Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo hacer que el matrimonio y el dinero funcionen

Publicado en Educación Financiera | 16 de julio, 2011

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

A principio de los ‘80s, vi a una linda rubia y quedé enamorado. Esa linda rubia era Kim. Empezamos a salir, y eventualmente nos casamos. Ella es el amor de mi vida, mi mejor amiga, y la razón por la que hoy tengo éxito. Con los años, nuestro matrimonio se ha vuelto más fuerte y mejor. Doy gracias a Dios por ella, todos los días.

Mucha gente nos ve a Kim y a mí y cree que somos felices porque somos ricos. La realidad es que cuando conocí a Kim, estaba en la ruina y con una deuda de un millón de dólares tras el fracaso de mi primer negocio de carteras de velcro. Afortunadamente, Kim se quedó conmigo, y sé que ella no está conmigo por mi dinero, y yo no estoy con ella por el suyo.

Por muchos años, Kim y yo luchamos financieramente. En ese sentido, no éramos diferentes a muchas parejas jóvenes. Mentiría si no dijera que fue estresante, pero trabajamos en equipo, perseveramos, y teníamos un plan.

Según un estudio reciente realizado por la Universidad de Utah, la razón más común por la que las parejas pelean es el dinero. Ninguna sorpresa. El dinero es importante para la felicidad, la salud y la armonía. Cuando no tienes suficiente dinero para pagar tus cuentas, cuidar de tu familia, y divertirte un poco con tu pareja, te estresas muchísimo. Y el stress es aún mayor cuando sabes que no tienes suficiente, debido a los errores financieros cometidos por uno de los cónyuges, o ambos.

El dinero es tan estresante que las parejas que pelean por dinero más de una vez a la semana tienen 30 por ciento más de probabilidades de divorciarse.

Es una pena que el dinero cause que personas que una vez se amaron, rompan. Por lo general, después de preguntarles a las personas (Quienes compartieron sus historias) una serie de preguntas, encuentro que la mayoría de las rupturas causadas por el dinero, son el resultado de una mala planificación, de una pobre inteligencia financiera, y unas expectativas no adecuadas ni expresadas.

Debido a que la riqueza es algo más que lo que hay en tu cuenta bancaria, pensé que sería una buena idea compartir algunas reflexiones sobre cómo hacer que el matrimonio y el dinero funcionen.

Haz un plan

Cuando Kim y yo estábamos quebrados, todavía sabíamos hacia dónde íbamos. Cada año, nos sentábamos y escribíamos nuestras metas financieras. Para mí, era empezar una compañía de educación financiera, crear empresas, e invertir en petróleo y bienes raíces. Para Kim, era construir una sustancial cartera de bienes raíces.

Cada mes, nos sentábamos a discutir lo que estábamos haciendo para lograr esos objetivos, animarnos entre nosotros, y hacer los ajustes necesarios. Todo en nuestra vida era para alcanzar nuestros objetivos, lo cual nos ayudaba con las decisiones de gasto, elecciones de vida, y compromisos.

Más importante aún, nos comunicamos nuestros objetivos, y había un claro entendimiento de las expectativas de ambas partes.

Fomentar la independencia

Como ambos estábamos quebrados cuando nos casamos, dependíamos uno del otro en lugar de que uno dependa del otro. Yo no era un dulce papi, y Kim no era mi dulce mami. Sin embargo, crecimos juntos.

Hoy, Kim y yo tenemos cuentas, inversiones y empresas separadas. Los dos somos ricos y no nos necesitamos uno del otro. Esto hace que sea mucho más fácil querernos entre sí. Debido a que cada uno cuida de nuestra casa financiera, eso elimina mucho estrés y peleas.

Ser un equipo

A pesar de ser independientes financieramente, seguimos siendo un equipo y sabemos que como equipo podemos compartir los problemas del otro y celebrar las victorias del otro.

Como equipo, nos comunicamos constantemente, haciendo cambios cuando es necesario. Busco a Kim por consejos sobre mis empresas, y ella hace lo mismo. Si hay problemas, nos ayudamos uno al otro. Y como un equipo, no estamos compitiendo entre nosotros. Queremos ver al otro ganar y nos animamos entre nosotros.

Incrementa tu educación financiera

El primer regalo que le compré a Kim fue una clase en la contabilidad. Yo sabía que su meta era convertirse en una inversionista de bienes raíces y sabía que necesitaría saber de contabilidad. Por años, trabajamos en nuestra educación financiera, a menudo leyendo libros juntos, tomando clases juntos, y asistiendo a seminarios juntos. Ahora, escribimos libros juntos, damos clases juntos, y damos seminarios juntos; y todavía seguimos aprendiendo.

En un matrimonio, ambos cónyuges deben ser financieramente independientes. Esto significa que ambos deben ser financieramente inteligentes y comprometidos con siempre incrementar su educación financiera.

Esta siempre ha sido nuestra meta como pareja, y actualmente, porque Kim es tan inteligente financieramente, ella es independiente financieramente.

Aprende de los errores (y ríete)

Por último, comprende que la vida es un viaje. Muchas parejas la pasan mal con los errores financieros porque creen que los tiempos difíciles no vendrán o no deberían llegar. Todas las parejas enfrentan tiempos financieros difíciles. Es tu respuesta a ellos como pareja, que fortalecerá o romperá tu matrimonio.

Kim y yo, siempre miramos los reveses como oportunidades para aprender. Y como un equipo, abordamos los problemas juntos y aprendimos de ellos juntos.

Además, nos reímos mucho juntos. Kim es mi mejor amiga. Cuando la vida se hace difícil, a menudo también se vuelve absurda. Si no puedes ir con tu mejor amigo y reírte de las dificultades y las cosas absurdas de la vida, estás jodido.

Una de las mejores formas para volverte más inteligente financieramente es tomando los errores como oportunidades de aprendizaje y mantener una actitud positiva y de buen humor, juntos.

Fuente: http://richdad.com/Resources/Rich-Dad-Blog/June-2011/Marriage-and-Money.aspx

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB