Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Carta abierta para aquellos que no sienten que son “lo suficientemente bueno”

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 19 de Marzo, 2017

carta abiertaA menudo la parte más difícil del viaje es simplemente creer que eres digno del viaje.

Este breve artículo se inspiró en un correo electrónico que recibimos anoche de un estudiante nuevo del curso:

Estimado Marc y Angel,

La vida no ha sido la más fácil para mí durante esta última década.

No voy a entrar en todos los detalles ahora, pero estos tiempos difíciles me han dejado con muchas grietas. Y aunque sigo arreglándomelas para ser una persona razonablemente exitosa, a menudo lucho desesperadamente con mi auto-confianza.

No me siento lo suficientemente bueno la mayoría del tiempo. Me siento defectuoso. Siento que mis grietas me hacen indeseable.

Todo está en mi cabeza – sé que es así! Pero realmente necesito ayuda para cambiar mi mentalidad. Necesito una nueva perspectiva. ¿Tienen alguna idea que me pueda ayudar?

Sinceramente,
Un estudiante tímido

Nuestra respuesta (una respuesta abierta para todos aquellos que no se sienten “lo suficientemente bueno”):

Estimado estudiante tímido,

Es hora de una breve historia sobre la vida…

Había una vez una anciana que tenía que caminar hasta el río cada mañana en busca de agua para beber, cocinar y limpiar. Ella llevaba dos cubos con ella, los llenaba en la orilla del río, y regresaba con ellos a su casa, esta casa rural.

Uno de los cubos era más nuevo, perfectamente sellado, y llevaba su agua sin problemas. Pero el segundo cubo era mayor y contenía algunas grietas finas por las que se fugaba el agua al suelo mientras la anciana caminaba. Para el momento en que llegaba a su casa, por lo general alrededor de un tercio del agua en el segundo cubo se había filtrado a través de sus grietas.

Un día, en la caminata hacia el río, el cubo agrietado (que siempre había sentido como que no era tan bueno como el otro balde) le dijo a la mujer mayor, “Quiero que sepas que he estado filtrando el agua todas las mañanas durante los últimos años. Perdón por estar agrietado y hacer tu vida más difícil. Entiendo que si necesitas reemplazarme por un mejor cubo.”

La anciana sonrió. “¿De verdad crees que no sabía de tus grietas todo este tiempo?”, preguntó. “Mira todas las hermosas flores que crecen en el camino de mi casa hacia el río. Yo planté sus semillas, pero eres tú quien las riega cada mañana.”

RECUERDA:

Sentirse lo suficientemente bueno en la vida, en el trabajo, en los negocios, y en nuestras relaciones tiene mucho que ver con la forma en que personalmente juzgamos las grietas de nuestro propio cubo. Porque todos tenemos algunas grietas!

Pero, ¿las grietas nos restan, nos manchan, y arruinan nuestras experiencias y conveniencia?

¿O nuestras grietas están regando un camino de flores que ni siquiera nos detuvimos a apreciar?

Elige ver las flores a través de las grietas en tu propio cubo (elige ver cómo esas grietas hacen que seas lo suficientemente bueno) y todo tu universo cambiará!

Sinceramente,
Marc y Angel

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB