Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cinco preguntas que todo emprendedor debe responderse antes de empezar

Por Héctor Antonio Morales | Publicado en Negocios | 1 de agosto, 2018

preguntasMelinda Emerson es una respetada emprendedora y entrenadora de jóvenes empresarios, autora de varios libros de motivación y finanzas personales.

Una de estas obras es Sé tu propio jefe en 12 meses, en la cual comparte varios detalles sobre cómo iniciar un pequeño negocio hasta hacerlo crecer y convertirse en el sustento de una persona y su familia.

Dentro de las claves que ofrece Emerson en este escrito, se encuentran cinco preguntas que todo emprendedor primerizo debe hacerse antes de iniciar su proyecto, las cuales son las siguientes:

1. ¿Cuánto cuesta fabricar tu producto o proveer tu servicio profesional?

El peor error que puede cometer cualquier empresario novato es vender y distribuir su producto y/o servicio sin saber exactamente cuánto tiene que sacarle de ganancia al mismo para que sea rentable.

Emerson recomienda examinar “los costos directos, que incluyen mano de obra, materiales, empaque y envío” para luego tener en cuenta que hay otros costos como las actividades de mercadeo y servicios de apoyo, es decir costos indirectos, que también representan un serio desembolso.

2. ¿Por cuánto lo vendes?

Este punto es un tanto más exhaustivo. Se trata de hacer un corto estudio de mercado para conocer bien a la competencia y analizar el precio que los demás tienen por el mismo producto.

Si un emprendedor elige un precio muy por debajo del de los demás puede que venda bastante, pero sus ganancias serán limitadas. Por otra parte, un precio exageradamente alto puede alejar a los consumidores. Por eso, se debe “analizar a la competencia” y también “obtener datos de la industria” para ver si los costos y el margen de ganancia que espera sacar la nueva empresa son “razonables en el mercado”.

3. ¿Tu empresa es fácil de copiar?

Siempre habrá competencia en prácticamente todos los mercados, eso se da por hecho. No obstante, eso no quiere decir que una persona deba crear un producto tan sencillo y con tan poca distinción que sea pan comido para otras empresas o emprendedores inventarse una copia del mismo.

“Si tus principales competidores pueden duplicar con facilidad tu producto o servicio, esa es una indicación de que quizás debes reconsiderarlo y crear un giro único”, explica Emerson.

4. ¿La mercadotecnia tiene sentido?

Una empresa nueva depende en gran parte de cómo ésta sea promovida entre los consumidores, incluso aquellos que son solamente potenciales. El nombre de la misma, por ejemplo, debería cuando menos dar una idea de a qué se dedica.

Obviamente también se tiene que conocer bien al público objetivo, es decir aquellas personas que compraran o consumirán lo que el emprendedor ofrece. De igual forma, en plena era del Internet, es imprescindible contar con un perfil en redes sociales y un sitio web que debería tener un carrito de compras para los usuarios. En resumen, la empresa debe destinar aunque sea una pequeña rebanada mensual del presupuesto para su mercadeo.

5. ¿Sabes cómo venderte?

“Los negocios tienen tanto que ver con vender el producto como venderte a ti mismo”, asegura Emerson.

Es un punto sencillo, pero si no se cumple, de nada servirá un producto innovador, un impresionante aparato de mercadeo y un proyecto detallado por completo. La confianza en sí mismo, las relaciones con clientes, socios, proveedores, etc. Siempre, por sobre todas las cosas, dar una primera buena impresión y llegar puntual a las reuniones, con el mejor traje que se tenga, sin parpadear. La primera impresión nunca se olvida.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB