Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Claves para enfrentarse a un reto imprevisto

Publicado en Interés General | 26 de agosto, 2014

RetosPor Isabel Gómez López

Unas veces lo eliges y otras no te queda otra opción que aceptar algo que te viene dado. Algo complicado, una nueva responsabilidad, algo que no has elegido, en definitiva, un reto.

En la historia hay infinidad de casos de personas que se han tenido que enfrentar a situaciones muy complicadas y que después de haber tenido serios inconvenientes alcanzaron a metas excelentes, como Stephen Hawking, Beethoven o el alpinista húngaro que después de haber perdido una pierna en una avalancha volvió a la misma montaña un mes mas tarde para alcanzar la cumbre que se había propuesto, su nombre es Zsolt Erös.

Otro ejemplo es Niki Lauda, piloto de Fórmula 1, que tras haber sufrido un grave accidente quedó atrapado por las llamas y sufrió gravísimas heridas hasta el punto de haber recibido la extremaunción por parte de un sacerdote. Unos meses mas tarde volvió a la pista disimulando sus cicatrices con una gorra y siguió corriendo hasta su retirada.

En la red he encontrado infinidad de ejemplos de este tipo, la cantante Shania Twain que muchos días iba sin comer al colegio y con bolsas papel como zapatos debido a la pobreza extrema de su familia, en la que su padrastro maltrataba a su madre, o Hilary Swank, ganadora de dos Oscar, que vivió en parques durante toda su infancia y no pudo terminar el colegio…

En fin, no me extiendo con estos ejemplos porque seguro que tú conoces de primera mano casos de personas que han superado fuertes dificultades y han llegado donde se han propuesto.

La pregunta que surge es, ¿por qué unas personas reaccionan de forma positiva ante los obstáculos de la vida, luchando y saliendo incluso fortalecidas, y otras se quedan atrapadas en ellos?

Cultivando la resiliencia

La nota común en las personas que mejor gestionan los obstáculos es que disponen de flexibilidad emocional, de resiliencia. La Wikipedia la define así “La resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal. Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos.

La Resiliencia, es el convencimiento que tiene un individuo o equipo en superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota a pesar que los resultados estén en contra, al final surge un comportamiento ejemplar a destacar en situaciones de incertidumbre con resultados altamente positivos.”

Muy bien, pero vayamos a lo práctico, ¿que aspectos debemos trabajar para ser mas resilientes? ¿Cómo podemos desarrollar nuestra resiliencia?

La vida es un camino lleno de obstáculos. La diferencia entre una persona que lucha por salvarlos y otra que se rinde está en su actitud; la peor de todas es quedarse paralizada por un sentimiento de miedo basado en creencias limitantes que nos bloquean y nos impiden ver mas allá del problema que nos ocupa. Estas creencias limitantes se pueden y se deben trabajar.

“Cada uno de nosotros es una fortaleza inexpugnable que únicamente será devastada desde dentro” decía T.J. Flynn.

¿Cómo desarrollar en esa mentalidad positiva que nos ayude a superar los retos que la vida nos plantea?

Estas son algunas ideas:

1.- Tus fortalezas: Nunca saques valor a lo que has conseguido, a lo que sabes o a lo que eres. Piensa en tus puntos positivos, en las habilidades que tienes y que ya has utilizado antes. ¿Por qué no aplicarlas en esta ocasión?

2.- Neutraliza tus limitaciones. Identifícalas y, si así lo decides, trabaja para superarlas. Te sacarás un gran peso de encima. Superar nuestras propias limitaciones es pasar de sentirte esclavo a sentir la libertad. Lo digo por experiencia.

3.- Fija pequeñas metas a corto plazo. La satisfacción del logro te ayudará a seguir con mas energía.

4.- Menos pensar y más actuar. La parálisis por análisis es un mal que padecen muchas personas y sus resultados son nefastos. Cuando haces cosas, pasan cosas. Si no haces cosas, no pasa nada. Así de simple.

5.- Genera alternativas. Pon en marcha tu creatividad, busca otras opciones, otros puntos de vista, nuevas perspectivas. Deja de centrarte en el problema y focaliza tu atención en las soluciones. Mira mas allá.

6.- Aprende de otros. Existen muchos casos de personas que han superado grandes obstáculos en su vida o han triunfado desde cero, con ideas aparentemente imposibles y enfrentándose a grandes adversidades. Analiza qué han hecho y cómo lo han hecho, qué habilidades han puesto en práctica… ¿Cómo podrías aprender de su experiencia? Aprender de la experiencia ajena es “menos doloroso” emocionalmente hablado que hacerlo de la propia.

7.- Piensa en positivo. De eso se trata. Está comprobado que los lazos neuronales que se crean a través de los pensamientos positivos son mucho mas poderosos que los negativos, aunque los negativos son mas fáciles de formar y alimentar. Tú decides.

Como siempre digo, esas son claves generales, lo importante es que tú mismo desarrolles tu propia fórmula para afrontar situaciones complejas. Si no consigues hacerlo solo, pide ayuda.

Recuerda que eres dueñ@ de tu vida, convierte tu libertad en valor.

[email protected]
www.exitoenfemenino.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB