Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo liderarse a sí mismo: Brad Cohen

Publicado en Interés General | 18 de enero, 2012

Brad CohenPor Rita Tonelli

Hay una frase de Dee Hook (fundador de Visa) que es básica para el Coaching.

“La responsabilidad más importante de cualquiera que intente dirigir lo que sea, es gestionarse a sí mismo como persona.”

Cuando escuchan hablar de “liderazgo”, la mayoría de las personas visualizan a un hombre o a una mujer al frente de un grupo de gente, guiándola hacia un objetivo. Difícilmente, caigan en la cuenta de que el liderazgo se debe ejercer sobre nosotros mismos si queremos llegar a ser felices. Asimismo, y como bien lo dice Hook, por si además, quisiéramos estar a cargo de lo que sea.

Esto es casi obvio si no fuera que para el Coaching, nada lo es.

Te pregunto: ¿Cómo podés ser feliz y hacerte cargo de tu vida si no te conocés, si no sabés lo que querés, si no sabés cómo llegar a tu objetivo, si vivís en transparencia (automático), si no generás vínculos sanos con las otras personas? Y sigo… ¿Cómo podés pensar siquiera en liderar a alguien si no podés transformar tu ser en uno efectivo y feliz? ¿Qué vas a transmitir?

Como he sopesado que a veces, es dificultoso aplicar este concepto de liderarnos a nosotros mismos, y siendo el mismo tan productivo para alcanzar nuestra felicidad, es un gusto, dedicarle a todos, este artículo en una forma que trata de ser inspiradora.

Hoy, no voy a usar metáforas para asistirte en aprehender con profundidad, lo que quiero transmitirte. Hoy voy a usar una película que vi ayer, y que te recomiendo especialmente. Se trata de: “Front of the class” o “Frente a la clase”. Si ya la viste, por favor, vela de nuevo, luego de leer este artículo, y si no la viste, es necesario que lo hagas, si realmente, querés ser feliz.

Es la historia de Brad Cohen, un reconocido y galardonado profesor. Hasta aquí, nada que resaltar ¿verdad?

Pues ahora, comienza lo digno de imitar.

Brad Cohen nació con Síndrome de Tourette (una disfunción neurológica que obliga a su portador a realizar movimientos estereotipados acompañados por sonidos vocales de diferente envergadura, a algunos afectados -no fue el caso de Brad- hasta les provoca decir insultos sin ningún control), y no tiene cura.

¿Y qué tiene que ver esta historia con el liderazgo sobre tu persona (autoliderazgo), y con el Coaching? Veamos…

Brad Cohen ejecutó durante toda su vida, en forma intuitiva, y “contra viento y marea”, acciones que el Coaching destaca como imprescindibles para lograr tomar el timón de nuestras vidas. Todo esto, lo convierte en un líder de su persona.

Valores y acciones para liderarse a uno mismo:

Honestidad: Sus condiciones y entorno no fueron de aquellos que nos permiten tener ningún tipo de apoyo: Si bien, la enfermedad se descubrió en 1885 y Cohen nació en 1974, ni siquiera en su ambiente escolar se conocía. Sin discutir ni explicar, con su honestidad, decía su verdad aún sabiendo que no se le creía y que se lo consideraba un pícaro mentiroso.

“Las honestas palabras nos dan un claro indicio de la honestidad del que las pronuncia o las escribe. Miguel De Cervantes Saavedra.

Autoestima: Su madre lo sostenía pero su padre lo rebajaba y rechazaba. Él nunca se consideró menos ni adoptó una posición de víctima.

“Soy suficientemente bajito y feo como para triunfar por mi mismo.” Woody Allen

Integridad: Con la capacidad de hacer pedidos (algo muy poco disponible para los seres humanos) pedía -valga la redundancia-, a su padre que lo comprendiera, con la integridad que sólo puede cultivar un adulto. Pedía -ante una actitud de rechazo- que sólo se le diera una oportunidad.

“El hombre que se levanta es más grande que aquel que no se ha caído.” Anónimo.

Creación de vínculos sanos: Con su madre, a quien él consolaba con la certeza de que su incapacidad no era un impedimento en su crecimiento. Con su hermano -sano totalmente- a quien amaba y con quien compartía juegos sin refugiarse en sus imposibilidades para ganarlos, con su padre, a pesar de la incomprensión de éste, con su amigo, quien lo comprendía y valoraba, con su novia a quien desde el principio le mostró su verdadero ser. La conoció por Internet y al instante, le dijo: “Hola, soy Brad Cohen y quiero que sepas que tengo Síndrome de Tourette”

“El vínculo que une a tu auténtica familia no es de sangre, sino de respeto y goce mutuo.” Richard Bach

Seguridad en sí mismo: Jamás escuchó el juicio ajeno. Veía su camino en forma clara y consistente y nunca se apartó de él.

“La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito” Ralph Waldo Emerson

Poder personal: Fue un alumno ejemplar a pesar de detestar leer porque su discapacidad le impedía concentrarse.

“Es maravilloso el poder del que nunca desespera.” Payat

Metas: Con una meta clara, permaneció haciendo. Dio poder a lo que tenía y no a lo que le faltaba: Llegó a mencionar a su discapacidad como “mi amiguito” creando así una realidad diferente.

“Un pensador siempre puede coronar con éxito un problema, ya sea resolviéndolo o eliminándolo, o bien desarrollando un esquema mental que lo haga capaz de vivir con él.” Norman V. Peale

Buen humor: Nunca se le vio una frente adusta. Por el contrario, su novia remarcaba acerca de él que lo que más la hacía sentir bien, era que la hacía reír.

“La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa.” Mark Twain

Marcar una diferencia en la vida de las personas: Lo que sólo se logra cuando uno ha podido marcar una diferencia en su propia vida.

“Un hombre puede marcar la diferencia entre victoria y fracaso.”

Acción: La acción siempre dirigió sus pasos. Incansable y perseverante.

“Las ideas que no se potencian con acciones, nunca se vuelven más grandes que las células cerebrales que ocupan” Arnold Glasgow

Tememos a la imitación ante la posibilidad de que aplaque nuestra creatividad. Pues, yo les digo que todo lo que se imite porque creó a un ser grande, a un dueño de su propio destino, a un líder de su propia vida, existe para imitar.

Brad Cohen no dejó frases iluminadoras…dejó acciones generadas por su actitud, que construyeron la huella de su trascendencia.

En 1997, recibió el premio al mejor maestro del año. En 2005, escribió su propio libro: “Front of the class”, base de la película, y por el que también recibió un premio. Desde 2008, es el presidente de la Asociación Síndrome de Tourette en Georgia, fue entrevistado por la revista People y por Ophra Winfrey. Actualmente, es orador motivacional.

¿Pude dejarte herramientas para que te conviertas en tu líder personal?

Por el placer de compartir. (Gracias a Gabriel Baigorria que me sugirió ver la película)

Vía: http://www.ritatonellicoach.com.ar

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB