Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo tener 365 días cargados de éxito

Por Alejandro Fonseca | Publicado en Desarrollo Personal | 15 de julio, 2016

exitoPara el psicólogo Jesús Alcoba, director de la escuela de negocios International Graduate School of Business de La Salle, (www.lasalleigsmadrid.es) en Madrid, España, el éxito no es la posesión de lo que es valorado socialmente sino que cada persona tiene una idea diferente de lo que le gustaría conseguir.

Por lo tanto el éxito tiene distintos significados y representa distintos objetivos para cada persona. Aunque acostumbramos identificar la palabra éxito con el dinero, el poder o la fama, significa fundamentalmente un resultado feliz. Es algo que persigue cualquier persona, porque a cualquiera le gusta que sus planes tengan un final exitoso, agrega.

Para Alcoba, en la mayoría de los casos el triunfo no depende fundamentalmente de la genética, la suerte o los recursos a nuestro alcance sino de una serie de habilidades que nos hacen avanzar constantemente hacia nuestros objetivos hasta conseguir lo que nos proponemos y que se pueden aprender.

Ocho claves para triunfar

He aquí las ocho claves que propone Alcoba para hacer realidad nuestros propósitos, inspiradas en las enseñanzas de “La brújula de Shackleton”, un libro práctico sobre el éxito basado en la expedición Endurance a la Antártida, del que es autor.

1) Rumbo

Hay que tomar un rumbo, buscar una meta y tener clara la misión que cumplir. A menudo nos conducimos por la vida respondiendo a las demandas que el entorno nos plantea o seguimos un guión preestablecido que la sociedad ha fijado.

2) Regeneración

La vida que vivimos es una sucesión de altibajos y a pesar de toda la energía que pongamos en esquivar los golpes, al final llegarán, por lo que lo mejor es estar preparados desarrollando nuestra capacidad de regeneración. Es una cuestión de actitud, de voluntad y afortunadamente de práctica, por lo que cuanto más obstáculos se han superado es más fácil recuperarse de los que vayan surgiendo.

3) Enfoque.

El enfoque consiste en controlar voluntariamente el contenido de la conciencia, objetivo que han pretendido todos los movimientos espirituales desde el principio de los tiempos, según este experto. Proyectar voluntariamente en el lienzo de nuestra conciencia aquello que está alineado con nuestros objetivos en la vida, con nuestra misión personal, dejando a un lado distracciones.

4) Dureza

Son innumerables las situaciones en nuestra vida profesional en las que tenemos que recurrir a nuestra fuerza de voluntad. El ejercicio físico y la alimentación sana requieren grandes dosis de voluntad, al igual que la capacidad de ahorrar o los hábitos de higiene o de orden y limpieza domésticos.

5) Constancia

No incomoda imaginarnos acumulando miles de horas de estudio, entrenamiento o concentración para lograr perder peso, escribir un libro, dominar un deporte o gestionar un proyecto, se nos acaban escapando y nunca llegamos a completarlos, pero otras personas sí alcanzan la meta. La constancia es lo que nos facilita conseguir nuestros objetivos a largo plazo.

6) Energía

A menudo experimentamos cansancio, falta de concentración, somnolencia, decaimiento y una larga serie de síntomas parecidos, pero ningún movimiento puede darse sin energía y, mucho menos, el que nos conduce al éxito.

Si dormimos mal y a destiempo, no practicamos ninguna actividad física, no controlamos lo que comemos y somos dependientes del tabaco o del café, es injusto seguir culpando de nuestro mal estado al exceso de trabajo, el estrés o los plazos.

7) Mentalidad

El ser humano vive en la realidad que le proyecta su mente con la certeza equívoca de que lo que experimenta es el mundo real, de ahí la importancia de concentrarse en una visión del mundo que esté alineada con lo que en él pretendemos.

8) Conexión

Estar presentes en las redes sociales nos entretiene, aumenta nuestra autoestima y es un recurso imprescindible del marketing, pero estar de verdad conectados con otras personas contribuye a nuestra felicidad e incrementa nuestra esperanza de vida, constituyendo una de las claves más significativas del éxito.

Fuente: diarioextra

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB