Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Como lograr la libertad financiera

Publicado en Educación Financiera | 19 de enero, 2010

El proceso que nos lleva a la libertad financiera no es corto ni fácil pero vale la pena.
¿Por dónde comenzar…?

Por Cr. Osvaldo Gervaso

la libertad financieraHoy en día el sueño de toda persona es ser rica. Vivimos en un mundo consumista que nos hace trabajar más para poder ganar más y a la vez gastar ese dinero en lujos innecesarios.

Cuando se le pregunta a la gente cual es su objetivo o que es lo desea para su vida, un gran porcentaje va a decir, “ser rico”.

Pero hay un concepto más importante que ser rico y es la libertad financiera. ¿Pero que es la libertad financiera? La libertad financiera consiste en generar ingresos pasivos mayores a nuestros gastos.

Ingresos pasivos son aquellos ingresos que se generan sin que usted tenga que trabajar personalmente por ellos, ingresos que provienen de sus inversiones.

Las personas solo quieren ser ricas para gastar más, no aplican en su vida conceptos tales como el ahorro o la inversión, y cuanto mayor es su nivel de gastos más van a tener que trabajar para poder mantener ese nivel de vida y menos tiempo van a tener para disfrutar de su familia y de aquellas cosas que los hacen felices.

Para alcanzar la libertad financiera hay ciertos pasos que se deben cumplir, es un proceso que lleva tiempo, no se alcanza de un día para el otro.

Pasos para alcanzar la libertad financiera

Como primer paso es importante generar ingresos activos, que son los ingresos que se obtienen por la actividad laboral que se realiza, ya sea un sueldo por su trabajo o los honorarios que recibe un profesional.

Son ingresos activos porque dependen de que la persona este presente para generarlos. Pero para no pasarse todo su vida trabajando, varias veces en actividades que no les gusta, es fundamental administrar esos ingresos de manera correcta.

El segundo paso es generar un ahorro a partir de esos ingresos y la manera de lograr este ahorro es viviendo por debajo de sus posibilidades.

Esta es tal vez la parte más difícil del proceso. No gastar todo lo que entra, llevar una vida frugal. Cuantas veces nos ha pasado de recibir un aumento o algún ingreso extra y decimos “trabajé mucho para conseguirlo, me merezco algún premio”.

No me refiero a convertirnos en tacaños, me refiero a no gastar en cosas innecesarias. ¿Sabemos en que se va todo el dinero que nos entra?  Hagan un presupuesto y controlen sus gastos. Sepan en que gastan y que gastos pueden evitar.

Les doy una sugerencia para que puedan generar un ahorro de forma sistemática. Cuando cobren su sueldo a principio de mes, separen un 10% de sus ingresos y no lo toquen para nada, que sea para generar su ahorro.

La mayoría de las personas espera a fin de mes y si les sobra algo lo ahorran. Cambien su manera de actuar, págase a usted primero y luego el resto de las cuentas. Va a ver como con este simple cambio su capital va a ir creciendo.

¿Pero es posible ser financieramente libre solo por la vía del ahorro tradicional? La respuesta es no. Salvo casos excepcionales es difícil generar un capacidad de ahorro que nos permita llegar a un capital de tal magnitud que luego se automantenga.

Por esto el tercer paso es realizar inversiones que nos aseguren ingresos pasivos mayores a nuestros gastos y ahí tendremos ya la libertad financiera.

Esta etapa no es nada fácil y más hoy en día con la incertidumbre que esta viviendo el mundo. Por eso es importante educarse bien en temas financieros o hablar con personas que sepan sobre inversiones para escuchar sus consejos.

El proceso que nos lleva a la libertad financiera no es corto ni fácil, pero vale la pena. Administre sus ingresos de manera de poder generar un ahorro, no importa si ahorra mucho o poco, lo importante es adquirir el hábito.

Vayan juntado un capital y luego invierta de manera inteligente. Verá como su situación financiera empieza a mejorar y no es necesario que sea un esclavo de su trabajo.

Haga que el dinero trabaje para usted y no que usted trabaje para el dinero. Con orden, disciplina y perseverancia todos pueden alcanzar su libertad financiera.

Fuente: piensacomorico.blogspot.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB