Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo un cliente tóxico puede arruinar tu negocio

Por Robert Kiyosaki | Publicado en Negocios | 7 de abril, 2017

Robert KiyosakiCuando dejé la Marina, tuve que decidir el consejo de cual padre iba a seguir.

Mi verdadero padre (mi padre pobre) quería que volviera a la escuela y obtuviera un buen trabajo en una gran corporación para que pudiera “subir por la escalera corporativa” como empleado.

Mi padre rico (el padre de mi mejor amigo) me aconsejó que “construyera mi propia escalera corporativa” como emprendedor.

Comencé muchas empresas. Sobre la que más escribí fue la de mi primer gran éxito, la de billeteras de nylon y velcro para surfistas. Escribo tanto sobre esta empresa debido a las dolorosas lecciones que aprendí sobre las patentes y la protección de la propiedad intelectual. No hice esas cosas con mi empresa de billeteras de nylon y velcro para surfistas y terminé perdiéndolo todo por los competidores que se robaron mi idea.

Pero también tuve una empresa de seminarios, empresas de inversiones inmobiliarias, y por supuesto The Rich Dad Company. Hoy quiero hablarles sobre una lección de mi empresa de seminarios. Esta empresa era muy diferente a la empresa de billeteras ya que estaba basada más en servicios en oposición a la producción o fabricación.

En fabricación trabajas con unos pocos clientes que compran tu producto al por mayor y luego se dan la vuelta y venden tu producto a sus muchos clientes. En servicio, tiendes a trabajar directamente con tus clientes-usuarios-finales. Si tienes éxito tendrás un montón de estos clientes. Y si bien suena genial, puede ser una de las mayores trampas en las que puedas caen como emprendedor.

Lo que aprendí es que aproximadamente el ochenta por ciento del buen negocio provenía del veinte por ciento de mis clientes. Y que el ochenta por ciento de mis problemas provenían del otro veinte por ciento. Si puedes averiguar cuales clientes son del veinte por ciento creadores de problemas, entonces puedes deshacerte de ellos y pasar la mayor parte de tu día haciendo crecer tu negocio.

El truco es, por supuesto, identificar qué clientes son clientes problemáticos. Mi asesor, Garrett Sutton tiene un dicho, “como la contaminación o una enfermedad, los clientes tóxicos son destructivos para tu negocio y tu salud.” Como abogado, Garrett vio su justa parte de “clientes tóxicos.” Vio tantos que creó una estrategia para detectarlos y evitarlos.

Garrett dice: “Un cliente tóxico es una persona que te hace retroceder de manera significativa. Más que una simple molestia, son un distintivo detrimento para ti, tu equipo y la moral de tu empresa. En términos de tiempo, dinero y esfuerzo, el cliente tóxico es una pérdida de recursos y un lastre para tus ingresos. El daño causado por un cliente tóxico puede ser severo. Estas no son personas que simplemente molestan. Se trata de personas capaces de envenenar y contaminar organizaciones enteras.”

Si quieres que tu negocio tenga éxito, debes aprender a reconocer los clientes problemáticos, o tóxicos, antes de que sea demasiado tarde. Debes entender por qué este tipo de clientes son tóxicos, aprender cómo extraerte a ti mismo de un cliente problemático actual y, en última instancia, evitar trabajar con un cliente tóxico nunca más.

Hay un motón de personas persiguiendo dinero para iniciar un nuevo negocio o lanzar un nuevo producto. El mayor problema que la mayoría de ellos tienen es que carecen de experiencia o no tienen un equipo detrás de ellos. Si el equipo es débil o carece de experiencia y una trayectoria, son mucho más propensos a convertirse en víctimas de los clientes tóxicos.

Como emprendedor y dueño de negocios eres un optimista. Ves los aspectos positivos y planeas para el éxito. También debes ser realista. Debes planear para los desafíos inevitables asociados con administrar una empresa.

Debes ser consciente de todos los rincones oscuros. Y cuando se trata de oscuridad, uno de los mayores desafíos que enfrentarás serán los clientes problemáticos. Pero una vez que aprendas a identificar y evitar a este tipo de clientes, tu equipo volará alto, tu negocio se disparará y tus empresas no serán un trabajo, se convertirán en tu libertad.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB