Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cinco mujeres multimillonarias hechas a sí mismas te dicen lo que necesitas para tener éxito

Por Kim Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 15 de septiembre, 2017

Kim KiyosakiSer emprendedor no es fácil. Desde las largas noches hasta los reveses paralizantes, los desafíos de los flujos de efectivo a los muchos sombreros que llevas, requiere de una fuerza que la mayoría de las personas no saben que tienen que poner, y empujar hacia adelante.

Por lo tanto, a veces, es agradable escuchar de otros que estuvieron allí y lo lograron antes que tú.

Si estás buscando una inyección rápida de optimismo, las siguientes citas de cinco emprendedoras multimillonarias de seguro te la darán. Cada una partió de la nada y construyeron sus imperios desde abajo. Se puede hacer, y son una prueba viviente de ello.

No dejes que la inexperiencia te detenga

Sara Blakely, Fundadora, Spanx

Sara es la multimillonaria mujer más joven del mundo. Su empresa vende más de 200 productos en más de 20 países. Comenzó su compañía vendiendo ropa interior sin saber cómo funcionaba la industria de la moda, invirtiendo todos sus $ 5,000 de ahorros.

La historia de Sara es una inspiración para las mujeres que quieren iniciar sus propios negocios pero sienten que no pueden porque no saben lo que están haciendo.

Si no dejas que el no saber lo que estás haciendo te intimide, es increíble lo que puedes hacer… A lo largo de todo el viaje de Spanx, no saber cómo hacerlo se mantuvo como un regalo para mí. Una vez desembarqué en Neiman Marcus y comencé a reunirme con todas estas otras personas de la industria que me decían: ‘¿Cómo te metiste en Neiman?’ Y yo les decía: ‘Los llamé. ¿Por qué, tú qué hiciste? Me dijeron: “Bueno, hay ferias comerciales.” Les dije: “Ni siquiera sabía que habían ferias comerciales.”

Cuando las mujeres son emprendedoras, están a cargo de sus propios destinos, y las investigaciones muestra que se ayudan mucho más a ellas mismas. Ayudan a su comunidad, y cuando se les da la oportunidad de cumplir con su propio potencial, todas nos beneficiamos mucho.

El fracaso es un componente esencial del éxito

JK Rowling, Autora, Harry Potter

Rowling probablemente no necesita ninguna introducción. Como la mundialmente famosa autora de la amada Harry Potter, pasó de ser una madre soltera que vivía de la asistencia estatal a una autora multimillonaria. Ella habla de su éxito como algo derivado de sus fracasos, incluyendo los rechazos iniciales de los editores. De hecho, el fracaso es algo con lo que todos los emprendedores tienen que familiarizarse y aprender de él.

Algo de fracasos en la vida es inevitable. Es imposible vivir sin fallar en algo, a menos que vivas con tanta precaución que sea posible que no hayas vivido en absoluto; en ese caso, fallas por defecto.

El fracaso me dio una seguridad interior que nunca había logrado aprobando exámenes. El fracaso me enseñó cosas sobre mí que no podría haber aprendido de otra manera. Descubrí que tenía una voluntad fuerte, y más disciplina de la que había sospechado; también descubrí que tenía amigos cuyo valor estaba verdaderamente por encima del precio de los rubíes.

Asume la responsabilidad por tu propio futuro

Oprah Winfrey, Fundadora de muchas cosas

Si no sabes quién es Oprah, ¡has estado viviendo bajo una roca! En un mundo en el que muchas mujeres dependen de otros, un marido, un novio o un jefe, para asegurar su futuro financiero, Oprah ofrece inspiración (y un desafío) a las mujeres para tomar el control de su propio futuro.

Siempre tuve el profundo entendimiento para mí misma, que si algo iba a mover mi vida hacia adelante, yo iba a tener que ser responsable de hacer que ese algo suceda… Tú eres responsable de tu vida, y si estás sentada esperando a que alguien venga a salvarte, a arreglarte, incluso ayudarte, estás perdiendo tu tiempo, porque solo tú tienes el poder de asumir la responsabilidad de mover tu vida hacia adelante. Y cuanto antes lo consigas, más pronto tu vida se pondrá en marcha.

Sobre ser una gran madre y dirigir un imperio de miles millones de dólares

Zhang Xin, Fundadora de SOHO China

Muchas mujeres están preocupadas por si dirigir un negocio entrará en conflicto con su capacidad de cuidar a su familia y ser las madres y esposas que quieren ser. Xin es prueba viviente de que se puede hacer y que la familia no es excusa.

Criada con poco dinero en la China comunista, Xin, después de estudiar en Gran Bretaña y trabajar en la banca comercial, regresó a China para fundar un imperio inmobiliario. Hoy, ella vale $ 2 mil millones. Pero no deja que dirigir una compañía de varios miles de millones de dólares se ponga en su camino de ser una gran madre y esposa.

No hago cenas de negocios por la noche ni los fines de semana… No hacemos demasiada socialización. Los fines de semana hago las cosas parentales habituales, ir a los torneos de fútbol de los chicos o una caminata a lo largo de la Gran Muralla.

Mis hijos son muy jóvenes, por lo que requieren mucha de mi presencia. Intento tomar sólo viajes cortos, o cuando tengo que hacer viajes largos, siempre los llevo conmigo. A veces es un poco incómodo, pero en general funciona. Como los días de mayo (el Día del Trabajo), por ejemplo. Los niños tenían dos semanas de vacaciones y yo necesitaba estar en los Estados Unidos para hablar en la Harvard China Review y luego en la Asia Society en Nueva York. Así que los llevé conmigo. Algunos días trabajamos y algunos días jugamos; estoy tan acostumbrado a mezclar todos estos viajes juntos.

Un propósito más alto para empezar una empresa que el dinero

Weili Dai, Fundadora de Marvell Technology

Dai, una inmigrante que llegó a Estados Unidos sabiendo casi nada de inglés, es una millonaria hecha a sí misma en una de las industrias más difíciles para la mujer; la tecnología. La compañía que cofundó, Marvell Technology, es una de las más grandes del mundo en su industria y su riqueza personal es de $ 720 millones.

Sin embargo, Dai es clara con que nunca estuvo en ello sólo por el dinero. Más bien, siguió sus pasiones y tuvo un claro propósito que la sostuvo adelante en sus sueños empresariales. El subproducto fue la riqueza.

Todo el mundo necesita tener un buen sentido de orgullo a medida que piensan sobre cómo impactar a la gente, al mundo, y a su industria. Tienen que respirar profundamente y preguntar, ‘¿Esto es algo que me hace sentir orgullosa? ¿Estoy haciendo un impacto positivo?’ ¿Por qué digo esto? Porque tienes que pensar a largo plazo. Se trata de hacer negocios de una manera hermosa.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB