Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Comete más errores

Por Marita Abraham | Publicado en Interés General | 27 de julio, 2016

erroresEs habitual escuchar a las personas hablar del miedo: miedo a cometer errores, miedo a que algo falle, miedo a no tener éxito, miedo a invertir y que no dé resultado… ¡En la vida no existen garantías!

El miedo es algo necesario. Nos pone frente a la posibilidad que nuestros recursos sean insuficientes para lo que deseamos obtener y así concentramos nuestra energía para aumentarlos. “De todos los miedos, el que yo más temo (¡buen juego de palabras!) es el miedo a equivocarme.”

Lejos de protegernos, este pensamiento nos aleja de experiencias que son importantes para desarrollarnos personal y profesionalmente. El error es el camino del éxito y ningún GRAN resultado se ha conseguido sin sembrar también grandes errores en el camino.

Es conocida la anécdota de Thomas Edison cuando le preguntaron cómo hizo para no desfallecer ante los miles de errores cometidos antes de descubrir la bombilla, su sabia respuesta fue: “Yo no cometí ningún error. Me entusiasmó encontrar 1800 formas de no hacer la bombilla hasta que encontré la forma que sí quería”. No hay errores, solo aprendizaje.

Hay muchos descubrimientos que surgieron de errores, como el Post It, las galletas de Chocolate Chips, el descubrimiento de América… La gran cosa respecto a los errores es que, si uno los mira con interés y alegría en lugar de hacerlo con rabia y frustración, nos pueden llevar a una nueva forma de pensar o hacer, que nunca hubieras explorado si hubieras tenido éxito la primera vez.

En el mundo de la empresa los errores tienen demasiado mala prensa. La omnipresencia de los resultados inmediatos hace que en muchos casos descuidemos el proceso. Si se cometen errores conllevan a tragedia y búsqueda de culpables…

La observación, la mejora continua, la reunión de equipos para analizar cómo conseguir los resultados, sobre todo cuando éstos han sido buenos, rara vez está. Desde allí es muy difícil compartir el conocimiento. Nadie quiere poner en evidencia sus errores y así condena a la empresa a repetirlos.

En el área comercial, todos conocemos el principio de que se necesitan 100 rechazos hasta conseguir un nuevo cliente. Visto desde esta perspectiva, cada persona que diga no es una buena noticia, ¡va descontando de los 100! Y en cada no se aprende también mucho, no sólo de cómo mejorar las técnicas de venta sino también qué perfil de clientes es al que se debe apuntar.

Aunque tengas miedo, hazlo igual. Aprende. Sal de tu zona de comodidad. Motiva a tu equipo para que hagan y agenda una reunión periódica para aprender entre todos de los errores cometidos. Usa el miedo como un impulsor y no como un freno.

Fuente: safetyworkla

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB