Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Carta de un cliente que todo emprendedor (tú) tendría que leer

Publicado en Negocios | 3 de noviembre, 2014

Carta de un cliente¡Escúchame! Soy tu cliente. Tengo mucho dinero y necesito gastarlo en algo. Lo gastaré en autos y ropa, servicios y conciertos, diversión y alimentos, libros y hamburguesas, abarrotes y artefactos, chucherías, brazaletes y abalorios.

Si usted me trata bien y me complace, con mucho gusto gastaré mi dinero en su negocio. Así es, yo me encargaré de que reciba una buena retribución y que su empresa prospere.

Si me considera un cliente seguro sin hacer nada por ganarme o me trata indebidamente, me iré con mi dinero a otra parte. Si muestra falta de interés, tranquilamente, buscaré a alguien que sí se interese en mí y que me haga sentir importante. Tal vez no me eche de menos, y le aseguro que yo tampoco.

Como dije, tengo mucho dinero para gastar; pero, para ser sincero, debo aclararle que cada vez me fijo más donde lo gasto.

Una de las razones es que estoy molesto por la forma en que me han tratado. Son muchos los que me consideran cliente seguro sin hacer nada por ganarme y se mostraron indiferentes ante mi presencia. Otros fueron descorteses, incluso otros más han sido agresivos.

He descubierto que tengo muchas opciones para elegir dónde compro mi ropa, mis lentes, mis libros, como ceno, me reviso los dientes, le doy mantenimiento a mi auto, adquiero zapatos nuevos y satisfago mis necesidades de atención médica.

Sí, son muchas las personas que quieren que gaste mi dinero con ellas. Pero a decir verdad, a bastantes no parece interesarles si quedo complacido o no – Cuando menos no actúan como si les importara.

Permítame decirle algo: Antes de ir con esas personas, hará frío en África. No tengo porqué aguantar su brusquedad ni sus bostezos.

¿Piensa que soy injusto y que pido demasiado?

Nada de eso, lo único que pido es que si voy a un lugar o llamo por teléfono haya personas que:

– Me reciban y me hagan sentir cómodo.
– Me valoren y me hagan sentir que soy importante.
– Me pregunten en qué pueden servirme.
– Me escuchen y comprendan mis necesidades.
– Me ayuden a obtener lo que quiero o a resolver mi problema.
Me inviten a volver y me hagan saber que siempre seré bienvenido.

Es todo lo que pido, nada más. Tan sólo que me tomen en cuenta y me hagan sentir importante, que traten de comprenderme y se esfuercen en encontrar una solución para mis problemas.

¡Si, es todo lo que pido!

Mire, si usted me cuida yo cuidaré de usted, gastaré con usted el dinero que tanto trabajo me ha costado. Le diré a mis amigos que vayan con usted, con gusto volveré cuando necesite más de lo que vende.

Le ayudaré a ganar más dinero, a tener más éxito y más satisfacción en su carrera.

¡Y lo único que tiene que hacer es complacerme!

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB