Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

9 buenos recordatorios que cambiarán tu forma de pensar

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 21 de febrero, 2016

Recordatorios“El mundo así como lo hemos creado es un proceso de nuestros pensamientos. No puede ser cambiado sin cambiar nuestros pensamientos.” – Albert Einstein

“Esta mañana, casi cinco años después de la muerte de mi marido, una hermosa pareja y sus tres hijos llamaron a mi puerta. El hombre sonrió y dijo: ‘Su marido fue quien me donó su corazón. Él me salvó la vida. Ni un solo día ha pasado sin que rece por él y piense en usted. ¡Gracias!’”

Este es el primer párrafo de un correo electrónico que recibí hoy de una lectora llamada, Colleen. Luego admite que no podía ver ningún lado positivo de la muerte de su marido, hasta que los vio en su puerta. “No significa necesariamente que las cosas sean más fáciles, pero sin dudas cambió mi forma de pensar. Siento como si un pequeño pedazo de mi corazón roto se hubiera sanado.”

Y la verdad es que sucede así como así. Aunque la experiencia de Colleen es única, y un tanto extrema, en algún punto de la vida, esta nos da una bofetada a todos con un buen recordatorio que cambia nuestra perspectiva. A mí personalmente, me ha abofeteado con varios de estos recordatorios durante años. Y hoy, quiero recordar algunos de ellos junto a ti…

1. Todo lo que sucede te ayuda a crecer, aunque no puedas verlo ahora mismo.

Las circunstancias te dirigirán, corregirán y perfeccionarán con el tiempo. A veces estas circunstancias te derriban. Habrá momentos en los que parezca que todo lo que podría salir mal sale mal. Y sientas como que quedarás atrapado en esta rutina para siempre, pero no lo harás.

Cuando sientas que vas a renunciar, recuerda que a veces las cosas tienen que ir muy mal antes de que puedan ir bien. A veces tienes que pasar por lo peor, para llegar a tu mejor. Porque nuestras oportunidades más importantes a menudo se encuentran en nuestros momentos más difíciles. Por lo tanto, te enfrentarás a tu mayor oposición cuando estés más cerca de tu mayor milagro.

2. Lo que sientes sobre las personas y situaciones cambiarán, y eso está bien.

Las cosas te parecerán totalmente diferente en algún momento en el futuro, tal y como sientes ahora diferente sobre lo que hiciste en el pasado.

Así que recuerda, sólo porque te gustó algo en algún momento, no significa que siempre te gustará, ni que tenga que gustarte todo el tiempo como un acto de lealtad a quien eres como persona, basado únicamente en quien fuiste una vez como persona. Ser fiel contigo mismo es permitirte crecer y cambiar, y desafiar lo que fuiste una vez y lo que pensabas. De lo único que tiene que estar siempre seguro es de la inseguridad, y eso significará que estás creciendo, y no estancado o contrayéndote.

3. Siempre habrá cambios más difíciles que hacer.

Crecer es doloroso. Cambiar es doloroso. Pero al final, nada es tan doloroso como quedarse atascado en algún lugar al que no perteneces. Una vez más, no eres la misma persona que fuiste hace un año, hace un mes, o hace una semana. Uno siempre está creciendo. Las experiencias no se detienen. Así es la vida. Se necesita mucho coraje para admitir que algo tiene que cambiar, y mucho más coraje aún, para aceptar la responsabilidad de hacer que el cambio suceda. Pero hacerlo vale la pena todo el coraje que pueda reunir.

4. Los que más se quejan, menos logran.

Siempre es mejor tratar de hacer algo grande y fracasar que intentar no hacer nada y tener éxito. No ha terminado si perdiste; se termina cuando no haces más que quejarte.

Si crees en algo, sigue intentándolo. No dejes que las sombras del pasado oscurezcan las puertas de tu futuro. Pasarte el día quejándote por lo de ayer, no hará tu mañana más brillante. En vez de eso, toma acción. E independientemente de lo que pase en el largo plazo, recuerda que la verdadera felicidad comienza a llegar sólo cuando dejas de quejarte de tus problemas y empiezas a ser agradecido por todos los problemas que no tienes.

5. La felicidad en tu vida depende de la calidad de tus pensamientos.

La mente es tu campo de batalla. Es el lugar donde reside el mayor conflicto. Es el lugar donde la mitad de las cosas que pensabas que iba a pasar, nunca pasaron. Pero si permites que estos pensamientos moren en tu mente, ellos lograrán robarte la paz, la alegría, y en última instancia tu vida. Caerás en un ataque de nervios, en una depresión y en la derrota.

Eres lo que piensas. No puedes cambiar nada si no puedes cambiar tu forma de pensar. Un día hermoso comienza con una hermosa forma de pensar. Cuando te despiertes, toma un segundo para pensar sobre el privilegio que es estar vivo y sano. Respira frente al baño, sólo para ver lo increíble que se ve respirar. En el momento que empiezas a actuar como si la vida fuera una bendición, te aseguro que empezarás a sentir como si lo fuera.

6. Naciste con la capacidad de cambiar la vida de alguien más.

Nunca la desperdicies. Se amable. Está presente. Sé alguien que marque la diferencia. De forma suave, puedes sacudir el mundo.

A decir verdad, el propósito de la vida no es sólo ser feliz en tu pequeña burbuja; es ser útil, ser honorable, ser compasivo y amable para que tu vida marque algún tipo de diferencia de que has vivido y que viviste bien. Adelante; deja al mundo un poco mejor de como lo encontraste.

7. Puedes servirte mejor a ti mismo y a los demás con sólo darte lo que necesitas.

Así es, tus necesidades son más importantes de lo que imaginas. No las ignores. A veces tienes que hacer exactamente lo que es mejor para ti y tu vida, no sólo lo que parezca mejor en la superficie para todos los demás. Decide en este mismo instante nunca más volver a rogarle a nadie más por el amor, el respeto y la atención que deberías mostrarte a ti mismo.

Hoy, mírate en el espejo y di: “Te amo, y de ahora en adelante voy a actuar de esa manera.” Porque la verdad es que cuando nos amamos y nos respetamos, nos damos al oportunidad de ser felices. Y cuando somos felices, nos convertimos en mejores amigos, mejores miembros de familia y mejores amantes.

8. Todos los que conoces tienen un propósito en tu vida.

No nos encontramos con personas comunes en nuestras vidas. Si les das una oportunidad, todo el mundo tiene algo increíble para ofrecer. Puede que no sean lo que esperabas o querías, pero su presencia es importante.

Algunas personas te probarán, algunas te enseñarán, y algunas sacarán lo mejor de ti. Así que agradece por todos los que están en tu vida. Si, ¡Por todos! A veces será difícil, pero siempre intenta agradecer por las personas difíciles y groseras también. Estas te sirven como grandes recordatorios de cómo no debes ser.

9. No eres el único que se siente raro y solo.

Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé en cuantas personas habría en el mundo, y que tendría que haber alguien como yo, que se sienta extraño y defectuoso de la misma manera en que yo lo hacía.

Me imagino a él o ella, e imagino que él o ella deben estar por ahí pensando en mí también. Bueno, espero que si estás ahí y leyendo esto, ahora sabes que sí, que es verdad, que estoy aquí, y que yo soy tan extraño como tú. A menudo me siento, pienso y lucho tanto como tú. Me preocupan muchas cosas que te preocupan a ti también, sólo que de mi propia manera. Y aunque algunas personas no nos entiendan, nosotros nos entendemos. No eres raro y no estás solo!

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB