sueños en su lugar.

11. Cuanto más vivas, más aprenderás. Cuanto más aprendas, más te darás cuenta de lo poco que sabes. Sentirte incompleto es completamente normal y saludable.

12. Piensa en todos los cientos de miles de pasos y pasos fallidos, oportunidades y coincidencias que te han traído hasta aquí. De algún modo se siente como el mayor milagro del mundo, ¿no? Ten esto en cuenta, y medita sobre el hecho de que eres un trabajo en progreso, y cada gran éxito requiere algún tipo de lucha para llegar allí.

13. A veces, para tener éxito mañana debes estar equivocado hoy. Así que no dejes que el miedo a tomar la decisión equivocada te impida tomar cualquier decisión en absoluto ahora mismo. Al final de tu miedo está la persona que quieres ser, de una manera u otra.

14. Lo más importante en este momento es el enfoque positivo. Haz que el momento sea vital e importante haciendo algo significativo. Es así de simple. Al final, ese es realmente el éxito.

15. Detalles aparte, lo que sea que vaya a pasar pasará, ya sea que te preocupes o no. Así que haz lo mejor que puedas ahora mismo y encuentra paz sabiendo que lo estás haciendo. No se necesitan más juicios. A veces tienes que pasar por los peores tiempos para conseguir los mejores. Y a veces los mejores tiempos vienen antes de lo que esperabas.

Vivir MejorAl final del día, tu simpatía a menudo se puede reducir a tu inteligencia emocional.

Puedes ser naturalmente agradable, o puedes estar trabajando en ello.

Si estás en el último grupo, aquí tienes los consejos destacados de un hilo Quora particularmente útil: What are useful social skills that can be picked up quickly?

De las 83 respuestas enviadas, seleccionamos 18 maneras simples para llegar a ser más agradables en un instante:

1. Haz contacto visual

“Es algo estúpidamente simple, pero sigue siendo uno de los trucos de vida más impactantes de todos”, escribe Brad Porter.

“La cualidad más atractiva en una persona es la confianza. Pero ‘tener confianza’ no es un consejo muy bueno. En lugar de ello, encuentra el mejor indicador de confianza, en términos de comportamiento interactivo. Y ese es el contacto visual.”

Comienza con este hábito de inmediato, dice Porter. No requiere ninguna práctica ni habilidad especial; sólo el compromiso de hacer contacto visual con alguien y mirarlo a los ojos durante la conversación.

2. Guarda el teléfono en tu bolsillo

Y mantenlo ahí hasta que la conversación o reunión haya terminado. Albahaca Chiasson lo pone simple: “Presta atención. Míralos. Deja lo que estás haciendo. Sin interrupciones.”

Este es otro hábito simple, pero eficaz, que puedes ejecutar de inmediato y no requiere ningún esfuerzo o habilidad.

3. Llama a las personas por su nombre

La próxima vez que alguien te salude por tu nombre, o use tu nombre en medio de la conversación, recuerda lo genial que se siente.

Si tiene problemas para ponerle nombres a las caras, prueba diferentes estrategias, como escribirlos o usar imágenes o rimas asociadas con el nombre. Howard Lee sugiere repetir los nombres verbalmente cuando te los digan por primera vez y luego dos veces más en tu cabeza.

4. Sonríe

No hay que subestimar el poder de la sonrisa.

Además, ríe y cuenta chistes, recomienda Craig Fraser. La gente inconscientemente refleja el lenguaje corporal de la persona con la que está hablando. Si quieres ser agradable, usa un lenguaje corporal positivo y la gente, naturalmente, te devolverá el favor.

5. Da un apretón de manos firme

“No es demasiado difícil, ciertamente no fofo y suave, y sin jugar a ver quien domina,” escribe, Tony Vicente.

Las investigaciones muestra que las personas deciden si les agradas o no en cuestión de pocos segundos de conocerte. Un apretón de manos firme contribuye en gran medida a esa primera impresión, al igual que una fuerte postura y lenguaje corporal positivo.

6. Escucha

Escucha más de lo que hablas, dice Marcos Bridgeman: “Tienes dos orejas, y una sola boca. Esa es la proporción con la que deberías usarlas.”

7. No sólo escuches; escucha activamente

Escuchar simplemente las palabras no es suficiente. Las personas realmente agradables escuchan a la persona con la que están hablando.

Escuchar activamente requiere cuatro pasos, escribe Chiasson: escuchar, interpretar, evaluar y responder.

El primer paso requiere dejar de hacer lo que estás haciendo y prestar atención. A continuación, “parafrasear lo que escuchaste y haz preguntas aclaratorias,” sugiere. Evaluar significa sacar un juicio rápido y saltar a las conclusiones: “Asegúrate de tener toda la información pertinente antes de formar o expresar una opinión.” Por último, “da un feedback para dejar que el otro sapa que lo estás escuchando,” escribe.

8. Adula a las personas

“Esto acaricia directamente el ego de las personas y por lo tanto es muy eficaz,” escribe Julian Reisinger.

Él sugiere abrir conversaciones que hagan que la otra persona se sienta experta, como “Tú sabes mucho sobre marketing social, ¿verdad?” o “¿Sabes por qué siempre me sale este mensaje de error?”

De esta manera, aprendes algo nuevo y la otra persona llega a sentirse necesitada. “Es tan fácil como eso, es un ganar-ganar, y funciona el 100% de las veces,” dice Reisinger.

9. Aprende cómo aceptar un cumplido

Aceptar un cumplido puede ser complicado, ya que no quieres parecer egoísta.

Pero tampoco quieres murmurar un “Gracias, tú también” porque eso te hace parecer un inepto socialmente.

Así que en lugar de dar frases como “Tú te ves 10 veces mejor que yo” o “Fue todo gracias a ti,” Reisinger sugiere aceptar el cumplido con confianza usando frases como “Gracias! Oír eso se siente muy bien” o “Gracias! Fue una experiencia increíble.”

habitosEn la fábula Los zapatos rojos, de Christian Andersen, una joven chica anhela un par de hermosos zapatos rojos.

En última instancia, engaña a la mujer ciega que se preocupa por ella para comprarse el par. Su amor por esos zapatos rojos la hizo darles prioridad sobre cosas más importantes en su vida y, como siempre pasa en las fábulas, el karma no estuvo al otro lado. Los zapatos le quedaron firmemente apretados y la forzaron a bailar sin parar, al punto de casi morir debido al cansancio y la inanición.

Podemos burlarnos de la inocencia de esta pequeña chica pero, en la vida real, hacemos lo mismo, vamos en búsqueda de cosas que creemos nos harán felices y no nos damos cuenta de que nos está llevando a un camino peligroso.

Un estudio encontró que las personas que experimentan gran satisfacción en el trabajo no son las que están en oficinas lindas; son los que se acercan a su trabajo como un llamado, incluso cuando ese trabajo implica mano de obra.

Otro estudio encontró que simplemente ver logos de comida rápida hace más impaciente a la gente. No es que haya una característica intrínseca en comida rápida que haga impaciente a la gente, son los hábitos que asociamos con ella, tales como tener prisa, comer para llevar y nunca detenerse lo suficiente para disfrutar un platillo saludable que reduzca nuestra impaciencia.

Debemos ser muy cuidadosos en elegir nuestros propósitos, porque nuestros hábitos los hacen.

Cultivar los hábitos que se presentan a continuación te llevarán a la dirección correcta. Ellos te ayudarán a dirigirte a una vida significativa y plena por la cual cultivas lo mejor de ti.

1. Mantente alejado de las personas que erosionan tu calidad de vida

Si ver un logo de comida rápida puede hacerte sentir impaciente, piensa cómo puede impactar una persona tóxica en tu vida.

Seguramente estas personas serán infelices con tu decisión de alejarte de ellas y te lo dirán con voz fuerte, ¿pero no vale la pena alejarte de los efectos negativos que acumulaste durante años con su influencia?

Siempre van a haber personas tóxicas que tienen una forma de meterse debajo de tu piel y quedarse allí. Cada vez que te encuentres a ti mismo pensando en un colega o una persona que te hace hervir la sangre, practica ser agradecido por alguien más en tu vida. Hay muchas personas afuera que merecen tu atención y la última cosa que quieres hacer es pensar en gente que no lo vale.

2. No más teléfono, computadora o tablet en tu cama

La gente no se da cuenta del daño que esto hace a su descanso y productividad. La luz azul de longitud de onda corta juega un papel importante en la determinación de su estado de ánimo, nivel de energía y calidad del sueño. La luz azul de longitud de onda corta juega un papel importante en la determinación de tu estado de ánimo, nivel de energía y calidad del sueño.

En la mañana, la luz de sol contiene grandes concentraciones de esa luz azul. Cuando los ojos se exponen directamente a esta, detiene la producción de la hormona que induce al sueño, la melatonina, y te pone alerta. En la tarde, los rayos de sol pierden luz azul, lo que permite que tu cuerpo produzca melatonina y esto empiece a hacerte sentir somnoliento. En la noche tu cerebro no espera ninguna exposición a la luz azul y es muy sensible a ella.

Muchos de nuestros aparatos nocturnos favoritos (laptops, tablets y celulares) emiten luz azul de onda corta brillando en tu cara. Esta exposición perjudica la producción de melatonina e interfiere con tu habilidad para dormir, así como en la calidad de tu sueño. Así como todos experimentamos, las noches con un sueño pobre tienen efectos desastrosos. Lo mejor que puedes hacer es evitar estos dispositivos después de la cena (la televisión está bien para mucha gente, sólo si se sientan lejos de ella).

3. Aprecia el aquí y el ahora

La gratitud es fundamental para la paz y la felicidad, no la riqueza, el glamour, la aventura o los carros rápidos, sino la simple apreciación de lo que tienes.

Sólo porque no puedes costear un champaña o comer caviar, no significa que no puedas disfrutar un platillo. Hot-dogs y cerveza en la cubierta trasera con tus amigos puede ser muy bueno. Así que no te vuelvas loco pensando que necesitas algo que aún no tienes para ser feliz, porque la verdad si no puedes ofrecer lo que tienes ahora, no podrás apreciar la “buena vida” incluso si la tienes.

4. Date cuenta de las cosas no siempre son como las percibes

Esto va relacionado con apreciar el aquí y ahora. Aquella persona que tú envidias porque parece tener una vida perfecta debe lidiar con todo tipo de problemas detrás de puertas. Esa “perfección” podría ser un milagro total.

La decisión de tu empleador de mudarse de oficina podría parecer una molestia, pero podría ser lo mejor que te ha pasado. No eres omnisciente y no eres un adivino, así que ábrete a la posibilidad de que la vida tiene algunas sorpresas, porque lo que ves no es siempre lo que obtienes.

5. Empieza, incluso aunque vayas a fracasar

Muchos escritores gastan incontables horas en lluvias de ideas de cómo serán sus personajes y el argumento y después escriben página por página que saben nunca terminarán en el libro. Hacen eso porque saben que las ideas tardan tiempo para desarrollarse.

Tendemos a congelarnos cuando es hora de empezar porque sabemos que nuestras ideas no son perfectas y que lo que producimos podría no ser bueno. Pero, ¿cómo puedes producir algo magnífico si no empiezas y le das tiempo a tus ideas de evolucionar? El autor Jodi Picoult resume la importancia de reducir el perfeccionismo perfectamente:

“Puedes editar una mala página, pero no puedes editar una página en blanco”.

6. Vuélvete organizado

Las personas bromean sobre las nuevas ideas que son escasas, pero yo creo que lo único escaso es el tiempo libre. ¿Conoces a alguien que lo tenga?

Todavía perdemos mucho tiempo sino somos organizados. Tocamos las cosas dos o tres veces antes de que hagamos algo con ellas (como tirar el correo abajo en el mostrador y luego moverlo a la mesa para que podamos cocinar la cena) y una vez que las guardamos, luego perdemos incluso más tiempo buscándolas.

Establece un lugar para poner todas las pequeñas cosas que necesitas a cada minuto, de otra manera estarás buscando en una gran pila de cosas.

7. Empieza una colección de cosas que realmente resuenen contigo

¿Alguna vez te has topado con una cita o un meme que es tan afin con tus sentimientos y lo quieres conservar por siempre? Tú sabes que está en uno de esos sombreros que usaste hace cinco años y realmente esperas que no sea la que le diste a la benevolencia.

Cuando tienes algo que realmente te resuena (si es algo que expresa quién eres o quién quieres ser) tenlo en un lugar central.

8. Haz algo que te recuerde quién eres

Todos bromeamos sobre tener un tiempo propio, pero ¿qué es eso realmente? Es hacer tiempo para aquellas actividades que sientes más auténticamente, cuando todas las máscaras están fuera y puedes sólo “ser”.

Si es a correr o bailar con tus discos de los 80 a todo volumen, haz tiempo para esos momentos. Eso es increíblemente rejuvenecedor.

9. Di no

Una investigación conducida por la Universidad de California en San Francisco muestra que mientras más dificultad tengas de decir no, más probable es que experimentes estrés, agotamiento e incluso depresión, todo lo que tenga que ver con autocontrol.

Decir no es el reto más profundo para mucha gente. “No” es una poderosa palabra a la que no deberías tenerle miedo. Cuando es momento de decir no, la gente emocionalmente inteligente evita frases como: “No creo poder” o “No estoy seguro”. Decir no a un nuevo compromiso le hace honor a los existentes y te da la oportunidad de cumplirlos con éxito.

Sólo recuerda que decir no es un acto de autocontrol ahora que incrementará tu futuro control y previene el efecto negativo de tener muchos compromisos.

10. Mantén objetivos realistas

¿Cuántas personas empiezan enero proclamando “voy a perder 30 kilos para marzo”? Grandes, escalofriantes y locos objetivos pueden ser increíblemente inspirador, hasta que caes pronto, y entonces, en vez de inspiración, terminas con decepción y culpa.

Ciertamente no sugiero que dejes de ponerte metas que te empujen y te desafíen, sólo que trata de apegarte a la realidad.

Júntalo todo

Tu carácter es determinado por tu actitud y cómo puedes gastar tu tiempo y eso es felicidad.

Para de cazar las cosas que piensas que te harán feliz y empezar a darte cuenta que tu paz y tu felicidad están enteramente en ti.

Reibox BlogCada día me doy más cuenta de lo estúpido que soy.

Está bien ser estúpido. Pero cuando tenía 18 años pensaba que era un genio. Ahora me doy cuenta de que soy un idiota.

Aquí están las otras 50 o más cosas de las que me di cuenta a medida que envejecía. Hice una lista sólo para mí. Porque mi memoria está empeorando cada día, así que podría tener que volver a esta lista.

1. Sólo retienes el 1-2% de cualquier cosa que alguien te enseñe en una clase o en los libros.

2. Las experiencias son más valiosas que los bienes.

3. Quién será tu pareja será la decisión de carrera más importante que harás.

4. Tres habilidades para el dinero: Hacerlo, Conservarlo, Hacerlo crecer. Son habilidades muy diferentes.

5. Tener hijos es horrible. Pero tener hijos es maravilloso.

6. Dormir ocho horas al día es realmente importante, independientemente de las razones científicas.

7. Come porciones más pequeñas. Cada año que vivas, reduce el tamaño de la porción. De otra manera, te pondrás gordo no importa cuánto ejercites.

8. Intenta realmente que no te importe lo que los demás piensen. Esto es muy difícil para mí, pero lo estoy aprendiendo.

9. Los negocios son sobre crear valor. Sin valor = Sin beneficios = Sin negocio. No creas en tu propio bombo.

10. Googlea a las personas antes de reunirte con ellas.

11. Haz preguntas a una tasa de 10:1 de dar respuestas.

12. Pretende que todo el mundo es tu hijo y que él/ella está a punto de morir mañana. Entonces escucharás y serás más agradable.

13. La ira no es una emoción real. Es el miedo vestido. Averigua a qué le tienes miedo antes de enojarte.

14. Reinvéntate cada cinco años o te aburrirás.

15. Trata de ser creativo una vez al día. La creatividad es un músculo. No existe eso de la inspiración.

16. La gratitud y la queja/culpa no pueden existir en el mismo cerebro al mismo tiempo.

17. Todas las dietas son una mierda. Evita el azúcar procesado. Come menos.

18. Cuando lees, puedes absorber toda la vida de otra persona en pocos días. También podrías leer mucho.

19. Felicidad = Realidad/Expectativas

20. La regla 5/25. Enumera las 25 cosas que quieres hacer en la vida. Separa las 5 más importantes de las otras 20. NUNCA mires las otras 20 de nuevo. Son sólo distracciones.

21. Dormir es divertido.

22. El sexo es un analgésico.

23. La guerra nunca se justifica.

24. La capacidad es 99 parte habilidad, una parte talento. El talento es la ignición y la habilidad es el combustible.

25. La única matemática que necesitas es: sumar/dividir/multiplicar en tu cabeza. Y lo básico de probabilidad, estadísticas y porcentajes.

26. Mira un montón de comedia. Trata de ver comedias todos los días. La risa cura enfermedades.

27. Si los pies de alguien están apartados de ti mientras hablan contigo, entonces no quieren hablar contigo.

28. A Alejandro Magno no le importaba (ahora mismo, que Alejandría fuera nombrado por él).

29. La Biblia, El Bhavagad Gita, Buda, El Corán, Star Wars, Harry Potter, El Señor de los Anillos, son todos el mismo libro.

30. Si eres bueno en una cosa y eres bueno en otra cosa, entonces puedes ser el mejor en el mundo en la intersección.

31. Cuando escribas, pretende que estás hablando con alguien aburrido y que estás tratando de mantenerlo interesado frase por frase.

32. La inseguridad es buena. La confianza es porno.

33. Este es un trabajo: Creas X en valor. Tu jefe toma el 10% de eso. La compañía toma el 10% de eso. Los impuestos toman el 40% de lo que queda. Tu casa toma 1/3 de lo que queda. Comer, viajar, unas vacaciones al año, ropa, toman casi todo lo que queda. Es por eso que la mayoría de las personas no tienen ahorros.

34. No tenemos ni idea de quién es el hombre más rico del mundo en este momento.

35. Isaac Newton creó el cálculo. Pero también creía en la alquimia. No puedes ser inteligente si no haces un montón de cosas estúpidas.

36. Richard Branson comenzó Virgin Air poniendo un letrero cuando su avión fue cancelado y vendiendo boletos. Él usó el dinero recaudado de los boletos para alquilar un avión. Tú puedes comenzar una línea aérea así también.

37. NYC tenía un enorme problema ambiental en la década de 1890. La ciudad iba a ser enterrada en estiércol. Ninguna tecnología existente podía resolver el problema. 20 años más tarde los coches resolvieron el problema. No trates de resolver todos los problemas de hoy.

38. La cantidad es más importante que la calidad. La calidad es un subproducto de la cantidad. Picasso creó 50.000 palabras de arte.

39. Entre menos cosas poseas, menos cosas te poseerán.

40. Cuantas más cosas buenas hagas, más gente te odiará (pero lo contrario no siempre es cierto).

41. Si te encuentras con alguien que sabes que te odia, dale la mano, sonríe y finge que no recuerdas su nombre.

42. Las precuelas no fueron tan malas como crees. No seas un elitista generacional.

43. Nadie sabe cómo se inició la Primera Guerra Mundial. Nadie recuerda cuándo nació Carlomagno. Los libros de historia son sólo una porción de los hechos y sólo podemos comernos ese tanto.

44. Opinientretenimiento.

45. Los Paleos no comían carne. Comían la médula ósea, y sólo rara vez.

46. La física y la mayoría de la biología son sólo opiniones que cambiarán cada tantos años.

47. Para hacer feliz a alguien: Diles que pueden tener lo que quieren, diles que no es culpa suya no tenerlo, culpa a alguien más, entonces podrás convencerlos de lo que quieres (por ejemplo, ve a “Trump”).

48. Siempre hay la buena razón y también existe la razón real (por ejemplo, las excusas que un adolescente te dará, las excusas que un empleado te dará).

49. Si alguien no puede contestarte una pregunta, entonces te está mintiendo (por ejemplo, “¿Dónde estabas anoche?” “Estaba fuera con amigos” no contestó la pregunta).

50. 1% compuesto cada día es 3.700% en un año. Descubre el 1% que deseas mejorar cada día.

51. 42

fortalezaDe la parte I

Todo el mundo siente dolor, y cuando lo experimentamos solemos decir que estamos teniendo un mal día, porque nos olvidamos de algo importante sobre lo que estamos pasando: El dolor es para los vivos – para aquellos de nosotros que todavía tenemos la oportunidad de toda una vida. Sólo los muertos no lo sienten, porque su tiempo ya está terminado.

Así que con esto en mente, aquí tienes doce maneras inteligentes de convertir todas tus heridas diarias en sabiduría y fortaleza:

Parte II

7. Mantén un pie delante del otro.

Winston S. Churchill dijo una vez: “Si estás pasando por el infierno, sigue adelante.” En otras palabras, nunca, nunca, nunca cedas!

Las paredes de la vida están allí por una razón. No están allí para mantenerte fuera. Están allí para darte una oportunidad de demostrar cuanto realmente deseas algo. Porque las paredes están allí para detener a las personas que no lo quieren tanto como tú. Están allí para detener a las otras personas.

8. Mantén la calma y enfócate en lo positivo.

El realista ve la realidad como algo concreto. El OPTIMISTA ve la realidad como arcilla. Sé el optimista y moldea la arcilla a tu manera. Toma lo que hayas aprendido y construye algo nuevo.

En otras palabras, no veas las dificultades en las oportunidades de hoy, ve las oportunidades en las dificultades de hoy. Escribe en tu corazón que hoy es la oportunidad de tu vida. Y recuerda que siempre hay una razón para celebrar.

Detenerte el tiempo suficiente para celebrar las pequeñas victorias crea impulso e inspiración para seguir adelante. Yo animo a mis alumnos y amigos a celebrar cada pequeña cosa, cada oportunidad que obtengan.

9. Nutre conscientemente tu esperanza interior.

Hay un dicho tibetano, “La tragedia debe ser utilizada como una fuente de fortaleza”. No importa qué tipo de dificultades, o cuán dolorosa sea una experiencia, si pierdes tu esperanza, esa es tu verdadera tragedia.

Así que recuerda, una pérdida, una preocupación, una enfermedad, un sueño aplastado; no importa lo profundo de tu dolor o lo alto de tus aspiraciones, hazte un favor y detente al menos una vez al día, coloca tus manos sobre tu corazón y di en voz alta, “La esperanza vive aquí.”

10. Recuérdate que no estás solo.

Perder el sueño preocupándote por un amigo. Tener problemas para levantarte después de que alguien te ha defraudado. Sentirte menos porque alguien no te amaba lo suficiente como para quedarse. Tener miedo de intentar algo nuevo por temor a que fracasarás. Nada de esto significa que eres disfuncional o estás loco. Simplemente significa que eres humano, y que necesitas un poco de tiempo para enderezarte.

No estás solo. No importa lo embarazoso o patético que te sientas acerca de tu propia situación, hay otros por ahí experimentando las mismas emociones. Cuando te oyes decir: “Estoy solo,” es tu mente tratando de venderte una mentira.

11. Presta menos atención a las opiniones de los demás sobre ti.

La verdad es que lo que la gente te dice y hace dice mucho más sobre ellos que de ti. La forma en que la gente reacciona ante ti se basa en sus perspectivas, heridas y experiencias. Si alguien piensa que eres increíble, o cree que eres terrible, de nuevo, es más sobre ellos.

No estoy sugiriendo que deberíamos ser narcisistas e ignorar todos los comentarios, estoy diciendo que mucho del daño, la decepción y tristeza en nuestras vidas proviene de tomar las cosas como personal. En la mayoría de los casos, es mucho más productivo y saludable dejar de lado las buenas o malas opiniones de las otras personas y operar según tu propia intuición y sabiduría como guía.

12. Abraza la nueva y más fuerte versión de TI.

No eres quien solías ser, y eso está bien. Fuiste herido; Has pasado por numerosos altibajos que te han hecho quien eres hoy. A lo largo de los años, han ocurrido tantas cosas, cosas que han cambiado tu perspectiva, te han enseñado lecciones y han forzado a tu espíritu a crecer.

Con el paso del tiempo, nadie permanece igual, pero algunas personas igual te dirán que has cambiado. Respóndeles diciendo: “Por supuesto que he cambiado. De eso se trata la vida. Todavía soy el mismo ser humano, un poco más fuerte ahora de lo que era antes.”

Una cosa más

Recuerda, la fortaleza no proviene de la comodidad; proviene de estirar tu zona de confort y superar todas las cosas que alguna vez pensaste que no podrías manejar. Cuando te encuentras en los puntos más dolorosos de tu vida, estás abierto al cambio positivo más grande.

Al final, las personas más fuertes son las que sienten dolor, lo aceptan, aprenden de él y lo superan.

Ellos convierten sus heridas en sabiduría y fortaleza.

Vivir MejorNuestros 20s pasan volando antes de darnos cuenta, y queremos asegurarnos de haberle hecho justicia a esa década.

¿Nos preocupamos por las cosas correctas? ¿Estamos donde deberíamos estar?

La mejor manera de prepararnos para esas preguntas y responderlas con lo mejor de nuestras habilidades, es asegurándonos de pasar tiempo en lo que realmente importa y que nos pueda ayudar en el futuro.

Quora tiene un hilo del que sacamos grandes consejos para las personas en sus 20s que se estén preguntando en qué deberían invertir su tiempo. Esto es lo que encontramos.

Crea una red.

Si formas una sólida base de gente, estarás expuesto a más oportunidades y posibilidades de éxito tanto en tu carrera como en tu vida personal.

Construye puentes, porque nunca sabes cuándo puedes necesitar cruzarlos.

Como Karan Jaiswani puso, “los 20s se tratan de usar tu hoy y estructurar tu futuro.”

Lee. Mucho.

No hay nada más productivo que tomarse un tiempo para leer. Lee lo que sea que caiga en tus manos; noticias, ficción, no-ficción, orientación profesional, libros de autoayuda; lo que sea!

Cuanto más sepas y entiendas a las personas a tu alrededor, a ti mismo y al mundo, más fácil y exitosamente podrás navegar esas cosas.

“Esto mantendrá tu mente estimulada y abierta a las ideas. Recibirás una serie de ideas de cada autor que podrás implementar en tu vida. También conocerás las opiniones de todo el mundo,” dice Rizwan Aseem.

Cuida tu cuerpo.

Hacerte un tiempo en la noche para lavarte la cara, ejercitar, y recordar aplicar (y volver a aplicar) protector solar puede que no esté en la parte superior de tu lista de prioridades, pero debería.

Cuidar de tu salud en general es algo que, más tarde en la vida, te alegrará haber considerado en tus 20s.

Como Aseem señala: “No importa lo que hagas en tu vida, se lo harás a tu cuerpo. No puedes reemplazarlo, conseguir uno nuevo, ni cambiarlo. Es tu cuerpo y vivirás siempre en él.”

Usa tu tiempo y dinero en educación.

La educación es un recurso muy valioso que es poco probable lamentes haber tenido jamás.

El dinero es bien empleado cuando lo usas para ampliar tu mente y conocimientos, especialmente cuando perfeccionar las habilidades que aplicas en tu trayectoria profesional.

Anuj Kumar te aconseja “probar cosas diferentes y averiguar dónde se encuentra tu pasión… Y luego busca maneras de hacer una carrera haciendo eso”, añadiendo que “si necesita más educación, obtenla.”

Presta atención a tu salud mental y bienestar.

Si bien tu salud física es extremadamente importante, invertir tiempo en cuidar tu mente es algo que no deberías olvidar.

Estimúlala, desafíala, se consciente de a qué te estás exponiendo a diario, y cuídate.

Aseem apunta que, “La mente, como todo lo demás, tiene las características de un músculo. La usas, o la pierdes. Y mientras la estés usando, se mantendrá en forma y saludable. En los minutos que dejas de usarla, se desintegrará y atrofiará.” Así que úsala!

Aprender nuevas habilidades (y domínalas).

Mientras que el consejo de “seguir tu pasión” puede ser bueno en sentido general, John. J. Bowman insta a los que están en sus 20s a dominar y controlar un conjunto de habilidades que puedan ser utilizados para beneficiarte dentro del campo que te apasiona.

Crea y mantén buenos hábitos.

La parte más difícil de crear buenos hábitos es empezar, pero una vez que eres capaz de dominarlos, tendrán un impacto innegablemente positivo en tu día a día, así como en tu futuro, ya que, como señala Rizwan, “una vez que un hábito es establecido, dura toda la vida.”

Construye relaciones significativas.

Ahora es el momento de dejar a los amigos de los-buenos-tiempos y hacer tiempo sólo para aquellos que realmente se quedarán contigo y serán fuerzas positivas en tu vida.

A medida que madures, también lo deberían hacer tus relaciones, así que no tienes tiempo para perder con personas que son perjudiciales y pasa más tiempo con las que te ayuden a perseguir tus metas.

Come bien.

Pasa tiempo planificando comidas, aprendiendo recetas saludables, y sobre todo teniendo en consideración lo que estás comiendo regularmente.

Los días en los que las donas, papas fritas y gaseosas eran comidas completas del día pasaron.

Incluso si te toma un poco más de tiempo y esfuerzo, tu futuro te lo agradecerá cuando puedas mantener tu energía y un cuerpo sano a medida que envejezcas.

Establece un sistema para el manejo de tus finanzas.

Siéntate y averigua cómo estás gastando tu dinero, en qué lo estás gastando, y cuáles son tus gastos actuales.

“Si te ocupas de tus finanzas a partir de hoy, ellas se ocuparán de ti cuando más las necesites. Cuando seas viejo, o estés enfermo, o envíes a tus hijos a la escuela, o ayudes a tu padre a atravesar una enfermedad. Tus finanzas te ayudarán,” dice Aseem.

Grandes escollos que debes evitar: Las malas oportunidades de negocio (si parece demasiado bueno para ser verdad, lo es), usar excesivamente las tarjetas de crédito, y no ahorrar o apartar dinero para un día lluvioso.

Viajar.

A los 20 años, estás lleno de entusiasmo y energía y, por lo general, tienes la movilidad como para disfrutar un poco de la pasión por los viajes. Así que satisfácela.

Experimenta nuevas culturas, países y desafíos. Aprenderás cosas que podrás llevar contigo y aplicar a tu vida cuando vuelvas a casa.

Comunícate con tus seres queridos.

Haz un esfuerzo para recordar los cumpleaños, fiestas y eventos importantes. Tus familiares y amigos cercanos pueden actuar como tu sistema de apoyo cuando más lo necesites, pero debes dedicarles tiempo y devolver el favor.

Los pequeños gestos que muestran que estás pensando en las personas que te quieren duran un buen tiempo, así que tómate unos minutos para escribirles una bonita tarjeta y mandársela por correo, o programa una llamada rápida por Skype, no te arrepentirás.

Examina qué es lo que realmente quieres en la vida.

Es fácil quedar atrapado en el todo lo que sucede a lo largo de tus 20s, y las personas suelen olvidar sentarse y contemplar qué es lo que realmente quieren.

Tonya Turpin aconseja que “de forma activa, y con intención, te des cuenta del mundo y de todo lo que contiene. No sólo del mundo exterior, sino también del que hay en tu cabeza. Pasa tiempo a solas, ya que es el único camino verdadero para llegar a conocerte a ti mismo. Se curioso y cuestiónalo todo.”

Haz tiempo para averiguar qué amas, y traza un plan para conseguirlo.

Reibox BlogHace años, cuando Seinfeld era programa de televisión un nuevo, Jerry Seinfeld seguía siendo un cómico en gira. En esos momentos, yo estaba paseando por los clubes haciendo noches de micrófono abierto y tratando de aprender del tema.

Una noche estaba en el club donde Seinfeld estaba trabajando, y antes de subir al escenario, vi mi oportunidad. Tenía que preguntarle a Seinfeld si tenía algún consejo para un joven comediante. Lo que me dijo fue algo que me beneficiaría para toda la vida…

Dijo que la forma para ser un mejor comediante era crear mejores chistes, y la forma de crear mejores chistes era escribir todos los días. Pero su consejo era mejor que eso. Él tenía una gema, una técnica de apalancamiento que utilizó en sí mismo y que tú puedes utilizar para motivarte a ti mismo; incluso cuando sientas que no puedes.

Él me reveló un sistema único del calendario que utiliza para presionarse a si mismo a escribir. Así es como funciona.

Él me dijo que consiguiera un calendario grande de pared que tenga un año entero en una página, y lo cuelgue en una pared prominente. El siguiente paso era conseguir un gran marcador rojo.

Me dijo que por cada día que hacía mi tarea de escribir, podía poner una gran X roja en ese día. “Después de unos días tendrás una cadena, sólo mantén la cadena y la cadena crecerá más larga todos los días. Te gustará ver esa cadena, especialmente cuando tengas unas semanas bajo tu cinturón. Tu siguiente y único trabajo a continuación es no romper la cadena.”

-“¡¡¡No rompas la cadena!!!” – repitió para enfatizar.

Con los años usé su técnica en muchas diversas áreas. La he utilizado para el ejercicio, para aprender programación, para aprender administración de redes, para construir sitios web exitosos y para construir negocios exitosos.

Funciona porque no es un único empujón el que nos lleva a donde queremos ir, son las acciones coherentes cotidianas las que generan resultados extraordinarios. Puede que hayas oído “paso a paso todo es tarea fácil.” Paso a paso funciona si puedes dar un paso al día.

Las acciones diarias construyen hábitos. Te da práctica y te convertirá en un experto en poco tiempo. Si no rompes la cadena, comenzarás a detectar oportunidades que de otro modo no podrías. Las pequeñas mejoras se acumulan en grandes mejoras rápidamente, porque las acciones diarias proporcionan “interés compuesto.”

Saltarte un día hará que sea más fácil saltarte el siguiente.

A menudo digo que preferiría tener a alguien que tome acciones -incluso pequeñas- todos los días a tener a alguien que trabaje duro una o dos veces a la semana. Seinfeld entiende que las acciones diarias producen mayores beneficios que sentarte y tratar de lograr 1000 bromas en un día.

Piensa por un momento sobre qué acción tendría el impacto más profundo en tu vida si lo hicieras diariamente. Esa es la acción que te recomiendo poner en tu calendario de Seinfeld. Comienza hoy y gana tu gran X roja. Y de aquí en adelante…

¡No rompas la cadena!

sabiduria“Detrás de cada cosa hermosa, hay algún tipo de dolor.” – Bob Dylan

En algún momento, te darás cuenta de que vivir la buena vida implica cierta cantidad de necesario dolor, y que hay más sabores de dolor que de helado y café combinado…

Está el pequeño dolor vacío de dejar algo atrás; graduarte, dar el siguiente paso, salir de una situación familiar y segura y entrar en la emoción de lo desconocido. Está el gigante, dolor giratorio de la vida trastornando todos tus grandes planes y expectativas. Están los pequeños dolores agudos de cometer un error y los dolores más oscuros de éxito, cuando no te hace sentir tan bien como pensabas que lo haría.

Están los dolores de la traición. Los dulces dolores de encontrar a otros que son dignos de tu tiempo, darles tu amor, y alegrarte por sus vidas a medida que crecen y aprenden. Está el dolor constante de la empatía que te encoge de hombros para que puedas estar al lado de un amigo o amante herido y ayudarlos a enfrentar sus problemas.

Y en el mejor de los días, están los sutiles, hormigueantes dolores que sientes a través de tu cuerpo cuando te das cuenta de que estás de pie en un momento de dulce perfección, un instante de gran logro, o felicidad, o risa, los cuales al mismo tiempo no puede durar – y sin embargo permanecerán contigo por el resto de tu vida.

Todo el mundo siente dolor, y cuando lo experimentamos solemos decir que estamos teniendo un mal día, porque nos olvidamos de algo importante sobre lo que estamos pasando: El dolor es para los vivos – para aquellos de nosotros que todavía tenemos la oportunidad de toda una vida. Sólo los muertos no lo sienten, porque su tiempo ya está terminado.

Así que con esto en mente, aquí tienes doce maneras inteligentes de convertir todas tus heridas diarias en sabiduría y fortaleza:

1. Admite tu dolor emocional, para así poder tratar con él y curarte.

El dolor emocional es menos dramático que el dolor físico, al menos desde el exterior, pero es más común y también más difícil de soportar que los huesos rotos.

El frecuente intento de ocultar el dolor emocional aumenta la carga. No te hagas eso. Claro, es más fácil decir “me duele la pierna” que decir, “mi corazón está roto”, pero eso no significa que tu corazón necesite menos cuidados que tu pierna. De hecho, es exactamente lo opuesto.

2. Deja ir lo que solía ser y ya no es.

Cuando te das cuenta de que nada de eso es tuyo – que no lo puedes reclamar o ni siquiera mantenerlo hasta el final – y cuando estás dispuesto a dejar ir cualquier cosa que consideres “mío;” repentinamente serás libre.

No hay necesidad de agarrar ni aferrarte. Sin embargo, una de las lecciones más difíciles en la vida es dejar ir – ya sean posesiones, obsesiones, ira, amor o pérdidas.

El cambio nunca es fácil – luchas para aferrarte y luchas para dejar ir. Pero dejar ir es siempre el camino más saludable hacia adelante. Elimina los apegos tóxicos y los pensamientos del pasado. Tienes que liberarte emocionalmente de las cosas que una vez significaron mucho para ti, para así poder ir más allá del pasado y del dolor que te traen.

Una vez más, se necesita de mucho trabajo duro para dejar ir y reorientar tus pensamientos, pero vale la pena cada pedazo de esfuerzo que puedas reunir.

3. Desapégate emocionalmente de tus problemas.

Eres un ser humano que vive y respira, que es infinitamente más complejo que todos tus problemas individuales. Y eso significa que eres más poderoso que ellos – tienes la capacidad de cambiarlos, y de cambiar la manera que sientes sobre ellos.

4. Ve cada desafío como una asignación educativa.

Pregúntate a ti mismo: “¿Qué es lo que esta situación está intentando enseñarme?”

Cada situación en nuestras vidas tiene una lección que enseñarnos. Algunas de estas lecciones incluyen: Ser más fuerte. Comunicarte más claramente. Confiar en tus instintos. Expresar tu amor. Perdonar. Saber cuándo dejar ir. Intentar algo nuevo, aprender algo nuevo, y nunca mirar atrás.

5. Hazte preguntas más positivas.

Si te haces preguntas negativas, obtendrá respuestas negativas. No hay respuestas positivas a “¿Por qué yo?” “¿Por qué no yo?” “¿Y si?”, Etc.

Dejarías que alguien te hiciera las preguntas desmoralizadoras que a veces te haces? Lo dudo. Así que para y cambiarlas por preguntas que te empujen en una dirección positiva. Por ejemplo, “¿Qué puedo hacer en este momento para seguir adelante?”

6. Haz pequeños ajustes a medida que averiguas qué funciona y qué no.

Gran parte de tu vida es resultado de las decisiones que tomas. Si no te gusta alguna parte de tu vida, entonces es hora de empezar a hacer cambios y tomar mejores opciones. Este cambio puede no ser fácil, pero es posible.

Los hábitos que nos mantienen atascados en la vida los hacemos todo el tiempo, día a día. Deshacer estos hábitos toma el mismo camino. Enfócate en las cosas pequeñas que puedas hacer ahora, no en las cosas grandes que no puedes. Estos pequeños cambios diarios se sumarán a resultados enormes al final.

Vivir MejorEn Quora, más de 100 personas respondieron la pregunta “¿Cuáles son los rasgos comunes de las personas altamente inteligentes?”

Algunos usuarios afirmaron saberlo por experiencia personal; otros simplemente dan una educada conjetura.

Como resultado, muchos usuarios dieron respuestas con las que los investigadores estarían de acuerdo.

Sacamos ocho de las respuestas más intrigantes y explicadas por la ciencia – y sólo vamos a decir que nos sentimos mucho más inteligentes ahora.

Esto es lo que aprendimos:

Son altamente adaptables

Varios usuarios Quora notaron que las personas inteligentes son flexibles y capaces de prosperar en diferentes escenarios.

Como escribe Donna M Hammett, las personas inteligentes se adaptan “mostrando lo que se puede hacer independientemente de las complicaciones o restricciones que les hayan impuesto.”

Las recientes investigaciones psicológicas apoyan esta idea. La inteligencia depende de la capacidad de cambiar tus propios comportamientos para poder hacerle frente más eficazmente a tu ambiente, o realizar cambios a los ambientes en los que te encuentras.

Entienden lo mucho que no saben

Las personas más inteligentes son capaces de admitir que no están familiarizados con un concepto en particular. Como escribe Jim Winer, las personas inteligentes “no tienen miedo de decir: ‘No sé.’ Si realmente no lo saben, lo aprenden.”

La observación de Winer está respaldada por un famoso estudio de Justin Kruger y David Dunning, que descubrió que entre menos inteligentes seas, más sobreestimas tus capacidades cognitivas.

En un experimento, por ejemplo, los estudiantes que había sacado menos puntaje en una prueba de la LSAT sobreestimaron su número de preguntas correctas en casi un 50%. Mientras que aquellos que habían sacado los mejores resultados subestimaron su número de preguntas correctas.

Tienen una curiosidad insaciable

Albert Einstein dijo, “No tengo talentos especiales, sólo soy apasionadamente curioso.”

O, como Keyzurbur Alas lo pone, “las personas inteligentes se dejan fascinar por cosas que otros dan por sentado.”

Una investigación publicada en 2016 sugiere que hay una relación entre la inteligencia infantil y la apertura a las experiencias (que abarcan la curiosidad intelectual) en la edad adulta.

Los científicos siguieron a miles de personas nacidas en Reino Unido durante 50 años y descubrieron que los niños de 11 años que habían sacado los más altos puntajes en un test de inteligencia resultaron ser más abiertos a experiencias a los 50s.

Son de mente abierta

Las personas inteligentes no se encierran en sí mismos de las nuevas ideas y oportunidades. Hammett escribe que las ZZZpersonas inteligentes están “dispuestas a aceptar y considerar otros puntos de vista con valor y una mente abierta” y que están “abiertos a soluciones alternativas.”

Los psicólogos dicen que las personas de mente abierta (aquellos que buscan puntos de vista alternativos y valoran las evidencias justamente) tienden a obtener mejores resultados en el SAT y en las pruebas de inteligencia.

Al mismo tiempo, las personas inteligentes son cuidadosas con las ideas y perspectivas que adoptan.

“Una mente inteligente tiene una fuerte aversión a aceptar las cosas por su valor nominal y, por lo tanto, se resisten a creer hasta que se les presente una amplia evidencia,” dice Alas.

Les gusta su propia compañía

Richard señala que las personas altamente inteligentes tienden a ser “muy individualistas.”

Curiosamente, una investigación reciente sugiere que las personas más inteligentes tienden a tener menos satisfacción que la mayoría de las personas con sociabilizar con amigos.

Tienen un alto auto-control

Zoher Ali escribe que las personas inteligentes son capaces de superar los impulsos por “planificar, clarificar metas, explorar estrategias alternativas y considerar las consecuencias antes de que comiencen.”

Los científicos descubrieron una relación entre el auto-control y la inteligencia. En un estudio de 2009, los participantes tuvieron que elegir entre dos recompensas financieras: un pago pequeño pero inmediato o un pago más grande pero en una fecha posterior.

Los resultados mostraron que los participantes que optaron por el pago más grande en una fecha posterior (es decir, los que tenían más autocontrol) por lo general lograron mejores resultados en las pruebas de inteligencia.

Los investigadores del estudio dijeron que un área del cerebro (la corteza prefrontal anterior) podría desempeñar un papel importante en ayudar a la gente a resolver problemas difíciles y demostrar auto-control mientras trabajan para lograr sus metas.

Son muy divertidos

Advita Bihani señala que las personas altamente inteligentes tienden a tener un gran sentido del humor.

Los científicos están de acuerdo. Un estudio encontró que las personas que escribieron dibujos animados más divertidos lograron mejores resultados en las pruebas de inteligencia verbal. Otro estudio encontró que los cómicos profesionales puntuaron más alto que el promedio también en las pruebas de inteligencia verbal.

Son sensibles a las experiencias de otras personas

Las personas inteligentes pueden “casi sentir lo que alguien está pensando/sintiendo,” dice.

Algunos psicólogos sostienen que la empatía, estar en sintonía con las necesidades y los sentimientos de los demás y actuar de manera sensible a esas necesidades, es un componente esencial de la inteligencia emocional.

Los individuos emocionalmente inteligentes están típicamente muy interesados en hablar con gente nueva y aprender sobre ellos.

ser felizParte del secreto que usted tanto busca para ser exitoso está en la personalidad y en el ser humano que es frente a los demás.

No se puede pensar en conseguir unos objetivos pasando por encima de los demás, es más, por más que se le presenten situaciones tormentosas o injustas, no puede comenzar a tener comportamientos deshonestos, como hablar mal del otro, ser prepotente, creer que se está en otro nivel y mirar por encima del hombro o peor aún, mentir, con tal de salirse con la suya.

Además, piense en algo, así como en un largo periodo de tiempo usted creció y consiguió todo lo que una vez quiso, así mismo un día puede pasar que por “X o Y” motivo lo pierda todo. Al igual que en el ajedrez, un descuido lo puede llevar a un “jaque mate”. Es difícil comenzar pero es mucho más difícil mantenerse en la cima, por eso, intente ser sencillo, agradecido, humilde y dado a los demás.

Y si usted es de los que cree en el bien y el mal o la ley de la compensación, es mejor que cuide sus palabras y su comportamiento, para que todo lo que se le devuelva sean cosas buenas y oportunidades positivas para su vida.

Así las cosas, le dejamos una lista con 13 recomendaciones señaladas por Inc.com para que ponga en práctica en su vida diaria como un hábito y logre el éxito que con tanto anhelo a venido buscando, es más, estos consejos más que ayudarlo a hacerse millonario (aunque también es posible) le servirán para tener una vida más tranquila y llena de felicidad, para lo que no va a necesitar ni un solo centavo:

1. Maneje la integridad

No sea de los que profesan pero no aplican, no mire “la paja en el ojo ajeno”, más bien preocúpese por ser correcto en todo lo que haga e identifíquese con el valor que se sienta más cómodo.

2. Es importante “dar”

Se convierte en algo recíproco, cuando usted da, lo más seguro es que reciba. Y no solo nos referimos al dinero, es mucho más valioso ser generoso con el tiempo, un apoyo o simplemente el reconocimiento al otro de que lo hizo bien. Jamás dé algo esperando cosas a cambio, no es muy honesto.

3. Sea agradecido

Solo se es feliz cuando uno le agradece al otro, cuando la persona dice “gracias” le está dando mérito a eso que hicieron por él, está siendo consciente de que el otro es importante y más aún su contribución.

4. Crea en sí mismo

No se de ‘palo’, cuando haga las cosas bien, felicítese. Valore tanto sus esfuerzos como sus resultados, los errores también entran en ese grupo de cosas por las que debe sentirse orgulloso, finalmente significan que aprendió de algo y que lo superó.

5. Valore su alrededor

“Soldado advertido no muere en guerra”, no espere a que de verdad pase algo para que aprenda la lección, aproveche a los seres queridos que tiene al lado, comparta con ellos, visítelos. Aprecie cada momento, no hay nada mejor que una relación sólida con los más llegados, finalmente serán ellos los que siempre estén ahí para usted, hágalos felices.

6. Sea de “palabra”

Si quiere que los demás confíen en usted y lo respeten, cumpla con lo que dice y promete sin necesidad de tener a alguien encima para que responda. Esto es lo que más valoran las demás personas.

7. Comparta lo que sabe

Cuando enseñas lo que amas y compartes lo que sabes, abres los ojos, las mentes y los corazones a una gran cantidad de información que otros no pueden tener, y las recompensas son inmensas.

8. Viva con la conciencia tranquila

No hay nada mejor que vivir sabiendo que no se le debes a nadie nada, que no se tienen enemigos, ni rencores a nadie, eso no solo le evita conflictos, sino también contribuye con su estado de salud mental y físico.

9. Haga lo que le gusta

Ya lo dijo en su momento, el cantautor, escritor y filósofo argentino Facundo Cabral: “el que hace lo que ama está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar porque lo que debe ser será y llegará naturalmente”.

Así que ya sabe, no pierda su tiempo en cosas que son incómodas para usted más bien trabaje duro en aquello que tanto disfruta hacer.

10. Sea positivo

Todo va en la mente, su poder es increíble, porque cuando usted tiene pensamientos positivos, inconscientemente produce acciones positivas y viceversa. Así que no se queje tanto, deje de fruncir el ceño y cambie de actitud.

11. Sea valiente

Ya sabe lo que dice el viejo adagio: “La fortuna favorece a los valientes” (Virgilio).

El carácter es importante para que no se deje destruir como un castillo de naipes, sea resiliente, afronte las cosas y asúmalas, esto le ayudará a encontrar nuevas oportunidades.

12. Mantenga su personalidad

Sin importar que a los demás no le agrade, sea quien realmente es, diga lo que piensa, exprese sus opiniones sin temor a que estas tengan un rechazo. Créanos, es peor si se pone aparentar lo que no es, porque cuando los demás se dan cuenta, usted solo se convertirá en una burla.

13. Tenga un propósito

Usted solo podrá llegar a cumplir metas, si establece objetivos a corto y largo plazo. Tenga claro qué quiere y para dónde va y no olvide jamás a los demás, recuerde que es muy difícil ser feliz cuando se está solo, porque somos seres sociables por naturaleza.

cambiar tu mundoDescubrir quién eres y qué quieres, aunque duela. Ahora, sin esperar más.

Hacerte una cabaña con las astillas que llevas clavadas en las arrugas de tu conciencia.

Inventarte una palabra nueva que te sirva de palanca para levantarte cuando te pesa tanto el cuerpo que los párpados se pegan a tus pies.

Coserte el alma a los pies para que te siga cuando el cansancio susurre en tus oídos algunos versos desesperados.

Jurarte amor eterno para cuando las ranas hayan usurpado la identidad a todos los príncipes azules y soñados y descubras que puedes apoyarte en ti.

Tropezar mil veces, pero con piedras distintas para que al menos encuentres la moraleja y el sentido a tus fracasos.

Pasar mil noches en vela escribiendo poemas de amor para un amante inventado, para que surja, para que exista, para que tus palabras atraviesen las paredes y lleguen a un lugar donde alguien espera tener quién le escriba. Y si no aparece, escríbete a ti…

Vestir como la persona que sueñas ser sin esperar a serlo, para que salga de dentro, para que se acostumbre a pasear en tu mundo. Para que tu yo más verdadero salga de la cáscara y se dé cuenta de que merece la pena el esfuerzo.

Tentar la suerte y atreverte a decir eso que callas. A ver qué pasa, a ver qué sucede, a ver si la rutina se escapa por el sumidero y no vuelve.

Buscar la lluvia y mojarse. Que el pelo se te pegue a la cara y la ropa al cuerpo. Soltar el paraguas y chapotear en tu vida hasta quedar agotado.

Reírse aunque no haga gracia. Como ensayo general para una risa verdadera y mágica… Reírse aún cuando nadie se ríe y notas que algunos odian tu risa porque no tienen la suya propia.

Ser feliz con lo puesto. Ahora… Apretar a tus neuronas hasta ver el lado amable de las garras que te sujetan la garganta… Descubrir que tal vez son imaginarias y llevas tiempo amarrado a fantasma que no existe por un temor estúpido.

Amar tus torpezas y besar tus debilidades… Airear tus defectos y ver que en realidad son mapas que seguir hasta encontrar tesoros ocultos.

Perder el tren y llegar tarde a la rutina. Vencer la inercia y empezar a moverse hacia otro lado, para llevar la contraria… Para hacer gimnasia con tu impertinencia y conseguir que no se te olvide que puedes decir que no, cuando no quieres algo y que puedes tener sueños inabarcables, aunque tu cuerpo sea muy pequeño.

Saber que amas y no ocultarlo, aunque no te corresponda más que el viento. Guardar esos besos y abrazos imaginarios hasta encontrar a quién los merezca. No malbaratarlos con amores mediocres ni amantes menores… Reconocer lo auténtico, lo sublime… Y entonces destapar el tarro de caricias dormidas que buscan piel y roce sin cordura ni sensatez. Para que no te quede un pedazo de cariño por dar a quién realmente sabe bucear en tus miserias sin salir corriendo.

Encontrar un recuerdo hermoso. O dos. Atraparlos para tenerlos a mano, para cuando el sol se atenúe y todas las puertas de la compresión estén cerradas…

Imaginarte tomando café en una plaza, en algún lugar del mundo, mientras la gente pasa y sonríe… Mientras tú sonríes por dentro con ansia y sabes que no vas a parar hasta viajar a ese momento.

Hacer en línea recta lo que siempre haces con rodeos… Buscarle las curvas a los atajos que siempre tomas para no encontrarte con tus demonios ni recordar tus miedos.

Borrar de tu lista el número de teléfono de aquellas personas que no te respetan.

Demoler todos tus escondites y soltar todos los amarres a ese pasado pegajoso donde habitan tus culpas y tus complejos.

Ser ferozmente ambicioso con tus sueños y estar dispuesto a dejarte la piel por acariciarlos…

Huir de todo aquello que suene a excusa, que huela a rancio, que parezca gastado y te ayude a quedarte en la burbuja. Romper la burbuja y notar el frío y saber que estás vivo. Alejarte de los decorados y pisar la vida real.

Fabricarte una manta inmensa e imaginaria. Para el frío, para el sueño, para el desamor y las noches eternas. Para compartirla y dejarla guardada si crees que corres el riesgo de esconderte en ella y podrías perderte algo hermoso.

Desafiar las leyes de la gravedad y volar, con el pensamiento, con las ganas de salir del círculo vicioso, con la emoción de saber que pase lo que pase sabrás encontrarte los pies para seguir caminando

Dejar de pensar qué piensan los demás, dejar de meternos en sus cabezas para adivinar como nos ven desde su mirada distorsionada…

Dejar de convivir con ese enemigo que llevas dentro y que es tan cruel contigo mismo. Quererte sin tregua ni prejuicio… Mirarte con ojos tiernos…

Encontrar un hueco para detenerse a pensar… En una muralla cercana, en una calle estrecha, en un rincón perdido, en una cima solitaria o en ese zona de tu cerebro donde habitan las emociones y todo se decide a golpe de sensación.

Cambiar de camino ahora, sin esperar a llegar a casa para dibujar un nuevo itinerario, sin saber qué esconden sus esquinas, sin mirar a los lados esperando al aprobación de nadie.

Decir algo que hace mucho que callas y ya no soportas mantener guardado porque te quema.

Hacer lo que no harías nunca, pero deseas desesperadamente.

Dibujar una ventana a tu nueva vida en una pared blanca y saltar por ella a ti mismo… A ver quién te recibe.

dejarlo irSaber que necesitas dejarlo ir, y dejarlo ir realmente son dos cosas muy diferentes, y a veces necesitamos todos los refuerzos positivos que podamos obtener.

Como mencioné en publicaciones anteriores, frecuentemente uso frases (y afirmaciones) para recordarme proactivamente NO aferrarme a las cosas equivocadas (ideas, mentalidades, etc.)

Siempre que me descubro aferrándome, hago una pausa y leo las siguientes frases. Y luego respiro profundamente…

1. A menudo dejar ir es simplemente cambiar las etiquetas que colocas en una situación – es mirar la misma situación con los ojos frescos y una mente abierta.

A decir verdad, no hay absolutamente nada acerca de tus circunstancias actuales que te impida progresar, un pequeño paso consciente a la vez.

2. Dejar ir no es tener el valor de liberar el pasado, es tener la sabiduría y la fuerza para abrazar el presente.

No se trata de olvidar – se trata de recordar sin miedo. Es un paso adelante, sin ataduras, con una mente presente y una lección aprendida.

3. Uno de los momentos más gratificantes e importantes en la vida es el momento en que finalmente encuentras el coraje de dejar ir lo que no puedes cambiar.

Cuando dejas ir cómo debería “ser”, enciendes todo el potencial de cómo puede ser desde este momento en adelante. La felicidad, entonces, es en última instancia dejar ir lo que piensas que tu vida debería ser ahora y apreciarla sinceramente por todo lo que es, y hacer lo mejor de ella.

4. Dejar ir no significa que no te preocupas por algo o alguien más.

Es tan sólo darte cuenta de que lo único sobre lo que realmente tienes control es tu próxima acción en este momento. En la mayoría de los casos, no puedes calmar la tormenta – y no vale la pena intentarlo. Lo que puedes hacer es calmarte y recobrarte, y la tormenta pasará.

5. Dejar ir es estar agradecido por las experiencias que te hicieron reír, te hicieron llorar, y te ayudaron a aprender y crecer.

Es la aceptación de todo lo que tienes, todo lo que una vez tuviste, y las posibilidades que tienes por delante. Se trata de encontrar la fuerza para aceptar los cambios de la vida, de confiar en tu intuición, de aprender a medida que avanzas, de darte cuenta de que cada experiencia tiene valor, y de seguir dando pasos positivos hacia adelante.

6. No tienes que tener todo calculado para seguir adelante.

Haz lo mejor que puedas hasta que sepas más. Una vez que sepas más, hazlo mejor. Haz del crecimiento gradual un ritual diario.

Así es como el impulso que cambia la vida se construye. Se alimenta de sí mismo, un pequeño paso a la vez. Haz un esfuerzo para comenzar, y a medida que empieces a avanzar, necesitarás cada vez menos esfuerzo para sostenerte.

7. A medida que tomes el siguiente paso, y el siguiente, tu mayor defensa contra el estrés, la frustración y la derrota es tu capacidad inherente para elegir un pensamiento por sobre otro.

Recuerda esto. Si busca razones para estar desalentado (si buscas razones para renunciar y abandonar) encontrarás un montón de ellas. Busca más bien razones para ser positivo, y velas en todas partes. Y entonces continúa.

 

 

 

Subir »
FB