Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo dejar de abrumarte por los problemas y poder superarlos

Por Oliver | Publicado en Interés General | 17 de noviembre, 2015

obstáculos“Cada problema tiene en sí las semillas de su propia solución. Si tú no tienes ningún problema, no recibes ninguna semilla.” – Norman Vincent Peale

No he conocido a nadie que no haya tenido una sola dificultad o reto en la vida. Incluso aquellos que han nacido de padres pudientes y que aparentemente tienen todo a sus pies corren hacia los problemas de vez en cuando. El hecho de que tú seas en general una buena persona no significa que estarás exento de los problemas.

Por lo tanto no tiene sentido lamentarse, lloriquear o quejarse. El universo sencillamente te ha puesto un desafío. Tú puedes llegar a encontrarte con una situación inesperada de vez en cuando. De hecho, a menudo se dice que los problemas suelen ocurrir en grupos de tres (si no más).

Y en algún momento puedes llegar a sentirte abrumado especialmente cuando los problemas parecen ser muy importantes. Es posible que experimentes que tu relación con tu conyugue se está rompiendo, los negocios se están viniendo abajo y tienes que declararte en quiebra, todo esto a la vez. Algunas veces he visto a personas literalmente resquebrajarse bajo la presión de tener que lidiar con muchos problemas en un período corto (sobre todo en estos momentos de incertidumbre).

Yo usualmente me sentía muy agobiado por tener que hacerle frente a varios problemas que me sucedían al mismo tiempo. Todo esto venía de tener que lidiar con múltiples responsabilidades. No había manera de que pudiera predecir lo que iba a ocurrir a continuación, sobre todo desde que nació mi hija. Para colmo de males decidí invertir en un negocio, no era el mejor momento para tomar esa gran decisión pero en ese tiempo no lo había pensado con claridad.

Por suerte he aprendido a lidiar mejor con los problemas.

Consejos para no abrumarte con los problemas y superarlos

Debido a que no existe una forma de evitar que te encuentres alguna vez con un problema, tú tienes que encontrar una manera de lidiar con ello.

1. Investiga la causa.

Si te limitas a resolver los síntomas puede que tengas que encontrarte con la misma situación otra vez. Si este es el caso, es mucho mejor investigar la raíz que causa tu problema.

Vuelve sobre tus pasos. A veces puede significar que vuelvas a recordar tu infancia con el fin de entender por qué te aferras a ciertas creencias. Al eliminar dichas creencias que hacen que te sabotees a ti mismo podrás evitar que te sucedan más problemas en el futuro.

2. Lidia con un problema a la vez.

Nadie ha nacido con poderes sobrehumanos o con la capacidad innata para manejar todas las cosas que nos va poniendo la vida por delante. Si tratas de hacer demasiadas cosas a la vez puedes terminar por no conseguir nada en absoluto. Es mejor pasar el tiempo suficiente con un problema antes de pasar al siguiente.

Por lo tanto, haz una lista. De tu lista clasifica la importancia de cada problema y aborda uno a la vez. Llevar un diario o una agenda puede servir de gran ayuda.

3. No te preocupes por cosas pequeñas.

Si un problema no va a arruinar tu vida mirándolo desde una perspectiva general, no te preocupes. Puedes llegar a sentirte abrumado si has estado acumulando un montón de “pequeñas” cosas. Hazte a un lado para ver si puedes discernir si las mismas ameritan tanto tiempo y atención. Aprende a cerrar los ojos a las cuestiones que realmente no tienen importancia en el gran esquema de las cosas.

4. Se flexible.

Aunque es bueno defender lo que crees, un exceso de rigidez puede hacer que tus opciones se reduzcan. Tú encontraras que eres incapaz de ver más de una sola solución. En algunos casos incluso puedes creer que no hay manera de escapar de ese problema.

La flexibilidad permite encontrar opciones. Ésta invoca a la imaginación. Puede haber más de una manera de llegar del punto A al punto B. Hay que recordar que un problema puede tener muchas soluciones.

5. Pide ayuda.

Puedes sorprenderte cómo este simple consejo de pedir ayuda puede hacer por ti. Si tú no pides ayuda, nadie sabrá que estás necesitando asistencia. Tú no necesitas ser un héroe o una heroína cuando te estás desmoronando bajo la presión del problema.

Tampoco debes avergonzarte de pedir ayuda. Los que verdaderamente te aman y se preocupan por ti querrán prestar una mano en ayuda. Amigos y familiares pueden ser una fuente de fortaleza. Pueden o no ser capaz de ayudarte físicamente pero pueden estar allí para apoyarte emocionalmente.

Elige responder de forma positiva ante los problemas

Estar abrumado por los problemas es un fenómeno común en el mundo moderno de hoy. El estrés ha sido nombrado como la amenaza número uno para la salud. Así que si te encuentras abrumado por una multitud de retos, reconoce que tienes una opción con que empezar. Tú tienes la opción de ver las cosas positivamente.

Al elegir tener una mentalidad más positiva serás menos propenso a ver un problema como insalvable. Cuando más a menudo seas capaz de percibir una situación de forma positiva, mejor preparado estarás mentalmente para superar dicha situación. Tú puedes incluso ver el “problema” como un reto que te impulsa a mejorarte como persona.

Imagina que te estás enfrentando a más de un problema a la vez. Si eres capaz de responder de forma positiva a cada uno de ellos, serás menos propenso a abrumarte bajo la presión de tener que hacerle frente a todos. Tú no te sentirás como si estuvieras llevando una pesada carga sobre tu espalda.

Al elegir ver las cosas de una manera más positiva indica una voluntad de tu parte a estar abierto a una infinidad de maneras de resolver tus problemas. Esto te permitirá que comiences a respirar más tranquilo.

Fuente: exitoysuperacionpersonal

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB