Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo cambiar tu destino y hacerte rico, una palabra a la vez

Por Robert Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 11 de noviembre, 2016

Robert KiyosakiPadre rico creía en el poder de las palabras. Creía que nuestras palabras tienen el poder de darle forma a nuestra realidad porque ellas revelan lo que pensamos y creemos sobre el mundo.

Padre rico se hizo eco de lo que Gandhi dijo una vez, “Tus creencias se convierten en tus pensamientos, tus pensamientos se convierten en tus palabras, tus palabras se convierten en tus acciones, tus acciones se convierten en tus hábitos, tus hábitos se convierten en tus valores, tus valores se convierten en tu destino.”

¿Cuál es la palabra?

La pregunta que tengo para ti hoy es: “¿De que forma están tus palabras representando tus pensamientos y creencias, y cómo están formando tu destino?”

Creo que una de las formas más poderosas de darle forma a nuestro destino es contar nuestra historia y escuchar a los demás contar las suyas, tanto sobre ellos mismos como sobre nosotros.

He aquí un ejemplo: Una persona dice: “Algún día seré un emprendedor.” Otra persona dice: “Soy un emprendedor.”

Incluso si las circunstancias de ambas personas son iguales, ¿cual de los dos crees que tiene más probabilidades de tener éxito?

Mi dinero estaría con la persona que se declaró a si mismo emprendedor y no con la persona con la esperanza de ser uno algún día. ¿Por qué? Porque como dice Gandhi, “Tus palabras se convierten en tus acciones.” Si declaras que eres algo, siempre y cuando sea dentro de tu capacidad natural y energía, es más que probable que tomes acción para ser eso que dices ser, incluso si el mundo no se dio cuenta aun.

Cómo las palabras pueden darle forma a nuestra realidad

Toma el ejemplo con el que probablemente todos podemos relacionaros: ponernos en forma.

Muchas personas tienen la intención de ir al gimnasio y ponerse en forma. Algunos incluso podrían decir: “Quiero ponerme en forma.” Pero es cuando vamos por ahí diciéndole a la gente que estamos poniéndonos en forma que tenemos que tomar acción.

Y aquí está la magia en esas palabras. Al decir que estamos poniéndonos en forma, debes tomar acción e ir al gimnasio (o enfrentar las burlas de aquellos a los que les dijiste!). Al principio es difícil, pero muy pronto la acción se convierte en un hábito, uno al que no podrás imaginar faltar cada día. A medida que tomes el hábito de hacer ejercicio, empezarás a valorar el estilo de vida saludable. Comerás mejor. Dejarás de fumar. Dormirás más. Y a medida que cambien tus valores, también lo hará tu destino, yendo de una poco saludable y corta vida a una más saludable y larga vida. Y todo comenzó con tus palabras.

Si quieres ser un emprendedor, comienza hoy mismo usando las palabras que sabes que te impulsarán a tomar acción. Te garantizo que si lo haces, esas palabras se convertirán en acciones, y luego en hábitos, en valores, y entonces en un destino distinto.

Así que, ¿qué vas a decir hoy?

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB