Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

9 maneras en que las personas generosas ven el mundo de forma diferente

Por Joshua Becker | Publicado en Desarrollo Personal | 18 de septiembre, 2016

0925-9-personas-ven-mundo-diferenteNo hay ejercicio mejor para tu corazón y mente que tocar fondo y levantar a la gente.

La generosidad hace nuestro mundo más feliz y saludable. Cada acto de dar mejora directamente la vida tanto del receptor como del dador. Sin embargo, a pesar de los increíbles beneficios, la generosidad es todavía muy poco frecuente en el mundo de hoy.

En lugar de ello, nuestra sociedad anhela y persigue más a cada paso; más dinero, más posesiones, más poder, y así sucesivamente. Buscamos mayor disfrute direccionando gran parte de nuestras energías y recursos hacia nuestras propias persecuciones: posesiones, acumulación, confort y lujo. Mientras tanto, las increíbles oportunidades para la generosidad nos rodean todo el tiempo todos los días.

Tenemos que dejar de perdernos estas oportunidades!

Para poder reorientar nuestros pensamientos en un mundo consumista y comenzar a aprovechar los beneficios abundantes de la generosidad, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar y nuestra visión del mundo.

Considera estas nueve formas en que las personas generosas ven el mundo, y cómo estas realizaciones pueden provocar más generosidad en tu vida también:

1. Saben que hay suficientes recursos para devolver y compartir.

La mentalidad de competencia y acaparamiento (que mis recursos sólo crecen cuando las de otra persona se encogen) está basada en una premisa falsa. Supone que hay una piscina de tamaño finito y que si otra persona disfruta del éxito, mis oportunidades se encogen.

Pero, sinceramente, este pensamiento es absurdo. El conjunto de recursos físicos, emocionales y financieros en el mundo no es finito. Continúa creciendo a medida que la sociedad se beneficia del éxito de los demás.

2. Ven que su generosidad diaria los lleva a una mayor felicidad y plenitud.

Los estudios confirman lo que las personas generosas aprendieron y experimentaron de primera mano: Dar aumenta la felicidad, el placer y el propósito en la vida del dador.

Como seres sociales, no fuimos diseñados para ser seres codiciosos y egoístas. Más bien, fuimos diseñados para buscar y descubrir la felicidad en el amor y el cuidado de otras personas. Y aquellos de nosotros que deciden buscar la satisfacción en dar, rápidamente descubren un montón de ella.

3. Encuentran un gran éxito al ayudar a otros a tener éxitos más grandes.

El camino más sencillo para encontrar el éxito en nuestras vidas es ayudar a otra persona a encontrar el éxito primero. Después de todo, nuestra contribución a este mundo debe ser medido por algo más importante que el tamaño de nuestros egos y el montón de posesiones que acumulamos.

Nuestras vidas desarrollan su mayor importancia en función a cómo elegimos vivir todos nuestros días, y lo bien que permitimos a los demás vivir en el proceso.

4. Creen en cambiar el mundo, una persona a la vez.

Las personas generosas son honestas y rápidas para admitir que todos los problemas del mundo no pueden ser resueltos por una sola persona, y tal vez, nunca perfectamente resueltos no importa el número de personas. Pero la falta de perfección no los detiene.

Para ellos, cambiar al menos una vida dentro de su círculo de influencia ya es un éxito, y un esfuerzo que vale la pena perseguir.

5. Confían en la gente.

La generosidad siempre requiere un cierto nivel de confianza. Para invertir tiempo, dinero y otros recursos en otro ser humano, debemos creer, en algún nivel, que van a tomar lo que les damos y usarlo sabiamente.

Las personas generosas confían y tienen esperanza. Y, las personas que confían y que tienen esperanza son personas felices porque eligen vivir en un mundo donde creer positivamente en otros se emplea abundantemente y realizado con frecuencia.

6. Tienen sueños más grandes para su dinero.

Nuestra riqueza financiera tiene tanto valor como elijamos gastarlo. Las personas generosas usan su riqueza para poner sonrisas en las caras de las personas y convertir grandes sueños en realidad.

Cuando lo administramos adecuadamente, nuestro dinero se puede utilizar para mejorar la calidad de vida de las personas que nos rodean. Se puede utilizar para hacer nuestras comunidades más seguras, más educadas y más responsables. De hecho, las personas generosas sueñan sueños más grandes para su dinero… y te desafío a soñar en grande también.

7. Están dispuestos a dar más que dinero.

Tenemos mucho más que ofrecerle a este mundo que sólo dinero. Por ejemplo, tenemos tiempo, talento, experiencias y lecciones de vida aprendidas.

Cuando le damos a las personas cosas más allá que nuestro dinero y comenzamos a invertir nuestras vidas en mejorar la de los demás, la magia sucede. Por supuesto, este paso puede ser más difícil de lo que parece. Pero a menudo, es el que más desesperadamente necesitamos.

8. Viven cada día con el conocimiento consciente del hecho de que la vida es corta.

Solo tenemos una oportunidad en esta vida. Todos lo sabemos, pero no somos capaces de vivir de acuerdo a ello.

Nuestras acciones no respaldan nuestra intención de hacer que nuestra vida cuente. Los que abrazan plenamente esta realidad, sin embargo, aprenden a empacar un montón de vida extra en cada uno de sus años fugaces. Reconocen que tenemos poco tiempo para dejar nuestra huella en este mundo. Y alegremente dan lo que tienen para lograrlo.

9. Están felices de vivir una vida más simple y más significativa con menos.

Por definición, la verdadera generosidad requiere cierto nivel de felicidad interior que está separada de las posesiones externas. Reconoce la realidad de que darle nuestros recursos personales a otra persona nos deja menos para nosotros mismos.

De esta manera, la felicidad interior forma la base para la generosidad. Pero en respuesta, sorprendentemente, la generosidad también se convierte en el combustible para una mayor satisfacción y significado.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB