Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Claves para transformar tus excusas en acción

Por Melania Garbú | Publicado en Interés General | 13 de Abril, 2017

excusas¿Cuál son las mayores excusas que te repites y que te impide lograr tus metas para vivir la vida que siempre has soñado?

¿La crisis económica?

¿Tu jefe/socio?

¿Tu pareja?

¿Tu salud?

¿La falta de tiempo, recursos, habilidades o conocimientos?

Si te sientes identificado con las preguntas que te acabo de plantear, tengo que decirte humildemente que el único responsable de tus problemas eres tú.

Tranquilo, porque hay una buena noticia. Puesto que tú mismo eres el principal obstáculo en tu camino hacia el éxito, tienes el poder de revertir esta situación al 100% y eres el único capaz de cambiar tu vida.

¡Y ha llegado el momento de tomar las riendas de la responsabilidad de tu vida!

En el artículo de hoy, te enseñaré 4 sencillos pasos que te ayudarán a realizar un enorme progreso en la creación de tu camino hacia el éxito.

Veamos cómo debes abordar este material para que te resulte útil.

 Paso 1

Enumera 5 aspectos que te gustaría cambiar en tu vida.

¡Hazlo ahora, es muy importante! Si únicamente lo lees, pero no reflexionas ni plasmas nada por escrito, el ejercicio será una pérdida de tiempo.

Los cambios que quiero hacer en mi vida son…

Paso 2

Escribe cuáles han sido tus mayores excusas en el pasado para justificar por qué no vives la vida que deseas.

Por ejemplo:

Si quieres ganar más dinero, tal vez te has escudado en la crisis y en la situación de la economía general; o quizá te has convencido de que no dispones de los conocimientos, las habilidades o la mentalidad que necesitas.

Si deseas tener más tiempo libre, tal vez te hayas repetido una y otra vez que, si no trabajas 24 horas al día durante los 7 días de la semana, no conseguirás el dinero necesario para mantener a tu familia o para seguir adelante con tu negocio.

Si pretendes emprender, quizá tu principal excusa ha sido que careces de ideas y no sabes por dónde empezar ni cómo hacerlo; o que no tienes experiencia y eso es un lastre; o tal vez piensas que se necesita mucho dinero para emprender y que tus recursos son muy limitados.

Ven, sincérate contigo mismo y escribe.

Las excusas que me han detenido son…

Paso 3

Ahora, piensa por un momento en el papel que tú has desempeñado para generar esta situación insatisfactoria.

¿Qué has hecho (o que no has hecho) para evitar resolver el problema?

Recuerda que tú eres el responsable y, por tanto, en tu mano está la solución.

Por ejemplo:

Quieres ganar más dinero, pero sientes que la crisis y el estado actual de la economía te detienen.

Yo te pregunto: ¿es posible que te hayas negado a tomar las medidas necesarias para adaptarte a los cambios económicos (mediante la creación de nuevas fuentes de ingresos, la exploración de nuevos mercados o el ensayo de nuevos enfoques de marketing, por ejemplo)?

Quieres más tiempo para ti, pero te da miedo cambiar de trabajo o despedirte de tu jefe y empezar a trabajar por tu cuenta.

¿Es posible que no hayas invertido suficiente tiempo y esfuerzo para mejorar tus habilidades?

O, tal vez, te has resistido a reconocer que la empresa para la que trabajas simplemente no es una buena opción para desarrollar tus talentos.

O igual no estás dispuesto a salir de tu cómoda zona de confort ni a asumir los riesgos (y el esfuerzo) que conllevan apostar por construir el proyecto que te hace ilusión…

Te animo a identificar el papel que has desempeñado en la creación de cada situación que deseas cambiar.

El papel que he desempeñado en causar esta situación insatisfactoria es…

Paso 4

Este paso es mi favorito.

Ahora que ya sabes cómo tus acciones, o la falta de ellas, han contribuido a cada situación, elabora una lista de ideas sobre las acciones que puedes implementar para resolverlas.

Por ejemplo:

Si quieres más ventas en tu negocio, renueva tu imagen y la imagen de tu negocio. Si aún no tienes presencia en internet, crea un blog, habla de tus servicios, explica cómo haces lo que haces y genera confianza.

Además, lanza acciones de e-mail marketing, regala algo de interés para tus potenciales clientes, establece alianzas estratégicas con otros negocios, etc.

Si quieres conseguir más clientes, genera una relación a largo plazo con tus clientes (permíteles que te conozcan, preocúpate por conectar con ellos), crea y aporta contenido de valor para tus lectores, etc.

Si quieres ganar más dinero, primero empieza a trabajar en tu mentalidad sobre el dinero e invierte en ti mismo. ¡Fórmate!

Decide qué quieres, para qué quieres el dinero y pasa a la acción. No te quedes únicamente en un plano teórico.

Las acciones necesarias para cambiar esta situación son…

Si has llegado hasta aquí y has seguido todos los pasos, te felicito: acabas de iniciar el gran cambio para construir el camino que te llevará al éxito.

Fuente: emprendedoresnews

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB