Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo iniciar un negocio con tu pareja

Por Joe Fabisevich y Natalia Aranguren | Publicado en Interés General | 21 de julio, 2016

parejaLa historia reciente está llena de parejas que construyeron empresas juntas, Michael y Xochi Birch (Bebo), Julia y Kevin Hartz (Eventbrite), pero hacer negocios con tu pareja no es fácil, y a veces las empresas duran más que esas relaciones (Caterina Fake y Stewart Butterfield de Flickr).

Mi pareja Natalia y yo empezamos a salir hace unos tres años. Desde entonces, hemos construido unos cuantos productos, vivimos juntos, y nos comprometimos. Trabajar juntos fue una de las experiencias profesionales más gratificantes que hemos tenido. Pero no fue perfecta, y aprendimos una cosa o dos en el camino sobre cómo ser buenos socios de negocios como pareja, y también qué no hay que hacer.

1. Establece límites y expectativas

La primera y más importante decisión que tomamos fue si se trataba de algo que realmente queríamos. Pero no lo decidimos inmediatamente. Empezamos a trabajar juntos en algunos proyectos pequeños. Con el tiempo, aumentamos nuestras horas de trabajo compartido e hicimos algunos trabajos de consultoría juntos. Después de unos meses en los que las cosas fueron bien, nos sumergimos a hacerlo por completo.

Si trabajar juntos no venía natural, no iba a funcionar. Es importante darse cuenta de eso rápidamente. Si resulta que son buenos socios de negocios, la siguiente pregunta que tendrías que responder es: ¿Qué es lo primero, tu relación o tu negocio?

De ninguna manera es algo fácil de elegir. Sus respuestas les permitirán acordar mutuamente qué pueden llevar a casa con ustedes y qué tienen que dejar en la oficina. Las reglas que establezcan  pueden convertirse en la base de muchas discusiones, así que asegúrate de que queden claramente articuladas. Hubo momentos en los que mezclamos el hogar con la vida laboral cuando no teníamos que hacerlo, y pagamos por ello. Afortunadamente, con el tiempo nos hicimos mejor en ello al ser muy claros el uno con el otro.

2. Divide y vencerás

Natalia había estudiado en la escuela de artes antes de convertirse en desarrolladora de software. Yo estudié ciencias de la computación y trabajé en startups como Betaworks, Bondsy y Viggle, los cuales que me ayudaron a entender la parte creativa y del producto del desarrollo. Cuando las personas nos preguntan qué se siente trabajar juntos, siempre les respondo que es genial, porque tenemos este conjunto de habilidades complementarias.

Cuando empezamos a trabajar en Picks, sin embargo, tuvimos algunas decisiones fundamentales que hacer sobre nuestros roles: Cuando una cuestión de negocios importante surgía ¿Quién tenía la última palabra?

Decidimos que como yo era el desarrollador de iOS, yo tomaba las decisiones sobre las aplicaciones de iPhone. Y como Natalia tenía la experiencia y trabajaba con el servidor el 95% del tiempo, ella decidía sobre eso. Colaboramos en el diseño, pero Natalia menudo maneja la imagen completa mientras que yo hacía los detalles. También nos aseguramos de que si había algo en lo que ninguno de los dos éramos buenos, los dos nos tomaríamos el tiempo para aprender sobre ello y resolver esos problemas juntos.

No tenemos miedo de darnos feedbacks entre nosotros e incluso crecemos con las críticas constructivas. Pero tenemos claros nuestros dominios. También puedes duplicar este consejo para tu vida en el hogar. Una persona cocina, la otra limpia. Una persona se encarga de las facturas, y la otra de las tareas domésticas. Delegar nuestras responsabilidades nos ayudó a mantenernos enfocados mientras nos apoyábamos entre sí en todas las partes de nuestras vidas, incluyendo nuestro negocio.

3. Se tu propia persona

Crear una empresa con tu pareja romántica significa que van a pasar un montón de tiempo juntos, así que cuando tengas un momento libre, no dudes de tomarlo para ti. Necesitar tiempo a solas es completamente natural.

Y como tu empresa no es la única faceta de tu relación, tu relación no es la única faceta en tu vida. Mantén tus intereses. Si te gusta hacer arte, practícalo. Si te gusta hacer deporte, correr por ahí. Si hay algo sobre lo que querías estudiar, lee sobre ello. Tu relación comercial realmente prosperará si dedicas algo de tiempo solo para ti y lo proteges.

4. No pierdas tu perspectiva

Hay dos importantes perspectivas: La tuya y la de tu pareja. Es muy importante tener ambas claramente a la vista cada vez que enfrentes cualquier tipo de decisión. La única manera de lograrlo es hablando, y mucho. Siempre nos damos feedbacks mutuamente antes de tomar cualquier decisión importante, y las evaluamos y reevaluamos muy a menudo. Rara vez pasa una semana sin que conversemos sobre la imagen completa, lo que nos ayuda a asegurarnos de que todavía estamos en la misma página y que nos tenemos en cuenta el uno y el otro.

Podría parecer como un montón de trabajo, y lo es, pero la clave es abordar los problemas de frente y de inmediato, en vez de dejar que el problema se infle. No olvides por qué tú y tu pareja empezaron a hacer negocios juntos o qué los hizo querer estar juntos en primer lugar. Mantener ambas cosas equilibradas puede ser difícil, pero si se comunican bien y con frecuencia, las pequeñas cosas se hacen más fáciles de ver.

5. Siempre se honesto, sin excepción

Suena trillado, pero la confianza y la honestidad son los cimientos de la relación con tu pareja. Eso también es cierto en los negocios de la misma manera que lo es en la vida. Lo que significa que la deshonestidad se magnifica si tu pareja en los negocios y tu pareja romántica son la misma persona. No existe escapar de los problemas de tu casa yéndote al trabajo, ni escapar de los problemas del trabajo yéndote a casa.

Trabajar con tu pareja no es para todos. Para algunas parejas, tal vez no sea el momento adecuado o tal vez sus habilidades y estilos de trabajo simplemente no son tan compatibles entre sí. No hace falta decir que decidir no hacer negocios juntos no significa que hayan fracasado en su relación.

Después de todo, difícilmente aportemos algo a la ciencia. Cometemos errores, y nos disculpamos el uno con el otro un montón de veces. Tenemos en cuenta que los dos somos humanos, incluso cuando estamos enojados o frustrados. Pero siempre tratamos de hacerlo mejor, y eso nos ayuda a atravesar el 90% de los momentos más difíciles.

De vez en cuando, cuando pensamos en Picks, en nuestro futuro y en nuestra vida, nos preguntamos entre nosotros, “¿Quieres que trabajar conmigo de nuevo?” Y siempre la respuesta fue Sí.

Joe Fabisevich y Natalia Aranguren son los fundadores de Picks, una lista de tareas inteligente para seguir y descubrir cosas divertidas para hacer.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB