Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cuál de estas personalidades tienes?

Publicado en Educación Financiera | 19 de agosto, 2011

Kim Kiyosaki Hay cuatro tipos de personalidades. Conoce cual de ellas tienes, y entonces añade las otras a tu plan de negocio.

Por Kim Kiyosaki

Hay muchas maneras de clasificar a las personas y a sus personalidades. Aquí hay un método que realmente me gusta ya que es simple y directo.

De estas declaraciones relacionadas a 4 personalidades, ¿Cuál es la que mejor te describe?

• Debo ser querido.
• Debo estar cómodo.
• Debo tener la razón.
• Debo ganar.

Para mí, las diferentes sumas de estas cuatro personalidades son las que se encuentran por todo el planeta. La mayoría de las personas pueden reconocerse en una de estas cuatro.

En el mundo de los negocios

¿Cómo se aplica esto en el mundo de los negocios? La realidad es que necesitas los cuatro tipos de personalidades en un negocio. Cada una tiene su lugar. Ninguna es mejor que la otra, a menos que seas una “Debo tener la razón” Entonces, por supuesto, serás la única que cuenta.

Debo ser querido: Estos son los directores sociales del mundo. Ellos quieren asegurarse de que todos están contentos y, en concreto, que todos están contentos con ellos. Pueden ser muy buenos con el personal. Complacen a la gente, no se enojan fácilmente, y con frecuencia son los intermediarios que quieren mantener la paz cuando las peleas aparecen.

¿Sus desventajas? Tienden a evitar la confrontación y el conflicto, por lo que muchas veces no dicen lo que necesitan decir. Evitan decir la verdad cuando es necesario decir algo desagradable. Siguen los consejos que muchas de nuestras madres nos dieron: “Si no tienes nada bueno que decir, pues no digas nada en absoluto.” Basta con pensar en Charlie Brown.

Debo estar cómodo: Esta gente quiere seguridad laboral. Ellos están felices de ir a trabajar cada día y hacer un buen trabajo. Son fiables y predecibles. Puedes contar con ellos para estar y hacer lo que sea que pidas. También suelen ser los menos estresados en la empresa.

¿Qué se están perdiendo? No esperes que un “Debo estar cómodo” avance mucho por sí mismo. No les gusta empujase a sí mismo. No responden bien a la presión ni a los tiempos límites. Garfield, el gato, me viene a la mente.

Debo tener la razón: Los abogados encajan bien con esta personalidad. Estas personas son fuertes en sus opiniones y convicciones. Defienden sus ideas hasta la muerte. Debido a esto, a menudo, estudian un poco para respaldar sus puntos de vista. Lo que es más importante es que se consideran inteligentes.

La desventaja número uno: Estas personas pueden ser de mente cerrada, sin querer considerar otros puntos de vista. El más estricto “Debo tener la razón” tiene dificultades para aprender y crecer porque él o ella, a menudo, tiene que tener todas las respuestas. Archie Bunker es un clásico.

Debo ganar: Detrás de cada gran éxito empresarial es muy probable que encuentres a un “Debo ganar” a cargo. Piensa en Steve Jobs, Bill Gates y Mary Kay Ash. Estas personas juegan a ganar. Los Tiger Woods y Joe Montanas del mundo deben ganar. Los “Debo ganar” tienen la convicción y la tenacidad para ser los mejores, los más grandes o los más ricos. Sus ideas son a menudo cuestionadas porque ellos no hacen las cosas como la mayoría de la gente lo hace. Así que si eres un emprendedor o dueño de un negocio, entonces una actitud de “Debo ganar” es lo que quieres. Si no la tienes, entonces encuentra a alguien que la tenga.

¿Dónde está su punto débil? ¿Has escuchado el dicho, “El fin justifica los medios”? Algunos “Debo ganar” harán lo que sea por llegar a la cima. Muchos políticos se ajustan a esta categoría.

En el mundo de la inversión

Encontrarás los mismos personajes en el mundo de las inversiones. Un “Debo ser querido” querrá estar seguro de que los inquilinos estén felices, los inversionistas estén contentos y los vecinos estén contentos – incluso si él o ella están en quebrados.

Los “Debo estar cómodos” nunca invertirán en una compañía que apenas este comenzando. Los fondos mutuales, bonos y algunas acciones son más de su velocidad.

Los “Debo tener razón” te dirán cuando ganan dinero, pero nunca cuando pierden dinero.

Y puedes contar con el “Debo ganar” para hacer que el negocio funcione o desaparezca en un resplandor de gloria – incluso llevarse algunos cuerpos con él o ella si es necesario.

¿Quién está en tu equipo?

Saber si eres un “Debo ser querido”, un “Debo ganar”, un “Debo estar cómodo” o un “Debo tener la razón” puede explicar tus motivaciones por las que haces lo que haces; y tu frustración cuando no haces lo que piensas que debes hacer. Si eres una empresaria, ¿Quién está en tu equipo? ¿Eres tú la que quiere ganar, empujando al Sr. Debo-estar-cómodo para meter un gol cuando tiene miedo? ¿Tienes a la Sra. Debo-tener-la-razón a cargo de las negociaciones? ¿Te preguntas por qué todas las Sras. Debo-ser-querida están de acuerdo con todo lo que dices y nunca te contradicen?

La gente puede ser la parte más difícil de un negocio, pero los negocios nos enseñan mucho acerca de quienes somos como personas. Así que disfruta de quien quiera que debas ser!

Fuente: http://www.richwoman.com/Resources/Articles/Who-Am-I-

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 31/10/2012 - Agarrar la pelota roja…. « grandes Pymes:

    […] En un artículo anterior escribí acerca de los cuatro tipos de personas en el mundo: Aquellos que deben tener razón, los que deben estar cómodos, los que deben ganar y los que deben ser queridos. Soy un una chica “debo ganar”. Y para ganar, a veces tienes que hacer cosas que son incómodas, difíciles e incluso que dan miedo. La prueba más reveladora que demuestra si eres una ganadora (o una perdedora) es la forma en la que respondes a la adversidad. ¿Qué haces bajo presión? ¿Retrocedes? ¿Renuncias? ¿Te enrollas las mangas y te pones a trabajar? En pocas palabras: ¿Sigues adelante? El cómo respondes cuando las cosas se ponen difíciles es la diferencia entre ser una mujer rica y una mujer pobre. […]

  2. 2 13/10/2014 - Agarrar tu pelota roja | Emprendiendo Vuelo Hacia el Conocimiento:

    […] En un artículo anterior escribí acerca de los cuatro tipos de personas en el mundo: Aquellos que deben tener razón, los que deben estar cómodos, los que deben ganar y los que deben ser queridos. Soy un una chica “debo ganar”. Y para ganar, a veces tienes que hacer cosas que son incómodas, difíciles e incluso que dan miedo. La prueba más reveladora que demuestra si eres una ganadora (o una perdedora) es la forma en la que respondes a la adversidad. ¿Qué haces bajo presión? ¿Retrocedes? ¿Renuncias? ¿Te enrollas las mangas y te pones a trabajar? En pocas palabras: ¿Sigues adelante? El cómo respondes cuando las cosas se ponen difíciles es la diferencia entre ser una mujer rica y una mujer pobre. […]

Subir »
FB