Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Desarrollo Personal:

Los mejores consejos para crecer como persona

citas1. La mayoría del estrés que tienes cuando tratas con una persona difícil no se alimenta de las palabras o las acciones de esta persona; se alimenta de tu mente que le da a sus palabras y acciones importancia.

2. Está bien estar enojado. Nunca está bien ser cruel. La rabia, el odio, el resentimiento y los celos no cambian los corazones de los demás; sólo cambia el tuyo.

3. Perdona a los demás, no porque se merezcan el perdón, sino porque tú te mereces la paz. Libérate de la carga de ser una eterna víctima.

4. Mantén una actitud positiva cuando la negatividad te rodee. Sonríe cuando otros se nieguen a hacerlo. Es una forma sencilla de hacer una diferencia en el mundo que te rodea.

5. Los chismes y los dramas termina en los oídos de una persona sabia. Se Sabio. Trata de entender antes juzgar. Usa tu criterio no como un arma para insultar a los demás, sino como una herramienta para tomar decisiones positivas que te ayuden a construir tu carácter.

6. Siempre pon el ejemplo. Trata a todos con amabilidad y respeto, incluso aquellos que son grosero contigo; no porque sean agradables, sino por que tú lo eres. Y haz tu mejor esfuerzo para estar agradecido por la gente grosera y difícil también; ya que estás te sirven como grandes recordatorios de cómo no debes ser.

7. La forma en que tratamos a las personas que están totalmente en desacuerdo con nosotros dice mucho sobre lo que aprendimos del amor, la compasión y la bondad. La vida es demasiado corta para discutir y pelear. Cuenta tus bendiciones, valorar a las personas que te importan, y aléjate del drama con la cabeza bien alta.

8. No esperes ver cambios positivos en tu vida si te rodeas constantemente con personas difíciles. El gran peligro de estar rodeado de personas negativas todo el tiempo es que empezarás a ser como ellos sin siquiera saberlo. Así que se consciente de la compañía diaria que mantiene. (Sólo porque seas amable y respetuoso con alguien, no significa que tengas que pasar tiempo extra con él.)

9. Recuerda, lo que los demás digan o hagan, y las opiniones que tengan, se basan casi enteramente en su propia auto-reflexión. No tomes las cosas personal. En vez de enojarte por las palabras de los demás, elije ser conciente y crecer más fuerte, de un modo u otro, gracias a ellos.

10. Deja que las opiniones de los demás te informen… no dejes que te limiten. No dejes que la ignorancia, el odio, el drama o la negatividad de nadie más te impidan ser la mejor persona que puedas ser. Si te descubres a ti mismo tratando constantemente de demostrar tu valía ante los demás, es porque has olvidado tu valor. Respira profundamente, y haz lo que sabes que es correcto.

11. Si realmente quieres ser feliz y estar en paz, entonces dejar de tener miedo de ser tu mismo y deja de pensar en lo que los demás piensan de ti cada segundo. No hay nada egoísta en darte el suficiente espacio para cuidar de ti mismo. No podemos dar lo que no tenemos. Experimenta la vida en tus propios términos y así les podrás dar vida a los demás.

12. Haz que sea un ritual diario trabajar duro en silencio, hacer lo que tengas que hacer, e ignorar el drama, el desánimo y la negatividad que te rodea. Deja que tu éxito sea tu ruido.

Vivir MejorAntes de cerrar el capítulo del día, las personas exitosas suelen tener una rutina que siguen.

Tienen un conjunto de acciones y actividades que inspiran, reparar y renuevan la pasión por sus planes de negocio y metas de vida personales.

Antes de irte a la cama, intenta estas 10 cosas para que puedas despertar listo para afrontar el día.

1. Reflexiona sobre los éxitos y los fracasos del día

Las personas exitosas no se desaniman por ningún fracaso. En ves de ello, reflexionan sobre lo que funcionó y lo que no funcionó. Se enfocan en lo positivo y utilizar cualquier intento fallido como información para el éxito en el futuro.

2. Expresan una actitud de agradecimiento

Antes de retirarse por la noche, piensa en las personas que te ayudaron a tener éxito en el día. ¿Les expresaste gratitud? Si no, considera maneras de agradecérselos.

3. Anota tus planes

A pesar de que no es necesario reflexionar sobre todas tus metas antes de acostarse, haz una revisión rápida de tus metas a corto plazo. Anote los planes urgentes e importantes para el día siguiente.

4. Pon tu despertador

Pon tu despertador para que puedas cumplir un horario regular. Las personas que se apegan al mismo horario de sueño a menudo tienen más energía a través del día.

5. Llama a un buen amigo

Las personas que permanecen en contacto con sus amigos y familiares se sienten más motivados todos los días. Considera la posibilidad de hablar con alguien que amas antes de terminar la jornada.

6. Lee un buen libro.

Cuando lo último que haces antes de irte a dormir es ejercitar tu mente, tienes toda la noche para procesar la información. Tu mente subconsciente ayudará a que las ideas se conviertan en inspiración para los próximos días y semanas.

7. Dile a alguien que la amas

Al expresar amor antes de irte a dormir, tendrás una actitud más positiva. Las personas tienden a despertarse renovadas cuando se sienten queridas y seguras. Tener equilibrio con la familia y los seres queridos te ayudará con éxito en el trabajo.

8. Reza o medita

Ya sea que le reces a Dios o medites, un tiempo en silencio antes de acostarte te ayudará a relajarte y lograr un sueño profundo. A menudo puedes dejar de lado tus problemas sólo para despertar con las soluciones cuando rezas o meditas.

9. Come un bocadillo ligero

Habla con tu entrenador personal o nutricionista sobre el mejor bocadillo para antes de acostarte. Si vas a la cama con hambre, eso podría interferir con tu horario de sueño. Planifica cuidadosamente hacer ejercicio y un bocadillo saludable antes de irte a dormir.

10. Fantasea sobre una vida mejor

La última cosa que las personas exitosas hacen antes de irse a la cama es fantasear sobre la vida de sus sueños. También piensan en las personas vivas o fallecidas que los ayudaron, querían o inspiraron.

Dormir bien es esencial para el éxito. Si adoptas una buena rutina para dormir, despertarás más fresco y más enfocado.

felizLa felicidad es la meta que debemos alcanzar en nuestra vida, ya sea mediante logros personales como un buen trabajo, viajar, estudiar, destacar en algún deporte, encontrar a la pareja ideal, comprar casa.

Sin embargo, hay una serie de conductas que continuamente repites que te impiden lograr dichos objetivos.

Puede ser que en la vida te vayas trazando metas para conseguir esa felicidad tan anhelada, y la única manera de conseguirlo es por medio de ti mismo. Ya que nosotros somos quienes nos ponemos las limitaciones de manera consciente o inconscientemente. Hay varias formas para eliminar estas restricciones personales.

Debes tener en cuenta que en la vida también se presentan dificultades, pero nada es imposible, sólo deja de complicarte, vive la vida porque sólo hay una.

Este es un listado de 20 cosas que debes dejar atrás para ser una persona mas feliz.

1. Deja de buscar la aprobación de los demás

¿A quién le importa lo que piense la gente si tú estás feliz con alguna decisión que hayas tomado? Es tu problema si salen bien o no las cosas.

El estar pendiente de la opinión de los demás, lo único que hará es que te detengas y sentirte inseguro con tus decisiones.

2. Olvídate de los resentimientos

El enojo es el principal motivo para alejarte de personas que estimas.

Aprende a estar en paz con quienes te han hecho mal. Perdona, pues el resentimiento a la única persona a quien afecta es a ti mismo.

3. Ignora la imagen negativa que te imponen las personas

La única persona que debería estar preocupada sobre tu cuerpo eres tú. Nadie puede decir cuál es el cuerpo perfecto ni el tipo anatómico ideal.

Si te gusta tu cuerpo, te sientes satisfecho y te encuentras saludable no tienes por qué seguir modas que la sociedad te impone.

4. La idea de la pareja perfecta

Eso de encontrar a la media naranja perfecta no existe, así que si tienes una lista de características del príncipe azul anhelado es mejor que te olvides de ella.

Debes conocer a la persona perfecta para ti, alguien a quien puedas amar con todo tu corazón, con quien te sientas cómoda y con quien puedas ser tu misma. Entre más pronto te des cuenta de que no hay una persona perfecta llegarás a conocer esa persona con quien te sientas feliz.

5. La vida perfecta

Si no hay pareja perfecta tampoco existe la vida perfecta.

La vida tienes que vivirla, aprovechar que estás saludable, que cuentas con tus facultades físicas y mentales. Las decisiones que tomes se reflejarán directamente en tu vida diaria. Depende de ti crear el mejor mundo.

6. Ser millonario

El sueño de muchas personas es ser rico y dedican altas horas de su tiempo tratando de alcanzar ese sueño; y aun así, cuando llegar a ser millonarios no son felices.

7. La suerte

La suerte la haces tú. Nada cae del cielo por sí solo; la suerte se puede ver reflejada mediante el conjunto de acciones que realizas.

Tienes que tener en cuenta el karma: si actúas bien, vendrán cosas buenas. Valora tu vida, aprovéchala al máximo, y se agradecido con todo lo que se te da.

8. Olvídate de las excusas

Dile adiós a todo tipo de excusas. Si quieres un cambio verdadero en tu forma de vivir debes afrontar tus responsabilidades, nadie es culpable de una mala decisión.

Recuerda que nada es imposible, si quieres algo harás todo lo posible por conseguirlo.

9. Pensar en tu ex

Esta persona ya no está contigo por alguna razón. Si todo el tiempo estás pensando en ella jamás vas a dar el siguiente paso para conocer a alguien más.

Analiza la relación que tenías, momentos felices, peleas, discusiones, y cuál fue la razón que los llevó a terminar. No te detengas por los viejos sentimientos, aprende de tus errores y trata de no volverlos a cometer para que en un futuro puedas ser feliz con otra persona.

10. No seas tan testarudo

Aunque es difícil de aceptar, pues siempre quieres tener la razón, es buen momento para cambiar y ser más abierto al momento de aceptar tus errores; podrás aprender cosas nuevas.

11. Deja de ser inconstante

Si quieres llegar a la meta tienes que seguir caminando hacía ella, no puedes simplemente parar y dejarlo para después; recuerda el dicho “No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy”.

Si realmente deseas algo tienes que continuar trabajando por conseguirlo.

12. No cargues tus recuerdos negativos

Cuando fuiste herido en una relación en donde amaste mucho, cargas sentimientos negativos, los cuales pueden afectarte en alguna relación futura.

Sin embargo recuerda que no todas las personas son iguales ni te pasará lo mismo; tienes que ser optimista, deja a un lado todos los recuerdos negativos, empieza de cero.

13. Ve el lado bueno de las cosas

Debes confiar en ti mismo, eres capaz de lograr todo lo que quieras; no seas negativo, recuerda la ley de atracción: si deseas algo lo obtendrás, pero también si piensas que eso no llegará, tu mismo pondrás la barrera para que no se cumpla ese sueño.

14. Deja atrás los pensamientos críticos

Constantemente las personas se sienten preocupadas por lo que pasa en la vida de otras personas, dando su opinión no de manera positiva, sino de crítica.

Si gastas tu valioso tiempo en estar más atento en los demás, te olvidarás vivir tu propia vida.

15. Las envidias

Una cosa es desear tener más y otra es envidiar lo que otro tiene. Debes agradecer a la vida lo que tienes, ya que tal vez muchas otras personas no tienen eso que tú aún no valoras.

Cuando actúas con celos eres atrayente de sentimientos negativos y al final del día la envidia solo te afecta a ti.

16. La inseguridad

Cuando ves a una persona feliz piensas que es porque lo tiene todo, y tal vez estás equivocado, pero tiene seguridad en sí mismo, algo que no todas las personas tienen.

Tener alta autoestima y valorarte tal cual eres te da seguridad al momento de hablar y relacionarse con otras personas. Tú puedes cambiar la forma de proyectarte ante los demás, siempre y cuando confíes en ti mismo.

17. Que tu felicidad no dependa de los demás

Recuerda que la única persona con la que puedes contar al cien por ciento, las 24 horas del día, los 365 días del año, es contigo mismo.

No pongas tu felicidad en las manos de otras personas.

18. Decisiones malas que tomaste en el pasado

Deja de vivir en el pasado. Lo hecho hecho está, ya no puedes volver el tiempo atrás para corregir algún error. Pero tienes la opción de aprender de dichos errores y no volver a cometerlos.

19. Siempre tener el control

Lo importante es dejar que la vida corra. Es bueno fijarte metas a futuro pero no puedes controlar todas las acciones o situaciones cotidianas, ya que no todo sale como lo planeas.

20. Pesimismo o expectativas muy bajas

Tienes que planear bien tus metas para el futuro y cómo tendrás que trabajar en ellas para lograrlo.

Lo importante es que no te des por vencido y que seas optimista, recuerda que no hay imposibles, y que puedes llegar muy lejos.

personas¿Hay personas que constantemente te desalientan, te dicen que no eres lo suficientemente bueno, y te hacen sentir muy mal contigo mismo?

Estas son personas a las que llamo personas difíciles. Y todos tenemos algunas de ellas en nuestras vidas.

Recordé esto hoy cuando un estudiante nuevo me envió un email diciendo:

“Tengo personas difíciles en mi familia con las que tengo que lidiar todos los días, y hacerlo me vuelve loco! A menudo pierdo los estribos en el proceso. ¿Qué puedo hacer cuando estas personas difíciles intenta iniciar un problema? ¿Cómo puedo protegerme de su comportamiento negativo? ¿Qué pasa si no puedo alejarme completamente de ellos?”

Tengo que confesar: no hay una única solución para todos para tratar con personas difíciles. Sin embargo, use exitosamente una serie de estrategias en mi propia vida, y en la última década Ángel y yo también ayudamos a cientos de estudiantes a lidiar con las personas difíciles de sus vidas. Así que tengo una bastante buena idea de lo que funciona.

Hoy, quiero responder la pregunta de nuestro estudiante públicamente, y revisar algunas formas prácticas y pacíficas de tratar con personas difíciles; formas que no implican gritar, hacer rabietas, ni estresarse innecesariamente…

Enfócate en las soluciones, en lugar de los problemas y dificultades de una persona.

Dónde y cómo enfocas tu atención determina tu estado emocional.

Al enfocarte en los problemas que estás enfrentando, creas y prolongas las emociones negativas y el estrés. Cuando cambias tu enfoque hacia acciones que puedan mejorar tus circunstancias, creas un sentido de auto-eficacia que produce emociones positivas y reduce el estrés.

El mismo principio se aplica cuando lidias con las personas difíciles, fijarse en lo estresante y difíciles que son sólo intensifica tu sufrimiento, dándoles poder sobre ti.

Así que cuando alguien en tu vida esté siendo difícil, dejar de pensar en lo problemática que es esa persona, y enfócate en cómo vas a manejar su comportamiento de manera positiva. Esto te hace más eficaz que te pone en el asiento del conductor, y también reducirá en gran medida el estrés que experimentas cuando interactúas con ellas.

Establecer límites sanos y comunícate con compasión.

No hay dudas al respecto… muchas veces las personas difíciles están pasando por un momento difícil y están realmente angustiados, deprimidos, o incluso mental y físicamente enfermos. Haz lo posible por ser amable y compasivo; no porque sean buenos, sino porque tú lo eres.

Dicho esto, sin embargo, igual necesitas separar sus asuntos legítimos de cómo se comportan contigo. Si dejas que las personas se salgan con la suya sólo porque están angustiados, enfrentando una condición médica, o deprimidos, entonces estás haciendo que sea demasiado tentador que empiecen inconscientemente a usar sus desafortunadas circunstancias como un medio para sus fines. Aquí es donde establecer límites saludables entra en juego.

Hace algunos años, fui voluntario en un hospital psiquiátrico para niños. Fui mentor de un niño allí llamado Dennis, un paciente diagnosticado con trastorno bipolar. Dennis era muy difícil a veces, y a menudo gritaba obscenidades a los demás cuando experimentaba uno de sus episodios. Pero nadie nunca desafió sus arrebatos, y tampoco yo hasta ese punto. Después de todo, él está clínicamente “enfermo” y no puede evitarlo, ¿verdad?

Un día llevé a Dennis a un parque para jugar a atrapar la pelota. Una hora más, en nuestra pequeña excursión, entró en uno de sus episodios y comenzó a insultarme con nombres profanos. Pero en lugar de ignorar sus palabras, le dije, “Deja de intimidarme e insultarme, Dennis. Sé que eres una buena persona, y mucho mejor que eso.” Su mandíbula literalmente se cayó. Dennis parecía aturdido, y luego, en cuestión de segundos, se recompuso y respondió: “Siento haber sido malo, Marc.”

La lección aquí es que no puedes ayudar a nadie con perdones injustificados por las cosas que hacen simplemente porque tienen problemas. Hay un montón de personas que están pasando por dificultades extremas que no son personas deliberadamente difíciles para todos a su alrededor.

Así que debes mostrar bondad y compasión, mientras también entiendes que sólo puedes actuar con bondad y compasión genuina cuando estableces límites saludables. Perdonar y permitir demasiado no es saludable ni práctico para nadie en el largo plazo.

Dedica tiempo suficiente todos los días para cuidar de ti.

No tienes que descuidarte a sí mismo simplemente porque los demás lo hacen. En serio, si te ves obligado a vivir o trabajar con una persona difícil, entonces, asegúrate de que pasar suficiente tiempo a solas para descansar y recuperarte. Tener que jugar el roll de “adulto racional y enfocado” delante de la persistente negatividad puede ser agotador, y si no tienes cuidado, la negatividad puede consumirte.

Las personas difíciles pueden mantenerte despierto por las noches preguntándote constantemente a ti mismo:

• “¿Estoy haciendo lo correcto?”
• “¿Soy realmente tan terrible como para que me hable de esa manera?”
• “No puedo creer que haya hecho eso!”
• “Estoy tan afligido!”

Pensamientos como estos pueden mantenerte agonizando durante semanas, meses o incluso años. Por desgracia, a veces ese es el objetivo de las personas difíciles; volverte loco y hacerte caer en su nivel de pensamiento, para así no estar solo. Y como no puedes controlar lo que hacen, es importante cuidar de ti mismo para poder permanecer centrado, sintiéndote sano y listo para vivir positivamente en la cara de sus comportamientos negativos cuando sea necesario.

Si te has sentido agotado por tus encuentros regulares con alguna persona difícil, implementa y practica las estrategias que describí más arriba, una a la vez. Entonces, mientras lo haces, de forma preactiva, recuerda no engancharte con el comportamiento negativo de esta otra persona. No te dejes atrapar…

Mantén tu compostura. Mantén tu paz interior.

Vivir Mejor¿Te has preguntado por qué “valores” es una palabra tan de moda en la era de la información?

Una razón probablemente es porque cuanto más tratamos de hacer (y cuanto mejor tratamos de hacerlo) mantener ese sentido de propósito y significado a la vista se hace más difícil. Ambos, organizaciones e individuos, todos quieren saber cómo definir mejor sus valores, y vivir y trabajar de acuerdo a ellos.

Pero tal vez toda esta búsqueda del alma sea innecesaria. Tal vez tus valores son mucho más evidentes de lo que crees.

Ya estás priorizando, incluso si crees que no

Seamos honestos. Ya tienes valores. Tu empresa ya tiene valores. Y no son los que anotaste en un post-it y pegaste en tu notebook o los que pegaste en la pared cuando fundaste la empresa. No, tus valores son mucho más simples y más fáciles de encontrar que eso.

Están escondidos en tu horario. Y para algunos de nosotros, lo que están comunicando es aterrador.

Así que cuando te dices, “Pongo la familia primero”, pero programas una reunión para las 6 p.m. te estás engañando a ti mismo. Le dijiste a tu pareja que estarías en casa antes de la cena, y entonces haces algo como eso. Lo que tu agenda te está diciendo es que valoras más al trabajo que a tu familia, y si no estás bien con eso, es momento de hacer un cambio.

Esto no es física cuántica, sin embargo, es algo que muchos de nosotros (frente a la presión del corto plazo en el trabajo y en casa por igual) tendemos a olvidar por completo. Cuando dices que priorizas el comportamiento proactivo al comportamiento reactivo, pero tienes día tras día lleno de reuniones, no estás diciendo la verdad.

Lo que realmente valoras es obvio. En última instancia, todos votamos nuestras prioridades con cada acción que tomamos; todos los días. Ya sea por culpa o por miedo o por la reprimenda de tu jefe, te estás poniendo en una situación en donde enfrentas reacciones sin cesar a todo tipo de cosas.

El principio es simple: Tu calendario nunca miente. No puedes decir una cosa y programar otra. Donde pasas tu tiempo es donde tus valores están. Pero si sientes, como muchos lo hacemos, que tu balance vida/trabajo está fuera de control, puede ser momento para un reinicio, y eso comienza con tu calendario. Quizá sea momento de sincronizar de nuevo tu calendario con tus valores, los verdaderos.

Aquí tienes cuatro maneras de empezar.

1. Práctica estar presente

El autor y activista Parker Palmer escribió, “Antes de poder decirle a mi vida lo que quiero hacer con ella, debo escuchar a mi vida decirme quien soy.”

La próxima vez que salgas corriendo a otra reunión o te apresures a disculparte por llegar tarde a otra reunión con los maestros, pregúntate: “¿Es esto lo que realmente soy? ¿Es esto lo que quiero ser?” Si sientes un poco de angustia interior, presta atención a esa sensación, y deja que te motive a hacer algunos cambios importantes.

2. Diseña tu semana ideal

Aprendí este consejo de mi amigo Michael Hyatt, quien defiende que tu calendario no debería ser algo que te estrese cuando lo miras. Cada nuevo día debería ser una aventura emocionante. Si no lo es, entonces cámbialo. Para citar a Greg McKeown, “Si no priorizas tu vida, alguien más lo hará.”

Para empezar a reacomodar tu horario, no busques cambios minúsculos, planea semanas ideales, incluso si perece inverosímil en un primer momento. Antes de poder saber qué cambios debes hacer, es importante saber por qué y a dónde quieres que te lleven.

3. No lo hagas solo

Comprométete. Pídele a un amigo, cónyuge o compañero de trabajo que te ayude a crear algunos límites que hagan honor a tus valores, relaciones y compromisos. Cuando cruces esos límites, necesitas que haya una consecuencia, incluso si es sólo una amiga preguntándote: “¿Estás seguro de que quieres hacer eso?” Este tipo de recordatorios pueden darnos el espacio para hacer una pausa y reflexionar sobre nuestras intenciones.

Eso puede parecer pequeño, pero a menudo es bastante; demasiadas de nuestras decisiones se toman mitad-consciente o inconscientemente, y antes de darnos cuenta, ya son rutinas establecidas. Es fácil olvidar que cada acción tiene una consecuencia; pero también es bastante fácil recordártelo.

4. Considera tu llamado

Cuando estás en medio de un ocupado y estresante día, pregúntate: “¿Esto es realmente a lo que estoy destinado a hacer?” Por supuesto, cada trabajo tiene sus contras. Pero si estás semanas y meses haciendo cosas sólo por pura obligación, entonces puede ser momento de considerar algunos cambios.

La idea de que debemos perseguir nuestras pasiones o ir tras el trabajo de nuestros sueños pasó de moda en algunos sectores. Pero en mi libro The Art of Work, comparto porque a veces no tenemos que renunciar a nuestros trabajos para descubrir nuestro propósito.

A menudo, sólo necesitamos encontrar una manera de girar en dirección a un trabajo con más propósito. A cada uno de nosotros sólo se nos da un determinado número de días en la tierra, y pasan más rápido de lo que pensamos. Intentemos no gastarlos en cosas que no importan realmente.

Al principio, hacer esto puede ser algo soberbio; mirar realmente tu horario y hacerte estas preguntas difíciles. Incluso puede conducir a un sentimiento de vergüenza por en donde has estado gastando tus horas más preciadas del día. Pero sólo porque los valores que estás practicando ahora no son los mismos que te gustarían priorizar no quiere decir que no puedan cambiar. De hecho, ser honesto sobre ellos es la única manera en que pueden cambiar.

seguraConfianza.

No naciste con ella. Bueno, probablemente no.

Esta característica es como un músculo, se fortalece con el tiempo. Sin embargo, muchos de nosotros batallamos con el amor propio toda la vida, sin llegar a desarrollar todo el potencial que tenemos.

La verdad es que no tenemos el valor de experimentar lo mejor de nuestra vida. Nos vamos a la segura. Tenemos tanto miedo a fracasar, de ser ridiculizados, que nunca nos arriesgamos.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para desarrollar la auto-confianza. Sin adentrarnos en pláticas baratas de autoayuda, debes empezar por aceptar que tú también puedes despertar un día sintiéndote fuerte, capaz y confiado. Listo para conquistar el mundo. Pero no sin salir de tu zona de confort.

Te presentamos 10 actividades que te pueden ayudar a aumentar tu auto-confianza. Te retamos a hacerlas y descubrir todo el poder que tienes dentro de ti.

1. Lidera con tus fortalezas

Trabaja en las áreas que destacas. Organiza tu día para enfocarte en lo que eres bueno. Esto te llevará a tener más éxitos lo que en turno te llevará a sentirte más confiado y seguro.

2. Monitorea tus triunfos

Empieza todos los días con una lista de pendientes realista con tareas que puedas ir tachando conforme avance la jornada. Cada vez que cumplas con un deber, sentirás que aumenta tu fuerza.

3. Una simple charla

Todos queremos ser mejores conversadores y dar una muy buena primera impresión. ¿Cómo lograrlo? ¡Platicando!

La próxima vez que vayas al supermercado charla un poco con la cajera o la persona que está detrás de ti en la fila. Verás que la mayoría de las personas son amables y que realmente no hay qué temer. Cuanto más “practiques” hablar con extraños, más fácil será.

4. Prueba cosas nuevas

Busca en la red algunas actividades grupales que se den en tu localidad. Esto te dará más experiencia para ser la persona que quieres ser.

5. Sé espontáneo

A nadie le gusta sentirse excluido de la plática. Socializar en eventos puede parecer muy difícil, pero no es imposible.

En lugar de pensar en razones para no ir a una reunión, mejor decide tajantemente si asistirás o no. Tu mente dejará de “enredarse” en escenarios hipotéticos y podrás aprender a desenvolverte en situaciones sociales.

6. Enfócate en tu lenguaje corporal

Mantén una buena postura, sonríe y ten contacto visual con las personas con las que hables. Con estas sencillas claves no solo te verás más seguro de ti mismo, te sentirás lleno de confianza.

7. Aventura a un lugar diferente

Agenda vacaciones en un lugar que te exija ser asertivo. Conocer lugares fuera de lo común te forzará a hablar con extraños, probar cosas exóticas y a desarrollar una gran fuerza interior.

8. Viaja solo

¡No hay mejor manera de desarrollar auto-confianza que aventurarse a un lugar diferente tú solo! La seguridad es un producto de adentrarse en terrenos desconocidos por tu cuenta, lejos de la rutina del día a día.

9. Haz ejercicio con otros

Los retos físicos también son excelentes para aumentar tu sentido de valor propio. Únete a un equipo local del deporte que más te apasione. Los deportes colectivos se basan en la buena comunicación para lograr una buena estrategia de juego.

10. Pruébate a ti mismo

Participa en una actividad exterior que te exija físicamente, como senderismo. Salirte de tu zona de confort para vencer un reto auto-impuesto te dará un increíble empujón de auto-confianza.

¿Conoces alguna otra actividad que pueda servirnos a aumentar la seguridad? ¡Te invitamos a compartirla en los comentarios!

fuerzasLo que hace exitosa a una persona no es un título profesional que haya logrado, sino las acciones que realice a diario para alcanzar el éxito.

Pero se estará preguntando: ‘¿Acaso tengo los recursos suficientes para actuar a mi favor y conseguir ese triunfo?’

Es importante que sepa como persona que tiene grandes recursos, quizá muchos los desconozca e incluso no los utilice.

Como lo aconseja el Coach Víctor Suárez, al realizar una acción que le podrá generar cierta satisfacción, es necesario que lo divida en dos partes: lo mental, para elevar la confianza en usted mismo en el instante que lo desee, y en lo físico, visualízarse con éxito e inmediatamente después hacer un movimiento de poder (alzando sus brazos o exclamando el positivismo con un sí). La idea es que ancle a su mente esa imagen de triunfo.

A continuación encontrará esas siete fuerzas que están dentro de usted y puede usar para alcanzar sus metas.

Para alcanzar sus metas

Víctor Suárez, coach humano en desarrollo habla sobre esas fuerzas que lo ayudarán a triunfar:

1. Empodérese a sí mismo

Se trata de que utilice la confianza que tiene en usted y la eleve con el paso del tiempo.

2. Decídase desde el amor

Si es honesto con usted mismo podrá aceptar que en ocasiones sus decisiones afectan a los demás. Se trata de minimizar este daño, y más bien, de revertirlo.

3. Manténgase atento para aprender

Tiene que ser muy intencional en este punto.

Por ejemplo: cuando esté hablando con alguien pregúntese: ‘¿Qué puedo aprender de él/ella?’ Fije su meta para aprender de una persona cada día. Defina quién será y búsquelo.

4. Reflexione

Mida la calidad de sus pensamientos.

Por ejemplo, cuando vaya en el carro: ‘¿En qué estaba pensando en los últimos 5 minutos?’; en el transcurso del día: ‘¿Cómo me hablo a mi mismo?’

Lo que quiere hacer es detectar sus hábitos y determinar si son tóxicos o exitosos.

5. Haga sentir importante a los demás, de manera auténtica

Es gratis y lo puede hacer varias veces en el día. Sea sincero y por ninguna razón adule; en cambio, elogie cualquier cosa que le guste de la otra persona, puede ser el arete o incluso la ropa que lleva.

6. Agrega valor

Ayude a las personas y lo seguirán a Marte. 30 minutos antes de dormir pregúntese: ‘¿A quién le agregaré valor mañana?’

7. Respire

Tómese 10 minutos para respirar en cuadros: inhale durante 8 segundos, detenga el aire dentro por 32 segundos y exhale durante 16 segundos. Repítalo cinco veces, por la mañana y por la tarde.

carta abiertaEsa rareza en ti que crees que es un defecto, es la razón por la que alguien se está enamorando de ti.

Este artículo fue inspirado por un breve correo electrónico que recibimos hoy de una nueva alumna:

Estimado Marc y Angel,

Mis defectos me están frenando y estoy harta de eso!

Durante los últimos años he trabajado para subir por la escalera corporativa en una creciente compañía incluida en la Fortune 500, pero en los últimos diez meses se me negaron tres veces tres oportunidades de gestión diferentes. La razón siempre es endulzada por la vicepresidente de la empresa, pero básicamente ella me dice que si bien soy “un activo para la empresa,” Simplemente soy “demasiado sensible y solidaria” para los degolladores deberes de los puestos de dirección que he solicitado. Y lo peor es que, en palabras similares pero diferentes, me han dicho esto mismo toda mi vida.

¿Que puedo hacer? Me siento totalmente defectuosa y estancada en este momento. Cualquier orientación en absoluto será muy apreciada.

Sinceramente,
Una Estudiante Defectuosa

Nuestra respuesta (una respuesta abierta para todos aquellos que luchan con sus “defectos”):

Estimada Estudiante Defectuosa,

Es hora para una breve historia sobre la vida y el éxito…

A principios de 1976, después de trabajar duro para ganarse la posición de co-presentadora del telediario nocturno local en Baltimore, Oprah Winfrey, de 22 años de edad, fue sacada abruptamente del aire y degradada tan sólo unos meses después.

El gerente de la estación televisiva le dijo a Oprah que ella no era la adecuada para la transmisión de noticias en el horario estelar, ya que parecía demasiado emocionalmente involucrada y unida a las historias sobre las que informaba.

Oprah estaba conmocionada y devastada, obviamente, y su sueño de ser una destacada presentadora de televisión parecía haber terminado antes de siquiera comenzar.

Mientras pensaba  en sus pensamientos y emociones, Oprah se dio cuenta de que de alguna manera el gerente de la estación estaba en lo cierto. Tenía un buen punto al decir que ella era emocional, porque sinceramente se preocupaba por la gente y sus historias, y eso hizo que a veces afectara sus decisiones de transmisiones.

Sólo un par de semanas antes de ser sacada del aire, a Oprah le habían pedido que hiciera una transmisión en vivo desde el funeral de un niño. Cuando decidió transmitir desde una distancia como para darle a la familia del niño fallecido poco de intimidad en lugar de poner una cámara y un micrófono en sus caras, fue regañada por no cumplir adecuadamente con sus responsabilidades de trabajo.

1976

Oprah en última instancia aceptó la responsabilidad por sí misma y sus decisiones. Decidió hacer lo mejor que pudo con la mano que habían acordado, y continuó poniendo su corazón en el nuevo y más pequeño roll que le habían dado tras su descenso de categoría. Y es algo bueno que hizo, porque poco después se produjo una importante sacudida en la administración de la estación de noticias que lo cambió todo.

Un nuevo gerente para la estación llamado Bill Baker, que tenía una trayectoria muy exitosa, fue contratado por la estación padre principal para arreglar los hundidos niveles de audiencia de la estación.

Poco después de que Bill se hiciera cargo, él y su esposa, Jeannemarie, conocieron a Oprah en una fiesta de cóctel de la industria. Bill ya tenía planes sueltos para comenzar un nuevo programa de entrevistas, y en la fiesta, Jeannemarie no podía dejar de hablar de Oprah y el maravilloso programa de entrevistas que ella haría. “Hay algo mágico en ella”, le dijo a Bill. “Lleva su corazón en la mano, y no es nada pretenciosa.

Bill estuvo de acuerdo con que Oprah tenía rasgos de carácter muy inspiradores, y fue contratada para co-conducir el nuevo programa de entrevistas. Ahora, en lugar de tener que mantener una compostura perfecta y seguir un libreto sin emociones para los informes, era libre de llorar, reír y ser personal con sus invitados y sus historias. Y la audiencia diurna de la estación se enamoró rápidamente del nuevo formato de Oprah talk show, y con su toque emocional, su honesta, y sincera personalidad.

Un par de años después, su programa de entrevistas era el programa más visto de la estación, y por mucho.

Oprah Winfrey (que una vez había sido expulsada del centro de atención por sus reportes de estilo sinceros, compasivos y emocionalmente cargados) utilizó más tarde esas mismas exactas habilidades y rasgos de carácter para convertirse en una de las personalidades más exitosas en la historia de la televisión.

Y hay una gran lección en la historia de Oprah que es relevante para todos nosotros…

A menudo, exactamente quienes somos (con nuestros defectos y todo) es nuestro activo más valioso.

Simplemente puede que no nos hayamos dado cuenta todavía.

Sinceramente,
Marc y Angel

Vivir Mejor8. Anota lo que comes

Hacer un seguimiento de todos los alimentos que comes y todo el ejercicio que haces en un día puede ser un reto, pero Buttina Marshall dice que usar su aplicación MyFitnessPal la ayudó a ver el daño que le estaba haciendo a su cuerpo.

“No me di cuenta de lo poco que estaba recibiendo de algunos nutrientes y la cantidad de azúcar y grasa que estaba recibiendo todos los días hasta que empecé a hacer esto de forma regular,” escribe.

9. Come sólo alimentos nutritivos

Después de anotar lo que comes, empieza a comer sólo lo que sea verdaderamente nutritivo – Doug Whitney dice que esto cambiará tu vida para siempre.

“La respuesta corta aquí es preparar tu propia comida, comer comida orgánica tanto como sea posible (sí, es caro, pero es más barato que los gastos médicos y las pérdidas de rendimiento) Enfócate en las carnes magras y verduras, evita los granos (son desastrosas para la mayoría de nosotros), y cuando comas algo que no sea bueno para ti, nota la diferencia en cómo te sientes. ¡Esa es la clave!”

Él dice que esto será incómodo por numerosas razones: Es difícil; es socialmente limitante; puede ser más caro si estás acostumbrado a comer la oferta del día; no es tan sabrosa cuando inicias, y tardas más tiempo.

Pero dice que el resultado vale la pena 100% el esfuerzo. “Ser un tipo raro obsesivo con su salud y superar a todos los demás es mucho más divertido que ser uno de ellos; y no es sólo deportivamente También es mentalmente.”

10. Practica hablar en público

Puede que de miedo, pero nunca sabes cuando puedes llegar a ser llamado para hablar en público. Practicar, si bien es atemorizante, es la clave para mejorar tus habilidades de comunicación.

Gurram recomienda unirse a un grupo de debates cercano o algún grupo de improvisación en tu ciudad: “Realmente da miedo hasta que te das cuenta de que todo el mundo alrededor tuyo siente lo mismo.”

11. Habla con alguien nuevo

“¿Ves a alguien que te interesa? Ve y háblale,” sugiere Toole. “Lo peor que puede pasar es un rechazo catastróficamente épico, lo que te dará algo divertido de lo que hablar después. Eso y una mayor confianza en tus habilidades para la próxima vez.”

12. Deja tu teléfono en tus bolsillos

“¿Cuántas veces revisaste tu teléfono al leer esto? La última vez que estuviste en un restaurante o bar, ¿cuántas veces sacaste tu teléfono para buscar algo?” Pregunta Toole.

Hay algo que decir sobre tomar una desintoxicación digital y permitir a nuestras mentes vagar. En lugar de tomar nuestros teléfonos cuando estamos aburridos, las investigaciones sugieren que el aburrimiento nos puede ayudar a ser más productivos, orientados a objetivos, y creativos.

Además, son buenos modales cuando estás en entornos sociales.

13. Elije sólo una cosa que dominar a la vez

La manera en que intentas mejorar podría ser tratar de intentar muchas cosas a la vez y ver cuales funcionan. Pero Rob Hanna dice que usar la táctica opuesta, aunque incómoda, es la clave.

“La intención es la clave para dominar algo,” escribe Hanna. Él explica que esto requiere disminuir tus intentos.

“El problema con los que buscan mejorar siempre en la vida es que realmente no saben lo que están buscando, y entonces se siguen lanzando caprichosamente a la siguiente cosa nueva”.

Si estás constantemente cambiando de intereses, dice, nunca vas a descubrir tu progreso interno. “Así que elige una cosa y comprométete a dominar progresivamente esa cosa. No importa lo que sea, lo lograrás, siempre y cuando lo hagas.”

14. Logra una meta imposible

La cosa más incómoda que puedes hacer, de acuerdo con Rizwan Aseem, es establecer y lograr una meta que sea lo más difícil que hayas hecho nunca antes.

Para hacerlo, él sugiere pensar en una cosa que te sea cómodo hacer todos los días y amplificarlo hasta llegar a un punto en el que realmente te asuste hacerlo. Si corres un kilómetro todos los días, la idea de correr siete podría aterrorizarte. Establece eso como una meta anual.

“La parte más difícil es salir realmente y tomar las acciones que te ayudarán a lograr esa meta,” escribe.

“Tendrás que usar toda tu fuerza mental y física para avanzar realmente para lograr esa meta. Pero el punto es este: Algo genial le pasará a tu mente, tu fisiología, tu composición interna, cuando realmente lo hagas. Te harás invencible. Serás capaz de establecer cualquier meta para ti mismo y luego lograrla.”

mindfulnessTras haber estado cerca de la muerte, Mark Bertolini, CEO de Aetna decidió ofrecer clases de yoga y meditación a sus empleados.

Incluso The New York Times escribió sobre este suceso afirmando que: “estos cambios hicieron de una compañía de seguros, uno de los corporativos más progresivos de América”.

“Hemos ofrecido programas mindfulness basados en el bienestar de nuestros empleados. Si podemos hacer que nuestros trabajadores reaccionen de manera pensante ante el estrés en lugar de sólo “reaccionar”, creemos que podrán tener un impacto positivo en su trabajo, en su salud y por qué no, en el resto de sus vidas”.

Aetna no es la única empresa en implementar este estado de conciencia en el trabajo. Adobe, Google, Target, General Mills, Ford, Apple, Nike y McKinsey & Co. también la han promovido ¿por qué? Porque eso puede ayudar a los empleados a prosperar y bueno, al final de cuentas eso beneficia a la empresa, ¿no lo crees?

Aquí 6 de las sensaciones más poderosas por las que deberías dejar entrar lo mindfulness a tu vida.

Pero antes, ¿Qué es mindfulness?

Al español se traduce como “estado de conciencia plena” y Psychology Today lo define como un estado de atención activa al presente. Esta publicación también describe a esta acción cómo “observar tus pensamientos y sentimientos a distancia sin juzgar”.

Además, vivir en estado mindfulness significa vivir el momento despertando la experiencia, lo contrario a dejar que la vida pase ante tus ojos.

Esto es derivado de la tradición budista que tiene que ver con la autorregulación y la conciencia del presente. También incluye una aceptación a los momentos con experiencia.

Hay muchas prácticas de este estado que la gente puede hacer, tal es el caso de la yoga. Tienes que considerar que esto significa ‘no hacer nada’ de modo que puedas concentrarte y tranquilizarte, y es por esa razón por la que muchos principiantes se quedan dormidos.

Aun así el serlo representa un estado muy activo dentro de la cabeza, pues significa que puedes ponerlo en práctica en cualquier momento en todo lugar.

Ahora que ya sabes más de lo que el estado mindfulness significa aquí los beneficios.

1. Te mantiene mentalmente, emocionalmente y físicamente feliz

“Estudios demuestran que la idea del estado mindful está relacionada con el sentimiento de bienestar y buena salud” dice Ellen Langer, profesora de psicología de Harvard quién también es conocida como la “madre del mindfulness”.

Estudios también afirman que la reflexión excesiva y la preocupación contribuyen a enfermedades mentales por lo que practicar este estado te ayuda a reducirlo.

Desde 1970 esto ha ayudado a la gente con dolores crónicos, desórdenes alimenticios, adicciones y problemas de sueño.

2. Reduce el estrés

Este estado literalmente reprograma tu cerebro. Investigadores de la Universidad de Harvard encontraron que en la región del hipocampo hubo un incremento significativo de materia gris en aquellos que habían seguido un programa de mindfulness.

Piénsalo. Cuando estás estresado, no sólo tu rendimiento se ve afectado, también pones a tu salud en riesgo. Así que ya sabes, esto te puede salvar la vida.

3. Aumenta la inteligencia emocional

Esta actividad puede cultivarte y desarrollar inteligencia emocional.

Esto es big deal ya que aquellos que la tienen, generalmente, son más exitosos pues saben la importancia del balance entre la vida y el trabajo, no se distraen tanto, no viven en el pasado y se enfocan solo en lo positivo.

4. Incrementa la concentración, creatividad y productividad

Un estudio hecho por Washington probó este efecto a través de la meditación en un comportamiento multitasking.

“Hemos encontrado que aquellos que meditan hicieron menos cambios en sus tareas y reportaron menos emociones negativas después de su rendimiento a comparación de otros grupos” Adicionalmente, la meditación y relajación de grupos mostró una mejora en la memoria de las tareas.

Cuando dejamos ir ese estrés podemos concentrarnos en aumentar nuestra productividad.

5. Ayuda contra las críticas

A nadie le gusta que lo critiquen. Y aunque podemos utilizar la crítica constructiva para crecer laboralmente, ¿qué con las palabras malintencionadas?

Gracias a la mindfulness, puedes ayudarte a responder profesionalmente tomando un respiro profundo y procesar la información.

6. Construye liderazgo

Tras medir sus habilidades de liderazgo, la Universidad de Westminster puso a los alumnos a un entrenamiento de meditación por 12 semanas.

Los resultados fueron publicados en Academy of Management Proceedings y demostraron que el entrenamiento aumentó su auto-confianza y sus habilidades de liderazgo.

Tengas el puesto que tengas, esto te servirá para empezar tu día como nuevo y no sólo escuchar a la gente, sino prestarle atención.

ganadoresTodo el mundo quieres saber qué tienen aquellas personas extraordinarias; aquellos que consiguen resultados que nosotros también queremos conseguir.

Si uno observa, estudia y analiza, puede encontrar muchas pistas interesantes que son indicativas de lo que se debe y no debe hacer.

Te doy algunas pistas que a lo mejor te pueden ser útiles que yo he ido identificando a lo largo del camino:

1. Piensan en grande

Saben que no existen los límites, que lo único que existe son las limitaciones, y que esas limitaciones son simplemente limitaciones mentales.

Con disciplina, foco y paciencia, cualquier logro acaba materializándose.

2. Tienen una estrategia de salida

O dicho de otra manera, tienen un sentido claro de dirección. Saben lo que quieren y hacia dónde se dirigen.

Cuanto tienes claro lo que quieres todo es más fácil, porque uno puede concentrar todas las energías cien por cien a ese objetivo y también es más fácil desarrollar un plan. O vemos el final del camino (sabemos hacia dónde vamos) o nos dejamos llevar por los acontecimientos (a donde ellos quieran llevarnos).

3. Mentalidad de excelencia

Las chapuzas y el hacer las cosas para cumplir no forman parte de su filosofía de vida. Si hacen algo, buscan hacerlo de forma impecable, de tal manera que genere calidad; y la calidad es la mejor garantía de fidelidad de los clientes, de barrera de entrada para la competencia y de beneficios sostenibles.

Cuando eres excelente, la competencia se vuelve más irrelevante.

4. Aprendizaje continuo

Lo que tú ganas es el resultado de la persona en que te conviertes.

Tu nivel de ingresos sólo puede crecer hasta el nivel que crezcas tú. Aprende más para ganar más. Si quieres que te vaya mejor, tienes que pagar un precio mayor. No dejan nunca de estudiar, leer, acudir a seminarios, compartir experiencias… en definitiva, absorber.

5. Pasión por lo que hacen

¿Es posible ser bueno en algo con lo que no disfrutas? Difícil, ¿Verdad?

A todos nos gusta mucho algo; identifícalo, y luego, tangibilizalo en productos y servicios para poder venderlo. No renuncies a tu pasión, más bien profesionaliza tu pasión.

Por ejemplo, te gusta la marca personal: escribe libros, da conferencias, ofrece coaching personal y on line, da clases, seminarios, jornadas… Ya lo decía Steve Pavlina: «Es extremadamente duro competir con alguien que disfruta con lo que hace.»

6. Son expertos en algo

Ya sabes, a las personas brillantes les ofrecen oportunidades brillantes; a la gente normal oportunidades normales; y a la gente mala ninguna oportunidad.

Si quieres triunfar, haz algo mejor que el resto. Una sola cosa. Decide en qué quieres ser un referente e invierte todas las energías ahí, pon toda tu alma. Ya sabes: sé tan bueno en lo tuyo que los demás no puedan ignorarte.

7. Son productivos

Como decía Warren Buffett: «La diferencia entre la gente de éxito y la de mucho éxito, es que la de mucho éxito dice no a casi todo».

Productividad no es llenar la agenda a tope sino eliminar todo lo que no tiene que hacerse. Y aplican la regla del 80/20 que libera de trabajo y tensión de manera sorprendente.

8. Vocación de servicio

Para ganar mucho, sirve mucho. Cambia el chip de ‘cuánto gano’ al ‘cómo sirvo’.

Robert Kiyosaki, uno de los personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición), lo expresa así: «La gente no es suficientemente rica porque no es suficientemente generosa».

Cuando te levantes por la mañana hazte esta pregunta: ¿Cómo puedo hacer mejor o más fácil la vida de la gente? Y luego actúa. Vocación de servicio es aportación de valor. Busca siempre cómo dar más calidad, precios más baratos, ofrecer algo que no se hace o hacerlo de otra manera o en un sitio sin cubrir.

9. Auto-responsabilidad

Ponte siempre bajo lupa: si tu vida no es como te gustaría que fuese hay algo que no sabes o no estás haciendo bien.

Las personas auto-responsables están orientadas a las soluciones; las no-auto-responsables están orientadas a las excusas. La mayoría de personas deja que su vida transcurra y sólo unos pocos deciden lo que les sucederá en la vida.

10. No viven pendientes de los demás

No están pendientes de lo que ganan o no ganan el resto. Y mucho menos, no tienen tiempo para criticar. Saben que el mundo es abundancia. Sólo se fijan en los demás para aprender cosas de ellos y adaptarlas a su negocio y a su vida. Están centrados en su perfeccionamiento personal y en su mejora.

11. Se elevan por encima de las críticas

Deciden lo que quieren, van a por ello, y pasan olímpicamente de los espectadores: de lo que dicen o no dicen.

La vida cambia para bien (y mucho) cuando uno se vuelve indiferente a las opiniones ajenas. Triunfar es estar dispuesto a no gustarle a alguna gente. Medio-cre es estar en el Medio. El éxito está en los extremos.

12. Se desafían continuamente

Adoptan una estrategia push. Saben que crecimiento personal y comodidad son incompatibles. Hacen de su estilo de vida el arte de practicar la comodidad. Se fijan retos anti-incomodidad semanales o diarios para aprender a estar cómodos en la incomodidad.

¿Quieres sentirte cómodo en la incomodidad? Cuando vayas a un evento, siéntate en primera fila; acostúmbrate a quejarte: cuando la comida esté fría, cuando te a tiendan mal; cómete la última loncha de jamón del plato sin preguntar; habla con desconocidos, haz esa llamada pendiente que tienes desde hace tanto tiempo… El éxito se mide por la cantidad de conversaciones difíciles que puedes mantener.

13. No van solos por la vida

Los equipos hacen mejores y más grandes a las personas. Si quieres triunfar, busca ayuda, colaboraciones, partners… siempre los mejores.

Lo decía Robin Sharma, también presente en Aprendiendo de los mejores: «Un sueño fantástico necesita un equipo brillante. O no se cumplirá».

Aprende de ellos y complementa tus debilidades para centrarte en tus fortalezas. El conocimiento no está sólo en las aulas (conocimiento explícito), sino también en las conversaciones informales (y en redes) que mantenemos a lo largo del día con gente interesante (conocimiento tácito).

14. Actitud adecuada

Saben interpretar todo lo que les ocurre (fracasos, críticas, rechazos…) de manera positiva y favorable para utilizarlo en beneficio propio. Saben que detrás de cualquier experiencia hay sabiduría si uno sabe digerirla oportunamente. Todo suma cuando uno le da el enfoque adecuado.

dejar de preocuparteSuelta el control… y está bien con ello.

Ese es uno de los problemas más grandes con los que luchamos diariamente, incluido yo mismo.

Debido a que soltar el control va directamente en contra de nuestra modernizada e industrializada forma de vivir; somos buscavidas, hacedores, arquitectos de nuestro destino.

Construimos cosas y hacemos que las cosas pasen en nuestros términos; no esperamos que nada pase en términos de otra persona! Al menos eso es lo que aprendí creciendo con maestros, entrenadores deportivos, películas, canciones, artículos de revistas, y así sucesivamente. Por lo que permitir que las cosas sucedan no estaba en mi ADN. Nunca fui de los que se quedaban sentados pasivamente y dejaban de lado el control.

Con los años, sin embargo, mi punto de vista ha cambiado. Aprendí de la manera difícil que gran parte del control que creemos que tenemos sobre nuestras vidas es una ilusión. Por ejemplo, desde que conocí…

• Al joven al que su vida se le dio vuelta por el cáncer
• La joven, y madre de dos hijos, que perdió a su marido a los 27
• La familia que perdió su casa en un tornado
• El dueño de un negocio local que estaba prosperando hasta que la economía se derrumbó
• El empleado muy trabajador que perdió su trabajo cuando su jefe de 25 años se declaró en quiebra
• El corredor que perdió una pierna en un accidente de transito
• La madre cuyo hijo tiene síndrome de Down a pesar de haber hecho todo bien durante su embarazo
• y muchas, muchas más personas como ellos…

Sucede todos los días; situaciones sobre las que creemos tener control, pero realmente no.

Entonces, ¿qué podemos hacer?

¡Déjalo ir! Se conciente…

La mente… El campo de batalla

Lo dije antes y lo diré de nuevo, la mente es nuestro campo de batalla. Es el lugar donde reside el conflicto más fuerte. Es el lugar donde la mitad de las cosas que creíamos que iban a pasar, no pasaron. Es el lugar donde nuestras expectativas siempre sacaron lo mejor de nosotros. Es el lugar donde somos víctimas de nuestras ansias por controlar lo incontrolable.

Y si permitimos que estos pensamientos y deseos habiten en nuestra mente, van a tener éxito robándonos la paz, la alegría, y en última instancia nuestras vidas. Vamos a caer en una profunda angustia e incluso depresión.

A decir verdad, hay mucho acerca de la vida que no podemos controlar, no tiene sentido desperdiciar nuestra energía en estas cosas y descaradamente abandonar todo lo que sí podemos controlar.

Podemos decidir cómo pasaremos nuestro tiempo en este momento, con quienes socializaremos; con quienes compartiremos nuestras vidas. Podemos elegir amar y apreciar a las personas en nuestras vidas por quiénes son. Podemos elegir cómo vamos a responder ante las sorpresas y decepciones cuando se nos presenten, y si vamos a verlas como maldiciones u oportunidades para crecer.

Y lo más importante, podemos elegir ajustar nuestras actitudes y dejar ir todas nuestras preocupaciones sobre las cosas que no podemos controlar, lo que a su vez nos liberará para dar el siguiente mejor paso hacia adelante en nuestras vidas.

Citas para dejar de preocuparte por lo incontrolable

Como tú, yo aun tengo problemas para soltar el control a veces. Así que implementé una estrategia simple para ayudarme con esta situación.

En pocas palabras, me recuerdo a mí mismo de forma pro-activa no preocuparme por las cosas que no puedo controlar. Si en algún momento me sorprendo haciéndolo, hago una pausa y leo las siguientes siete citas. Entonces respiro profundamente, y vuelvo a evaluar la situación con una presencia más consciente…

1. No puedes controlar todo lo que sucede, pero puedes controlar la forma en que respondes. Y en tu respuesta está tu mayor poder. Sí, la mayor parte de tu estrés proviene directamente de tu forma de pensar y responder, no de cómo es la vida. Ajusta tu actitud, y todo ese estrés demás desaparecerá.

2. No te molestes en preocuparte por si habrán problemas. Habrá un montón, y trabajarás a través de cada uno de ellos.

3. Si te preocupas demasiado por lo que podría ser, y te preguntas demasiado por lo que podría haber sido, ignorarás y te perderás por completo lo que es ahora. Entiende que la preocupación es un mal uso de tu increíble energía creativa. En lugar de imaginar lo peor, imagina lo mejor y cómo puedes llevarlo a cabo.

4. Hoy es una elección. Hoy, elige la gracia por sobre la impaciencia, la belleza por sobre la negatividad, y la presencia por sobre el pánico.

5. No hay absolutamente nada en tu situación actual (ni siquiera los aspectos que no puedes controlar) que te impida avanzar, un paso a la vez.

6. Estás vivo y respirando, así que actúa como tal. Deja ir lo que está mal y agarra lo que está bien. Haz que las cosas sucedan, y luego deja que las cosas sucedan. Aprende, acepta, explora, crea y experimenta, todos los días, un pequeño paso a la vez.

7. Mantente consciente. Sigue respirando profundamente. Las cosas al final terminan bien para las personas que hacen lo mejor con las cosas como aparecen.

Una cosa más

Y debido a que hay una correlación obvia a este post, te dejo con algo que clave en el tablero de anuncios de mi oficina:

Las 5 Reglas de la felicidad:

• No odies
• No te preocupes
• Da más
• Espera menos
• Vive con sencillez

Vivir MejorLo que pone a una persona incómoda depende de la persona, pero lo que es una verdad universal es el valor de reconocer los límites y empujarlos continuamente.

Como el usuario de Quora Joos Meyer explica en respuesta a la pregunta: “¿Qué cosas incómodas, como ducharse con agua fría, pueden mejorar tu vida?” Empujar tu zona de confort es clave para mejorar.

“Creo que el mejor método es fijar todos los días o cada semana una tarea o ponerte en una situación que te ponga incómodo. Y hacer esa cosa. Esto incorporará la experiencia en tu modelo de ‘normalidad’ y como consecuencia ampliará tu ‘zona de confort,’” escribe.

Aquí tienes algunas cosas incómodas que otros usuarios Quora dicen que los ayudaron a crecer:

1. Pregunta todo

“Lo más incómodo que uno puede hacer es poner en duda todo lo que se da por hecho y buscar respuestas,” escribe Malli Gurram. “Trata de ver el otro lado de la norma.”

2. Sé honesto

Ser lo más honesto de lo que nunca fuiste con alguien en tu vida será una de las cosas más incómodas que puedas hacer, Ryan Brown dice, pero también podría ser lo más valioso.

Para ello, él sugiere escribir una lista de todas las personas a las que tienes algo (bueno o malo) que decirles, escribe los sentimientos honestos que necesitas transmitirles en una carta, entrégaselas en la mano, y escribe lo que pasó y cómo la experiencia te afectó a ti y a la otra persona.

“Si estás siendo realmente honesto, cada letra que escribas debería ponerte muy emotivo mientras la escribes,” escribe Brown. “Así es como sabes que has aprovechado tus emociones y sentimientos reales; que realmente significa algo para ti.”

“No olvides de lo aprendas de esa experiencia,” sugiere. “Deja que esté contigo para siempre.”

3. Medita

A menudo, frenar y encontrar la paz interior puede ser especialmente difícil para aquellos de nosotros que estamos constantemente en movimiento y pensando en las siguientes cosas que tenemos que hacer.

Pero como señala Nathan Hershey, los beneficios pueden incluir una mejora en tu capacidad cognitiva, inteligencia emocional y autodisciplina en general.

4. Levántate extremadamente temprano

Ekin Öcalan ama despertar antes del amanecer porque le proporciona el ambiente perfecto para el estudio y el trabajo. Despertar a las 5 a.m., mientras todos los demás duermen, es la perfecta, aunque sea difícil, manera de comenzar el día en silencio, escribe.

5. Haz algo creativo

“Muchas personas dicen que quieren ser creativos. Y entonces van a sus casa y ven episodios de TV en Netflix mientras beber vino tinto,” escribe Marcos Toole.

Si bien el miedo al rechazo y el fracaso son potentes desmotivadores, tener una salida creativa puede hacer maravillas para nuestro cuerpo y mente. Lo que es más, “mantener tu trabajo para ti mismo también te garantizará que a nadie más le encantará,” señala Toole.

6. Cuida tus centavos

Mantén un registro de cada centavo que gastes, desde la reparación de tu auto y el seguro de vida hasta el café y las papas fritas, durante varios meses, sugiere Bruce A McIntyre.

Y trata de pagar por todo lo que puedas con dinero en efectivo. “Si abres tu billetera y no tienes efectivo, a menudo pensarás dos veces cuanto necesitas realmente esa cosa.”

Te sorprenderás de la cantidad de deuda que puedes saldar literalmente cuando cuidas tus centavos.

7. Ofrécete de voluntario

Gurram sugiere ofrecerte de voluntario para una obra sin fines de lucro o hacer obras caritativas. El voluntariado puede hacerte sentir que eres parte de algo grande, dice Gurram, usando su experiencia como voluntario en TEDx como ejemplo.

“Fue una sensación tan abrumadora la que tenía ese gran día, siendo parte de esa comunidad,” dice Gurram.

felicidadHay una lista interminable de hábitos que podríamos seguir, pero aquí he decidido reunirte 25 que te ayudarán a llegar al éxito y te mantendrán satisfecho con tus acciones.

Enfócate en éstos e incorpóralos a tu rutina diaria y además de progresar, serás muy feliz.

1. Despiértate temprano

Las horas por la mañana son el tiempo perfecto para reflexionar y empezar a ser productivo. Las personas que toman en serio el éxito saben que tienen que pararse de la cama temprano.

No ser una “persona mañanera” es un mal pretexto. Pon tu alarma 15 minutos antes una semana, otros 15 la siguiente y te irás acostumbrando hasta darte cuenta que ya te despiertas 2 horas antes de tu horario normal.

2. Agradece

Pasamos tanto tiempo ‘hundidos’ en nuestros problemas cuando realmente éstos solamente son señales de vida. El único momento en el que ya no los tenemos es cuando estamos muertos así que si quieres terminar con ellos, velos de diferente manera. Así es, agradece lo que tienes, incluyendo tus problemas.

La gratitud es el camino hacia la salud, felicidad y éxito pues enfoca nuestra atención a lo que tenemos y no a lo que ‘nos hace falta’. Se trata de darte cuenta de la abundancia dentro de los placeres simples y aprovechar las oportunidades que tenemos.

3. Sonríe

Estudios han comprobado que la gente con una sonrisa genuina es más feliz en la vida. Este es uno de los hábitos que te permite encontrar tu parte emocional, mental y espiritual con tan solo sonreír.

La fisiología de nuestros cuerpos dicta la psicología de nuestras mentes. Cuando fruncimos el ceño o hacemos algo con nuestros cuerpos que indica depresión, nuestra mente lo toma en cuenta y lo hace mentalmente realidad.

4. Desayuna sano

El desayuno es una parte súper importante en nuestra vida y aún así millones se lo ‘saltan’. El dicho de “el desayuno es la comida más importante del día” es 100% cierto. Si buscas el éxito, desayuna saludable todas las mañanas.

Este hábito no requiere de mucho esfuerzo, solo de un poco de planeación. Así que si ‘no te da tiempo’, levántate más temprano.

5. Ejercítate

Uno de los mejores hábitos en la vida es hacer ejercicio diariamente. No estoy hablando de participar en maratones (que sería increíble), hablo de algo ‘relajado’ que brinde oxígeno a tu sangre y potencie las endorfinas en tu cuerpo. No solamente te sentirás físicamente mejor, también estarás más motivado y tendrás más claridad mental.

El ejercicio libera dopamina, serotonina y oxitocina al sistema dando como resultado un efecto aún más eufórico que cualquier otra droga.

6. Toma agua con limón

Un hábito que tiene muchísimos beneficios es tomar un vaso grande agua con limón todos los días. Además de ser una fuente natural de vitamina C, el limón te ayuda con la digestión, mejora tu sistema inmunológico y ayuda a rehidratar tu cuerpo.

El agua sola también es importante a la hora de eliminar toxinas del sistema. Con el paso del tiempo, esto te beneficiará a la hora de perder peso, reducir inflamaciones y aumentar tu energía.

7. Camina 10,000 pasos

Mucha gente sabe de los beneficios de caminar mínimo 10,000 pasos. Aún así, tendemos a no cumplirlo.

Un estudio demostró que los habitantes de EUA caminan 5,117 pasos al día a comparación de los australianos que caminan 9,695 o los suizos con 9,650. Así que ya sabes, estaciónate lejos y toma las escaleras en lugar del elevador.

8. Incluye vitaminas y minerales

Necesitamos las vitaminas adecuadas para equilibrar los alimentos procesados y azúcares que consumimos a diario. Encuentra una buena mezcla y verás como esto impactará tu claridad mental, emocional y física.

9. Optimiza tu tiempo

Esto es esencial. La forma en que manejas tu tiempo dice mucho de lo que puedes lograr, y más considerando que todos tenemos la misma cantidad de horas al día en el mundo.

Encuentra un buen manejo de tus minutos e impleméntalo. No es difícil, sólo se trata de ser consistente. Una vez llevando a cabo esta acción en tu rutina diaria, vas a poder hacer todo lo que te propongas.

10. Establece una meta diaria

Se trata de cualquier tipo de meta que te propongas. Ya sea dentro del negocio o de lo que sea, las metas a largo plazo te direccionan a cierto lugar, pero son las diarias las que nos permiten llegar con exactitud (o a más) enfocándonos en acciones diarias.

11. Inspírate

Es difícil mantenerte motivado todo el tiempo y más cuando la vida nos pone tantos retos, pero no es imposible. Una de las mejores formas para mantenerte motivado es inspirándote diariamente.

Lee, ve películas. Inspírate de aquellos que lo han logrado. Anthony Robbins le dice a esto “la hora de poder” y queda en ti cuánto tiempo le destines

12. Ahorra e invierte

Ningún hábito en esta lista estará completo sin este. Normalmente no vemos la necesidad de ahorrar porque estamos ‘muy ocupados’ viviendo el presente, pero la verdad es que la mayoría tiene menos de 10,000 pesos ahorrados para cualquier situación que se ofrezca.

No se trata sólo se ahorrar. Tienes que invertir el dinero que guardas y hacerlo de manera inteligente. Entre más atención pongas, más será tu éxito financiero.

13. Cuida tus gastos hormiga

Bien dijo Benjamin Franklin: “Ten cuidado con los gastos pequeños, una pequeña fuga puede hundir un gran barco”.

Es fácil no ver esos gastos, pero al final suman. Asegúrate de mantenerlos en orden y no pierdas de vista tu futuro por estar tan al pendiente de tu presente.

14. Aprende algo nuevo

Edúcate y aprende algo distinto todos los días. Puede ser desde un idioma o algún software. Dedícale una hora o un par de minutos a algo hasta que se te vuelva hábito.

Ya sea que te decidas por tomar un curso, escuchar un audiolibro o ver un tutorial en YouTube, la importancia de este hábito es esencial.

15. Organízate

Cuando nuestras vidas están desorganizadas es difícil mantenernos enfocados en nuestras metas.

Tómate el tiempo de organizar tus pendientes en casa y oficina. Organiza tu lugar de trabajo y tu cuarto. No te arrepentirás.

16. Ayuda a los demás

Al momento de estar buscando lo que queremos, solemos olvidarnos de las otras personas y erramos en contribuir algo de valor a nuestro alrededor. No se trata de donar dinero, sino de brindar con tu tiempo, que aunque no lo creas, importa más que el dinero.

Esto ayuda que te enfoques a un estado de abundancia pues realmente pasamos mucho tiempo preocupados y ansiosos. Una vez llevándolo a cabo verás como tus problemas personales serán menos. Date cuenta, aquellos que ven por los demás siempre resultan ser los más exitosos.

17. Haz Networking

Claramente no se trata lo que sólo tú sabes. Hacer networking no significa aprenderte nombres, se trata de encontrar la manera de ayudar a los demás a agregar valor a la vida de los demás.

Los mejores networkers en el mundo son los más exitosos y no precisamente por haberse fijado en ellos mismos, sino por ayudar a los demás sabiendo que tal vez no recibirían algo a cambio.

18. Rompe los miedos

Pasamos mucho tiempo inmersos en el miedo. Esos escenarios de ‘qué pasaría si’ pueden resultar contraproducentes.

Está bien pensar en el futuro, pero estar preocupados por el mismo tanto tiempo puede hacer que se nos olvide disfrutar el momento. Así que ya sabes: habla con un extraño, haz cumplidos y dile lo que no te gusta a los demás.

19. Toma acción

Esto puede parecer cliché, pero es algo que no hacemos siempre porque preferimos procrastinar. ¿Cuántas veces no hemos dejado para ‘después’ cosas que ya no hicimos?

La mejor forma de eliminar la procrastinación es utilizando la regla de los 15 minutos. Así es, pon tu alarma para cuando quieres aplazar algo, una vez pasado ese tiempo, es hora de seguir adelante.

20. Sigue un plan

Esto es básico para cualquier emprendedor. No importa que sea lo que buscas de tu vida, tus metas diarias o las de a largo plazo. Necesitas seguir un plan.

Si no sabes cómo vas a llegar del punto A al B, tampoco podrás cumplir tus metas. Haz un esquema, sigue el plan y si tienes que hacer cambios, hazlos, pero síguelo.

21. Disfruta el tiempo para ti

Este es uno de los hábitos en los que la mayoría fallamos. Haz una pequeña cosa que ames hacer diario, si nada tiene que ver con tu meta diaria, no pasa nada. Piensa que ésta te ayudará a relajarte y volverte a enfocar.

22. Sé positivo

Lo que te gusta atrae cosas que te también te gustarán. Cuando piensas de manera negativa atraes cosas malas, en cambio, si es al revés, atraerás cosas positivas. Es difícil mantenerse así todo el tiempo, pero no es imposible.

Ignora a los que te dicen que no puedes hacerlo y a la gente que duda de tus habilidades, verás como las cosas buenas sucederán.

23. Lee

Ya sea el periódico, novelas, o lo que sea, hazte del tiempo para hacerlo. Leer es un hábito importante que te ayudará para el resto de tu vida. Los audio libros y películas funcionan, pero nada como leer de manera “old fashion”.

Hacerlo te presentará nuevos mundos e ideas de hacer las cosas. Además te educa y entretiene a la vez.

24. Descansa

Aunque es importante despertarte temprano diario, también es fundamental descansar. Encontrar el balance adecuado puede resultar ser difícil, especialmente si tienes hijos o dos trabajos. Si te importa demasiado ser exitoso, así como tu persona, deberás dormir mínimo de 6 a 8 horas ininterrumpidas diario.

Si tienes problemas para hacerlo, no tomes café o alcohol antes de dormir. Si fumas o comes mucho azúcar probablemente tendrás problemas para hacerlo.

25. Escribe tus pensamientos

Hacer un diario de tus pensamientos es una gran manera de reflejar lo que eres y qué es lo que has estado haciendo en tu vida.

A veces la vida se va tan rápido que podemos olvidar detalles de cosas que hicimos pocos meses antes. Éstos nos pueden ayudar a tener más claridad en nuestros propósitos y esas experiencias pueden ayudarnos en nuestros retos diarios.

Escribe de tus pensamientos y mézclalos con tus objetivos y sueños a futuro.

Lévalo a cabo

De todos estos hábitos, ¿cuáles son los que practicas? ¿Realmente crees imposible poderos llevar a cabo? Yo creo que sí. Empieza hoy y te agradecerás a ti mismo para toda la vida.

graciasDe la Parte I

En otras palabras, olvidamos dar gracias continuamente, por todas las cosas. Ya que cada paso dimos, nos trajo directo a donde estamos, y todas esas cosas contribuyeron a nuestro desarrollo, cuando finalmente hacemos una pausa para dar gracias, tratamos de incluirlas todas esas cosas en nuestro agradecimiento.

Así que sobre eso quiero reflexionar hoy; algunos recordatorios rápidos sobre cosas que probablemente estés también olvidando decir “gracias”:

Parte II

16. “Gracias por el entusiasmo y la libertad de mi vulnerabilidad.”

Ser vulnerable es útil tanto para nosotros mismos como para los demás. Nos hace más grandes en el mundo; entre más abiertos seamos, más de nosotros hay por ahí.

Pues ábrete. Permítete sentir, ser real y auténtico. Derriba las paredes emocionales que construiste a tu alrededor y siente cada emoción exquisita, tanto buenas como malas. Así es la vida. Así es como le das la bienvenida a las nuevas oportunidades.

17. “Gracias por mis sentimientos y emociones.”

Las cosas más bellas del mundo no pueden ser vistas ni tocadas, se sienten sólo con el corazón.

18. “Gracias por darme una voz.”

Recuerda, no ser escuchados no es razón para quedarnos callados.

19. “Gracias por todos los que conocí en mi vida.”

Somos parte de todos los que hemos conocido. Y todos los que conoces pueden enseñarte algo importante.

Algunas personas nos bendicen y otras nos enseñan. Todos son necesarios. De hecho, las personas más difíciles de tratar a la larga pueden terminar siendo tus maestros más valiosos, lo que en definitiva es una bendición.

20. “Gracias a todos por ser quienes son.”

Si juzgas a las personas, no tendrás tiempo para apreciarlas. Así que presta mucha atención, y respeta a las personas por lo que son y no por lo que quisieras que fueran.

Amar y respetar a los demás significa que les permite ser ellos mismos, sin importar si eliges ser parte de su vida o no.

21. “Gracias por darme la capacidad de amar.”

Sólo aquellos que son capaces de amar profundamente pueden también sufrir un profundo dolor, pero esta misma necesidad de amar sirve para contrarrestar nuestro dolor y sanarnos.

22. “Gracias por darme alguien a quien amar.”

Lo mejor de la vida es el amor. Amar y ganar es lo mejor del mundo. Amar y perder, es lo segundo mejor.

23. “Gracias por darme el sentido de amarme a mí mismo también.”

Recuerda, ponerte primero no significa ser egoísta, significa ser consciente de ti mismo. Significa no olvidar amarte a ti mismo también.

24. “Gracias por la soledad y el espacio que necesito.”

Recuerda, es saludable pasar un tiempo a solas de vez en cuando. Necesitas saber cómo estar solo y no ser definido por otra persona.

25. “Gracias por las personas increíbles que han permanecido a mi lado.”

Entiende que es menos importante tener más amigos y más importante contar con amigos reales.

Y recuerda, es durante los momentos más difíciles de tu vida que llegas a ver los verdaderos colores de las personas que dicen que se preocupan por ti. No tomes esta gente por sentado. Mira a tu alrededor y aprécialos, hoy.

26. “Gracias por el poder de devolver y hacer una diferencia.”

El hecho de que puedas plantar una semilla y que se convierta en una flor, compartir un poco de conocimiento y que se convierta en el de otro, sonreírle a alguien y recibir una sonrisa de vuelta, es prueba de que TÚ puedes hacer una gran diferencia.

27. “Gracias por los lujos de la vida.”

No te fuiste a dormir con hambre anoche. Despertaste esta mañana con un techo sobre tu cabeza. Pudiste elegir qué ropa ponerte. Tienes acceso a agua potable y electricidad. Estás en internet en este momento. Tienes muchas cosas para estar cómodo. Ser rico es una mentalidad. Quiere menos y aprecia más.

28. “Gracias por mi hogar.”

Una casa es un hogar cuando refugia el cuerpo y conforta el alma. Pero un hogar no siempre es una estructura física, o una ubicación específica en un mapa.

El hogar es donde la gente que amas está, cada vez que estás con ellos. No es un lugar definido, sino un espacio en tu corazón y mente que se construye a sí mismo como pequeños ladrillos que se apilan para crear algo estable que llevas contigo durante toda tu vida, donde quiera que vayas.

29. “Gracias por mi salud.”

Puede que no estés perfectamente sano, pero si estás leyendo esto, muy probablemente estés razonablemente saludable. En otras palabras, si te enfermas hoy, puedes recuperarte.

Nunca debes subestimar el regalo de tu salud. Es la mayor riqueza que poseerás nunca. Es la base para cada oportunidad de felicidad y éxito que la vida te ofrecerá. Tu cuerpo es el único lugar en el que realmente vivirás.

30. “Y, por último, gracias por darme la capacidad de leer esto en internet.”

No sólo eres lo suficientemente rico como para estar en línea en este momento, sino que también puedes leer. Lo creas o no, sólo alrededor de un tercio de la población mundial tiene acceso a Internet. Y, más loco aún, hay aproximadamente 774 millones de personas en el mundo que no están educadas lo suficiente como para leer. Eres uno de los afortunados.

recargarEs normal que, al llegar el último día de la semana laboral, te sientas agotado por la carga excesiva de trabajo.

¿Éste es tu caso? Aprovecha tus días de descanso para recargar baterías y evitar que el estrés y el cansancio se acumulen en tu cuerpo.

Si te comprometes a realizar más de una de estas acciones, te aseguramos que el lunes te sentirás como nuevo.

¡Fuera sábanas!

Si te sientes cansado, una de las peores cosas que puedes hacer es pasar todo tu fin de semana durmiendo. Podría parecer que estás “recuperando el sueño perdido”, pero la realidad es que esto no hará más que restarte la poca energía que te queda.

En lugar de quedarte envuelto en las sábanas hasta la tarde, inicia tu día temprano, mantente ocupado durante el día y duérmete antes de la medianoche. Así recuperarás tu ciclo de sueño natural.

Ponte en modo “off”

La tendencia de estar “always on”, es decir, disponible para resolver cuestiones de trabajo en todo momento, es una de las razones por las cuales las personas modernas vivimos tan estresadas. El mundo no se acabará porque dejes de contestar llamadas o responder correos durante dos días.

Atiende únicamente los asuntos urgentes, o si puedes, designa a una persona de tu entera confianza para que lidie con ellos.

Lee un buen libro

Entre semana difícilmente encuentras tiempo para leer cosas que no sean correos electrónicos o informes de trabajo. Así que aprovecha este tiempo libre para sumergirte en un buen libro y desconectarte del mundo por un rato.

¿Qué tal una novela con un mensaje motivacional? ¿O una historia policiaca que atrape toda tu atención?

Libérate de algún pendiente

Sí, lo último que quieres hacer el fin de semana es ponerte a trabajar en tus pendientes. Pero la realidad es que ésta podría ser tu única oportunidad para deshacerte de ellos y comenzar la semana siguiente con una carga menos encima, y por ende, una sensación de liberación inigualable. Dedica unas horas a completar eso que tanto has aplazado.

Activa tu lado “zen”

¿Has escuchado mil veces los beneficios de la meditación, pero crees que “eso no es para ti”?

Meditar es mucho más fácil de lo que crees. La finalidad de practicar esta técnica milenaria es “vaciar” la mente de todo lo que acumula durante la semana y que se traduce en estrés, dispersión y cansancio. Es una especie de borrón y cuenta nueva mental.

No suena nada mal, ¿verdad? Aquí te compartimos algunas técnicas sencillas para meditar.

habitosLa etapa de los “veintitantos” se configura como una de las bases más importantes que determinarán sus costumbres y hábitos durante el resto de su vida, porque es aquella en la que logra una verdadera independencia de sus padres en todo sentido.

Las primeras lecciones sobre el trabajo, sobre el manejo de sus finanzas y sobre las relaciones personales; así como la definición de su personalidad y de sus gustos y pasiones, se desarrollan en esta época y, por eso mismo, es que es común escuchar que a esa edad se permite cometer errores, mientras usted está buscando su propia identidad.

Pero su educación y su interés por querer ser mejor también pueden tener una fuerte influencia. Y es por eso que muchos jóvenes buscan modelos a seguir y están en la búsqueda constante de adquirir habilidades y costumbres que los ayuden a alcanzar sus objetivos personales.

Así, aquí le dejamos una lista de esos nueve hábitos que realmente pueden tener un impacto en su vida adulta para llegar a ser una persona que se sienta feliz consigo mismo, su profesión, sus ganancias y lo que ha hecho o dejado de hacer:

1. Amar

Pero no del amor de pareja, ni de familia o por alguna pasión, sino el amor a sí mismo.

La auto-aceptación es la clave para el conocimiento y la explotación de sus habilidades al máximo. Así, cuando usted empieza a ver sus 20 como esa etapa en la que puede definir lo que le gusta, lo que no, lo que lo motiva a diario o lo que lo desmotiva, ya empieza a construir las herramientas básicas para su vida personal y profesional, lo que le permitirá tomar las decisiones adecuadas.

2. El atrevimiento

O simplemente el hecho de querer asumir riesgos, teniendo en cuenta que ahorita es cuando cuenta con las condiciones (quizás sin familia ni cuentas muy altas por pagar) para poder atreverse a experimentar nuevos rumbos. Esto tiene que ver con el arriesgarse a renunciar a su actual trabajo que no lo tiene tan feliz o de emprender un negocio que toda la vida ha querido. En Business Insider plantean un ejercicio de Tim Ferriss para decidir tomar riesgos:

a) Doble un pedazo de papel en tres columnas.

b) En la primera columna, anote todas las cosas que podrían salir mal si su intento falla. Piense en las cosas más terribles posibles.

c) En la segunda columna, determine maneras que usted puede mitigar la posibilidad de que cada una de esas malas consecuencias del suceso.

d) En la tercera columna, pensar en cómo le recuperarse de cada uno de los escenarios que imaginaba y escribió en la primera columna.

3. Dar

Sí, sin esperar nada a cambio. Aunque suene y se lea un poco utópico, pero cuando usted empieza a desprenderse en su vida personal y laboral que todo lo que hace tiene que tener una retribución de algún tipo, se quitará cargas emocionales muy grandes de encima. Esto es para que lo considere no sólo a nivel financiero, sino también profesional.

Una de las quejas más comunes que se escuchan entre las charlas de oficina es “yo esperé que…”, “yo creía que…”, “me imaginaba que él/ella haría…”; todo siempre confiando en que las cosas se den por causa y efecto.

4. Con los mejores

Una vez usted ya ha logrado definir su carrera y comprender hacia dónde se quiere especializar, tiene que empezar a aplicar la estrategia de trabajar con las personas con las que realmente siente que puede aprender y pueden llevarlo a crecer personal y profesionalmente.

Más allá del networking, esto es empezar a definir también parte de su personalidad: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Deben ser relaciones de amistad sinceras, de apoyo mutuo y que se basen en la lealtad, más no en las apariencias ni en los beneficios que pueda llegar a tener el estar junto a alguien.

5. Sobre las metas

La actitud de “vivir el presente” de vez en cuando es buena y saludable, pero cuando se trata de dinero, lo más sabio que puede hacer es planear cómo quiere verse en el futuro y considerar la cantidad de dinero necesaria para llegar a ello. Esto hace que usted también empiece a organizar sus finanzas y hacer del presupuesto su mejor aliado para la administración del dinero.

Incluso, aunque es bueno que piense cómo quiere verse en 20 años, empiece por algo más de corto plazo, como “a dónde quiero estar viajando las próximas vacaciones”, lo que le ayudará a planear y organizar todo con el fin de lograr esas pequeñas satisfacciones.

6. Defiéndase

Esto también es parte del auto-conocimiento que debe tener de usted mismo. En ello, aprender a decir no se convierte en una parte esencial para vivir la vida que usted se merece.

Considere qué comportamiento, palabras, sentimientos o situaciones definitivamente no tolera, estableciendo esos límites en los que va a permitir que los demás vulneren o traspasen. No se permita actuar por miedo o por obligación porque, al fin y al cabo, es usted quien conduce su propia vida. Manténgase fiel a sus valores, principios y pasiones.

7. No deje de aprender

La mejor inversión que usted puede hacer es en usted mismo, en su formación y en lo que le gusta hacer.

Recuerde bien que “a usted le pueden quitar todo, menos la educación” –como dirían los padres y, aprender a valorar esa herramienta, hace que usted tenga una ventaja competitiva y profesional por encima de las demás personas.

Haga de su carrera algo enriquecedor, que le guste, que le dedique tiempo y que esté en constante actualización con la adquisición de conocimientos que le da una ventaja.

8. Sobre su salud

Muchos creen que el verdadero éxito radica en trabajar mucho y de forma constante, ignorando que el cuerpo es la principal herramienta que tendrán que usar para generar el dinero que quieren tener. Entonces, empiezan a descuidar lo básico, desde la alimentación hasta las rutinarias visitas al médico, lo que puede desencadenar enfermedades graves y, con ello, incapacidades permanentes que lo alejarán de sus metas.

El deporte, la buena alimentación y conocer los límites de su cuerpo es algo que también tiene que hacer parte de ese auto-conocimiento que tiene que aprender a desarrollar.

9. DIY

“Do it yourself” o “hágalo usted mismo”, es una de las tendencias más comunes en esta era, para ahorrar.

Pero cuando usted empieza a hacer de esto un hábito, no sólo se formará como una persona autosuficiente, con una tasa de ahorro mayor, sino también con la capacidad de asumir nuevos retos sin tener miedo. Desde el mismo hecho de cocinar su propio almuerzo hasta intentar hacer las reparaciones básicas del hogar.

graciasSi la única oración que vas a decir es “Gracias”, es suficiente.

La mayoría de nosotros tenemos increíbles familiares, amigos y otros seres queridos que nos quieren también. Aprende a apreciar lo que son los milagros.

La mayoría de nosotros tenemos buena salud, ese es otro milagro. La mayoría de nosotros tenemos ojos, con los cuales disfrutar de las increíbles y milagrosas puestas de sol, y la naturaleza y la belleza que nos rodea. La mayoría de nosotros tenemos oídos, con los que disfrutamos de la música; uno de los milagros más grandes de la historia.

Puede que no tengamos todas estas cosas, porque no podemos tenerlo todo, pero sin duda tenemos mucho por lo que agradecer. Hasta cierto punto, lo sabemos, y sin embargo lo olvidamos.

A veces, Marc y yo quedamos tan atrapados perseguir la siguiente gran cosa, que olvidamos tomarnos una pausa y apreciar las cosas que tenemos, y las cosas que hemos experimentado, aprendido y logrado a lo largo del camino.

En otras palabras, olvidamos dar gracias continuamente, por todas las cosas. Ya que cada paso dimos, nos trajo directo a donde estamos, y todas esas cosas contribuyeron a nuestro desarrollo, cuando finalmente hacemos una pausa para dar gracias, tratamos de incluirlas todas esas cosas en nuestro agradecimiento.

Así que sobre eso quiero reflexionar hoy; algunos recordatorios rápidos sobre cosas que probablemente estés también olvidando decir “gracias”:

1. “Gracias por las sorpresas de la vida.”

Nota y aprecia las sorpresas de la vida. Sólo porque no sea lo que esperabas, no quiere decir que no sea lo que querías. Así que respira profundamente cuando seas rechazado de algo bueno. A menudo significa que estás siendo redirigido a algo mejor. Se paciente. Se positivo. Sigue adelante.

2. “Gracias por la verdad con la que lidio todos los días.”

Muchos de nosotros preferimos mentiras suaves a duras verdades. Pero no nos engañemos, al final es mejor ser herido por la verdad que consolado por una mentira.

Y cuidado con las verdades a medias también; es probable que te hayas quedado con la mitad incorrecta. Abre tus ojos. Debes ver las cosas como son en lugar de cómo esperabas o deseabas que fueran. A veces es difícil aceptar la verdad cuando las mentiras son exactamente lo que querías escuchar, pero se fuerte. La vida es demasiado corta para vivir una mentira.

3. “Gracias por los momentos difíciles que me enseñaron lecciones importantes.”

La vida te permite disfrutar de los momentos malos de la vida para poder enseñarte lecciones que no podrías aprender de ninguna otra manera.

4. “Gracias por los retos que debo superar hoy.”

Las paredes  de la vida están ahí por una razón. No están ahí para mantenerte fuera. Están ahí para darte la oportunidad de mostrar qué tanto quiere algo.

Porque las paredes están ahí para detener a las personas que no lo quieren tanto como tú. Están ahí para detener a los demás. No hay absolutamente nada actualmente que te impida avanzar, un paso a la vez.

5. “Gracias por darme el coraje para continuar.”

Coraje no es tener la fuerza para seguir adelante; es seguir adelante incluso cuando no tienes fuerzas. Y recuerda, no importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas.

6. “Gracias por darme la fuerza para sonreír.”

Cualquier persona puede ser feliz de vez en cuando. Se necesita de un ser humano con corazón para sacar la belleza de las cosas que naturalmente nos hacen llorar.

7. “Gracias por la belleza que permanece.”

Incluso cuando los tiempos son realmente difíciles, no pienses en todas las miserias, sino en la belleza que aún permanece.

8. “Gracias por este nuevo comienzo que estoy viviendo ahora mismo.”

La mejor manera de prepararte para el futuro es cuidar del presente.

Las despedidas siempre duelen un poquito. Las fotografías nunca pueden reemplazar el acto de estar allí. Los recuerdos, buenos y malos, a veces traer lágrimas. Y las palabras no pueden describir perfectamente los sentimientos que representan.

Pero eso esta bien. El dolor es real. Pero también lo es la esperanza. Tiene que hacer las paces con tu pasado para impedir que tú presente y futuro se conviertan en batallas sin esperanza.

9. “Gracias por todas las opciones que tengo.”

Gran parte de tu vida es resultado de las pequeñas decisiones que tomas cada día. Si no te gusta alguna parte de tu vida, es el momento de empezar a ajustar las cosas y tomar mejores decisiones, en este momento, justo desde donde te encuentras.

10. “Gracias por la oportunidad de crecer.”

Debes estar dispuesto a renunciar a quien eres para poder convertirte en quien serás.

11. “Gracias por mi valentía.”

Siempre que tengas miedo, pero lo hagas de todos modos, eso es valentía.

12. “Gracias por mi grandeza interior.”

Al contrario de lo que otros puedan decir, no necesitas llegar a la cima, ni ser lo mejor de la cosecha, para poder sentirte bien contigo mismo.

No eres un fracaso porque no seas perfecto, hayas sido rechazado o despedido, luches para llegar a fin de mes, o tengas una familia con problemas. Eres grande porque, a pesar de tus circunstancias, sigues amando, sigues levantándote luego de cada caída, y, sobre todo, los pequeños pasos que sigues dando, los das con gracia.

13. “Gracias por los deseos ardientes dentro de mí.”

El punto de partida de todos los éxitos es el DESEO. Ten esto en mente siempre.

Deseos débiles traen resultados débiles, igual que un fuego pequeño crea poco calor. Nunca renuncies a algo que no puedas dejar de pensar ni un día en ello. Cuando realmente crees en lo que estás haciendo, sucede, y vale la pena. El éxito en la vida es para aquellos que están emocionados por a dónde van.

14. “Gracias por mi intuición y mis instintos.”

Toma la crítica constructiva en serio, pero no personal. Escucha, y luego actúa con tu intuición y sabiduría como tus guías.

15. “Gracias por mi imaginación y creatividad.”

La imaginación y la creatividad lo son todo. En conjunto, dibujan las cosas que atraerás en tu vida. Y hay personas en casi todos los campos que hacen de cada día una obra de arte simplemente por la forma en que han dominado su oficio. En otras palabras, casi todo el mundo es un artista de alguna forma.

Vivir Mejor¿Sabías que hablar en público a menudo es la cosa número uno a la que la gente le tiene miedo?

Pero si bien pararte sobre un escenario delante de un público puede sin dudas ser algo tenso, muchas personas encuentran entablar una conversación uno-a-uno como algo también intimidante.

Tal vez es con el CEO de tu compañía, un nuevo colega, el chico del correo, la chica de sistemas, o un extraño en la calle. Con quien quieras hablar, siempre hay una manera de entablar una conversación. Y la mejor noticia es que se hace más fácil con la práctica.

Prueba alguna de estas formas para iniciar una conversación con alguien:

Saltea las charlas cortas.

“¿Cómo está el tiempo?” y “¿Qué te parece [agrega tu equipo deportivo favorito]?” son realmente malas para iniciar una conversación. Evita temas cansados. Cada situación es única, por lo que deberías ser capaz de encontrar un tema de conversación única.

Pide su opinión.

Todos tienen una! Pero con alguien a quien no conoces bien, comienza con temas ligeros como la comida, la música, el ambiente, etc.

“¿Te gustan las margaritas con sal o sin sal? ¿Ves películas de terror? ¿Te gusta esta canción?” Es probablemente mejor permanecer lejos de temas delicados como la política a menos que ya conozcas a la persona muy bien.

Pide sus consejos o recomendaciones.

Esto funciona muy bien cuando comentas sobre la apariencia o los accesorios de alguien, como en “Qué buena corbata! ¿Dónde la compraste?” o en la comida, como en “Todo se ve bien. ¿Qué pediste?”

Hazles una pregunta – que sea fácil de responder.

Esto funciona muy bien cuando sabes o descubres que una persona tiene experiencia en un campo en particular.

Si estás hablando con el chico de sistemas de tu empresa, por ejemplo, podrías preguntarle si es el que instala el hardware o el software de la empresa. Pero evita hacer preguntas súper complejas o complicadas; si la conversación fluye hasta allí, muy bien, pero hacer una pregunta muy complicada al principio puede verse como algo demandante.

Comenta algo sobre el ambiente.

No importa donde te encuentres, siempre hay algo sobre lo que comentar: La música, la comida, las luces, los invitados, y así sucesivamente. Incluso si estás atascado en un ascensor con alguien, puedes comentar sobre la música, la velocidad, el hacinamiento, etc.

Pide una actualización.

Si conoces a alguien un poco o lo conoces por su reputación, pídeles una actualización sobre algo sepas que están haciendo, por ejemplo, “Oh, María mencionó que estabas tomando clases de swing. ¿Cómo va eso?”

Haz preguntas abiertas siempre que sea posible.

Si tu pregunta se puede contestar con un simple sí o no, no te sorprendas si eso es lo que obtienes.

Tener segundas preguntas listas también puede ayudar al flujo de la conversación. Si estás preguntando qué tipo de comida están comiendo, por ejemplo, puedes seguir con, “Eso suena bien. ¿Sabes qué tipo de vino iría bien con eso?” Casi todo puede ser seguido por un, “¿Por qué?” (Sólo no lo repitas demasiadas veces o terminarás sonando como un niño de tres años!)

Haz una pregunta hipotética.

Estas pueden ser de gran ayuda para iniciar una conversación, pero trata de atarlas con algo que sucediendo en el momento o en eventos actuales para evitar parecer demasiado aleatorio. Podrías decir algo como: “Acabo de ver una película en la que se revocan todas las leyes por un día. ¿Qué haría si no hubieran leyes por un día?”

Pregúntales sobre niños, mascotas o pasatiempos.

A la gente le encanta hablar de las cosas que son importantes para ellos. Si sabes que a tu jefe le encanta navegar, preguntarle sobre su último viaje es una manera segura para conseguir que hable.

día increibleComo emprendedores y dueños de negocios, puede ser a veces muy fácil caer en la rutina y adoptar el hábito de realmente no aprovechar el día.

Aquí hay 20 formas de encender esa pasión y que te ayudarán a tener un día increíble.

1. Nunca dejes de hacer cosas. Evita procrastinar dejando todo “para mañana”.

2. Imagínate haciendo actividades diferentes. Sueña en grande y deja ese sueño en tu mente, cuerpo y espíritu.

3. Pasa tiempo a solas para pensar y visualizar.

4. Escribe tu meta más importante en una tarjeta y obsérvala cinco veces al día. Repítela en voz alta y convéncete de que se hará realidad.

5. Toma mucha agua. Es imposible operar y sacar tu mejor potencial si estás deshidratado. Nuestra mente y cuerpo necesitan agua para poder funcionar.

6. Come para ganar. Aléjate de los alimentos chatarra; recuerda que somos lo que comemos.

7. Haz ejercicio. Una de las mejores herramientas de productividad es hacer ejercicio en alguna parte de tu día.

8. Lee un libro durante 15 ó 20 minutos. Así como tu cuerpo necesita el ejercicio físico, nuestra mente debe estar en forma.

9. Pasa tiempo con las personas que te apoyan y que apoyan tu visión. En promedio pasamos más tiempo con cinco personas, elígelas bien.

10. Haz tiempo para crecer. Aparta 30 minutos en tu día y encuentra formas de crecer personal y profesionalmente.

11. Apaga la música de tu automóvil y escucha un audiolibro. Muchos de nosotros pasamos varias horas en el tráfico, usa ese tiempo para mejorar y aprender.

12. Ten un diario. Graba tus pensamientos, ideas y estrategias. Tenemos aproximadamente entre 20,000 a 60,000 pensamientos por día. No dejes que una idea o estrategia se desperdicie. No dependas sólo de tu memoria.

13. Piensa en cinco cosas por las que estés agradecido. Puede ser algo tan simple como lo hermosa que es la naturaleza o lo increíble que es tu familia. Agradece lo que tienes y al final terminarás teniendo más.

14. Come almendras. Son una gran fuente de proteína, minerales y vitaminas que aumentarán tus niveles de energía.

15. Di “te quiero” más seguido. No dejes que pase un día más en el que no le digas a los que amas lo que significan para ti. La vida es corta y simplemente decir estas palabras te dará una gran satisfacción.

16. Trata a los otros como te gustaría que te trataran. En los negocios y la vida la gente importa. Si quieres ganar en los dos, haz que todas las personas que conozcas se sientan importantes.

17. Tómate un smoothie verde. En lugar de recurrir a la cafeína, confía en la madre naturaleza y prepárate una bebida energética y deliciosa.

18. Toma un post it o una tarjeta que te mueva, inspire y te dé poder. Habrá momentos en el día que te harán enojar o te desanimen. Alimentar tu mente con palabras que te inspiren te ayudará a poner los pies en la tierra.

19. Elimina las distracciones. Cuando sea tiempo de trabajar, hazlo. Cuando sea momento de relajarte, hazlo. Proponte estar alejado de Facebook y otras plataformas sociales cuando trabajes en la computadora. Si estás en la oficina cuelga un letrero que diga “no molestar”.

20. Hazte responsable de tu vida. Acepta tus errores y no caigas en la trampa de culpar a todos los demás.

Adoptar estos hábitos ganadores es una de las formas más seguras para llegar a donde quieres. Lo que hacemos todos los días determina los resultados con los que terminamos. Si no te gusta lo que has estado haciendo cambia tu rutina.

 

 

 

Subir »
FB