Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

9 señales de advertencia de que estás en el camino equivocado

Publicado en Desarrollo Personal | 24 de mayo, 2014

SeñalesPor Marc Chernoff

“Ojalá vivas todos los días de tu vida.” – Jonathan Swift

Hace unos años, uno de nuestros amigos más cercanos falleció de forma inesperada a los 27 años. Ángel y yo pasamos varias semanas de luto, reflexionando y reevaluando nuestro propósito y camino a seguir. Las consecuencias de esta tragedia reformuló nuestra forma de pensar en muchos niveles, y reacondicionó completamente el cómo vemos nuestras vidas, nuestros sueños y nuestras relaciones.

De repente nos dimos cuenta de cómo la fragilidad de la vida hace a cada momento tan significativo, y que la mayoría de nosotros desperdiciamos demasiados momentos sumergidos en distracciones innecesarias que roban nuestra atención de las cosas que realmente importan.

Si sientes que estás en el camino equivocado de lo que es importante para ti, aquí tienes nueve señales de alerta a tener en cuenta, y consejos para ayudarle a volver al camino:

1. Todas las decisiones que has tomado, alguien más las ha tomado por ti.

Hay personas que viven toda su vida por defecto, sin darse cuenta de que pueden personalizarlo todo. No seas uno de ellos.

Tienes que vivir tu vida a tu manera. Eso es todo lo que tienes que hacer. Cada uno de nosotros tiene un fuego único en el corazón por algo que nos hace sentir vivo. Es tu deber encontrarlo y mantenerlo encendido. Tienes que dejar de preocuparte tanto por lo que los demás quieran para ti, y empezar a vivir realmente para ti.

Descubre tu amor, tus talentos, tus pasiones y abrázalos. No te escondas detrás de las decisiones de otras personas. No dejes que otros te digan qué es lo que quieres. Diseña y experimenta TU vida! La vida que creas al hacer algo que te mueve es mucho mejor que la vida que obtienes al quedarte sentado deseando haberlo hecho. (Angel y yo hablamos sobre esto con más detalle en el capítulo “Pasión y Crecimiento” de 1,000 Little Things Happy, Successful People Do Differently.)

2. Sólo estás haciendo lo que estás haciendo porque es seguro.

Nunca dejes que tu miedo decida tu futuro. Jugar demasiado a lo seguro es una de las decisiones más arriesgadas que puedes tomar. No puedes crecer a menos que estés dispuesto a cambiar y adaptarte. Nunca vas a superarte si te aferras a lo que solías ser, simplemente porque es lo que te es familiar y cómodo.

Acepta lo que es, deja de lado lo que fue y ten fe en lo que podría ser. Los pasos osados que tomes hacia lo desconocido no serán fáciles, pero cada paso valdrá la pena. No sabes cuantos kilómetros tendrás que correr hasta alcanzar tus sueños, pero la persecución es lo que le dará sentido a tu vida. E incluso si tienes que fallar varias veces antes de tener éxito, tu peor intento siempre será 100% mejor que la de la persona que se queda sentada y nunca trata nada en absoluto.

3. Has elegido el camino más fácil posible.

Nada en la vida es fácil. No esperes que te den las cosas. Sal y alcánzalos. Las cosas buenas le llegan a aquellos que trabajan por ellas. Algunos tienen talento natural, mientras que otros lo compensan con un tremendo corazón y determinación, y casi siempre es este último grupo el que tiene éxito en el largo plazo.

La sociedad actual hace demasiado énfasis en buscar la “solución rápida”. Por ejemplo tomar píldoras para bajar de peso en lugar de hacer ejercicio y comer bien. Ninguna cantidad de polvo de hadas mágico reemplaza al trabajo diligente, enfocado y duro.

Trabajar y tratar por algo es lo contrario a esperar por él. Si crees en ello con todo tu corazón, y trabajas por ello con todas tus fuerzas. Lograrás grandes logros. No existe un ascensor hacia el éxito; debes tomar las escaleras. Así que olvida cómo te sientes y recuerda lo que mereces. AHORA es siempre el mejor momento para salir de tu cascarón y mostrarle al mundo quien realmente eres y de qué estas hecho. Comienza donde estás, usa lo que tienes, haz lo que puedas, y da lo mejor de ti.

4. Lo único que ves son obstáculos.

La gran diferencia entre un obstáculo y una oportunidad, es la forma en que lo miras. Mira las cosas positivas y no insistas en las negativas. Si sólo ves lo negativo, te perderás de las bondades de la vida.

No hay escasez de problemas que esperan ser abordados. Cuando veas problemas apilados sobre más problemas, y cuando parezca que las cosas que tienes que resolver no tienen fin ¿qué estás viendo realmente? Estás viendo una montaña de oportunidades. Estás viendo una situación en la que realmente puedes marcar la diferencia. Estás viendo un entorno donde puedes llegar a grandes alturas con solo elevar la apuesta y tirar de la realidad para que sea posible para ti.

Cuando estás frente a un obstáculo, pero ves una oportunidad en su lugar, te conviertes en una poderosa fuente que transforma el dolor en grandeza. (Lee Flourish.)

5. Estás trabajando duro, pero tu progreso es nulo.

Para lograr el éxito y mantener la felicidad en la vida, debes enfocar tu atención en las cosas correctas, de manera correcta. Cada ser humano en crecimiento (es decir todos nosotros) tiene recursos limitados: el tiempo y la energía. Es muy importante que gastes tus recursos de manera eficaz. Tienes que permanecer totalmente enfocado en hacer el trabajo CORRECTO, en vez de hacer un montón de trabajo irrelevante, correctamente.

No todo trabajo es creado igual. No te dejes atrapar en trabajos casuales, ni siquiera en los que parezcan urgentes, a menos que también sean importantes. No confundas estar ocupado con ser productivo.

6. Has comenzado una docena de proyectos y no has completado ninguno de ellos.

Somos juzgados por lo que terminamos, no por lo que empezamos. Punto.

Piénsalo, rara vez fallas por las cosas que haces. Fallas por las cosas que no haces, los asuntos que dejas sin terminar, y las cosas por las que pones excusas durante toda tu vida.

En todos los ámbitos de la vida, la pasión es lo que lo inicia y la dedicación es lo que lo termina.

7. Estás demasiado ocupado como para conectarte con otros de una manera significativa.

Nunca estés tan ocupado en ganarte la vida como para olvidar crear una vida para ti. Nunca estés tan ocupado como para no tener tiempo y ser amable y conectarte con otros. Las vidas más felices están conectadas a relaciones de calidad. Si estás demasiado ocupado como para compartir una risa de vez en cuando con alguien, estás demasiado ocupado.

A decir verdad, a veces estamos tan ocupados cuidando de lo que está justo delante de nosotros, que no nos tomamos un tiempo para disfrutar de donde estamos y con quien estamos. Así que levanta la cabeza y aprecia a aquellos que están a tu lado. Las personas que das por sentado hoy, pueden llegar a ser los únicos que necesitarás mañana.

Ah, y si estás actualmente en la vía rápida hacia el éxito, asegúrate de ser amable con la gente en tu camino hacia la cima, porque puede que te los vuelvas a encontrar de nuevo en tu camino hacia abajo. Recuerda que la vida es un círculo. Todo vuelve.

8. Las personas por las que haces tiempo, no hacen tiempo para ti.

Cosas malas pasan cuando confías y te preocupas por las personas equivocadas. No hagas demasiado tiempo para personas que rara vez hagan tiempo para ti, o que sólo tengan tiempo para ti cuando les es conveniente. Conoce tu valor. Conoce la diferencia entre lo que estás recibiendo de la gente y lo que mereces.

Rodéate de personas que te apoyen cuando llueve, no sólo cuando el sol brille. Y sobre todo, recuerda que las personas vienen y van. Así es la vida. Tienes que dejar de aferrarte a los que te han dejado de lado desde hace mucho tiempo. (Lee Emotional Blackmail.)

9. Estás interpretando un papel en el círculo del drama de la vida.

El drama innecesario no entra simplemente en tu vida de la nada; o lo creas, o lo invitas o te asocias con aquellos que lo traen. No dejes que la ignorancia, el odio, el drama o la negatividad de alguien te detenga de ser la mejor persona que puedes ser.

Sé un ejemplo de existencia pura. No escupas palabras hostiles a alguien que las arroja hacia ti. Ignora sus payasadas tontas y enfócate en la bondad. Comunícate y exprésate desde un lugar de paz, un lugar de amor, con las mejores intenciones. Usa tu voz para el bien; para inspirar, motivar, educar, y difundir las nociones de compasión y comprensión.

Si alguien insiste en transferir su hostilidad y drama en ti, simplemente ignorarlos y aléjate. Algunas veces, las personas hablan de ti porque envidian la vida que llevas. Déjalos. Afecta sus vidas; no dejes que afecten la tuya. Aquellos que crean su propio drama merecen su propio karma. No te desvíes por personas que no están en el camino.

Los próximos pasos…      

Si estás leyendo esto, sonríe. Aunque nada en la vida esté siempre garantizado, siempre puedes optar por hacer del presente una experiencia positiva y productiva.

Lo que hagas con este momento es lo más importante, porque el presente es el volante de tu vida. La única diferencia entre donde estás y donde quieres estar (en cualquier momento) es lo que estás haciendo en el presente. Tus acciones en este momento presente pueden dirigirte hacia el camino correcto. A partir de este momento en adelante, todo cambia si así lo quieres. Simplemente tienes que decidir qué vas a hacer en este momento.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 8/06/2015 - 23 cosas que las personas que aman sus vidas están haciendo de manera diferente | Grandes Pymes:

    […] Lo que haces diariamente importa más que lo que haces de vez en cuando. Tu vida no mejorará a menos que comiences a mejorar diariamente. No se trata de ser el más inteligente, se trata de tomar decisiones más inteligentes. No se trata de tener la razón, se trata de hacer las cosas correctas. […]

Subir »
FB