Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Andrew Carnegie: La historia de cómo pasó de la pobreza a la riqueza

Publicado en Negocios | 16 de mayo, 2013

Andrew CarnegiePor Meredith GalanteGus Lubin

A medida que el mundo se sumerge de cabeza en una Nueva Edad Dorada, démosle un vistazo a la primera Edad Dorada.

Una de las figuras más impresionantes de esta época era un trabajador textil inmigrante que se convirtió en el hombre más rico del mundo.

Estamos hablando del poderoso Andrew Carnegie.

He aquí cómo pasó de la pobreza a la riqueza>

Andrew Carnegie nació en esta pequeña casa en Dunfermline, Escocia, en 1835.

Por generaciones, los Carnegie habían sido maestros tejedores. Pero a medida que la revolución industrial introdujo telares a vapor, la empresa familiar se derrumbó.

La Familia Carnegie se hizo tan pobre que se iban a dormir temprano para “olvidar la miseria del hambre”. Más tarde escribió “Fue quemado en mi corazón cuando mi papá tuvo que rogar (por un trabajo). Y entonces vino la decisión de que curaría esa herida cuando llegué a ser hombre.”

A los 12 años, Carnegie se mudó con su familia a Pittsburgh, donde sus dos tías vivían. Todos dormían en una sola habitación.

A los 13, Carnegie comenzó a trabajar en la sala de calderas de una fábrica textil. Por la noche tenía pesadillas sobre la caldera de explosión.

Pronto empezó a trabajar como mensajero en una oficina de telégrafos. Durante los años que trabajó ahí, el Carnegie adolescente se esforzó por conocer gente importante de la ciudad.

A los 17 años, Carnegie tomó un trabajo como telegrafista y asistente de un ferroviario local por un impresionante sueldo de $ 35 al mes. Durante la próxima década, se convirtió en parte esencial para el funcionamiento de ese rentable ferrocarril.

Carnegie también comenzó a invertir. Una inversión de $ 217 en una compañía de coche cama pronto le hizo ganar $ 5,000 al año. Ayudó a formar una empresa de fundición en acero para construir puentes para ferrocarriles. Sus inversiones se hicieron tan rentable que sus $ 2400 al año de puesto en el ferrocarril eran sólo el 5 por ciento de sus ingresos.

En 1865, Carnegie dejó el ferrocarril y se mudó a Nueva York, donde él y su madre se alojaron en una suite del famoso hotel San Nicolás.

En 1873, Carnegie organizó la primera de sus obras de acero. En las próximas décadas, Carnegie Steel se convertiría en un imperio – gracias a la rápida adopción del nuevo proceso Bessemer para el acero y otras innovaciones.

“Creo que el genio de Carnegie fue lo principal, una capacidad de prever cómo las cosas iban a cambiar“, dijo el historiador John Inghan a PBS.

En 1897, Carnegie volvió a Escocia y compró los 40.000 acres de la finca Skibo Castle. Él lo llamó “el cielo en la Tierra”.

En 1900, Carnegie Steel producía más acero que toda Gran Bretaña.

En 1901, Carnegie, de 66 años, le vendió su compañía de acero a JP Morgan por $ 480 millones, la mitad de eso fue para Carnegie. La nueva compañía se llamó United States Steel Corporation.

“Felicitaciones, Sr. Carnegie, usted es ahora el hombre más rico del mundo“, le dijo Morgan. Y Carnegie dijo: “Me pregunto si podría haber conseguido $ 100 millones más. Probablemente debería haber pedido eso”. Y Morgan le dijo: “Si lo hubieras hecho, lo hubieras conseguido.”

“El hombre que muere rico muere desgraciado”. Viviendo de acuerdo a este lema, Carnegie dedicó los últimos 18 años de su vida a la filantropía. Donó a cerca de 3.000 bibliotecas, parques, educación, artes y a la paz mundial. Lo dijo con franqueza de la filantropía “y además le ofreció un refugio del auto-cuestionamiento”.

Fuente: http://www.businessinsider.com/andrew-carnegie-rags-to-riches-2012-11

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 31/03/2015 - enrique navarete martinez:

    un berdadero hombre de prinsipios el dinero no lo canvio nunca ami criterio pienso que el dinero es efimero si un dia lo tienes disfrutalo hase feliz alo que no tienen que comer hay esta la riquesa llo lo repartire entre los mas pobres el 25por ciento de lo que acomule en mi vida

Subir »
FB