Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cinco maneras de buscar y conseguir un gran mentor

Por Edgardo Maidana | Publicado en Interés General | 10 de octubre, 2017

mentorSea cual sea el negocio que estés construyendo, vas a necesitar asesoramiento en algún momento en el futuro.

Ya sea que seas un profesional ocupado en un nuevo proyectos, un experimentado empresario en medio del lanzamiento de un producto o un emprendedor a punto de embarcarse en hacer realidad tú primera idea de negocio, es una realidad que una mano que te guíe y algunas palabras de sabiduría de un mentor son regalos valen su peso en oro para cualquiera.

He estado pensando en las personas que han dado forma a mi carrera en marketing digital. Y quiero compartirte algunos tips que mis colegas de la industria digital me fueron brindando expresa o implícitamente para saber encontrar y mantener una relación de Mentoring próspera (tutoría le llaman algunos autores).

1. No tengas miedo de preguntar.

Si has identificado a alguien que crees que sería un mentor perfecto, no te preocupes acerca de si él o ella está demasiado ocupada u ocupado. Lo importante es que reconozcas la necesidad de querer crecer y eso será mucho más probable y rápido si puedes ser guiado profesionalmente por un mentor que tiene éxito y establecer una relación pensada en que pueda extenderse en el tiempo.

Debes tener la confianza de que la respuesta será “sí”, y que conseguirás que trabajen juntos. ¿Qué puedes perder? el “no” ya lo tienes.

2. Haz las preguntas correctas y se digno de un mentor.

“Cualquier persona que le entregue su tiempo para ayudarte con tu vida profesional y tu carrera querrá asegurarse mínimamente de que su tiempo se gasta con prudencia”.

Si aun no conoces a la persona a la que estás apuntando, el explicar quién eres y lo que estás buscando ayudará para que esa persona la que vayas a identificar y eventualmente contratar sepa a ciencia cierta lo que deseas de esa relación y de lo que tú imaginas como el compromiso que asumirán ambos en el tiempo.

La mayoría de las personas que tienen el perfil deseado son personas ocupadas, por lo que ser explícito con el tiempo y los resultados deseados hará posible obtener una respuesta positiva ante una solicitud para tomar un café y charlar.

3. Elige a alguien con una perspectiva diferente.

No vas a aprender o a crecer demasiado, te lo aseguro, a menos que te enfrentes a tus defectos y a la ignorancia del mundo que te rodea. Por lo tanto, trata de encontrar un mentor que ponga a prueba tu forma de pensar y que pueda mostrarte que existe una manera diferente de abordar un problema, o una posibilidad o camino adicional que no sabías que existía.

4. Busca a más de uno.

Recomiendo siempre formar un “consejo de asesores” para que puedan ayudarte en múltiples aspectos de tu carrera. Ninguna persona tiene todas las respuestas, así que elige un número tal que abarquen diferentes áreas de conocimiento y con diferentes antecedentes y experiencias. Así podrás conseguir tus metas y resultados de una manera más sana e integral.

5. Trate de corresponder.

Una relación de mentor/aprendiz (Mentorado en la jerga técnica del Mentoring) no debe ser sólo un asunto de una sola vía. Trata de hacer que sea útil para tu mentor también preguntando lo que él o ella desean o necesitan recibir a cambio.

Muchos dirán que dar tu tiempo es una manera de retribuir y ayudar a dar forma al futuro de alguien. Pero no asumas que eso es todo. Es una relación, así que debe haber algo que se puede hacer a cambio para hacerla más fructífera y esto esta normalmente relacionado con el valor que mutuamente puede aportarse en ella y que no es solo cuestión de honorarios.

Tener un mentor o mentores en realidad, al principio de mi carrera me resulto muy valioso pues me ayudo a definir en qué dirección y hasta dónde quería ir. Para algunas personas, un proceso formal de búsqueda de un mentor es el mejor camino a seguir. Yo lo recomiendo, sin embargo una cosa que aprendí, o al menos se dio desde mi experiencia, tanto como aprendiz como dirigiendo un proceso de Mentoring; es que las mejores relaciones parecen ser las que se dan naturalmente, por encima de aquellas que son por arreglo (económico o transaccionales)

El punto es: Echa un vistazo a tu alrededor ahora mismo, mira a tus compañeros y colegas. Algunos de ellos podrían estar actuando ya como tus mentores, aprovéchalo.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB