Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Desarrollo Personal:

Los mejores consejos para crecer como persona

influyentesLas personas influyentes tienen un profundo impacto con todos los seres a su al alrededor. Sin embargo, esto solo lo logran porque tienen gran control sobre sí mismos.

Estos individuos trabajan duro por tener auto-confianza. Tienen hábitos que permanecen constantes, mientras que las personas influenciables cambian a la menor provocación.

Los líderes influyentes tienen estos nueve hábitos que puedas emular para aumentar tu alcance.

1. Piensan por sí mismos

Estas personas no se dejan llevar por las tendencias o la opinión pública. Forman sus propios criterios basándose en hechos. Están más que dispuestos a cambiar de parecer si las evidencias lo ameritan, pero no dejan que otros cambien su forma de ver el mundo.

2. Son disruptivos

Estos individuos nunca están satisfechos con el status quo. Son los que siempre se preguntan “¿Y si hiciéramos las cosas de otra manera?”. No temen desafiar la sabiduría convencional, pero no buscan la controversia solo por ser diferentes. La buscan porque de verdad quieren mejorar al mundo.

3. Inspiran la conversación

Cuando las personas influyentes hablan, lo que dicen se expande como ondas en el agua. Inspiran a todos a su alrededor a explorar nuevas ideas y pensar de manera diferente.

4. Saben hacer contactos

Estas personas saben el secreto de las conexiones duraderas. No solo conocen a mucha gente, tienen relaciones con los contactos de sus contactos.

Más importante, saben aportar algo nuevo y bueno a todos los miembros de su network. Comparten sus consejos y presentan a sus amigos con personas que puedan ayudarles.

5. Solo se enfocan en lo realmente importante

Estos individuos no se distraen por trivialidades. Son capaces de eliminar la estática y el ruido sordo del día a día para enfocarse en lo realmente importante. Solo hablan cuando piensan que tienen algo diferente y propositivo que decir. Jamás aburren a los demás con charlas insulsas.

6. Aprecian las discusiones

Este tipo de seres humanos no reaccionan a la defensiva cada vez que encuentran a otra persona que tenga un punto de vista diferente al suyo.

Son lo suficientemente humildes para saber que no poseen la sabiduría universal y que alguien más pudo haber visto algo que ellos pasaron por alto. Y si su interlocutor está en lo correcto, aceptan el cambio ampliamente porque les importa más el resultado final que tener siempre la razón.

7. Son proactivos

Las personas influyentes no esperan a que las nuevas ideas y tecnologías les caigan del cielo; buscan llegar a estas cosas.

Son early adopters que buscan anticipar el paso siguiente y pueden ver qué se avecina porque salieron a buscar el futuro de frente.

8. Responden en lugar de reaccionar

Si alguien critica a las personas influyentes por cometer un error o si un colaborador se equivoca, estas personas no reaccionan de manera emocional. Ellos esperan. Piensan. Y una vez que se han calmado, eligen la respuesta correcta que tienen que dar.

Saben que sus relaciones son muy importantes y no dejarán que una mala reacción las afecte. También entienden que las emociones se contagian y que reaccionar de mala manera puede ser una influencia negativa para las personas de su alrededor.

9. Tienen fe

Las personas influyentes siempre esperan lo mejor. Creen en su propio poder para alcanzar sus sueños y piensan que las demás personas tienen la misma capacidad.

Estiman que nada está fuera de su alcance y es esa creencia lo que los impulsa a dar su mayor esfuerzo. Tienen fe en que basta una sola persona para cambiar al mundo.

En conclusión…

Para aumentar tu influencia, necesitas compartir libremente tus habilidades y consejos y debes creer con pasión en la posibilidad de un mejor futuro.

personas¿Hay personas que constantemente te desalientan, te dicen que no eres lo suficientemente bueno, y te hacen sentir muy mal contigo mismo?

Estas son personas a las que llamo personas difíciles. Y todos tenemos algunas de ellas en nuestras vidas.

Recordé esto hoy cuando un estudiante nuevo me envió un email diciendo:

«Tengo personas difíciles en mi familia con las que tengo que lidiar todos los días, y hacerlo me vuelve loco! A menudo pierdo los estribos en el proceso. ¿Qué puedo hacer cuando estas personas difíciles intenta iniciar un problema? ¿Cómo puedo protegerme de su comportamiento negativo? ¿Qué pasa si no puedo alejarme completamente de ellos?»

Tengo que confesar: no hay una única solución para todos para tratar con personas difíciles. Sin embargo, use exitosamente una serie de estrategias en mi propia vida, y en la última década Ángel y yo también ayudamos a cientos de estudiantes a lidiar con las personas difíciles de sus vidas. Así que tengo una bastante buena idea de lo que funciona.

Hoy, quiero responder la pregunta de nuestro estudiante públicamente, y revisar algunas formas prácticas y pacíficas de tratar con personas difíciles; formas que no implican gritar, hacer rabietas, ni estresarse innecesariamente…

Enfócate en las soluciones, en lugar de los problemas y dificultades de una persona.

Dónde y cómo enfocas tu atención determina tu estado emocional.

Al enfocarte en los problemas que estás enfrentando, creas y prolongas las emociones negativas y el estrés. Cuando cambias tu enfoque hacia acciones que puedan mejorar tus circunstancias, creas un sentido de auto-eficacia que produce emociones positivas y reduce el estrés.

El mismo principio se aplica cuando lidias con las personas difíciles, fijarse en lo estresante y difíciles que son sólo intensifica tu sufrimiento, dándoles poder sobre ti.

Así que cuando alguien en tu vida esté siendo difícil, dejar de pensar en lo problemática que es esa persona, y enfócate en cómo vas a manejar su comportamiento de manera positiva. Esto te hace más eficaz que te pone en el asiento del conductor, y también reducirá en gran medida el estrés que experimentas cuando interactúas con ellas.

Establecer límites sanos y comunícate con compasión.

No hay dudas al respecto… muchas veces las personas difíciles están pasando por un momento difícil y están realmente angustiados, deprimidos, o incluso mental y físicamente enfermos. Haz lo posible por ser amable y compasivo; no porque sean buenos, sino porque tú lo eres.

Dicho esto, sin embargo, igual necesitas separar sus asuntos legítimos de cómo se comportan contigo. Si dejas que las personas se salgan con la suya sólo porque están angustiados, enfrentando una condición médica, o deprimidos, entonces estás haciendo que sea demasiado tentador que empiecen inconscientemente a usar sus desafortunadas circunstancias como un medio para sus fines. Aquí es donde establecer límites saludables entra en juego.

Hace algunos años, fui voluntario en un hospital psiquiátrico para niños. Fui mentor de un niño allí llamado Dennis, un paciente diagnosticado con trastorno bipolar. Dennis era muy difícil a veces, y a menudo gritaba obscenidades a los demás cuando experimentaba uno de sus episodios. Pero nadie nunca desafió sus arrebatos, y tampoco yo hasta ese punto. Después de todo, él está clínicamente «enfermo» y no puede evitarlo, ¿verdad?

Un día llevé a Dennis a un parque para jugar a atrapar la pelota. Una hora más, en nuestra pequeña excursión, entró en uno de sus episodios y comenzó a insultarme con nombres profanos. Pero en lugar de ignorar sus palabras, le dije, «Deja de intimidarme e insultarme, Dennis. Sé que eres una buena persona, y mucho mejor que eso.» Su mandíbula literalmente se cayó. Dennis parecía aturdido, y luego, en cuestión de segundos, se recompuso y respondió: «Siento haber sido malo, Marc.»

La lección aquí es que no puedes ayudar a nadie con perdones injustificados por las cosas que hacen simplemente porque tienen problemas. Hay un montón de personas que están pasando por dificultades extremas que no son personas deliberadamente difíciles para todos a su alrededor.

Así que debes mostrar bondad y compasión, mientras también entiendes que sólo puedes actuar con bondad y compasión genuina cuando estableces límites saludables. Perdonar y permitir demasiado no es saludable ni práctico para nadie en el largo plazo.

Dedica tiempo suficiente todos los días para cuidar de ti.

No tienes que descuidarte a sí mismo simplemente porque los demás lo hacen. En serio, si te ves obligado a vivir o trabajar con una persona difícil, entonces, asegúrate de que pasar suficiente tiempo a solas para descansar y recuperarte. Tener que jugar el roll de «adulto racional y enfocado» delante de la persistente negatividad puede ser agotador, y si no tienes cuidado, la negatividad puede consumirte.

Las personas difíciles pueden mantenerte despierto por las noches preguntándote constantemente a ti mismo:

• «¿Estoy haciendo lo correcto?»
• «¿Soy realmente tan terrible como para que me hable de esa manera?»
• «No puedo creer que haya hecho eso!»
• «Estoy tan afligido!»

Pensamientos como estos pueden mantenerte agonizando durante semanas, meses o incluso años. Por desgracia, a veces ese es el objetivo de las personas difíciles; volverte loco y hacerte caer en su nivel de pensamiento, para así no estar solo. Y como no puedes controlar lo que hacen, es importante cuidar de ti mismo para poder permanecer centrado, sintiéndote sano y listo para vivir positivamente en la cara de sus comportamientos negativos cuando sea necesario.

Si te has sentido agotado por tus encuentros regulares con alguna persona difícil, implementa y practica las estrategias que describí más arriba, una a la vez. Entonces, mientras lo haces, de forma preactiva, recuerda no engancharte con el comportamiento negativo de esta otra persona. No te dejes atrapar…

Mantén tu compostura. Mantén tu paz interior.

ColumnaPor Rita Tonelli

El juego más importante que he jugado en mi vida es el de hacer negocios. Watson fundador de la IBM

Comienzo este post con la frase precedente porque pienso que nunca se te ocurriría pensar en la actividad de “hacer negocios” como “un juego”.

Esa negación proviene de pensar en la palabra juego con una connotación de trivialidad, de superficialidad. Y en realidad, ella tiene innumerables significados literales y muchísimos más dependientes del contexto, la emoción y la interpretación.

Me atrevo al desafío de armar una expresión representativa de la palabra juego a partir de la combinación de varios de ellos para poder transmitirte la importancia de que te posiciones en la mirada de que Vivir Es Un Juego. … Seguir leyendo »

Dedos felicesTal Ben-Shahar  es un profesor de la Escuela de Negocios de Harvard. Su curso sobre felicidad y psicología positiva es el más popular que ofrece la universidad.  A continuación, se mencionan seis consejos sobre cómo lograr el estado de ánimo adecuado para desempeñarse de acuerdo a su potencial

1. Permítase ser humano. Cuando aceptamos las emociones – como el miedo, la tristeza o la ansiedad – como naturales, somos más propensos a superarlas. Rechazar nuestras emociones, positivas o negativas, conduce a la frustración y la infelicidad. … Seguir leyendo »

Actitud PositivaPor Geovanny Echeverri Álvarez

Cada ser humano es un ente diferente, con características y personalidad distintas a los demás, pensamientos, objetivos y deseos diversos que pueden ser determinados por su condición social, por la comunidad que lo rodea, su estrato socioeconómico, la educación, las pautas de crianza y un sinnúmero de factores que pueden afectar positiva y negativamente al individuo, tales como el lugar donde nació, condiciones de salubridad, la formación de sus padres o la ausencia de estos, entre otros.

Todos los sujetos trasiegan por largos senderos en los cuales tropiezan y se caen, algunas veces no saben enfrentar esos grandes aprietos y se dejan abatir llenándose de rabias y rencores porque por más duros que se presenten los problemas, estos mismos dejan ver medios de salida que en ocasiones molestan y dejan un sabor amargo, pero al final se puede hallar la solución … Seguir leyendo »

Compromisos... Todo Un DesafíoPor: Rita Tonelli

Regalos para el maharajá

Una vez un maharajá, que tenía fama de ser muy sabio, cumplía cien años. El acontecimiento fue recibido con gran alegría, ya que todos querían mucho al gobernante. En el palacio se organizó una gran fiesta para esa noche y se invitó a poderosos señores del reino y de otros países.

El día llegó y una montaña de regalos se amontonó en la entrada del salón, donde el maharajá iba a saludar a sus invitados.

Durante la cena, el maharajá pidió a sus sirvientes que separaran los regalos en dos grupos: los que tenían remitente y los que no se sabía quién los había enviado. A los postres, el rey mandó traer todos los regalos en sus dos montañas. Una de cientos de ellos, costosos y grandes, y otra más pequeña, de una decena de presentes.

El maharajá comenzó a tomar regalo por regalo de la primera montaña y fue llamando a los que los habían enviado. A cada uno los hacía subir al trono y les decía: … Seguir leyendo »

ExcusasPor Angel Chernoff, de Sumitha

Aquí tienes 8 ideas más para continuar:

9. «Mis padres son responsables por la persona que soy.»

Tiene que haber una fecha de caducidad para esta excusa. Sí, tus padres son responsables de ayudarte a iniciar la historia de tu vida. Sin embargo, a medida que creces, es tu responsabilidad tomar las cosas con tus manos y escribir el resto de tu historia con tus propias decisiones y acciones.

Alternativa: «Ahora tengo el completo control de mi vida.» – Haz una elección consciente y deja que tu pasado te haga mejor, no peor. No puedes volver atrás y cambiar la forma en la que fuiste criado. Pero sí puedes empezar ahora y cambiar la forma en la que el resto de tu vida transcurrirá. … Seguir leyendo »

DespertarPor Sam de Financial Upside

El día puede tener 24 horas de duración equivalentes, pero cada hora no se crea igual. Comenzar el día con un propósito y un plan aumenta tus probabilidades de éxito.

En su libro What the Most Successful People Do Before Breakfast (Qué hacen las personas más exitosas antes de desayunar), Laura Vanderkam escribió: «Aprovechar tus mañanas es el equivalente a ese sólido consejo financiero que dice págate a ti mismo primero.

Si esperas hasta el final del mes para ahorra lo que te sobra, no te sobrará nada. Del mismo modo, si esperas hasta el final del día para hacer las cosas importantes (pero no urgentes) como hacer ejercicio, leer, reflexionar sobre cómo estás avanzando en tu carrera o hacer crecer tu negocio, o darle de verdad a tu familia lo mejor de ti, es probable que no te sobre tiempo para hacerlo.»

Aquí tienes 11 maneras inteligentes para empezar el día. Te cuento que las personas más exitosas, hacen la mayoría de estas cosas durante las primeras horas de la mañana como parte de su rutina diaria. … Seguir leyendo »

PromesaPor Marc Chernoff

Cuando te conviertes en tu mejor amigo, la vida es más fácil.

La vida no es todo arco iris y mariposas. Puede ser difícil algunas veces. Ya pagaste un precio muy alto para llegar hasta aquí, así que lo mejor que puedes hacer es hacer que realmente cuente, avanzando desde donde estás.

Libérate de la negatividad del mundo (de las fuentes de ignorancia que te dicen qué puedes y qué no puede hacer) con la promesa de mirar hacia adelante, vivir por lo que hay adelante, y salir adelante. En otras palabras, empieza a hacerte promesas positivas a ti mismo!

Promete luchar, luchar con más fuerza, reír más fuerte y por más tiempo, y darle una cachetada a la adversidad cada vez que se atreva a enfrentarte. Prométete ser una fuerza a tener en cuenta; porque eres una fuerza a tener en cuenta.

Hazte estas promesas a ti mismo, y mantenlas siempre.

Repite conmigo: «Yo prometo … Seguir leyendo »

Desperdiciar tu tiempoPor Marc Chernoff

«¿Amas la vida? Entonces no desperdicies el tiempo, por que de eso es de lo que está hecho la vida.» Benjamin Franklin

Esta mañana recibí un e-mail de agradecimiento de una lectora llamada Hope. Ella nos dijo que nuestro blog y libro la ayudaron a motivarse en medio de un arduo proceso de recuperación luego de un grave accidente automovilístico ocurrido el año pasado. Aunque toda su historia es, ambas, desgarradora e inspiradora a la vez, esta línea me hizo detener y pensar:

«El momento más feliz de mi vida sigue siendo esa fracción de segundo hace un año cuando, mientras estaba aplastada bajo un auto de 900Kg, y me di cuenta de que mi marido y mi niño de 9 años, estaban fuera del vehículo y absolutamente bien

Momentos horribles como este nos obligan a reconocer qué es lo realmente importante para nosotros. En el caso de Hope, era su marido y su hijo. Y en el resto de su e-mail, habló sobre cómo su familia pasan ahora mucho más tiempo juntos, simplemente compartiendo historias, contando chistes, y apreciando la compañía del otro. «El accidente nos hizo dar cuenta de la cantidad de tiempo que habíamos desperdiciado todos los días en cosas que no eran importantes, los cuales nos impidieron pasar tiempo de calidad juntos», dijo.

Es difícil pensar en una historia como la de Hope y no preguntarse: «¿En qué necesito dejar de desperdiciar mi tiempo?»

Aquí tienes algunas cosas a tener en cuenta, y que he estado examinando en mi propia vida … Seguir leyendo »

decisionesLa perspectiva es algo chistoso.

Si ves hacia adelante, el camino parecerá algo incierto y el futuro impredecible. Si ves hacia atrás verás que todos los puntos parecen conectarse, excepto los que marcan las decisiones y riesgos que no tomaste.

Aquí hay 10 elecciones que algún día te arrepentirás de haber tomado:

1. Elegir el dolor del arrepentimiento sobre el de la disciplina.

Las peores palabras que puedes decir son: “si hubiera…” Piensa en todas las cosas que te gustaría haber hecho pero no pudiste.

¿Qué hiciste en lugar de eso? Piensa en esa cosa que has soñado con hacer desde hace 5 ó 10 años pero que no has podido y medita lo bien que te sentirías si lo hubieras logrado.

Comenzando hoy, haz lo que deseas y en 5 ó 10 años cuando lo recuerdes no te arrepentirás. Seguro será difícil y doloroso pero no tanto cuando veas al pasado y no sepas qué pudo haber pasado.

2. Elegir no ser valiente.

Ser valiente no significa que no tienes miedo, de hecho es lo opuesto. El coraje sin pensamiento o significado es imprudencia. La gente valiente simplemente ha encontrado algo que importa más que el miedo.

Digamos que tienes pavor de iniciar un negocio, encuentra una razón que te motive más: crear un mejor futuro para tu familia, querer hacer una diferencia o esperar por una vida más gratificante y plena. Una vez que encuentres el gran significado, también hallarás el coraje. No veas el miedo como algo que debas encoger, sino algo que tienes que superar.

3. Elegir no decir “lo haré”.

Una vez un jefe me pidió algo que parecía imposible. Yo dije “está bien, lo intentaré”. Me dijo que no importaba, mientras no renunciara, lo terminaría. No importa tratar, la persistencia es lo que realmente hace una diferencia.

Muchas veces decimos “lo intentaré” porque eso nos da una salida. Nuestros egos e identidades no están en riesgo pues al final sólo estamos “tratando”. Cuando digas “¡lo haré!” tu perspectiva cambiará. Lo que antes parecía insuperable no es cuestión de suerte, sino del tiempo, esfuerzo y persistencia. Cuando lo que haces realmente importa, no digas “lo intentaré”, di “lo haré” y luego querrás cumplir esa promesa.

4. Elegir no tomar las oportunidades.

Tal vez nunca elabores el plan de negocios perfecto o encuentres a los socios o mercado ideales, pero sí puedes hallar un gran momento para comenzar, porque ese instante es ahora.

El talento, la experiencia y las conexiones son importantes, pero si te esfuerzas en todas las cosas nuevas, algo debe funcionar. Además, después de que aprovechas suficientes oportunidades, con el tiempo te volverás más habilidoso y experimentado.

5. Elegir no moverte.

La familiaridad crea comodidad, pero ésta es el enemigo del progreso.

Si tienes una gran oportunidad y lo único que te detiene es el pensamiento de moverte, muévete. Si quieres estar más cerca de tu familia o amigos y lo único deteniéndote es la idea de moverte ¡hazlo! Si quieres ser más cercano a la gente que piensa y actúa como tú, ¡hazlo! No te preocupes, pronto encontrarás nuevos lugares a los que puedas ir, desarrollarás nuevas rutinas, tendrás nuevos amigos y una buena perspectiva de la vida.

6. Elegir no dejar ir las cosas.

La amargura, el resentimiento y envidia son como tomar veneno y esperar a que la otra persona muera. Tú eres el único que pierde. La vida es muy corta como para guardar rencores. Deja ir esos sentimientos y gasta tu energía en apreciar a los individuos que amas.

7. Elegir no disculparte.

Todos cometemos errores, así que hay cosas por las que debemos disculparnos: palabras, acciones omisiones, entre otras. Trágate tu miedo u orgullo y pide perdón. Después ayudarás a la otra persona a librarse del resentimiento para empezar de nuevo.

8. Elegir no usar tus planes de respaldo.

Éstos pueden ayudarte a dormir mejor y darte una salida cuando las cosas se pongan difíciles. Si de alguna manera pasa lo peor (aunque lo “peor” nunca es tan malo como piensas) confía en que encontrarás una forma de recuperarte. Mientras sigas trabajando duro y aprendas de tus errores, siempre podrás.

9. Elegir ser orgulloso.

No seas tan orgulloso como para admitir que cometiste un error, tampoco como para tener sueños grandes o pedir ayuda a otras personas. No tengas miedo de aprovechar una oportunidad y caerte, levántate y sigue adelante.

10. Elegir que no te importe.

El rechazo, la tristeza y el fracaso duelen. ¿Qué puedes hacer? Si decides que no te importa, no saldrás lastimado. Pero después nunca llegarás a experimentar la emoción de la conexión, la felicidad y el éxito.

Escoge seguir en el juego y que te importe.

Obtener lo que deseas en la vidaPor Marc Chernoff

En la vida, no obtienes lo que quieres, obtienes aquello por lo que trabajaste.

Aquí tienes algunas ideas para hacer que eso suceda:

1. Todas las mañanas pregúntate: «¿Esto es lo que quiero para mí?»

Si la respuesta fue «No» demasiadas mañanas seguidas, sabes que es hora de cambiar. Si sigues este principio, muchas de las grandes decisiones de la vida serán bastante más fáciles.

La felicidad a largo plazo es el asentamiento de tu alma en su lugar más apropiado. Este lugar contiene las ideas, las pasiones, las personas y los lugares que te mueven.

Acepta la responsabilidad de hacer que estas cosas sean posibles en tu vida. Debes saber que eres tú el que te llevará a donde quieres ir, nadie más. Sé honesto contigo mismo. Si te encuentras siguiendo a la multitud en piloto automático (simplemente porque es la opción más fácil) es momento de hacer una pausa y reflexionar. … Seguir leyendo »

estrésUna encuesta mostró que el 90 por ciento de las personas más eficientes saben cómo manejar sus emociones en momentos de estrés para permanecer calmadas y ser capaces de hacer lo necesario.

Ésa es una lección importante, ya que todos lo experimentamos en algún momento de nuestra vida.

Las investigaciones dicen que algo de estrés es bueno, pues nos ayuda a terminar las tareas. Sin embargo, mucho estrés puede tener repercusiones psicológicas y fisiológicas.

Ya que no podemos evitarlo, sobre todo en el trabajo, debemos aprender cómo lidiar con eso y aprender del ejemplo de personas exitosas.

1. Dan gracias por lo que tienen.

Puede sonar como Oprah, pero desarrollar un hábito de gratitud está psicológicamente probado que reducirá el estrés y te mantendrá positivo. Cuando tienes un punto de vista positivo eres más feliz y productivo.

2. Son positivas.

¿Más fácil decirlo que hacerlo? A veces.

Las personas exitosas son aquellas que ven oportunidades de crecimiento disfrazadas como fracaso y las que buscan aprender lecciones cuando algo sale mal en lugar de deprimirse por lo que pudo haber sido. Mantener un punto de vista positivo es una herramienta popular contra el estrés.

Si las afirmaciones no son tu estilo, trata de replantear los pensamientos negativos. Si estás pensando en algo negativo di: “Pero lo que aprendí de esto es…” Si eres consciente de que estás pensando algo negativo podrás evitar ese estrés.

3. Se enfocan en el progreso, no en la perfección.

Nadie es perfecto, ni siquiera las personas más exitosas, y ellas te dirían lo mismo.

Richard Branson, por ejemplo, ha tenido algunos fracasos, pero aun así tiene la creencia de que si fallas rápido y en grande aprendes de eso y sigues adelante. Muchos de nosotros alabamos la cultura de la perfección, pero desprenderse de eso nos quitará un gran peso de encima.

4. Cuidan de ellas mismas.

La gente exitosa tiene en la mente que debe cuidar lo más importante, a ellas mismas, para poder continuar.

Prioriza los hábitos de salud como dormir bien, limitar la cafeína y alcohol, hacer ejercicio y apagar los dispositivos electrónicos regularmente. Si estos individuos no eliminaran las malas costumbres, su nivel de estrés estaría por los cielos.

Una persona exitosa se esforzará por encontrar el equilibrio para ayudar a moderar su estrés.

5. Confían en las rutinas.

Una gran causa de estrés es el número de decisiones que debemos tomar en el día. Cada una, ya sea si comer un sándwich o contratar a alguien, tiene peso y nos preocupa.

Depender de las rutinas como comer el mismo lunch siempre o contestar los correos a cierta hora o hasta simplificar tu guardarropa te ayudará a ahorrar tiempo y a estresarte menos para tomar decisiones más importantes.

6. No olvidan la meta principal.

Finalmente, la gente exitosa es capaz de ver toda la pintura completa. Esto es sobre enfocarse más en el “por qué” de lo que haces en lugar de en el “cómo”.

Por ejemplo, puedes sentir que te estresas por el hecho de que debes hacer ejercicio todos los días por una hora (cómo) pero si te enfocas en la razón por la quieres hacer ejercicio (estar más saludable y vivir más) vas a encontrar las tareas menos estresantes.

mentePaz no significa estar en un lugar donde no hay ruidos, sin problemas ni trabajo duro. Paz significa estar en medio de todas esas cosas e igual mantener la calma dentro de nuestro corazón.

¿Recuerdas cuando bajas el volumen de la radio cuando necesitas pensar con claridad sobre algo complicado o confuso?

Lo mismo es cierto para tu vida en general. ¿Y el ruido que necesitas cortar para concentrarte? Ese es el ruido en tu cabeza; tus pensamientos de preocupación gritando más fuerte que tu mejor juicio.

Apagar la radio vuelve a enfocar tu mente y te ofrece una claridad cuando más la necesitas. Realmente no sabes cómo o por qué esto hace una gran diferencia, sólo sabes que lo hace.

Ahora es momento de aplicar esta misma estrategia para todos los otros ruidos en tu vida, empezando por el ruido en tu cabeza. Y si bien no es tan fácil como bajar el volumen de la radio, la buena noticia es que puedes relajar tu mente y entrenarla para pensar más racionalmente con simplemente recordarte a ti mismo hacerlo todos los días. Algunas personas lo llaman afirmaciones, o mantras, o convicciones, pero en cualquier caso estos recordatorios diarios te mantienen en el rumbo, al mantener los pensamientos pacíficos y productivos en tu mente, incluso cuando la vida se vuelve ruidosa.

Aquí tienes 40 citas que puedes usar como recordatorios para calmas tus pensamientos y tu mente:

1. Todo se crea dos veces, primero en la mente y luego en la realidad. Así que presta mucha atención a los pensamientos que tienes. Estos abrirán su camino para hacerse realidad.

2. No hay absolutamente nada en tu situación actual que te impida avanzar, un paso a la vez.

3. Preocúpate, y obtendrás lo que te preocupa. Trabaja, y obtendrás aquello por lo que trabajas. A menudo es así de simple.

4. No puedes dejar que un mal momento eche a perder un montón de buenos. No dejes que los pequeños y tontos dramas de cada día te tiren para abajo.

5. La felicidad es permitirte estar perfectamente bien con «lo que es,» en lugar de desear y preocuparte por «lo que no es.» “Lo que es” es lo que debe ser, sino no lo sería. El resto eres sólo tú discutiendo con la vida.

6. La frustración y el estrés provienen de la manera en que reaccionas, no de cómo son las cosas. Ajusta tu actitud de hoy, y la frustración y el estrés desaparecerán.

7. Sé positivo y sonríe ahora mismo, no porque todo este bien, sino porque puedes ver el lado bueno de todas las cosas.

8. Las mentiras sólo existen si crees en ellas. La verdad te hará libre al final. Siempre que la negatividad se apodere de tu mente, pregúntate: ¿Es verdad? ¿Puedo estar 100% seguro de que es verdad? (Y entonces deja que las mentiras desaparezcan!)

9. Ningún libro es sólo un capítulo. Ningún capítulo cuenta toda la historia. Ningún error define quienes somos. Sigue pasando las páginas que necesitas pasar.

10. Recuerda, dejar ir no se trata de tener el valor de liberar el pasado; se trata de tener la sabiduría y la fuerza para abrazar el presente.

11. El pasado no tiene absolutamente ningún poder por sobre el presente.

12. Ninguna cantidad de arrepentimiento puede cambiar el pasado. Ninguna cantidad de ansiedad puede cambiar el futuro. Sin embargo, cualquier cantidad de gratitud puede cambiar tu presente.

13. Reemplaza la frase «Tengo que» por «Voy a» cada vez que te sorprendas quejándote. Muchas de las actividades por las que nos quejamos son cosas que otros desearían tener la oportunidad de hacer.

14. Cuanta más belleza encuentres en viaje de otra persona, menos vas a querer compararlo con el tuyo.

15. Sentirte atascado es un sentimiento, no un hecho. Así que nunca asumas que estás atascado con las cosas como son. La vida cambia cada segundo, y tú también puedes.

16. En casi todas las situaciones, un poco más de voluntad para reconocer que puede haber algo que no sapas podría cambiarlo todo. Ve a un lugar nuevo, y un sinnúmero de oportunidades aparecerán de repente. Haz algo diferente, y todo tipo de nuevas grandes posibilidades surgirán. Mantén tu mente tranquila y en paz, manteniéndola abierta.

17. Ten cuidado de a quién le das el micrófono y el escenario en tu vida. No te limites a escuchar la voz más ruidosa. Escucha la más sincera.

18. Las personas más infelices en este mundo son las personas que más se preocupan por lo que piensan los demás.

19. Decirle sí a la felicidad y a la paz mental significa aprender a decirle no a las personas y las cosas que te hacen daño. Sé lo suficientemente inteligente como para ignorar la innecesaria negatividad que te rodea.

20. Cuando las personas subestiman tus sueños, predicen tu destino, o te critican, recuerda que te están contando su historia, no la tuya.

FelicidadPor Angel

La felicidad no es algo que pospones para el futuro; es algo que diseñas en el presente.

Nadie puede derribarte si aumentas tu conciencia hacia tu propia fuerza interior y positividad. Tú controlas como reaccionas a las personas y a los acontecimientos de tu vida. Puedes darle poder a la negatividad sobre tu vida, o puedes elegir ser positivo y enfocarte en las grandes cosas que verdaderamente son importantes.

Aquí hay diez estrategias simples para hacer precisamente eso … Seguir leyendo »

Hay muchas maneras de clasificar a las personas y sus personalidades. Este es un método que me gusta mucho porque es sencillo y directo. De estas cuatro afirmaciones relacionadas con la personalidad, ¿cuál te describe mejor?

  1. Debo caer bien
  2. Debo estar cómodo
  3. Debo estar en lo correcto
  4. Debo ganar

1. Tengo que caer bien. Estas personas se aseguran de que todo el mundo esté contento, especialmente con ellas. Le dan gusto a la gente, aún a costa de sí mismos. No se enojan con facilidad y actúan como mediadores para conservar la paz cuando surgen conflictos. ¿Su desventaja? Tienden a evitar la confrontación, por lo que … Seguir leyendo »

excusasPor Marc Chernoff

De la Parte I

Vive porque lo eliges, no por casualidad. Cambia, no pongas excusas. Mantente motivado, no manipulado. Trabaja para ser excelente, no competente. Elige a escuchar tu voz interior, no las confusas opiniones de los demás…

…Ángel y yo hablamos con cientos de clientes de coaching y suscriptores del blog, todos los meses, y éste mal autodestructivo siempre asoma su fea cabeza al final: excusas, excusas, excusas. Y yo no estoy por encima de las excusas tampoco. Yo también me descubro a mí mismo inventándolas de vez en cuando. Pero esa es la clave; que tenemos que descubrirnos a nosotros mismos antes de que nuestras excusas se conviertan en desesperados lamentos.

Así que deja que esta sea tu llamada de atención.

Parte II

11. «No se suponía que tenía que ser así para empezar.»

Cuando nos resistimos a la realidad, permitimos que nos aprisione. Punto. El secreto de la felicidad y la paz es dejar que cada situación sea lo que tenga que ser (y no como creemos que debería ser) y sacar lo mejor de ella.

Con el tiempo, te darás cuenta de que la vida no es ni más fácil ni más difícil de lo que pensabas que iba a ser; que lo fácil y lo difícil no eran exactamente como los habías anticipado, y que no siempre pasaban cuando esperabas que pasaran. Esto no es malo; esto hace a la vida interesante. Con una actitud positiva, casi siempre lo verás como una grata sorpresa. … Seguir leyendo »

Tiempos difíciles51. A menudo es difícil saber qué tan cerca estás del éxito.

52. Cuando gastas tiempo preocupándote, estás simplemente usando tu imaginación para crear cosas que no deseas.

53. No importa como resulte, siempre termina de la manera que deba terminar. Ya sea que tengas éxito o aprendas algo. Ganar-Ganar.

54. Debes ver las cosas como son en lugar de verlas cómo esperas o deseas que fueran.

55. Incluso cuando sientas que no tienes nada, alguien probablemente tiene mucho menos. Encuéntralos y ayúdalos. Ya verás por qué.

56. La risa es la mejor medicina para el estrés. Ríete de ti mismo con frecuencia. Encuentra el humor en cualquier situación en la que te encuentres. … Seguir leyendo »

Conciencia AtemporalPor Rita Tonelli

Así termina Deepak Chopra su parte dedicada a Mi Talento Único, en Las Siete Leyes Espirituales Del Éxito. La frase previa dice: Cuando lo estamos desarrollando perdemos la noción del tiempo.

Cuando publico acerca de la misión personal o haga mención a ella, los comentarios que recibo comparten la inquietud… “¿Cómo encontrar la mía?”

Existen técnicas, específicas y detalladas que operan como una guía concreta y se realizan en un taller de descubrimiento de la misión, pero hay un paso previo en el camino…

¡Encontrar tu talento! … Seguir leyendo »

vivirMe desperté esta mañana y presencié un amanecer de asombrosa belleza, así que salí por la puerta principal para experimentarlo. Y mientras estaba parado en el patio contemplando el cielo rosa, naranja y azul, mi corazón cantó y dolió al mismo tiempo.

Instintivamente, quería compartir ese impresionante momento con Angel y Mac, pero aún estaban durmiendo, y eso me angustió. Me sentí un poco abajo e incompleto, sin poder compartir ese momento especial con ellos, o con nadie. El amanecer más hermoso que jamás había visto se deslizaba entre mis dedos.

Pensé en correr hacia la casa para agarrar una cámara para que al menos poder mostrarles a Angel y Mac una foto del momento que se perdieron, pero me sorprendí y respiré hondo.

Entonces reconocí que había algo más que necesitaba hacer en su lugar: Necesitaba que este momento sea suficiente, sin nada más; sin necesitar compartir ese momento, ni fotografiarlo, ni subirlo a internet.

Así que volví a mirar el cielo y me dije en voz alta: «Este momento es suficiente, Marc. Este momento es suficiente tal como es.»

De verdad, no había ninguna buena razón para que sintiera lo contrario. Y me alegro de haber recuperado mis sentidos.

Por supuesto, sé que no estoy solo en este sentimiento; ese que dice que los bellos momentos de nuestras vidas necesitan ser compartidos, o fotografiados, o subidos a internet para ser completos. Es la mitad de la razón de porque los medios sociales están tan frecuentes en nuestras vidas de hoy.

Demasiado a menudo sentimos que los buenos momentos de nuestras vidas no son lo suficientemente buenos a menos que de alguna manera los capturemos, compartamos y solidifiquemos como un accesorio semi-permanente en nuestras vidas.

O sentimos que los momentos de nuestras vidas no son lo suficientemente buenos en absoluto. Por lo que elegimos distraernos con gadgets y programas de televisión 24/7 sólo para estimularnos a nosotros mismos. Es como una segunda naturaleza para nosotros; estamos tan acostumbrados a sentir que el momento presente no es digno de nuestra presencia completa!

Y esta mentalidad de insatisfacción y distracción (de que la realidad nunca es suficiente para nosotros) se filtra a cada faceta de nuestras vidas…

• Estamos continuamente pensando en lo que vendrá, como si no fuera suficiente apreciar lo que tenemos ahora mismo.

• Nos sentamos para relajarnos un momento e inmediatamente sentimos la urgencia de leer algo en nuestros teléfonos, chequear las redes sociales, o mandarle mensajes a alguien, como si relajarnos un momento no fuera suficiente.

• Procrastinamos cuando es momento de trabajar, elegimos más distracciones, como si el proceso de hacer un buen trabajo no sea suficiente para nosotros.

• Nos enojamos con la gente cuando no cumplen nuestras expectativas, como si la realidad de quiénes son no fuera suficiente para nosotros.

• Resistimos los cambios en nuestras vidas, en nuestras relaciones y en nuestras carreras, porque la realidad pareciera que no es suficiente.

• Rechazamos situaciones, personas e incluso a nosotros mismos, porque sentimos que nada de eso es suficiente para nosotros en este momento.

Pero ¿qué pasaría si aceptáramos este momento, y todo y a todos en él, como suficientes?

¿Qué pasaría si aceptáramos que este momento se está desvaneciendo en este momento, y viéramos que el tiempo fugaz que tenemos en este momento es suficiente, sin necesidad de compartirlo ni capturarlo ni alterarlo de alguna manera?

Piénsalo…

Este momento es suficiente.

¿Y si empezamos a actuar así?

7 mantras para sacar lo mejor del momento presente

Como mencioné anteriormente, a menudo olvido hacer una pausa y apreciar el momento presente por lo que es. Así que he implementado una estrategia simple para apoyar la práctica de hacerlo. En resumen, me recuerdo proactivamente…

• «Este momento es suficiente.»
• «Esta situación es suficiente.»
• «Esta gente es suficiente.»
• «Yo soy suficiente.»
• Etc.

Y en cualquier momento que me sorprendo pensando lo contrario, me detengo a leer los siguientes mantras para mí mismo (los guardo en un papel doblado en mi billetera). Entonces respiro profundamente, y traigo mi foco y aprecio de nuevo al presente…

1. Si te preocupas demasiado por lo que podría ser, y lo que podría haber sido, ignorarás y pasarás por alto la belleza de lo que es. Ahora mismo es la vida. No te la pierdas.

2. Deja ir todo lo demás, y sólo recuérdate lo afortunado que eres por estar experimentando este momento aquí, y ahora. Cuanto más lo aprecias, mejor será.

3. Deja de correr. Respira. Está donde estás. Estás en donde se supone que debes estar en este momento. Cada paso y experiencia es necesaria.

4. El ser humano más rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita para ser feliz. La riqueza es una mentalidad. Quiere menos y aprecia más en este momento.

5. Permítete ser un principiante. Nadie comienza siendo grande. Y nadie es grande todo el tiempo. Haz lo mejor que puedas hasta que lo conozcas mejor. Una vez que los conozcas mejor, hazlo mejor.

6. No compares tu progreso con el de los demás. Todos necesitamos nuestro propio tiempo para viajar nuestra propia distancia. Enfócate en tus rituales diarios. Enfócate en el paso que estás tomando ahora mismo. Eso es suficiente.

7. Está presente. Hay pocas alegrías en la vida que igualen una conversación genuina, una historia genuina, una perspectiva genuina, una risa genuina, un abrazo genuino, o un amigo genuino, en este momento.

 

 

 

Subir »
FB