Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cinco geniales lecciones de Warren Buffet sobre el liderazgo

Publicado en Negocios | 29 de octubre, 2015

Warren Buffett
Warren Buffett es conocido como el inversionista más exitoso del siglo XX. Su fortuna personal es estimada en 67 mil millones de dólares y ocupa la tercera posición de los hombres más ricos del mundo, detrás de Bill Gates y Carlos Slim.

Está claro que, el CEO y principal accionista de Berkshire Hathaway, es alguien que sabe de negocios y sobre liderazgo. Éstas son 5 lecciones que podemos aprender del “Oráculo de Omaha”.

1. Sobre el riesgo

“El riesgo proviene de no saber lo que estás haciendo”, dice Buffett. Y en esta situación puedes hacer dos cosas: puedes ser un buen apostador o puedes aprender lo que tienes que hacer. Obviamente, aunque el segundo enfoque es más lento, es mejor; aunque no conduce a una gratificación instantánea.

2. Sobre la reputación

“Se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla. Si usted piensa en eso, hará las cosas de manera diferente”. Esto es especialmente cierto en la era digital donde las cosas quedan grabadas para siempre.

3. Sobre con quien asociarse

“Es mejor salir con gente mejor que tú. Escoge socios cuyo comportamiento sea mejor que el tuyo”. Si te rodeas de personas mejores, estarás inspirado para dar lo mejor de ti mismo.

4. Sobre los errores estúpidos

“A mediados de los años 90 compré una empresa llamada Dexter Shoe y pagué 400 millones de dólares por ella. Y se fue a cero. Le dije adiós a alrededor de 400 mdd en acciones de Berkshire, ahora probablemente valgan 400 mil mdd. Pero fui yo quien hizo muchas decisiones tontas. Es parte del juego”.

Hasta las personas más exitosas cometen errores y eso es algo bueno. Cada tropiezo es una oportunidad de aprender y una advertencia para el futuro.

5. Sobre saber cuándo renunciar

“Si estás en un barco con filtraciones crónicas que no se puede arreglar, la energía que gastes en cambiar de barco será mucho más productiva que la que dediques a tapar las filtraciones”. En otras palabras, hay que saber cuándo es mejor retirarse. No todos los proyectos valen la pena para ser salvados.

Fuente: mundoejecutivo.com.mx

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB