Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Como piensan los millonarios

Por Carlos Marin | Publicado en Educación Financiera | 9 de agosto, 2018

millonariosBienvenido a otro episodio de Tu Vida Ilimitada.

Soy Carlos Marín, autor del número uno best-seller, La Fórmula De Éxito Ilimitado, estamos en un nuevo comienzo, ya empezó el año y una nueva vida para ti.

Hemos invertido seis semanas estudiando la motivación, una cosa muy clave para tu éxito, y lo estudiamos desde todos sus aspectos. Lo que la crea, lo que la sostiene, lo que la magnífica, y con todo esto te he estado preparando para un tópico crítico, algo sumamente importante, especialmente para esta época del año, para este momento en tu vida.

Quiero hacerte una pregunta: ¿Estaría bien si te enseño cómo pensar como un millonario?

Porque a mí me parece que para muchas personas esto puede ser un problema porque los veo atascados y no digo que tú necesariamente estés en ese lugar, pero te puedo enseñar cómo piensa un millonario.

Porque yo sé que es algo que muchas personas realmente quieren lograr, quieren llegar a ese punto pero realmente piensan que hay mucho misterio, muchas cosas fuera de su control, y está mucho más dentro de tu control de lo que tú te puedes imaginar.

Existe una forma de pensar que produce el tipo de resultado que consiguen los millonarios, gente súper exitosa, gente que gana mucho dinero, gente que tiene millones de dólares.

Algunos que tienen doctorados de universidad, otros que son solamente graduados de universidad, otros que no se graduaron del bachillerato. Algunos tienen negocios de servicio, otros son profesionistas, otros son negocios al detalle, negocios al por mayor, negocios por Internet, redes de marketing, ventas, etc. Muchos diferentes tipos de negocio y muchos diferentes tipos de personalidades y temperamentos que tienen los millonarios.

Algunos son esa persona tipo A, que está empujando constantemente, y otros son tan relajados que tú dirías: “Guau, ¿este tipo es millonario o esta señora es millonaria?” Entonces, existen muchos diferentes tipos de personas, con diferentes antecedentes. No podemos decir que sólo existe este tipo o este tipo. Existen diferentes formas de pensar que tienen estas personas.

Algunos son más organizados, son este tipo de persona quisquillosa que tiene que tener todo en orden, que hacen 17 listas al día, que no salen de la casa sin una lista y otros son este tipo de personas tan flexibles que le gusta la aventura, que prefieren reaccionar a las cosas.

Algunos son más sociables, les encanta la gente, tienen que estar socializando todo el tiempo y son constructores de equipo, son líderes de opinión, siempre están involucrados con las personas, y para estas personas a veces es más fácil crear este tipo de éxito.

Otros son solitarios, vuelan solos, son creativos o les gusta trabajar en la computadora o les gusta estar, como dicen trading, opciones, acciones, etc. A veces es un poco más difícil para esas personas porque siempre es importante construir equipos, no importa la personalidad que tengan o los antecedentes que tengan.

Algunas características, formas de pensar, son muy similares en todos ellos. Por ejemplo, todos son autosuficientes, toman responsabilidad por sus vidas, por sus resultados. Son personas con iniciativa, personas que son auto disciplinadas, personas que son auto motivadas. No son el tipo de persona que necesitan alguien detrás de ellos diciéndoles: “Mira, tienes que hacer esto. Mira, tienes que hacer lo otro”. Son personas que se auto motivan, tienen la iniciativa.

No necesitan a alguien encima de ellos todo el tiempo porque ellos están buscando mayores resultados de lo que otros esperan de ellos, tienen esa iniciativa, esa motivación, tienen ciertas creencias claves que los ponen en una posición un poco separada y un poco diferente que la mayoría de las personas.

Número uno. Tienden a tener esta creencia o este sentido de saber que servir a los otros es la clave del éxito. Ellos entienden que ellos son una persona y hay siete billones de personas o siete mil millones de personas más en el mundo, y que la única forma de realmente crear riqueza es servir al mayor número de esas personas.

Tienen ese espíritu de servir, tienen esa mentalidad de que los problemas contienen las semillas de mayor beneficio y muchas semillas de mayores beneficios; tienen esta creencia, esta forma de pensar que los problemas o las necesidades traen su propia solución con ellas, y que la solución de esos problemas o necesidades crean riqueza. Mientras más grande sea el problema, mejor solución tendrán, y mayores niveles de riqueza o premios traerá esa solución.

También tienen este sentido de que parte de lo que ellos quieren hacer es elevar a las personas a nuevos niveles de ambición, a soñar más, a nuevos niveles de aspiración.

Entonces, anticipan por ejemplo lo que la gente va a querer, aún antes que la gente sepa que lo quiere. Ejemplo de eso es Apple con Steve Jobs. Ellos no estaban solucionando un problema; simplemente crearon una aspiración mayor, un nivel de ambición mayor. Crearon algo más bonito, con un diseño mejor, que la gente simplemente tenía que tenerlo, incluso siendo más caro que las otras cosas, las otras soluciones.

Ya había teléfonos celulares, ya había MP3, ya había otras cosas allá afuera. Ellos lo que sacaron fue un nuevo nivel de aspiración, un producto bello, un producto que la gente quería, que tenía que tener.

Además, esta gente entiende que dar mayor valor equivale a mayor ingreso y mayor riqueza, que el mayor valor que den produce mayores ingresos, mayores riquezas y mayor éxito. Se enfocan en dar valor. Son personas que quieren dar, no tomar.

También tienen esta mentalidad que si va a suceder, yo lo tengo que hacer, y no significa que ellos lo tienen que hacer todo sino que si va a suceder, ellos lo tienen que hacer o tienen que ser el líder, tienen que marcar el paso, tienen que ser el primero. No el primero en términos de primero en fila, sino el que lleva la fila, el que la gente sigue. Si va a suceder, lo tienen que hacer, y lo marcan con su ejemplo.

Tienen también esta creencia, como dijo Napoleón Hill en Piensa y Hágase Rico, “Cualquier cosa que yo pueda concebir y creer, yo lo puedo lograr”. Tienen esa fe y creencia en sus ideas, en sus conceptos y en sus acciones, también creen que siempre hay una manera de lograr el éxito, si estoy comprometido y si soy persistente. Yo soy responsable por mis resultados, mi vida y mi actitud en la vida determina mi nivel de éxito.

Como dice el dicho en inglés, mi actitud determina mi altitud, mi nivel de altura en la vida, y mi actitud determina mi nivel de éxito porque la actitud positiva – como vimos anteriormente – magnifica y sostiene la motivación.

También tienen esta creencia de que actualmente no existe el fracaso. No hay tal cosa como fracaso permanente. Piensan: “A veces gano. Pero si no gané, entonces necesito aprender para que la próxima vez que salga con otro plan de acción para tratar de conseguir un nuevo resultado, entonces lograrlo.” No existe el fracaso. Sólo el fracaso sucede cuando te das por vencido.

El juego de la vida es un juego que seguimos jugando hasta que yo gano. Tienen esa mentalidad, esa forma de pensar.

Obviamente, hay muchas otras creencias que tienen pero estas son las más primordiales y cuando te empiezas a dar cuenta que existe esta forma de pensar, con esta forma de responsabilidad que uno toma, es difícil fracasar porque el fracaso realmente no existe.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB