Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Como aprovechar los fracasos para tener éxito

Por Robert Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 2 de Diciembre, 2016

Robert KiyosakiHace unas semanas, tuve el privilegio de estar en el podcast de EntreLeadership. Durante nuestra conversación, cubrimos un montón de cosas, desde la razón número uno por la que los emprendedores fracasan hasta cómo pueden los líderes jóvenes prepararse para el éxito.

Mientras hablábamos, surgió un tema importante que quiero compartir contigo: la práctica.

Hace muchos años, cuando decidí que quería ser maestro y orador, empecé a practicar. Me aseguré de tomar todas las oportunidades que pudiera para hablar frente a otros. En el camino, Cometí muchos errores, pero fueron esos errores los que me hicieron exitoso.

Lo que llamar por dólares me enseñó

Permíteme compartir una historia para ilustrarte este punto. Al principio de mi carrera, cuando empecé a trabajar en Xerox para aprender a vender, descubrí que Xerox no estaba tan interesado en mi aprendizaje como lo estaban en lo que producía. Querían que vendiera, no que aprendiera. De hecho, si no vendía, me despedirían.

El ambiente de trabajo en Xerox era producto de nuestro sistema escolar moderno, en el que los que tienen éxito son los que memorizan la información y evitan todas las fallas que fueran posibles.

Para poder mejorar en las ventas, sabía que tenía que practicar. Al igual que cuando pasaba cinco días a la semana practicando fútbol en la escuela secundaria para poder brillar durante un juego una vez por semana, necesitaba hacer repeticiones y aprender de lo que hacía mal, del mismo modo lo hice en ventas.

Así que, me ofrecí como voluntario para una organización benéfica por las noches, llamando por dólares. Hacer llamadas frías fue difícil, pero afortunadamente, la caridad estaba tan necesitada de voluntarios que no les importaba si estaba fallando o no. Estaban realmente felices de tenerme sentado y llamando.

La paradoja fracaso

Paradójicamente, cuanto más fallaba como voluntario (y aprendía de esos fracasos) más éxito tenía como vendedor en Xerox.

Esto resalta un principio importante: los errores son más importantes que las respuestas. ¿Por qué? Porque las respuestas siempre surgen de los errores. Claro, puedes memorizar las respuestas, sin embargo, estas se desvanecen rápidamente. Cuando descubres una respuesta gracias a la perseverancia a través del fracaso, la respuesta se queda contigo para siempre.

Al final del día, las personas exitosas son aquellas que practican, practican, practican; fallan, fallan, fallan; y eventualmente tienen éxito como resultado.

Me recuerda una vez más la famosa frase de Michael Jordan, “He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces se me ha confiado el tiro ganador y lo erré. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Y es por eso que tuve éxito.”

Preguntas de un millón de dólares

Así que las preguntas que tengo para tu hoy son, “¿A dónde quieres ir?” Y “¿Qué estás practicando?” Si esas dos cosas no están alineadas, es momento de hacer un cambio.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB