Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cuatro historias inspiradoras que llevan a la acción

Por Medellín | Publicado en Historias | 27 de diciembre, 2016

historiasEl libro ‘Historias de Negocios Altamente Inspiradoras’, del periodista y empresario antioqueño Juan Carlos Yepes, ha tenido una acogida importante en el gremio empresarial del país.

La idea de escribir el libro Historias de Negocios Altamente Inspiradoras le surgió al periodista Juan Carlos Yepes tras entrevistar a más de 3.000 empresarios, emprendedores, coach y conferencistas para su programa de televisión Negocios, que se emite en Telemedellín.

Pero además, tiene un canal en Youtube con más de 5,5 millones de reproducciones y más de 23 mil suscriptores (www.youtube.com/negociosentm) en toda hispanoamérica.

“La esencia de cada entrevista es captar esos momentos de inspiración y compartirlos con los televidentes para que les sirva para ser mejores cada día, con mucha felicidad y éxito en el mundo de los negocios”, dice Yepes.

Mago Naúl, pasó de vender limones a ser vendedor de ilusiones

De una familia en la pobreza extrema, Naúl Restrepo se convirtió en un enamorado de la magia el día en que un ilusionista llegó a su pueblo y en el espectáculo hizo aparecer un billete. Tenía 9 años y vio que con la magia se podía divertir y hacer dinero.

Lo logró. Hoy tiene un buen nivel de vida y una gran reputación en el mundo del ilusionismo empresarial en Latinoamérica.

Con semejante ascenso tan rápido, a Naúl se le empezó a subir el ego más de la cuenta, como él mismo lo reconoce.
Por eso fue fundamental su encuentro con su colega el mago Landerson, de Cali, quien llegó preguntando por él. “Le hice un juego de magia y Landerson me dijo que yo era muy bueno, pero agregó una frase que me marcó toda mi vida.

Me dijo que “entre más humilde fuera más grande sería“, anota. Y después de ese consejo le dio un regalo adicional, le recomendó ‘El Sendero del Mago’, de Chopra. Naúl salió a buscarlo convencido de que encontraría los juegos de magia más sorprendentes e impactantes.

Pero, encontró una magia muy diferente a la que esperaba, más enriquecedora y transformadora: la magia del corazón, la enseñanza de que antes que ser un buen artista es mucho más importante y trascendental ser una buena persona.

‘Dormimos en almohada de plumas’, así definen la ética en suramericana

Hay una frase que fue acuñada por Jorge Molina, cuando fue presidente de Suramericana.

Esta sigue siendo recordada en diferentes juntas y reuniones de todos los niveles porque define una filosofía que ha trascendido por años: “En esta compañía dormimos en almohada de plumas”.

Gonzalo Alberto Pérez, actual presidente de Suramerican, explica así la frase: “Lo que quería decir este inspirador directivo es que la conciencia nuestra siempre está absolutamente tranquila, lo que garantiza un sueño placentero, el mismo que proporciona una deliciosa almohada de plumas.

Es la analogía de la suavidad y liviandad de una conciencia limpia, sin remordimientos causados por decisiones inmorales. “Llevo más de 30 años de empleado de Suramericana y puedo decir que mi labor acá no me ha quitado el sueño.

Obviamente hay temas de mucha responsabilidad, también momentos más o menos difíciles, la verdad nunca muy difíciles”, dice.

Añade que siente que han sido afortunados en la compañía, porque nunca han tenido algo que les quite el sueño.

“Cuando a uno le dicen en esta compañía: ‘Dormimos en almohada de plumas’, el gran significado que yo le veo es que no necesariamente vamos a ser siempre los más inteligentes, o los más acertados; puede que algunas veces seamos impropios, desde el punto de vista del lenguaje, pero tenemos la tranquilidad de que nunca seremos impropios desde el punto de vista ético en nuestro actuar corporativo”, dice el funcionario.

Transparencia, respeto, responsabilidad y equidad son los cuatro principios del crecimiento de la empresa.

‘Señora Choucair, por favor constituya su propia empresa’

“¿Sabes cuál es mi sueño? Que alguien en el futuro diga que quiere tener una empresa como Choucair Testing, porque se trata de una compañía que es querida, porque logró ayudarles a solucionar problemas y a mejorar y optimizar sus procesos a otras empresas y a muchas personas. Mejor dicho, que sea un ejemplo, porque mi interés es generar bienestar a la sociedad”.

Quien así habla es María Clara Choucair, la mujer que forjó la industria de pruebas de software en el país, a partir de su propia empresa: Choucair Testing.

La historia de su compañía empezó cuando Orbitel, empresa para la que trabajaba, le dijo en una ocasión que para seguirla contratando debía constituir una empresa propia.

Obediente hizo los trámites, que la conducirían a ser una empresaria.

Recuerda que el peor enemigo de la compañía era ella misma, por su temperamento.

Hoy reconoce que fue un error y cada día trata de ser mejor persona y de entender cada situación que sucede, “evitando en lo posible afectar negativamente el clima de mi organización. Choucair me ha hecho una mejor persona”, dice.

El día que Juan José mejía conoció a Dan Bricklin

“Me gustaría saber en qué equipo trabaja usted, Mr. Bricklin”. Y el genio del software le respondió: “Mi máquina es una IBM, con lenguaje Pascal”.

Mejía conoció a Dan Bricklin, el creador de Visi-Calc, la primera aplicación de hoja de cálculo del planeta disponible para computadores personales, en una feria de tecnología en Los Ángeles, California. Era mediodía. Al término de una de las jornadas se dirigió al bufé del recinto ferial en busca de su almuerzo y localizó una mesa en la que había un puesto libre para sentarse.

Extrovertido como ha sido siempre, empezó a conversar con el señor que estaba sentado a su lado y cuál no sería su sorpresa al descubrir que se trataba de un personaje eminente del mundo de la informática mundial.

En el viaje de regreso a la ciudad, Mejía no hacía sino otra cosa que pensar en la respuesta de Bricklin y se decía: “Yo, ingeniero, trabajo en Medellín, en un computador exactamente igual, una IBM, con lenguaje Pascal ¿qué diferencia hay entre míster Bricklin y yo? Pues ninguna.”

Fruto de esa reflexión, que lo libró de limitaciones, hoy Mejía posee y gerencia la firma Ilimitada, una compañía de software que desarrolla programas en Colombia y exporta tecnología a otros países.

A Mejía la vida le dio un giro de 180 grados el día en que conoció a Dan Bricklin.

Fuente: eltiempo

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB