Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo usar tu tiempo para hacer crecer tu negocio

Por Concepción Sanjerónimo | Publicado en Interés General | 27 de octubre, 2015

tiempoUn emprendedor organizado demuestra que su dedicación e implicación en su proyecto es total. Porque, aunque hayan otros por ahí que digan querer tener su propio negocio online, sin una mínima planificación, no van a lograr lo que se proponen.

Es así de simple y de duro a la vez. No es cuestión de mala o buena suerte, ni de sentenciar a nadie, sino se trata de evidencias contra las que nada puedes hacer. Para emprender tu propio negocio y tener éxito, es decir, para que consigas los resultados que quieres tienes que tener un control y aprender a planificar tus tareas con antelación.

Así que si quieres más datos sobre los beneficios de planificar tus tareas por adelantado y qué actividades son aquellas que deberías planificar, sigue leyendo.

¿Cuánto valoras tu tiempo?

“El tiempo es oro”, eso ya lo sabes. Entonces, ¿qué haces malgastándolo por no tener una planificación de tus tareas?

Seguramente, si trabajas en algo que no te gusta, enfrascado en una oficina, más de una vez has fantaseado en como sería poder tener tu propio negocio online. Uno en el que no hiciera falta tu presencia física para vender tus productos o servicios; uno en el que pudieses gestionar tu tiempo a tu antojo y del que escaparte algún día sin tener que pedir perdón, ni tampoco permiso.

Ahora dime, ¿cómo crees que se consigue eso mismo con lo que alguna vez has soñado?

Pues obviamente tienes que planificar tus tareas. Puedes sistematizar tu negocio y hacer que funcione bastante en automático, por ejemplo a la hora de hacer campañas de e-mail marketing o de programar y publicar contenidos.

Sin embargo, sin una buena planificación serás más bien un pollo sin cabeza. Si no estableces cuándo vas a publicar tu contenido o cuando quieres lanzar esa campaña, no puedes organizar tu tiempo de una forma productiva, es decir, aquella que mejor te vaya.

Simplemente irás sacando tareas una detrás de otra, pero siempre tendrás algo nuevo que hacer, nuevas ideas que querrás implementar y que por lo tanto, se acumularán a las que ya tenías pendientes. Verás, esto te ocurre porque al principio cuentas con todo el tiempo del mundo. No crees que sea demasiado importante tener una organización o planificación exhaustiva porque en realidad con el tiempo escaso que tienes, haces las tareas justas y más importantes para ir publicando de forma regular.

Sin embargo, se complica cuando tienes que incluir más actividades encaminadas a promocionar el negocio, a darte visibilidad, a aumentar tu lista de correo… Ahí empieza el agobio. Por eso te propongo lo siguiente, para que empieces con buen pie.

Empieza a planificar poco a poco

Lo mejor para conseguir cualquier propósito es comenzar en pequeño, o lo que es lo mismo, cuando aún eres pequeño. De esta manera, conseguirás incorporar el hábito de la planificación desde el principio. Lo cual te costará mucho menos, porque aún no tienes demasiado volumen.

Pero, ¿quieres saber qué puedes planificar y cómo hacerlo? Pues bien, para empezar tienes que determinar las grandes áreas en las que vas a centrarte en tu negocio. Si hablamos del comienzo, lo más normal es centrarse en la creación de contenido y en la promoción del mismo. Ya que tu objetivo principal es dar a conocer tu negocio.

A partir de aquí, tienes que desmenuzar cada una de las áreas de enfoque en tareas. Lo importante en este sentido es que tendrás que tener en cuenta el tipo de negocio que quieres, pero también tus habilidades a la hora de combinarlas y que las acciones se adapten a ti. Te lo explicaré paso por paso con un ejemplo.

Si vas a publicar de forma periódica contenido en tu web o tu blog, pues tienes que tener una previsión, por ejemplo, de los temas que vas a tratar. Tienes que saber cada cuanto publicarás, qué días producirás el contenido y cuándo lo editarás para que esté listo.

Cuando tienes todas las actividades o tareas planificadas te darás cuenta que es más fácil organizarse y hacerlo de forma más ordenada. Como te escribía antes, cuando tienes menos tareas que hacer es más sencillo sobrellevarlo, por ejemplo y crear el contenido tal como te vaya surgiendo, de la improvisación o cuando surge la inspiración. Sin embargo, a la larga es un problema que cuesta más resolver. Por experiencia te lo comento para que actúes cuanto antes.

No planificar tus tareas con antelación, cuando todavía compaginas tu trabajo con tu emprendimiento, te va a suponer un estancamiento antes o después, porque no avanzarás lo rápido que deseas. El tiempo que tienes es muy justo e irás tapando agujeros. Pero, sin previsión, no verás más allá de las tareas urgentes del día a día.

En definitiva, la planificación de tus tareas te ayuda a tener la visión global de tu negocio siempre en mente, saber por qué haces las cosas que haces, qué sentido tienen y cómo encajan en tu plan.

Los primeros pasos para planificar tus tareas

Entonces, cómo vas a implementar todo esto. Déjame que te dé unas pinceladas:

• Establece las áreas de enfoque prioritarias.
• Desmenúzalas en tareas que puedas comenzar y acabar en el día.
• Después ya, ve poniéndolas en tu agenda, como mejor te convenga.
• Y ¡a por ellas!

Los primeros meses de tu emprendimiento vas a estar enfocado en unas áreas reducidas. Sin embargo, deberás ir ampliándolas para avanzar y hacer crecer tu negocio.

Planifica el tema de los contenidos, empieza con las actividades básicas y, a medida que vas avanzando, tómate tu tiempo para planificar tus tareas de promoción y ve incluyendo más y más de las que te funcionen a tu horario. Puede que te resulte a simple vista un proceso lento, pero te doy mi palabra de que es seguro. Además, verás los resultados desde el principio.

En mi opinión cuando lo que te falta para emprender es tiempo, tienes que optar por compensarlo por otra parte con dosis extra de claridad y enfoque. Y adivina qué… esto lo consigues planificando tus tareas.

Fuente: businessnewgeneration.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 28/10/2015 - Walter:

    Gracias una vez más por tan buen artículo, en definitiva una muy buena planificación y sobretodo el orden son la base de un excelente progreso.

Subir »
FB