Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Carta abierta para aquellos que perdieron su motivación

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 18 de junio, 2017

motivacion“Sube la cabeza, abre el corazón. Para mejores días!” – T.F. Hodge

Este artículo fue inspirado por un correo que recibimos esta mañana de un estudiante nuevo de nuestro curso:

Estimado Marc y Angel,

Hay tanto que todavía quiero crear y fomentar en mi vida, y sin embargo me siento totalmente abatido.

Siento que no tengo nada porqué trabajar. He pasado por muchas cosas en mi viaje hasta aquí, y estoy ahora en un punto en el que perdí toda mi motivación; Simplemente parece que no puedo encontrar las fuentes externas e internas de motivación que solía tener.

¿Tienen alguna sabiduría que puedan compartir?

Atentamente, 
Un Estudiante Desanimado

Nuestra respuesta (una respuesta abierta para todos aquellos que han perdido su motivación):

Estimado estudiante desanimado,

Es hora para una breve historia sobre la vida…

Había una vez una mujer de unos sesenta años que se dio cuenta de que había vivido toda su vida en la misma pequeña ciudad. Y aunque había pasado décadas soñando entusiasmadamente con viajar y ver el mundo, nunca había dado un solo paso para hacer de ese sueño una realidad.

Finalmente, se despertó en la mañana de su cumpleaños número 65 y decidió que había llegado el momento! Vendió todas sus posesiones a excepción de algunos artículos de primera necesidad que necesitaba, puso esos elementos en una mochila, y comenzó su camino hacia el mundo. Los primeros días en la carretera eran impresionantes y llenos de temor; con cada paso adelante sentía como si finalmente estuviera viviendo la vida que había soñado.

Sin embargo, unas pocas semanas más tarde, los días en la carretera comenzaron a hacer estragos en ella. Se sentía fuera de lugar y extrañaba la comodidad de su antigua vida. A medida que sus pies y piernas sentían cada vez más y más dolor con cada nuevo paso, su estado de ánimo también dio un giro para peor.

Finalmente se detuvo, se quitó la mochila, la estrelló contra el suelo, y se sentó al lado de ella mientras las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas. Se quedó toda desesperanzada ahí mirando el largo y tortuoso camino que alguna vez la llevó a un mundo asombroso, pero ahora parecía conducir solamente a la incomodidad y la infelicidad.

“¡No tengo nada! No tengo nada en mi vida! “, Gritó fuerte con todo sus pulmones.

Coincidentemente, un renombrado gurú y consejero de vida de un pueblo cercano descansaba en silencio detrás de un árbol de pino al lado de donde estaba sentada la mujer. Cuando la mujer comenzó a gritar, el gurú escuchó cada palabra y sintió que era su deber ayudarla.

Sin pensarlo dos veces, saltó de detrás del árbol de pino, agarró su mochila y corrió hacia el bosque que se alineaban a ambos lados de la carretera. Aturdida y con total incredulidad, la mujer comenzó a llorar aún más fuerte que antes, hasta el punto de quedar completamente sin aliento.

“Esa mochila era todo lo que tenía,” exclamó. “Y ahora se ha ido! Ahora todo se ha ido en mi vida!”

Después de unos diez minutos de muy necesarias lágrimas, la mujer poco a poco controló sus emociones, se levantó de nuevo y comenzó a tambalearse lentamente por el camino. Mientras tanto, el gurú salió del bosque y en secreto colocó la mochila en medio de la calle a una corta distancia por delante de la mujer.

Cuando los ojos llorosos de la mujer vieron la mochila, casi no podía creer lo que estaba viendo; todo lo que pensaba que había perdido estaba una vez más justo en frente de ella. No pudo evitar poner una sonrisa de oreja a oreja. “Oh, gracias a Dios!” Exclamó la mujer. “¡Estoy muy agradecida! Ahora definitivamente tengo lo que necesito para seguir adelante…”

RECUERDA:

A medida que viajamos a través de nuestras vidas personales y profesionales, inevitablemente habrá periodos de increíble frustración y desesperación.

Durante esos tiempos difíciles, a veces parecerá que lo perdimos todo, y que nada ni nadie podría motivarnos para movernos hacia adelante en la dirección de nuestros sueños. Pero al igual que la mujer que se topó con el gurú, todos estamos sosteniendo con nosotros una mochila de apoyo que se presenta de muchas formas; puede ser un simple correo electrónico o mensaje de texto de alguien que respetamos, artículos de inspiración de un blog, libros interesantes, vecinos amables, y mucho más.

Cuando nos sentimos desanimado y desmotivados, nuestra oportunidad es doble:

1. Para reconocer y apreciar nuestra mochila de apoyo (nuestras fuentes externas de motivación) antes de que algún gurú al azar (o alguien con intenciones mucho más torcidas) tenga que robárnosla para por fin poder ver lo que siempre dábamos por sentado.

2. Para estar presente y aprovechar nuestros propios corazones y mentes (nuestras fuentes internas de motivación) las cuales tienenel poder para ponernos de pie y guiarnos por el camino hacia nuestra mochila de apoyo, incluso cuando parezca haberse perdido para siempre.

No importa tus circunstancias, siempre tienes lo que necesitas para dar el siguiente paso.

Como Epicuro tan profundamente dijo, “No eches a perder lo que tienes deseando lo que no tienes; recuerda que lo que ahora tienes fue alguna vez una de las cosas que tenías esperanza tener.”

Ten conciencia plena. Está presente.

Sigue adelante.

Pasito a pasito.

Atentamente,
Marc y Angel

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 21/06/2017 - marco:

    hola marc y angel yo soy una de las personas que me siento desmotivado ahora . el año pasaso estaba entusiasmado en meterme alos negocios de bienes raices, pero no tengo un mentor o alguien que me pueda orientar, ya que la realidad en mi pais , distinta la de eeuu u otros paises quiero llegar al libertad finaciera, pero no se como empezar, gracias por su respuesta atte.marco

Subir »
FB