Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cuánto dinero tiene el hombre más rico de China

Publicado en Negocios | 17 de marzo, 2016

Jack MaSe llama Jack Ma y es fundador del grupo de comercio más grande por internet, Alibaba, el cual opera desde 1998 y es considerado la empresa pionera en facilitar transacciones vía plataforma digital. La fortuna de este hombre se eleva a 25.000 millones de dólares.

Hace unos meses, la empresa Alibaba obtuvo la mayor salida a bolsa en la historia. Ganó un 38,07% en su primera jornada. Hasta el año pasado, Jack Ma tenía unos 4 millones de dólares en su cuenta personal, cantidad que no lo ayudó siquiera a figurar entre los 20 más ricos de su país.

Otro fundador del grupo, llamado Simon Xie, entró también en la lista que muestra a las 100 mayores fortunas del país. China tiene 354 personas que están por encima de los 1.000 millones de dólares. Es la segunda economía del planeta.

Sin embargo, el camino hacia el éxito de Jack Ma, de 49 años de edad, no fue nada fácil. El portal Vulcan Post compartió algunos de sus secretos:

“En 2001 cometí un error. Expliqué al personal, con el que fundé la compañía, que la máxima aspiración en su crecimiento profesional en la empresa sería llegar a ser gerentes. Para los cargos directivos de alto nivel, como vicepresidente o superiores, contraté a otros profesionales fuera de nuestro colectivo. Algunos años después, ninguno de estos profesionales contratados trabajaba para la empresa, mientras que aquellos de los que dudaba seguían cumpliendo perfectamente con sus responsabilidades como vicepresidentes o en cargos superiores”, explicó Ma.

“Tu actitud hacia el trabajo y las decisiones que tomas son más importantes que tus habilidades. Tú no puedes forzar a todos a que piensen de la misma forma, pero puedes forzarlos a creer en un mismo objetivo. Es mucho más fácil reunir a la gente en torno a una idea en común que en torno a un líder, por más extraordinario que éste sea”.

“Las destrezas de los empleados deben ser mejores que las del jefe. De lo contrario, usted ha contratado a las personas equivocadas. El empresario debe tener una visión del futuro de su compañía. Un líder debe tener un carácter fuerte y ser perseverante para soportar todo lo que no es capaz de hacer un empleado ordinario. Un emprendedor debe tener habilidades que le permitan aguantar los golpes del destino y superar los inevitables fracasos”.

“La política y el dinero rara vez se pueden encontrar en las mismas manos. Si se involucró en la política, olvídese de los negocios. Y viceversa. Cuando el dinero se junta con la política, es lo mismo que juntar una cerilla encendida con dinamita”.

“Sólo los tontos tratan a sus competidores de forma agresiva. Si trata a todos como a sus enemigos, ellos serán sus enemigos. Si está compitiendo con alguien, evite el odio, porque esto lo hundirá. La competencia es como una partida de ajedrez. Si perdió una vez, se puede jugar una partida más. No es necesario pelear. Un verdadero empresario no tiene enemigos, una vez que entienda esto, nadie lo podrá detener”.

“A veces puede darse el gusto de lamentarse, no existe nada malo en esto. Pero si se deprime regularmente y con frecuencia se queja de la vida, entonces esto se parecerá al alcoholismo. Mientras más bebe, más difícil será parar. En su camino hacia el éxito se dará cuenta de que las personas exitosas no se lamentan y no se quejan. Al mundo no le importa lo que dices, sino lo que has hecho”.

“Las peores cualidades de un emprendedor son ser arrogante, no saber evaluar adecuadamente una situación y ser incapaz de ver hacia el futuro. Si no conoce todo a cerca de sus competidores o si los subestima o no los ve como una amenaza, entonces usted ya ha perdido la batalla. Si su competidor es menor que usted o demasiado débil, de todas formas hay que tratarlo como si fuera fuerte. De la misma forma, si su contendiente es mucho más fuerte, no tenga miedo de él”.

“Si en una reunión de trabajo el 90% de los presentes votan a favor de una propuesta, yo la tiro al cubo de la basura. La razón es simple: si todas estas personas tienen claro que ésa es una oportunidad, es probable que otras compañías también estén trabajando en este proyecto, por lo que nosotros nos quedaríamos sin el liderazgo en esto”.

Fuente: infobae

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB