Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Desarrollo Personal:

Los mejores consejos para crecer como persona

FelicidadPor ANGEL

21. Sal a caminar sin un destino. – Un paseo a paso ligero es una gran manera de hacer un poco de ejercicio y despejar tu mente. Disfruta de la brisa, de respirar aire fresco, y sé consciente de lo que ves, oyes y sientes.

22. Al menos una vez a la semana, haz algo que sea sólo para ti. – ¿Recuerdas ese hobby para el que solías tener tiempo, o esa comida que a nadie más en tu casa le gusta? Disfrútala. Reclámala para ti mismo.

23. Vístete y haz algo divertido. – Vístete y sal a bailar, o a un evento. Es una buena manera de inyectar un poco de emoción a tu rutina; y libérate. … Seguir leyendo »

Sentirse bienPor Ana Sandrea

Alinea tus emociones a tu deseo: En mi artículo “Un deseo ardiente” comencé a esbozar las etapas del proceso de creación, hoy es el turno de las emociones.

Es este, uno de los puntos vagos, de la película “El Secreto” no es explicado en detalle, aunque se sugiere, no se profundiza.

Hasta hace un tiempo, se creía que el pensamiento solo, era creador. Bastaba desear, para obtener. Hoy en día, sabemos que necesitamos alinear el deseo con una emoción positiva ¿es esto posible? Si, si lo es! Y con entrenamiento podemos mantenernos en permanencia, en estados emocionales positivos. … Seguir leyendo »

vivirEl éxito es el feliz desenlace del progreso que has venido haciendo en tu objetivo. Se produce cuando cruzas la línea de llegada.

¿Te ves llegando hasta ahí?

Por tus anteriores experiencias de éxito, te habrás dado cuenta de tres cosas:

1. El éxito (el “momento final”) no se parece siempre a la imagen que tú tenías en mente cuando comenzaste a perseguir tu objetivo.

2. Una vez atravesada la línea de meta, no acaba la historia. A partir de ese éxito evolucionas, por el mismo camino o por otros distintos.

3. El éxito no se consigue únicamente con el último paso. Es necesaria la suma de todos los anteriores.

Quedémonos con el último punto, especialmente significativo en objetivos grandes. Si no puedes disfrutar del largo viaje hasta la meta, ¿Qué sentido tiene el objetivo?

El éxito es la meta. Es la idea seductora con la que empiezas el viaje. Esperas que tu vida cambie a mejor cuando llegues ahí. Y decides que no te detendrás hasta cruzar la línea.

Bien. Pero lo crucial del viaje no se concentra en el instante en el que llegas al final. Son más numerosos los pasos que das antes de cruzar la meta.

Si sólo tienes en cuenta el momento final y el sabor de la conquista definitiva, tal vez te sepan a poco las pequeñas conquistas que vas realizando día a día.

Quizás consideres que vas muy despacio o que tu progreso no es suficientemente bueno, ya que no se parece a lo que a ti te gustaría que fuera.

Durante el camino, puede que te asalten las ganas de tirar la toalla, porque tu avance real no se corresponde con tus expectativas iniciales.

Te desesperas con los tropiezos. Te frustras con los fracasos. Te entristece que tu esfuerzo no esté dando los resultados óptimos.

¿Cómo? ¿Por qué? Eso forma parte del viaje… y tú lo sabes. En el camino hay obstáculos (puede que muchos), hay errores, hay cambios en los planes y hay un montón de pasos imperfectos.

Entre la línea de salida y la de llegada es raro que haya una evolución impecable. Tenlo en cuenta.

Plantéate tu objetivo con claridad. Decide cuál es tu meta y para qué quieres llegar a ella. Y, después, provéete de la energía necesaria para perseverar.

Cuando eches a andar, valora cada avance, disfruta del camino. No te desanimes si tus pasos son pequeños o insignificantes. Todos no serán igual de vistosos y, aun así, forman parte del recorrido.

Cada traspiés del que te levantes, cada obstáculo que superes, cada pequeño logro que sumes estarán contigo cuando llegues a la meta. Cada paso es tan importante como el paso final.

Vivir Mejor8. Planean escapadas rápidas

«Algunas personas exitosas planean unas mini vacaciones en sus patios traseros,» dice Kerr. Estas escapadas mantienen el atractivo de permitirte tener una completa pausa mental, pero sin el estrés o tener que planificar un viaje a algún lugar, del cual la gente corre el riesgo de volver a trabajar más agotado que cuando se fueron.

Otra buena opción: Haz un viaje corto a algún destino que esté a sólo una hora o dos de distancia. Esta es una gran manera de visitar un nuevo lugar, pero que no requiera demasiados viajes ni planificación.

9. Están al aire libre y disfrutan de la naturaleza

Un fin de semana largo es el momento perfecto para salir y respirar aire fresco, especialmente después de haber sido secuestrado durante toda la semana, explica Taylor.

No importa si es enero o julio; aprovecha las actividades al aire libre.

10. Se ejercitan

Las personas exitosas entienden lo importante que es el ejercicio para su salud física y mental; así que no se ponen perezosos ni se saltan sus entrenamientos durante los fines de semana largos.

11. Se involucran en una actividad que apoye su pasión

«Este es un buen momento para relajarte con tu pasatiempo favorito, ya sean compras, golf, socialización, lectura, pintura o cualquier otra cosa,» dice Taylor.

Haz las cosas que te hagan feliz; cosas para las que no siempre tienes tiempo durante la semana o durante los fines de semana regulares.

12. No piensan en el trabajo

Este es un gran desafío para muchos de nosotros; pero las personas más exitosas no se estresan por la próxima presentación, o por lo que no pudieron hacer la semana anterior. En lugar de eso, se enfocan en disfrutar de lo que sea que estén haciendo ahora.

13. Se recargan

Todos necesitamos descansar y recargar nuestras baterías de vez en cuando. Las personas exitosas usan los fines de semana largos para hacer esto.

Ellos hacen planes y se mantienen activos; pero también se aseguran de ponerse al día con su sueño y programar un poco de tiempo libre al final del fin de semana para relajarse.

14. A veces cambian los días de descanso

Algunas personas exitosas tomarán un día de descanso diferente, e irán a trabajar los días de vacaciones y tener la oficina para sí mismos y poder trabajar más sin distracciones, explica Kerr.

«Si tienes el lujo de ser capaz de hacer esto, puede ser un triunfo doble; hacer tu trabajo cuando es más tranquilo y conseguir terminar más trabajos al mismo tiempo.»

15. Piensan por delante

En la última noche de los fines de semana largos, muchas personas exitosas piensan en la corta semana por delante y las metas claves que necesitan lograr, dice Taylor. Y lo hacen sin estresarte.

pensar grandeComo dice el anuncio de la primitiva, no tenemos sueños baratos, “ni pequeños incluyo yo”.

Y quién puede afirmar si esto está bien o está mal, ¿verdad? A veces por autoexigencia, otras porque nos ponemos a prueba a través de retos, y otras simplemente por evolución natura.

El caso es que cuando hemos alcanzado una cima, surge el gusanillo y ahí vamos a por más…

Hasta aquí, como coach, no encuentro ninguna dificultad. El problema surge cuando ese viaje entre la situación actual y el sueño u objetivo se vuelve “poco ecológica” para la persona. Tener sueños grandes no debería suponer un problema en la medida en que sepas medir con objetividad la distancia entre donde estás y dónde quieres llegar, de qué recursos y habilidades dispones para lograrlo, y qué medios y apoyos serán necesarios.

La etapa de soñar suele estar impregnada de mucha ilusión y motivación, Pero a la hora de empezar cuando nos ponemos en marcha, el contacto con la realidad es “menos guay”, la realidad rompe el globo de la fantasía.

Ahí empieza el verdadero camino, y es importante plantearse acciones pequeñas, para llegar a un sueño tan grande.

Es en ese momento donde muchas personas y organizaciones fracasan, pierden el foco a la hora de abordar tareas pequeñas, las postergan, se distraen, y se suelen interesar por otras actividades “más estimulantes”. Esto es una locura!!!

Un alto porcentaje de los bajos resultados anuales de una empresa tienen más que ver con la postergación de tareas pequeñas, que retrasan a gran parte de los departamentos.

He llegado a ver pagarés de sumas importantísimas olvidados en un cajón sin ser cobrados simplemente porque “se nos olvidó”. A conocer equipos que han estado dos días sin continuar con su trabajo, porque faltaba un informe desde su superior.

¿Imaginas la pérdida de recursos que estás generando en esa acción?

Planifica y distribuye los recursos de forma estratégica, pero luego… genera una actitud de constancia y enfoque en los pequeños pasos que te llevarán a ellos.

Realiza un seguimiento de las etapas en tus tareas y las de tu equipo, es muy fácil en esas etapas más aburridas perder la concentración.

Verifica si cada etapa se va cumpliendo en el tiempo que habías previsto.

Si tienes equipo, comunica y festeja cada avance de estas etapas. Nada motiva más que medir avances en periodos de tareas rutinarias.

camino feliz¿Qué te hace feliz?

El tercer informe anual del World Happiness Report mostró que los suizos, islandeses, daneses y noruegos puede que lo hayan descubierto; ellos sacaron las puntuaciones más alta en una «escala de felicidad» de entre todos los países de la Tierra.

Tener una red nacional de apoyo social y ser capaz de confiar en el gobierno y tus conciudadanos lograron esos resultados, dijeron los editores del informe, pero muchas medidas de felicidad son enteramente personales, incluyendo la generosidad, la compasión, y la salud física y mental.

Eso significa que hay un montón de cosas que las personas individuales pueden hacer para ser más felices, y que el adagio es verdad: El dinero no tiene nada que ver con ello; al menos no en la forma que esperas.

Enfócate en las motivaciones intrínsecas.

Las personas que tienen metas intrínsecas (tales como ser más hábiles o compasivas) tienden a ser más felices que las que tienen metas extrínsecas (ganar más dinero o comprar un coche más bonito, por ejemplo), dice Jim Hjort, un psicoterapeuta quien fundó Right Life Project para transmitir estas creencias. Sin embargo, las metas pueden unirse para lograr un ganar-ganar, como tratar de tener más habilidad en algo que también te ayude en tu vida profesional.

Come cuando tengas hambre.

Hay muchos vínculos entre la comida y la felicidad. A veces las comidas son el foco; el chocolate, por ejemplo, se sabe que tiene muchas cualidades para inducir felicidad. A veces es la experiencia; casi todos tuvimos un momento de nostálgica felicidad cuando olemos o degustamos una comida que era nuestra favorita en la infancia. Privarse de las comidas también hace que algunas personas se pongan en modo «hambre», el cual sin dudas no es un lugar feliz.

Sólo di NO.

Comprometerte con demasiadas cosas a la vez puede resultar en estrés, la antítesis de la felicidad para la mayoría de las personas. Jill Liberman, terapeuta del comportamiento y autor de «Choose Happy», dice que algunas personas dicen continuamente que sí porque buscan la aceptación y aprobación. Pero al hacerlo, valoran la aceptación o aprobación de los demás por sobre su propio auto-respeto, y es el auto-respeto lo que en realidad puede conducirte a la felicidad en el largo plazo. Di NO y toma un tiempo para ti.

Gasta dinero en los demás.

El dinero realmente puede comprar la felicidad, pero no cuando sólo lo gastas en ti mismo. Un estudio de la Universidad de British Columbia y Harvard Business School encontró que a los participantes a los que se les dio dinero y dijeron que lo gastaron en otros, eran más felices que los que dijeron que se lo quedaron. El estudio también encontró que gastar más en los demás, es un pronosticador de felicidad.

Comienza un diario de gratitud.

Los diarios de gratitud demostraron que aumentan la felicidad y establecen mejores patrones de sueño. Todo lo que se necesita es un pequeño diario y un lápiz. La Universidad de California en el Greater Good Science Center de Berkeley ofrece algunos consejos para tener en cuenta, incluyendo: Enfócate en personas y no en cosas; observa cómo cambiaría la vida si algunas personas o cosas desaparecieran; y escribe sólo un par de veces a la semana para preservar el significado de la práctica.

Compra experiencias baratas.

El consejo de comprar experiencias en lugar de cosas a menudo se promociona como la clave de la felicidad, pero ¿en qué  experiencias vale la pena gastar tu dinero? Un estudio publicado en la revista Journal of Consumer Research, «Happiness from Ordinary and Extraordinary Experiences«, encontró que los jóvenes tienden a obtener mayor felicidad de las experiencias extraordinarias, pero las personas mayores obtienen mayor felicidad de las experiencias ordinarias.

Aprecia totalmente esas experiencias.

Ya sean ordinarias o extraordinarias, tómate tu tiempo y energía para apreciar plenamente esas experiencias positivas. Ser intencionalmente consciente de lo que está sucediendo puede hacer que la experiencia sea más intensa y emocionalmente estimulante.

Practica la meditación consciente.

Practicar meditación concientemente puede ayudar a las personas a lidiar con la ansiedad, la depresión, el dolor crónico, los trastornos de alimentación y el abuso de sustancias. Basado en enseñanzas budistas, la práctica de meditación puede comenzar con un simple ejercicio de 5 o 10 minutos que consiste en enfocarte en tu respiración y dejar que los pensamientos floten sin prejuicios.

Finge que eres feliz hasta que realmente lo seas.

Gretchen Rubin, autora del best-seller «El Proyecto Felicidad», dice actuar como si estuvieras alegre realmente te hará más feliz. Ella también hace la práctica de ventilar toda su ira antes de irse a la cama o de probar nuevas experiencias, incluso cuando eso significa que tiene que «disfrutar de la diversión de fracasar.»

Duerme al menos siete horas.

La falta de sueño es una epidemia de salud pública, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades. La falta de sueño puede producir accidentes laborales, accidentes fatales, y depresión. La dosis recomendada es de entre siete y ocho horas para los adultos y al menos 10 horas para los niños en edad escolar.

Pon tus problemas en perspectiva.

Elea Faucheron, fundadora del grupo Move Think Smile, dice que participar de una actividad que fuerce tu mente a enfocarse en el presente es una manera de dejar atrás los problemas del día. La actividad puede ser barata y divertida, como crear arte a partir de materiales que encuentras en tu casa u organizar una cena para tus amigos o familiares.

Ejercita 20 minutos al día.

Ejercitar regularmente puede aumentar tu productividad, mejorar tu memoria y ayudarte a tratar la depresión. Estudios citados en Fast Company demostraron que los estados de ánimo elevados pueden verse limitados a los días en que se hace ejercicio físico, pero 20 minutos de entrenamiento es todo lo que necesitas para ver los beneficios.

aprenderCuando tiene 20 años, ¿es tiempo de posponer las preocupaciones, tomarse una margarita y disfrutar de la vida? ¿O son las «duras» lecciones de vida algo que debe experimentar antes de cumplir los 30 para ser exitoso?

BBC Capital consultó la plataforma digital de preguntas y respuestas Quora para averiguar cuáles son las lecciones de vida más difíciles que debemos aprender cuando somos jóvenes.

Estas fueron algunas de las respuestas.

1. Internet de los falsos amigos

El usuario de Quora Max Lukominskyi, director de mercadeo de la empresa Sliceplanner, dice que es fundamental aprender que «los amigos que hacemos a través de internet son falsos».

«Por desgracia es así», escribe Lukominskyi. «La mayoría de ellos no se preocupan por usted y no estarán ahí cuando los necesite». Según Lukominskyi pasar por esa experiencia y sentir esas emociones acabará siendo su «mejor inversión».

2. Conozca sus puntos débiles

Charita Johnson, otra de las usuarias de Quora dice que es importante que conozca sus propias debilidades.

Y es mejor que lo haga cuando es joven porque aprenderá que el mundo «se dará prisa en tratar de aprovecharse».

3. Renuncie a los atajos

«No existen atajos mágicos para convertirse en una persona exitosa de la noche a la mañana», dice Yuri Kruman, quien trabaja como orientador profesional. «Tienes que moverse constantemente y promocionarse frente a otras personas, contar una buena historia y saber siempre cómo lograr que cualquier audiencia lo escuche».

Otra lección importante es que aprender a dominar una habilidad o un trabajo lleva más tiempo del que parece. Familiarizarse con él no es suficiente, «especialmente cuando está rodeado de gente brillante y motivada que ha estado haciendo lo que usted quiere hacer durante años», explica Kruman. Hable correctamente si quiere llegar lejos. Eso también significa aprender a ir al grano.

«Si hay algo que la gente ocupada no soporta es a quienes se andan por las ramas», escribe Kruman.»Exponga su punto de vista y pase página».

4. Ponga a prueba sus límites

Superar sus límites es esencial cuando tiene veintitantos. Le ayuda a aprender a controlar sus impulsos, escribe Stefan Papp. «Si aprende esta lección cuando es joven, cuando sea mayor el riesgo de que crea que perdió algo será menor»

«Conozco a muchas personas de más de 40 que creen que se perdieron algo cuando eran más jóvenes y ahora tratan de revivir su juventud», explica Papp. Nick Johnson, quien está haciendo un doctorado en neurociencia, dice que el verdadero reto de los veinte es aprender a manejar las contradicciones de todos los consejos que te dan.

Por ejemplo, «nadie le ayudará» se contradice con «sus verdaderos amigos están ahí cuando los necesitas».

Johnson dice que hay algo bueno en todos los consejos «si se los da en el momento preciso alguien que sepa más que usted». La lección más difícil: aprender qué consejo seguir en cada momento.

graciasSi la única oración que vas a decir es «Gracias», es suficiente.

La mayoría de nosotros tenemos increíbles familiares, amigos y otros seres queridos que nos quieren también. Aprende a apreciar lo que son los milagros.

La mayoría de nosotros tenemos buena salud, ese es otro milagro. La mayoría de nosotros tenemos ojos, con los cuales disfrutar de las increíbles y milagrosas puestas de sol, y la naturaleza y la belleza que nos rodea. La mayoría de nosotros tenemos oídos, con los que disfrutamos de la música; uno de los milagros más grandes de la historia.

Puede que no tengamos todas estas cosas, porque no podemos tenerlo todo, pero sin duda tenemos mucho por lo que agradecer. Hasta cierto punto, lo sabemos, y sin embargo lo olvidamos.

A veces, Marc y yo quedamos tan atrapados perseguir la siguiente gran cosa, que olvidamos tomarnos una pausa y apreciar las cosas que tenemos, y las cosas que hemos experimentado, aprendido y logrado a lo largo del camino.

En otras palabras, olvidamos dar gracias continuamente, por todas las cosas. Ya que cada paso dimos, nos trajo directo a donde estamos, y todas esas cosas contribuyeron a nuestro desarrollo, cuando finalmente hacemos una pausa para dar gracias, tratamos de incluirlas todas esas cosas en nuestro agradecimiento.

Así que sobre eso quiero reflexionar hoy; algunos recordatorios rápidos sobre cosas que probablemente estés también olvidando decir «gracias»:

1. «Gracias por las sorpresas de la vida.»

Nota y aprecia las sorpresas de la vida. Sólo porque no sea lo que esperabas, no quiere decir que no sea lo que querías. Así que respira profundamente cuando seas rechazado de algo bueno. A menudo significa que estás siendo redirigido a algo mejor. Se paciente. Se positivo. Sigue adelante.

2. «Gracias por la verdad con la que lidio todos los días.»

Muchos de nosotros preferimos mentiras suaves a duras verdades. Pero no nos engañemos, al final es mejor ser herido por la verdad que consolado por una mentira.

Y cuidado con las verdades a medias también; es probable que te hayas quedado con la mitad incorrecta. Abre tus ojos. Debes ver las cosas como son en lugar de cómo esperabas o deseabas que fueran. A veces es difícil aceptar la verdad cuando las mentiras son exactamente lo que querías escuchar, pero se fuerte. La vida es demasiado corta para vivir una mentira.

3. «Gracias por los momentos difíciles que me enseñaron lecciones importantes.»

La vida te permite disfrutar de los momentos malos de la vida para poder enseñarte lecciones que no podrías aprender de ninguna otra manera.

4. «Gracias por los retos que debo superar hoy.»

Las paredes  de la vida están ahí por una razón. No están ahí para mantenerte fuera. Están ahí para darte la oportunidad de mostrar qué tanto quiere algo.

Porque las paredes están ahí para detener a las personas que no lo quieren tanto como tú. Están ahí para detener a los demás. No hay absolutamente nada actualmente que te impida avanzar, un paso a la vez.

5. «Gracias por darme el coraje para continuar.»

Coraje no es tener la fuerza para seguir adelante; es seguir adelante incluso cuando no tienes fuerzas. Y recuerda, no importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas.

6. «Gracias por darme la fuerza para sonreír.»

Cualquier persona puede ser feliz de vez en cuando. Se necesita de un ser humano con corazón para sacar la belleza de las cosas que naturalmente nos hacen llorar.

7. «Gracias por la belleza que permanece.»

Incluso cuando los tiempos son realmente difíciles, no pienses en todas las miserias, sino en la belleza que aún permanece.

8. «Gracias por este nuevo comienzo que estoy viviendo ahora mismo.»

La mejor manera de prepararte para el futuro es cuidar del presente.

Las despedidas siempre duelen un poquito. Las fotografías nunca pueden reemplazar el acto de estar allí. Los recuerdos, buenos y malos, a veces traer lágrimas. Y las palabras no pueden describir perfectamente los sentimientos que representan.

Pero eso esta bien. El dolor es real. Pero también lo es la esperanza. Tiene que hacer las paces con tu pasado para impedir que tú presente y futuro se conviertan en batallas sin esperanza.

9. «Gracias por todas las opciones que tengo.»

Gran parte de tu vida es resultado de las pequeñas decisiones que tomas cada día. Si no te gusta alguna parte de tu vida, es el momento de empezar a ajustar las cosas y tomar mejores decisiones, en este momento, justo desde donde te encuentras.

10. «Gracias por la oportunidad de crecer.»

Debes estar dispuesto a renunciar a quien eres para poder convertirte en quien serás.

11. «Gracias por mi valentía.»

Siempre que tengas miedo, pero lo hagas de todos modos, eso es valentía.

12. «Gracias por mi grandeza interior.»

Al contrario de lo que otros puedan decir, no necesitas llegar a la cima, ni ser lo mejor de la cosecha, para poder sentirte bien contigo mismo.

No eres un fracaso porque no seas perfecto, hayas sido rechazado o despedido, luches para llegar a fin de mes, o tengas una familia con problemas. Eres grande porque, a pesar de tus circunstancias, sigues amando, sigues levantándote luego de cada caída, y, sobre todo, los pequeños pasos que sigues dando, los das con gracia.

13. «Gracias por los deseos ardientes dentro de mí.»

El punto de partida de todos los éxitos es el DESEO. Ten esto en mente siempre.

Deseos débiles traen resultados débiles, igual que un fuego pequeño crea poco calor. Nunca renuncies a algo que no puedas dejar de pensar ni un día en ello. Cuando realmente crees en lo que estás haciendo, sucede, y vale la pena. El éxito en la vida es para aquellos que están emocionados por a dónde van.

14. «Gracias por mi intuición y mis instintos.»

Toma la crítica constructiva en serio, pero no personal. Escucha, y luego actúa con tu intuición y sabiduría como tus guías.

15. «Gracias por mi imaginación y creatividad.»

La imaginación y la creatividad lo son todo. En conjunto, dibujan las cosas que atraerás en tu vida. Y hay personas en casi todos los campos que hacen de cada día una obra de arte simplemente por la forma en que han dominado su oficio. En otras palabras, casi todo el mundo es un artista de alguna forma.

EsfuerzoPor Dan WaldschmidtEdgy Conversations

Tienes que hacer las cosas difíciles.

• Tienes que hacer la llamada que tienes miedo de hacer.

• Tienes que levantarte más temprano de lo que quieres.

• Tienes que dar más de lo que obtienes.

• Tienes que preocuparte más por los demás, de lo que se preocupan por ti.

• Tienes que luchar incluso cuando estés lastimado, sangrando y todo adolorido.

• Tienes que sentirte inseguro, cuando jugar a lo seguro parezca inteligente. … Seguir leyendo »

positivaHoy les quiero platicar de una herramienta poderosa de Life Coaching, una herramienta que es muy importante para ayudarnos a alcanzar una vida feliz, armoniosa y exitosa: el pensamiento positivo.

El pensamiento positivo y el desarrollo de una actitud positiva son dos de las cualidades más importantes que debes tener para alcanzar tus objetivos y cambiar tu vida.

Cuando piensas en lo que quieres seguramente también hablarás de lo que harás para conseguirlo. Esto naturalmente provocará que te sientas más feliz y con un mayor control de tu vida ¿Por qué pasa esto? Porque mientras piensas en algo que te hace feliz el cerebro libera endorfinas que se encargan de producir una sensación de bienestar.

Una mente positiva aumenta las oportunidades de éxito en todas las áreas de la vida. ¡Así es! Tomar una actitud positiva frente al mundo te hará más feliz. Y esto no es algo que yo inventé. Existen evidencias científicas de que tener una mente positiva reduce los niveles de estrés y mejora la salud significativamente.

Es por esto que quiero compartirles siete estrategias indispensables para siempre tener una mente y pensamientos positivos:

1. Siempre usa palabras positivas

¿Cuántas veces nos encontramos a nosotros mismos quejándonos de todo? ¿Muchas, verdad? Por eso es importante recordar que nuestras palabras reflejan nuestros pensamientos y, mientras más busquemos cosas positivas para decir, más llenaremos nuestros pensamientos de una actitud positiva.

Haz un esfuerzo para comprometerte a tener siempre una mente positiva. Te sugiero el siguiente ejercicio: cada día cuando te despiertes ten una conversación contigo mismo y pregúntate:

¿Qué quiero lograr?
¿Cómo reaccionaré cuando llegue a mi destino?
¿Cómo evitaré los pensamientos negativos?

Comprométete en ese momento a evitarlos y substituirlos por pensamientos constructivos y positivos. A la mañana siguiente revisa qué tanto lograste expulsar los pensamientos negativos en tu día anterior y ¡comienza de nuevo!

2. Enfócate en el momento presente

Normalmente hacemos que los problemas parezcan más grandes de lo que realmente son. Esto puede convertirse en un hábito. ¡Un pésimo hábito! Pero enfocándote en el presente harás más pequeñas tus preocupaciones y miedos sobre lo que podría fallar.

3. Acepta que no todo es perfecto

Les tengo una noticia: ¡El perfeccionismo no nos acerca a la felicidad, nos aleja de ella! Ser positivos no significa pensar que todo es perfecto.

Puede ser difícil renunciar a la necesidad de perfección y control, pero aceptar que las cosas no siempre pasarán como lo esperas te dará paz interior, tranquilidad y te enfocará positivamente hacia el futuro.

Muchas situaciones se encuentran fuera de nuestro control, y en vez de gastar energía generando emociones negativas por esto, mejor acepta que las cosas no salieron como querías y enfócate en qué podrías hacer mejor la próxima vez.

4. Convive con personas positivas

¡Dime con quién andas y te diré quién eres!

Nos parecemos a las personas que nos rodean: mientras más tiempo pases con gente que tenga una mente positiva empezarás más y más a pensar/actuar positivamente.

5. Contribuye a tu comunidad

Una de las mejores maneras de ser más positivo (y de hecho sentirte mejor), es contribuir con tu comunidad de alguna manera. Es maravilloso ayudar a otras personas.

6. Sé agradecido

Una vez por semana aparta unos minutos de tu día para agradecer por todo lo que tienes de bueno en tu vida. Recordar todas aquellas razones por las cuales te sientes agradecido, te ayuda a mantener el enfoque positivo para enfrentar cualquier situación de tu vida.

Ser agradecido convertirá la ira y la frustración en sentimientos más positivos.

7. ¡Medita!

La meditación nos ayuda a generar pensamientos positivos. Les sugiero el siguiente ejercicio de meditación:

-Cierra los ojos y respira profundamente
-Relájate
-Siente tu respiración
-Mientras exhalas libera de tu cuerpo todos los pensamientos negativos
-Toma el control de lo que sucede en tu cuerpo y en tu mente durante los próximos tres minutos
-Sólo tendrás dentro de ti un inmenso poder y libertad para ser y pensar positivamente y fortalecerte

Ahora ya saben el poder que tiene el pensamiento positivo para enfrentar la vida.

Recuerden: ser positivo y pensar positivo es un hábito. Es posible aprender a hacerlo con práctica. Es muy importante que sean constantes practicando estas siete acciones durante 21 días para crear un hábito y entonces ver como empiezan a cambiar sus vidas.

Libro Sugerido:“El Efecto Actitud”, de Víctor Küppers. El objetivo de este libro es ayudarnos a sacar a la luz nuestra actitud positiva y a aprender a gestionarla en los momentos difíciles. Ser proactivo, tener pensamientos, utilizar un lenguaje positivo y disfrutar del momento son algunas de las bases que Küppers nos desvela en su libro.

Seguro que alguna vez has atravesado un momento difícil: porque no te saliera algo como esperabas, porque no te encontrabas bien o porque perdiste a algún ser querido. Lo que sea. En esos instantes no brotan emociones positivas necesariamente, ni te apetece estar alegre como unas castañuelas.

Te pueden decir que veas la botella medio llena, que te animes, pero te sirve de poco. Estás mal y punto; y lo peor que puedes hacer es, además, sentirte culpable por ello. Tendríamos que reivindicar el derecho para atravesar malos momentos, porque son necesarios, porque tienen un motivo y porque quizá tengamos una imagen de la felicidad que no existe.

Posiblemente, la psicología positiva ha sido una de las grandes revoluciones en el pensamiento de las últimas décadas, sin embargo, parece que existe una corriente mal entendida que defiende que la felicidad es una vida sin dolor y sin momentos de sufrimiento.

En Oriente, por ejemplo, uno de los monjes tibetanos más reconocidos, Kenchen Konchog Gyaltshen Rinpoche, reconoce las ventajas de pasarlo mal: nos aporta sabiduría, nos entrena en resistencia, nos ayuda a ser más compasivos y nos lleva a respetar de un modo profundo la realidad.

Por tanto, los malos momentos nos ayudan, y todos los héroes, incluso los de las culturas más ancestrales, viven sus propios desiertos, es decir, sus instantes de bajón emocional. Es más, incluso si queremos renovarnos, seguramente tendremos que atravesar algún desierto más o menos árido.

Cuando nos sonríe el éxito, nos sentimos fuertes, invencibles y podemos caer en la arrogancia. Sin embargo, cuando nos enfrentamos a un contratiempo, a un fracaso o a una pérdida, nuestras seguridades se tambalean un poco. Nos ayuda a cuestionarnos y a indagar sobre ciertas certezas. Y eso es saludable porque transitamos de la posible arrogancia a abrazar la humildad, a tocar tierra (humus,que es el origen de la palabra).

Por eso, me gusta la metáfora que utiliza Tal Ben-Shahar, profesor de Harvard, quien dice que “cuando estamos en éxtasis, miramos hacia arriba, hacia el cielo, hacia el infinito, y cuando estamos pasándolo muy mal, tendemos a mirar hacia abajo, hacia el suelo, hacia lo finito”. Y ambas miradas son necesarias para completarnos como personas.

El hecho de que pasarlo mal tenga un sentido y nos ayude a crecer como personas tampoco significa montar una tienda de campaña en esos momentos. La idea es salir de ello lo antes posible y con el máximo aprendizaje posible. Por tanto, ¿qué podemos hacer si lo estamos pasando mal?

El primer punto que necesitamos es aceptarlo. No vale de nada negarlo, decir que estás bien cuando por dentro no estás en tu mejor momento. Has de comenzar a reconocértelo a ti mismo.

Segundo, es bueno hablarlo para no convertirlo en un gigante. Los silencios y nuestras noches deforman la realidad. Por eso, verbalizarlo con alguien de confianza nos ayuda a contemplarlo desde fuera. Equivaldría a quitarle la sábana al fantasma y a ver que no es para tanto.

Tercero, identifica el aprendizaje. Cuando somos capaces de entender qué nos aporta, podemos dar pequeños pasos para salir de él. Cada aprendizaje es un peldaño hacia su salida.

Cuarto, busca recursos mentales, emocionales o físicos. En lo mental, nos ayuda relativizarlo, enmarcarlo en su justa medida o el sentido del humor. Buscar a ese amigo que sea capaz de hacerte reír de lo que te duele. En el plano emocional, nos viene bien cuidarnos, recogernos en sensaciones amables. Huir de discusiones que aportan bien poco. Y en el terreno físico, el deporte o simplemente un baño o un masaje nos permiten ir separándonos un poquito más de ese mal momento. Por supuesto, no se olvida ni desaparece, pero al menos, nos permite tomar algo más de distancia.

Y quinto, confía. Prácticamente el cien por cien de los desiertos se superan. A veces es una cuestión de tiempo. Pero en la medida en que se confíe, se tiene más energía para continuar adelante.

Todos vivimos malos momentos. Algunos se superan rápido y otros nos pueden llevar varios meses. Ambos forman parte de la aventura de vivir. No tenemos que ir a buscarlos ni regocijarnos en ellos, pero sí aprovecharlos como maestros para conocernos más a nosotros mismos, para aprender y para renovarnos como personas.

personas impresionantes

No tienes que ser perfecto para ser impresionante. Ni siquiera tienes que estar en lo correcto la mayoría de las veces.

Pero no puedes poner excusas por lo que haces, y tampoco puedes evitar trabajar muy duro.

Ser impresionante (no importa cómo lo definas ahora mismo) es resultado de tenacidad, enfoque y beligerancia irracional.

Tienes que pensar por ti mismo.

Sólo porque alguien te diga que «debes» hacer algo no significa que tienes que correr automáticamente a hacerlo.

Sólo porque un gurú que ganó buen dinero hace algún tiempo te diga «una forma rápida y fácil» para hacerte financieramente independiente no significa que puedas reproducir los mismos resultados kármicos de los que estás oyendo.

Saber que la mayoría de las veces no va a funcionar.

La verdad sobre ser impresionante es que la mayoría de las cosas que crees que funcionarán o que solían funcionar, probablemente no funcionarán para llevarte a donde quieres estar.

Eres diferente de todos los demás en miles de formas distintas y complejas. Tienes diferentes habilidades, metas, pasiones, fortalezas y debilidades.

Entender que tú eres tú. Y ellos son ellos.

Ser impresionante no es algo que puedes fabricar simplemente con seguir una serie de pasos que funcionaron la primera vez que los probaste.

Tienes que estar enfocado en lo que realmente quieres. Tiene que importante tanto, que tus huesos te duelan cuando sientas que no estás progresando.

Intentarlo. Intentarlo. Y volver a intentarlo.

Este es el verdadero secreto para ser impresionante.

Y uno que puedes comenzar ahora mismo.

fortalezaDe la parte I

Todo el mundo siente dolor, y cuando lo experimentamos solemos decir que estamos teniendo un mal día, porque nos olvidamos de algo importante sobre lo que estamos pasando: El dolor es para los vivos – para aquellos de nosotros que todavía tenemos la oportunidad de toda una vida. Sólo los muertos no lo sienten, porque su tiempo ya está terminado.

Así que con esto en mente, aquí tienes doce maneras inteligentes de convertir todas tus heridas diarias en sabiduría y fortaleza:

Parte II

7. Mantén un pie delante del otro.

Winston S. Churchill dijo una vez: «Si estás pasando por el infierno, sigue adelante.» En otras palabras, nunca, nunca, nunca cedas!

Las paredes de la vida están allí por una razón. No están allí para mantenerte fuera. Están allí para darte una oportunidad de demostrar cuanto realmente deseas algo. Porque las paredes están allí para detener a las personas que no lo quieren tanto como tú. Están allí para detener a las otras personas.

8. Mantén la calma y enfócate en lo positivo.

El realista ve la realidad como algo concreto. El OPTIMISTA ve la realidad como arcilla. Sé el optimista y moldea la arcilla a tu manera. Toma lo que hayas aprendido y construye algo nuevo.

En otras palabras, no veas las dificultades en las oportunidades de hoy, ve las oportunidades en las dificultades de hoy. Escribe en tu corazón que hoy es la oportunidad de tu vida. Y recuerda que siempre hay una razón para celebrar.

Detenerte el tiempo suficiente para celebrar las pequeñas victorias crea impulso e inspiración para seguir adelante. Yo animo a mis alumnos y amigos a celebrar cada pequeña cosa, cada oportunidad que obtengan.

9. Nutre conscientemente tu esperanza interior.

Hay un dicho tibetano, «La tragedia debe ser utilizada como una fuente de fortaleza». No importa qué tipo de dificultades, o cuán dolorosa sea una experiencia, si pierdes tu esperanza, esa es tu verdadera tragedia.

Así que recuerda, una pérdida, una preocupación, una enfermedad, un sueño aplastado; no importa lo profundo de tu dolor o lo alto de tus aspiraciones, hazte un favor y detente al menos una vez al día, coloca tus manos sobre tu corazón y di en voz alta, “La esperanza vive aquí.”

10. Recuérdate que no estás solo.

Perder el sueño preocupándote por un amigo. Tener problemas para levantarte después de que alguien te ha defraudado. Sentirte menos porque alguien no te amaba lo suficiente como para quedarse. Tener miedo de intentar algo nuevo por temor a que fracasarás. Nada de esto significa que eres disfuncional o estás loco. Simplemente significa que eres humano, y que necesitas un poco de tiempo para enderezarte.

No estás solo. No importa lo embarazoso o patético que te sientas acerca de tu propia situación, hay otros por ahí experimentando las mismas emociones. Cuando te oyes decir: «Estoy solo,» es tu mente tratando de venderte una mentira.

11. Presta menos atención a las opiniones de los demás sobre ti.

La verdad es que lo que la gente te dice y hace dice mucho más sobre ellos que de ti. La forma en que la gente reacciona ante ti se basa en sus perspectivas, heridas y experiencias. Si alguien piensa que eres increíble, o cree que eres terrible, de nuevo, es más sobre ellos.

No estoy sugiriendo que deberíamos ser narcisistas e ignorar todos los comentarios, estoy diciendo que mucho del daño, la decepción y tristeza en nuestras vidas proviene de tomar las cosas como personal. En la mayoría de los casos, es mucho más productivo y saludable dejar de lado las buenas o malas opiniones de las otras personas y operar según tu propia intuición y sabiduría como guía.

12. Abraza la nueva y más fuerte versión de TI.

No eres quien solías ser, y eso está bien. Fuiste herido; Has pasado por numerosos altibajos que te han hecho quien eres hoy. A lo largo de los años, han ocurrido tantas cosas, cosas que han cambiado tu perspectiva, te han enseñado lecciones y han forzado a tu espíritu a crecer.

Con el paso del tiempo, nadie permanece igual, pero algunas personas igual te dirán que has cambiado. Respóndeles diciendo: «Por supuesto que he cambiado. De eso se trata la vida. Todavía soy el mismo ser humano, un poco más fuerte ahora de lo que era antes

Una cosa más

Recuerda, la fortaleza no proviene de la comodidad; proviene de estirar tu zona de confort y superar todas las cosas que alguna vez pensaste que no podrías manejar. Cuando te encuentras en los puntos más dolorosos de tu vida, estás abierto al cambio positivo más grande.

Al final, las personas más fuertes son las que sienten dolor, lo aceptan, aprenden de él y lo superan.

Ellos convierten sus heridas en sabiduría y fortaleza.

Vivir MejorTodos conocemos a algunas personas (probablemente sólo algunas, de hecho) que se ganan a todos los que conocen. Su carisma es difícil de cuantificar, y aun así hace que los demás se sientan a gusto y atraídos por ellos.

¿Cómo lo hacen? Una de dos maneras: o bien nacen con un instinto, o estudian lo que funciona mejor e incorporan esas rutinas en sus vidas cotidianas.

El hábito principal de estos son los mensajes verbales que usan para comunicarse con los demás.

Estas son algunas de las cosas más importantes que hacen; quizás casi todos los días.

1. Son educados cuando pueden.

Palabras como «Por favor» y «Gracias» puede ser que sean técnicamente innecesarias, pero son invaluables si quieres ser más carismático. ¿Quieres ver un ejemplo? Ve el video que sigue de un ladrón extremadamente educado y disculpándose y dime si no sientes un poco de simpatía por él (incluso si crees que tiene que ir a la cárcel).

2. Reconocen los pequeños favores.

«De nada.» Estas dos palabras comunican mucho más que «no hay problema» (o, por supuesto, «sip») cuando alguien te da las gracias por algo. Las personas agradables aprecian que se les de las gracias, y lo devuelven de forma verbal.

3. Ofrecen alabanzas significativas.

La palabra clave aquí es «significativa.» Las personas carismáticas dan cumplidos sinceros – no tímidos ni sumisos. Cuando alguien merece que lo alaben, ellos lo hacen.

4. Expresan sincera empatía.

Utilizan frases como, «Eso debe hacerte sentir orgulloso», o «Puedo imaginar que eso te debe haber hecho enojar,» de este modo exploras y validas los sentimientos de los demás. (Porque aquí está el pequeño secreto: Todo el mundo quiere ser comprendido.)

5. Comparten información útil.

A algunas personas les gusta acaparar información, porque creen que eso los hace más poderosos. No seas ese tipo de persona. Sin embargo (una aclaración importante): Las personas verdaderamente agradables entienden que la «información» y los «rumores» no son la misma cosa.

6. Ofrecen su ayuda.

Muchos de nosotros queremos contribuir a nuestra sociedad, pero a menudo no sabemos por dónde empezar. Las personas más carismáticas de entre nosotros comienzan simplemente por buscar oportunidades para ayudar; en sus familias, en sus comunidades y en los pequeños momentos de la vida diaria. (Nota: Mantén las puertas para las personas que estén detrás de ti!)

7. Hablan con justificable confianza.

Ellos no alardean ni se jactan. Pero cuando se enfrentan a situaciones difíciles (especialmente cosas que afectan a otras personas) son los que abordan el problema con un aire de calma, curiosidad y confianza. Probablemente los hayas escuchado decir cosas como: «Hmmm. Me pregunto cómo vamos a solucionar esto.»

8. Usan nombres y títulos que connotan respeto.

Las personas carismáticas recuerdan los nombres de las otras personas, y usan sus títulos en circunstancias en las que haga que esas personas se sientan bien. Se necesita mucho tiempo para ganar títulos como «doctor» u oficial de policía, por ejemplo; ¿por qué no usarlos?

9. Expresan su fe en los demás.

Tres simples palabras: «Creo en ti.» Mi antiguo jefe Bob Woodward solía hablar sobre cómo unas pequeñas palabras de aliento de Ben Bradlee, su editor en The Washington Post, era todo lo que necesitaba para sentir que podía tener éxito como periodista. Ese tipo de validación de los demás puede inspirar logros; y afecto por la persona que da esa validación.

10. Recuerdan que son parte de un equipo.

Un sentido de camaradería hace que las situaciones difíciles sean soportables. Tener un sentido del humor puede incluso hacerlas divertidas. Las personas realmente carismáticas son las que dicen cosas como, «Hey, estamos juntos en esto» durante los tiempos difíciles; y entonces trabajan duro para lograr las metas del equipo.

11. Presentan personas.

¿Quieres conocer cuatro de las mejores palabras que alguien puede decirle a dos personas al mismo tiempo? «Me gustaría presentarte a…» Estamos todos conectados hoy en día, supongo, pero las personas realmente carismáticas son las que están tratando de ayudar a que otras personas conozcan a aún más personas; en lugar de sólo estar construyendo sus propias redes de contactos.

12. Toman su turno.

Las personas agradables no tienen miedo de tomar su turno para hacer algo divertido, o incluso soportar la carga de hacer algo que no sea tan bueno. En otras palabras, pueden aceptar un cumplido y ser amables, pero también son los que recuerdan cuando es su turno de pagar la cuenta del almuerzo.

13. Dejan que los demás tomen sus propias decisiones.

Las personas verdaderamente carismáticas tienen confianza en sus opiniones; pero también reconocen que las demás personas pueden legítimamente ver las cosas de manera diferente y que tienen que elegir sus propios caminos en la vida. Por otra parte, los líderes carismáticos no tienen miedo de delegar, y entonces confiar en los demás para lograr lo que les pedimos que hagan.

14. Escuchan – y quieren oír más.

Las personas muy agradables son oyentes activos y sinceros. Les puedes dar tu opinión, contarles una historia  o pedirles un consejo, y responderán con preguntas y señales verbales que te indicarán que están presentes en el momento; interesadas incluso. Para cualquiera de nosotros, nuestro tiempo es nuestro recurso más valioso, y sin embargo, ellos están más que dispuestos a dártelo a ti.

15. Asumen la responsabilidad.

Cuando es su trabajo o su culpa, ellos levantan su mano. Toman el control de las cosas que se supone tienen que controlar. Tiene sentido: Las personas de confianza a menudo son muy agradables.

16. Expresan su apoyo.

Todos apreciamos a las personas que están de pie junto a nosotros y que dejan que sepamos que están ahí. Piensa en alguien que te haya mostrado su apoyo cuando lo necesitabas y dime si no pensaste que él o ella eran muy agradables en ese momento.

17. Preguntan, «¿Por qué no?»

Las personas agradables a menudo son soñadoras, optimistas, y hacedores. RFK lo dijo mejor: «Están los que miran las cosas como son, y preguntan ¿por qué? Yo sueño con las cosas que nunca fueron y me pregunto ¿por qué no?»

éxitoLa juventud es una de las etapas más importantes que define gran parte de la personalidad y del perfil profesional por el que una persona se va a caracterizar el resto de su carrera.

Es por eso que es muy importante empezar a definir los valores, las pautas y los hábitos para que, a futuro, generen buenos frutos y le ayuden a la persona a ser exitosa en todo lo que se proponga. Especialmente porque muchos “veinteañeros” se concentran es en generar ganancias y acumular riqueza y, para hacerlo, hay que tener otros factores en cuenta.

Y aunque puede ser considerada como una década en la que está permitido cometer errores y actuar “como loco”, también es importante tener un proyecto de vida que defina el rumbo que quiere tener para crear las bases sólidas de un futuro que puede ser o no promisorio, dependiendo de la perspectiva desde la cual lo contemple. Y quizás, cuando llegue a cierta edad, pueda mirar atrás y decir “sí, hice lo correcto” o “no debí haber actuado así”.

Incluso, si usted contempla casos de las personas exitosas, la mayoría hizo sus primeros pinos entre los 20 y 30 años, estableciendo los orígenes de grandes compañías que han tenido impacto a nivel mundial por sus proyectos y sus innovadoras propuestas.

Así, tengan en cuenta las siguientes cualidades o hábitos que debería desarrollar si quiere ser una persona feliz y exitosa, desde su carrera profesional:

Acepte la incertidumbre

Todas las situaciones y circunstancias de la vida tienen momentos en los que no va a tener certeza o seguridad de lo que va a pasar o cómo se van a presentar. Según Fortune, es por eso que debe aceptar que hay incertidumbre a todo, así que entre más rápido lo comprenda y lo asimile, más podrá sacar provecho de ello.

Invierta en usted

En su propio desarrollo académico y personal. En Inc. destacan el pensamiento de Shikhar Agarwal, un joven ingeniero informático que vive en Silicon Valley, quien escribe que los 20 años es el mejor momento para empezar a entenderse a sí mismo. Desde el hecho de reconocer sus propias emociones, hasta saber qué es lo que lo mueve, lo que lo deprime o lo que lo enfurece.

Una vez reconozca esto, tendrá la facilidad para invertir en algún tipo de formación profesional que lo ayude a ser experto en su campo de conocimiento o también en formación personal, de hobbies o actividades que le ayuden a sentirse feliz y satisfecho con su vida.

Al respecto, el Elite Daily señala que es la mejor inversión que puede hacer en toda su vida. Explica que “cuando usted invierte en sí mismo, se trata de una inversión a largo plazo que tendrá un impacto duradero en toda su vida”. Así, no tema en saber qué es lo que más le gusta y darle rienda suelta a ello.

El dinero como resultado

Este tema financiero siempre será una preocupación para muchos. Claro, cualquier persona siempre querrá mejorar sus condiciones de vida y estar sin preocupaciones cuando se trate de adquirir productos o servicios. Pero de acuerdo con varios participantes de Quora, la mejor manera de lograr ese objetivo es no centrándose en el dinero mismo. La estrategia y la clave están en encontrar lo que realmente le gusta hacer y lograr ser bueno en eso.

Deje de discutir

No en vano existe el dicho que hay situaciones en las que es “más fácil poner de acuerdo a cinco micos para tomar una foto”. Esto se traduce en que la mayoría de las situaciones en la vida siempre le van a mostrar condiciones en las que no habrá una única opinión y tendrá que lidiar con las posiciones de varias personas.

Claramente la idea no es ceder, sino tratar de dejar de controlar todos los escenarios. Así, la argumentación también se convierte en una habilidad que debe desarrollar para generar convencimiento y consenso, a la vez. Fortune destaca que los equipos y la vida se mueven mucho mejor cuando armonizado que con la discordia.

Aprenda de la adversidad

A lo largo del camino no todo será tan sencillo como cree y va a vivir situaciones que pondrán a prueba su paciencia y su persistencia. Muchas de ellas, ni siquiera podrá imaginarse que existen. Pero el consejo está en que vea una oportunidad y no una crisis.

La mayoría de grandes empresarios saben que las dificultades hacen surgir la imaginación y recursividad para salir a flote sin problema.

Pierda el miedo al miedo

Especialmente al miedo de perderse, que está relacionado con una mala toma de decisiones o con la incertidumbre que se hablaba en otro punto. El Elite Daily señala cómo las elecciones que se toman en el día a día se hacen basadas en la posible pérdida de oportunidad de algo más. Entonces, la idea es que cada vez que tenga que tomar una decisión considere lo que está más allá de lo visible y cómo puede repercutir a futuro.

“Sea selectivo sobre el número de veces que usted dice «Sí», para eventos y sea inteligentes en aquellos a los que asista”, explica la publicación. Esto, también va de la mano con la posibilidad de desarrollar una concepción, desde muy joven, sobre lo que es el equilibrio entre la vida y el trabajo.

Nunca deje de ser curioso

Uno de los peores errores de los jóvenes es creer que “se las saben todas”. El mundo es muy grande y vasto como para dar todo por hecho y cuando una persona pierde la capacidad de sorprenderse por lo nuevo o lo desconocido, está perdiendo un gran valor que le puede ayudar a descubrir oportunidades a futuro.

sobre la felicidadSólo se necesita una persona para hacerte feliz y cambiar tu vida: TÚ.

Estoy infinitamente fascinado por la relación entre la forma en que elegimos vivir nuestras vidas y la felicidad que disfrutamos a diario. Hay elecciones que tomas todos los días, algunas de las cuales parecen completamente ajenas a tu felicidad, pero que impactan dramáticamente en la forma en que te sientes física y mentalmente.

Con los años, Ángel y yo hablamos literalmente con miles de personas que están luchando por encontrar la felicidad en sus vidas. Y lo que descubrimos es que, por lo general, no es lo que tienes, donde estás, ni lo que te pasando lo que te hace feliz o infeliz, es cómo piensas sobre todo ello y qué haces con ello. … Seguir leyendo »

amigos“Dime con quién andas y te diré quién eres” reza un sabio dicho en el que muy acertadamente se interpreta que al analizar cómo son sus amigos descubrirá un poco de usted en cada uno de ellos.

Lo que pasa es que con el auge de las redes sociales hoy a cualquiera se le puede otorgar el término “amigo”, pero de ahí a que sea cierto es muy complicado.

Los sueños no ocurren de la noche a la mañana. En realidad, hay una serie de factores que conducen al éxito de un empresario. El trabajo duro y la unidad son siempre necesarios para el éxito empresarial, pero esto puede ser impulsado en gran medida por otras personas.

Las personas que nos rodean impactan en nuestra forma de pensar, actuar y sentir en el día a día. Como empresarios y emprendedores debemos rodearnos con el tipo correcto de personas, esos amigos que ayudarán a labrar un camino más natural a la consecución de nuestros objetivos.

La persona promedio quiere conocer a un millonario para decirles a sus amigos que conocieron a un millonario. Los millonarios, por el contrario, desean estar con multimillonarios para aprender cómo piensan.

Un grupo está viendo el partido; el otro está jugando el juego. La pregunta que importa es: ¿Cuál es usted?

Finanzas Personales analizó información de Business Insider y de Entrepreneur para presentarle cuáles son las personalidades que lo deben rodear para lograr su éxito.

Trabajadores implacables

Usted probablemente conoce a alguien que es un trabajador incansable, o tal vez usted es uno de ellos. Estos tipos de trabajadores nos empujan a trabajar más duro cada día.

Si bien la medición del éxito personal con el éxito de otro es como comparar manzanas y naranjas, podemos medir nuestra unidad con la unidad de otros trabajadores implacables. La verdadera pasión y compromiso engendrarán un negocio exitoso.

El amigo con plata

Si quiere más dinero, considere pasar tiempo o hacerse amigo de las personas con más dinero. La exposición a las personas que tienen más éxito que usted ampliará su pensamiento.

Llegamos a ser como las personas con las que nos rodeamos y es por eso que los ganadores atraen a más ganadores. En otros sectores de la sociedad, esto es aceptado, pero los ricos siempre han sido criticados por su predisposición a participar la compañía de personas con éxito financiero similar.

El positivo

Las personas tienden a ser mejores en lo que hacen si están contentas. Las actitudes negativas pueden arrastrar hacia abajo el trabajo y no ofrecen ninguna inspiración para el éxito o la innovación.

Rodearse de gente negativa puede empantanar su creatividad y el empuje, que en última instancia podría ser la caída de su negocio. Las personas con actitudes positivas, en realidad, pueden tener el efecto contrario, lo que facilita su salto hacia el éxito con mayor eficacia. La felicidad en el interior del lugar de trabajo va a mantener la moral alta y a la gente mirando hacia adelante.

Los “Preguntones”

Albert Einstein dijo una vez que «lo importante es no dejar de hacer preguntas». Como empresarios, deberíamos hacernos constantemente preguntas sobre nosotros mismos y nuestro negocio. Sin embargo, una sola persona no pensará en todas las cuestiones importantes.

Las personas que hacen preguntas pueden proporcionar un ángulo diferente sobre un tema o una idea, y estas preguntas podrían en última instancia conducir a un avance importante para usted o su empresa. La perspectiva lo es todo.

Los soñadores

Algunas personas consideran a los emprendedores como «soñadores» y no está mal que lo hagan; aunque debemos ser conscientes de que los objetivos y el trabajo duro nos ayudarán a lograr lo que muchos consideran que es inalcanzable.

Para mantener esta unidad en marcha, siempre debemos estar rodearnos de personas que tienen los mismos objetivos en mente. Estos soñadores ni siquiera necesitan estar involucrados en la misma industria que usted o su empresa; lo importante es que mantenga a personas cercanas con grandes planes para sí mismos. Esa energía lo mantendrá siempre motivado.

Reúnase con personas que le aporten cosas positivas a su vida. Personas alegres, inteligentes, ricas y visionarias; y más allá de estar con ellas, analice cuáles son sus cualidades y qué pude aprender de ellas. Como dijo Will Rogers, «Un hombre sólo aprende de dos formas: uno por la lectura, y el otro por la asociarse con personas más inteligentes.»

Si tienes miedo de fallar, no estás solo. Cuando hacemos algo nuevo; algo fuera de nuestra zona de confort, nos asustamos. Tememos a lo desconocido. Tenemos miedo al rechazo. Es la naturaleza humana. Pero si permites que ese miedo te paralice, te aprisionará con cadenas invisibles y te impedirá realizar tus objetivos.

Entonces, ¿cómo superar ese miedo? ¿Cómo te deshaces de esas cadenas y conviertes la duda en un éxito personal?

No nos engañemos a nosotros mismos; no es fácil. Necesita entrenamiento, compromiso y pensamiento positivo. Estas son algunas estrategias para ayudarte a desbloquear las cadenas que te impiden vivir la vida que deseas:

Acepta tus miedos

La duda de ti mismo impide que algunas personas tomen el primer paso para lograr su sueño, mientras que otras tropiezan en el camino. Barbara Streisand, Meryl Streep, Sir Laurence Olivier y Elvis Presley se encuentran entre las muchas personas famosas que han luchado con el miedo escénico, pero aprendieron a controlar su ansiedad y usarla como combustible para alcanzar el éxito. El primer paso es reconocer que tus miedos te están frenando y estar dispuestos a hacer algo al respecto.

Identifica tus miedos

Es importante identificar lo que te está frenando. Es falta de dinero? Miedo al fracaso? No hay suficiente conocimiento? Preocupación por lo que otros dirán? Comprender la causa raíz de tus miedos te ayudará a determinar si son reales y manejables o imaginativos. Una vez que evalúas y confrontas las causas, se vuelven más manejables y puedes comenzar a tomar decisiones sobre cómo trabajar a través de ellas.

Visualiza tus obstáculos

Para hacer frente a las incertidumbres, debes pensar positivamente. Usar la visualización creativa puede ayudarte a hacer esto. Piensa en lo que te frena.

De que estás asustado? Tienes miedo de cometer un error? Crees que no eres lo suficientemente bueno? Visualiza los obstáculos en tu camino. Siente la duda que traen. Ahora crea una imagen mental de cómo puedes superar esos desafíos. Elabora un plan para ayudarte a triunfar y visualízate siguiendo y completando ese plan. Es posible que necesites aprender una nueva habilidad.

Si estás lanzando un negocio, puede que no conozcas tu mercado potencial. Reemplaza los pensamientos negativos con los positivos. En lugar de pensar: “¿Qué pasa si no puedo?”, Piensa: “¿Cómo puedo superar este obstáculo?”. Puedes corregir los errores durante la visualización, para no hacerlos en la vida real. Este ensayo mental ayuda a programar tu mente para evitar problemas y superar desafíos.

Toma pasos de bebé

Se necesita tiempo para construir tu confianza y trabajar a través de tus miedos. No te apresures. Toma pasos de bebé. Después de cada paso, mira lo que has logrado. Si no es lo que esperabas, no te veas como un fracaso. Puede significar que debes tomar una dirección diferente.

Piensa en esto como una experiencia de aprendizaje. Pregúntate qué cosas positivas salieron de eso. Si necesitas ayuda, no dudes en pedirla o recibir comentarios. Y si has logrado el éxito, date una palmadita en la espalda y continúa con el siguiente paso. Necesitas volver a entrenar tu cerebro para pensar positivamente y seguir avanzando. Con la práctica, te volverás menos temeroso.

Consejos para calmar tus luchas internas

* El ejercicio diario puede mejorar tu estado de ánimo, la toma de decisiones, la resolución de problemas, la creatividad y reducir la ansiedad.

* Las actividades para reducir el estrés, como el yoga, la meditación y los ejercicios de respiración, pueden ayudarte a pensar con más claridad.

* Si llega el miedo, siéntate en silencio por unos minutos y solo respira. Haz respiraciones profundas hasta que sientas que la tensión abandona tu cuerpo y tu cabeza comienza a despejarte. Haz esto regularmente y como una siesta, te energizará y te ayudará a calmarlo.

* No te concentres demasiado en tu plan. Date un poco de “Mi tiempo” para recargar tu tanque de combustible. Cada día, haz algo que te relaje. Puede ser leer, ir a caminar, escuchar música o darse un baño de burbujas.

* Los expertos dicen que nuestro cerebro solo puede enfocarse intensamente en ráfagas cortas. Varía de persona a persona, siendo aproximadamente 90 minutos el máximo. Así que date descansos regulares para trabajar con menos ansiedad y más concentración.

* Crea una rutina en tu vida para que tu mente pueda concentrarse en tu plan. Esto podría funcionar a la misma hora todos los días, tener tu entorno de trabajo configurado de cierta manera, comer al mismo tiempo o ducharse al mismo tiempo.

* Haz una lista de tus logros más orgullosos. Léelos cada mañana y noche para mantenerte motivado.

* Leer o mirar biografías sobre cómo la gente exitosa ha superado sus miedos y construido su confianza puede ser inspirador.

LiberarPor Angel Chernoff

«Juzga a un hombre por sus preguntas en lugar de por sus respuestas.» – Voltaire

No son las respuestas que obtienes de los demás, sino las preguntas que te haces lo que te ayudará a crecer más fuerte. De hecho, las preguntas simples que te haces a diario determinarán el tipo de persona en la que te convertirás en el largo plazo.

Y de eso es precisamente de lo que hablaremos en este artículo hoy; para ayudarte a embarcan en un positivo viaje de auto-investigación.

Las 3 preguntas:

Ten en cuenta que estas preguntas no tienen respuestas correctas ni incorrectas… Porque a veces, hacer las preguntas correctas es la respuesta … Seguir leyendo »

primera impresión¿Sabes cómo causar una buena primera impresión?

Creemos saber lo básico: pelo arreglado, maquillaje perfecto, un buen traje, higiene, sonrisa brillante y un fuerte apretón de manos, ¿no es así? Y no es que esto no influya, pero hay cosas que tienes que hacer, cosas que no son tan obvias para crear la primera impresión. Considera que:

• 33% de los profesionales saben a los 90 segundos de conocer a alguien si le ofrecerá el trabajo o no.

• La mayoría de la gente ‘juzga’ a una persona de ser fiable o no en un décimo de segundo.

• El cerebro promedio determina si la persona es agradable o no antes de siquiera conocer su género.

¿Qué significa esto?

En su best seller Blink: The Power of Thinking Without Thinking Malcolm Gladwell introdujo el concepto thin slicing (rebanada fina) como el proceso en el que la persona decide si sus características, incluyendo atracción e inteligencia hacen agradable a una persona.

Sabiendo esta información puedes hacer de tu primera impresión algo mucho mejor escogiendo y modificando las pequeñas características que crees que la gente ni siquiera percibe.

Aquí algunos tips que te ayudarán a quedar bien desde el primer instante.

1. Respétate a ti mismo

Las señales no verbales representan 55% de la comunicación. Se trata de cómo te manejas tu mismo. Es decir, como te presentas no sólo cómo te vistes o te arreglas el pelo. Se trata del lenguaje corporal y de la confianza en sí mismo. Obviamente verte presentable es importante, pero es la forma en la que actúas la que hace la diferencia.

2. Pon atención a tu status

¿A qué nos referimos con status? Status es cómo eres percibido y todo radica en la manera en la que te mueves y vistes.

El refrán “Dress for Sucess” (vístete para tener éxito) es verdadero, así que si te vistes y actúas como alguien exitoso podrás obtener ese poder. Y ojo, con esto no me refiero a que tengas que comprar el outfit más caro, pero sí digo que tienes que escoger algo que se te vea bien.

3. Inteligencia

El contacto visual es el factor más importante. De acuerdo con un estudio hecho por la doctora Nora A Murphy en Loyala Marymount University, este tipo de contacto está directamente relacionado en cómo la gente percibe tu inteligencia,

Saber cómo hacer contacto directo puede hacer toda la diferencia. Levanta las cejas y abre bien los ojos mientras conversas con alguien.

4. Sé agradable

La actitud es importante. La gente puede leerte rápido si tienes una mala actitud. Sonríele a las personas a la hora de conocerlas y no tenses el cuerpo. Da la mano firmemente, mantén los ojos abiertos para que la gente sepa que estás dando toda tu atención y haz la diferencia.

Tomar las riendas de tu vidaPor Aida Baida Gil

Hace poco empecé a leer el libro “Feel the fear and do it anyway” De Susan Jeffers, un libro que ha vendido más de dos millones de copias en todo el mundo, y me ha llamado especialmente la atención el capítulo sobre tomar las riendas de tu vida. Cada semana me escriben muchas personas comentándome sus casos y las razones por las que no hacen una u otra cosa: la mala suerte, es un mal momento, otra persona me lo impide, etc.

Es fácil pensar que los demás tienen la culpa de lo que nos pasa, que no podemos hacer nada para cambiar nuestra situación o que tenemos mala suerte y nunca es el momento adecuado. También es fácil pensar que estás tomando las riendas de tu vida cuando en realidad no es así. … Seguir leyendo »

potencialLa situación laboral está compleja y en buena parte porque hoy no se necesitan solo personas con muchos títulos académicos, capaces de hablar en otros idiomas, sino también las mejores empresas del mundo están contratando el mejor personas con habilidades ‘blandas’, como la relación interpersonal, o un poco más ‘duras’ como el manejo de programas tecnológicos.

Hoy en día el mercado está cambiando vertiginosamente, y no solo las empresas deben adaptarse a los cambios, los trabajadores también. Las organizaciones quieren personal productivo, que requiera poca o ninguna supervisión para llegar a los resultados esperados, sin importar si es un cargo alto o bajo.

Para Jairo Pinilla, director de Performa Colombia (firma global para seleccionar el personal más productivo de las empresas), tener los conocimientos necesarios para llevar un cargo y toda una amplia experiencia, no es suficiente para ser productivo y cubrir con las expectativas. Existen personas muy inteligentes que no tienen éxito por no tener la actitud correcta en el campo laboral.

“Debe existir un balance, ya que una persona con la mejor actitud y sin conocimientos, tampoco es el ideal”, señala el especialista. En un artículo de Victoria Nadal, tomado de El País de España y publicado por World Economic Forum, un mercado laboral como el actual requiere desarrollar estrategias para identificar no solo cuáles son los trabajadores mejor preparados para el puesto, sino para saber cuáles tienen mayor potencial.

Eso lo pone a usted en una situación difícil, ya que le parecerá injusto que lo miren no solo por sus títulos y su experiencia. Ahora tiene que mostrar que su potencial es natural y que si resulta elegido, lo podrá aplicar con todo el rigor en la empresa que lo contrate.

Para los profesores de psicología laboral, Tomás Chamorro y Seymour Adler, el trabajo de los empleados con mucho potencial mejora también el nivel de desempeño de los que están alrededor.

También que los individuos que son clave en el desempeño de una empresa, pueden ayudar a ese acompañamiento, que fueron explicadas en el estudio Employability and career success: bridging the gap between theory and reality.

Chamorro, Adler y Robert Kaiser identifican tres marcas que tienen las personas de potencial alto. Estas son:

#1. Capacidad

Es el indicador que aplica si la persona está apta, con conocimientos y habilidades para desarrollar la tarea.

Pero no siempre se encuentran personas con esa idoneidad, donde lo importante del tema es que usted está a la altura y desarrollar un trabajo más complejo del que se exige al momento de la contratación. Por eso, la persona con potencial debe poder aprender y dominar nuevas habilidades.

«El mejor indicador de esto es el cociente intelectual o la capacidad cognitiva», explican Chamorro y sus colegas. «La capacidad de aprendizaje incluye la motivación para adquirir nuevos conocimientos y habilidades de forma rápida y flexible»

#2. Habilidades sociales

Según un informe llamado The future of jobs, la coordinación con otros y la gestión de equipos son algunas de las habilidades más solicitadas para ocupar un puesto laboral.

Es primordial tener gente capaz de llevarse bien con los colegas y los demás jefes, como también apoyar y recibir feedback de sus compañeros de profesión. Esta capacidad de relacionarse con los demás facilita una red de contactos más amplia y ser influyentes y persuasivos con sus interlocutores.

Esas habilidades sociales tienen dos componentes: la capacidad de administrarse y la de gestionar a los demás. Estos son elementos centrales de la inteligencia emocional, por eso podríamos valorar este tipo de inteligencia como un indicador temprano de alto potencial.

#3. Fuerza de voluntad

¿Se acuerda que cuando tuvo que presentar entrevistas, antes de obtener un trabajo, estaba dispuesto a correr los riesgos, a mostrar ambicioso? Eso no tiene nada de malo, pero si por el contrario, después de relajó, está mostrando su falta de voluntad.

«Se identifica fácilmente como ambición: la capacidad de permanecer insatisfecho con los logros», se lee en el estudio. Esta capacidad se puede identificar al prestar atención a la diligencia con la que trabaja una persona, su disposición para asumir deberes y tareas y su deseo de más responsabilidad.

Estas personas, una vez son elegidas, son las que deben transmitir con su ejemplo, el mensaje de que todo se puede cambiar. Falta es la actitud. Una vez comienzan a contagiar a los compañeros de esa actitud instauran toda una nueva cultura.

Según el estudio Stargazing: An integrative conceptual review, theoretical reconciliation, and extension for star employee research, el simple hecho de incluir a un empleado con alto potencial aumenta la efectividad de otros miembros del equipo entre un 5% y un 15%. No es de extrañar que estudio tras estudio se demuestre un desempeño financiero más sólido en las empresas que se esfuerzan más en identificar y desarrollar los mejores talentos.

Vivir MejorTodo el mundo quiere ser feliz.

Es por eso que la ciencia de la felicidad ha tenido tanto éxito en los últimos años, con la popularidad de la psicología positiva por las nubes, que se enfoca en lo que hace que los individuos y comunidades prosperen. Los investigadores incluso comenzaron a producir informes sobre la felicidad por todo el mundo.

En este punto, de hecho sabemos bastante sobre cómo ciertos comportamientos, actitudes, y elecciones se relacionan con la felicidad.

La mayoría de las investigaciones sobre el tema sólo pueden encontrar correlaciones; si supiéramos que una cierta cosa nos haría a todos más felices, el trabajo de los psicólogos sería mucho más fácil.

Pero los investigadores creen que aproximadamente el 40% de nuestra felicidad está bajo nuestro control (con el resto determinado por la genética y factores externos). Eso significa que hay muchas cosas que podemos hacer para controlar nuestra propia felicidad.

Aquí tienes nueve comportamientos que promueven nuestra felicidad que están respaldadas por la ciencia.

1. Las relaciones son esenciales

Un importante estudio que siguió a cientos de hombres de más de 70 años, descubrió que los más felices (y saludables) eran los que cultivaron relaciones sólidas con personas que confiaban que los apoyarían.

2. El tiempo le gana al dinero

Un número de estudios descubrieron que las personas más felices preferirían tener más tiempo en sus vidas que más dinero, e incluso intentar pensar de esa manera parece hacer que las  personas sean más alegres.

3. Pero necesitas dinero suficiente como para pagar las cuentas sin estrés

El bienestar de las personas aumenta con los ingresos sólo hasta los $75,000 aproximadamente, según los estudios. (Ese número probablemente varíe en función de tu costo de vida.)

4. Detente a oler las rosas

Las personas que bajan su velocidad para reflexionar sobre las cosas buenas de sus vidas reportan estar más satisfechos.

5. Realiza actos de bondad

Lleva a tus amigos al aeropuerto o pasa una tarde trabajando como voluntario. Algunas investigaciones demostraron que las personas que realizan este tipo de actos dicen ser más felices.

6. Rompe en sudor regularmente

El ejercicio tiende a ayudar a combatir las enfermedades mentales. Y los estudios muestran que la felicidad está asociada con la actividad física; altos niveles de actividad están incluso conectados con más altos niveles de felicidad.

7. Compra diversión

Las personas tienden a ser más felices si gastan su dinero en experiencias en lugar de cosas. Pero los investigadores descubrieron también que comprar cosas que te permitan tener experiencias (como una raqueta de tenis o un libro) también puede aumentar tu felicidad.

8. Aprende a estar presente en el momento

Varios estudios encontraron que las personas que practican la meditación plena experimentan un mayor bienestar.

9. Pasa tiempo con amigos, especialmente con amigos que sean felices

Interactuar con amigos ocasionales puede hacer que la gente sea más feliz, y las amistades cercanas (sobre todo con personas felices) pueden tener un poderoso efecto sobre tu felicidad también.

afterthoughtsHoy recordé un poema de Christian D. Larson que mi abuela solía colgar en la nevera cuando era niño.

En el momento que tuve la edad suficiente para entenderlo, mi abuela hizo una fotocopia del mismo para mí, y, casi 30 años después, todavía tengo esa misma fotocopia laminada y colgando en el tablón de anuncios de mi oficina…

«Prométete

Ser tan fuerte que nada
pueda perturbar tu tranquilidad.
Hablar sobre salud, felicidad y prosperidad
con cada persona que conozcas.

Hacer que todos tus amigos sientan
que hay algo en ellos
Mirar el lado brillante de todo
y hacer que tu optimismo se haga realidad.

Pensar sólo lo mejor, trabajar sólo para lo mejor,
y esperar sólo lo mejor.
Ser tan entusiasta por el éxito de los demás
como por el tuyo.

Olvidar los errores del pasado
y presionar los mayores logros del futuro.
Vestir una expresión alegre todo el tiempo
y darle a cada criatura viviente que conozcas una sonrisa.

Darle tanto tiempo a la mejora personal
que no tengas tiempo para criticar a los demás.
Ser demasiado grande para las preocupaciones, demasiado noble para la ira, demasiado fuerte para el miedo,
y demasiado feliz para permitir la presencia de problemas.

Pensar bien de ti mismo y proclamarle este hecho al mundo,
no con palabras ruidosas, sino con grandes acciones.
Vivir con la fe de que todo el mundo está de tu lado
siempre y cuando seas fiel a lo mejor que hay en ti.»

 

 

 

Subir »
FB