Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo superar el dilema de “¡No tenemos el dinero!”, y hacerte rico con ello

Publicado en Educación Financiera | 7 de agosto, 2015

Robert Kiyosaki¿Qué viene primero, el dinero o el negocio?

Hace muchos años, cuando estábamos empezando nuestra carrera como inversores, Robert y yo vivíamos en Oregon. En ese momento, teníamos muy poco dinero y pagar nuestras cuentas cada mes era una aventura en sí mismo!

Una tarde, regresamos de un viaje de negocios en Australia. A medida que dejábamos nuestras maletas en el piso, sonó el teléfono. Era nuestro corredor de bienes raíces diciendo que teníamos una ventana de una hora para mirar un edificio de apartamentos de 12 unidades que acababa de recibir. Y que si no escuchaba de nosotros, se lo ofrecería al siguiente inversor de su lista.

Luego de 24 horas de viaje, estábamos agotados, pero no queríamos dejar pasar esta oportunidad.

“Voy a ir a verlo”, dijo Robert.

Todavía recuerdo las palabras que le grité a Robert cuando estaba entrando en el auto, “No lo compres!”

Y… por supuesto, lo hizo.

No tenemos el dinero

Cuando Robert me dijo que compró el edificio, mi boca cayó al piso. “No tenemos el dinero”, le exclamé.

Robert pasó a explicarme que no importaba. Que si no podíamos llegar con el dinero, no teníamos que comprar el edificio. Teníamos una ventana de dos semanas para hacer nuestra debida diligencia, incluyendo mirar las finanzas. Si no nos gustará lo que veíamos, podríamos no hacerlo. Eso también significaba que teníamos dos semanas para juntar el dinero.

“Estoy dentro!”

Cuando nos dieron la información financiera, se la enviamos a un buen amigo que era un exitoso inversionista de bienes raíces. Después de mirar los números, nos llamó para hacernos saber que él estaba dentro con la mitad de los 50.000 dólares del pago inicial necesario.

Eso significaba que él también poseería la mitad de la inversión.

“¡Genial!”, Dijo Robert. “Te llamaré mañana con más información.”

Todo dentro

Estábamos en el auto cuando Drew llamó; y cuando dijo que estaba dentro, algo peculiar vino sobre mí, una sensación de euforia.

Mirando a Robert, dije: “Si Drew, que toda la vida de dedicó a las inversiones inmobiliarias, cree que este es un negocio buenísimo, entonces debe ser realmente bueno.”

Robert estuvo de acuerdo, y entonces, sonriendo, lo miré y le dije: “Hagámoslo nosotros. Pongamos todo. Seamos dueños del cien por ciento!”

Daba miedo pensar en ello. Si hacíamos esto, tendríamos que empezar todo de nuevo, necesitábamos juntar todo, los $50,000, por nosotros mismos… y no teníamos nada de dinero. Pero sabíamos que teníamos que ir a por ello.

La gran caza del dinero

En las siguientes semanas, fuimos de un banco a otro, y fuimos rechazados en cada ocasión. Nos acercamos a las personas que conocíamos que podrían prestarnos dinero a una tasa razonable, sin suerte.

Revisamos nuestras finanzas con un peine fino y pudimos llegar a una pequeña cantidad de dinero. Y, por último, recurrimos a nuestro negocio y encontramos algunas nuevas ideas para generar ventas adicionales rápidas.

Con sólo tres días hasta la fecha límite, fuimos capaces de conseguir 25.000 dólares; justo donde estábamos antes con nuestro amigo inversor!

Como un último esfuerzo, nos acercamos a un último banco, y justo cuando pensábamos que toda esperanza había desaparecido, James, el gerente del banco, nos felicitó.

“Tienes el préstamo”, dijo. “La propiedad tiene sentido. Además, los conozco a los dos hace ya un tiempo y puedo ver lo comprometidos que están con su negocio. Confío en que estarán igual de comprometidos con sus inversiones. Buena suerte.”

Teníamos todo el dinero.

¿Sin dinero? No hay problema.

La mayoría de las personas dicen: “Primero, conseguiré el dinero. Luego, compraré la inversión.” En cambio, yo aprendí a decir: “Primero, encontraré la inversión, luego conseguiré el dinero.”

Si quieres convertirte en un inversionista, te animo a empezar a buscar buenos negocios, hoy. Confía en que el dinero te seguirá. Y si no lo hace de inmediato, no perderás nada y ganarás más conocimientos para el siguiente negocio. Ganarás de cualquier manera.

Sólo recuerda: ¿Sin dinero? No hay problema.

No dejes que el miedo te detenga! Únete a nuestra comunidad gratuita (en inglés) y únete a otros individuos como tu, en tu viaje hacia la libertad financiera.

Publicado originalmente en richdad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB