Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

8 pasos para sentirse más feliz, más saludable y menos estresado

Por Steven Benna | Publicado en Desarrollo Personal | 28 de julio, 2016

felizSi bien es saludable tener algo de estrés en tu vida, demasiado puede ser perjudicial para tu carrera y tu bienestar.

Aunque no es posible eliminar por completo el estrés, la coach Elizabeth Scout detalla en su libro “8 Keys to Stress Management” cómo puedes reducir tus niveles de estrés.

Ella destaca ocho pasos interrelacionados que pueden ayudarte a sentirte más feliz, más saludable y menos estresado.

1. Toma conciencia de tus factores estresantes.

Entiende qué te hace enojar.

Un factor estresante es “una situación que nos causa la necesidad de actuar y que puede desencadenar el estrés en nuestros cuerpos,” escribe Scott. Es importante identificarlos de forma individual, ya que cuando los niveles de estrés aumentan, resulta cada vez más difícil determinar las raíces de las causas.

El trabajo es uno de los factores estresantes más comúnmente citadas, escribe Scott, a menudo debido a:

– Pedidos poco claros
– Demandas irrealizables
– Bajo reconocimiento
– Elevadas sanciones por los errores
– Falta de desafíos

2. Aprende a invertir rápidamente tu respuesta al estrés.

Encuentra una manera de darle vuelta a tu estrés.

El estrés se convierte en un problema cuando la respuesta al estrés de nuestro cuerpo “se activa durante un período prolongado de tiempo, sin que el cuerpo vuelva a su estado de relajación.” Por lo tanto, es importante encontrar formas de lidiar con el estrés.

Scott sugiere tratar la relajación de la respiración, en el cual simplemente tienes que encontrar un lugar tranquilo para sentarse y concentrarte en tu respiración por un momento. “El acto de liberar conscientemente la tensión del cuerpo y forzar nuestra respiración para que imite una respiración más relajada y que nuestro cuerpo promulgue en un estado de reposo puede ayudar a revertir el estrés de nuestro cuerpo y por lo tanto ayudar a la relajación física,” escribe.

3. Cuida tu cuerpo.

El ejercicio es crucial.

Vivir un estilo de vida saludable es fundamental tanto para tu salud física como para tu salud mental. Mantener hábitos saludables de alimentación, ejercicio y sueño hace una gran diferencia.

Incluso las pequeñas mejoras en tu dieta, en tu rutina de ejercicios o en tu sueño pueden hacer una gran diferencia, escribe Scott, en el sentido en que los hábitos trabajan entre sí y “un cambio hace que todos los demás cambios se puedan hacer con más facilidad.”

4. Entra en el estado de ánimo adecuado.

Ciertas actividades pueden llevarte a tener una mejor mentalidad.

“Podemos controlar nuestras respuestas ante las circunstancias, incluso cuando las propias circunstancias están más allá de nuestro control”, escribe Scott. “Al hacerlo, podemos disminuir en gran medida nuestra experiencia negativa de estrés.”

Se trata de tener una actitud positiva. Por ejemplo, es mejor evitar la mentalidad de todo o nada: En lugar de decir: “Este es el peor día de mi vida,” di, “Hoy ha sido un mal día,” aconseja ella.

5. Reduce el estrés con sistemas y administrando mejor tu tiempo.

Mantente organizado.

Crea sistemas para minimizar el estrés, dice Scott. “En casi todos los ámbitos de la vida, ayuda a planificar el futuro; y estos planes no tienen por qué ser complicados”, escribe.

Mantén tu escritorio ordenado, usa listas de tareas pendientes, y se proactivo en iniciar proyectos desafiantes desde temprano. Use la hora de tu almuerzo para des-estresarte dando un paseo, meditando y reflexionando sobre las cosas por las que estás agradecido.

6. Evita a las personas tóxicas.

No dejes que te arrastren.

“La mayoría de nosotros conocemos al menos una persona que le quita el viento a nuestras velas”, escribe Scott. Estas personas tóxicas, generalmente descritas como críticos, hostiles, prejuiciosos y quejosos, pueden arrastrarte con ellos.

Las relaciones tóxicas son uno de los factores de estrés más grandes, ella dice. Es por eso que es importante identificar a estas personas y establecer límites. “No dejes que te arrastre. Puedes ser cortés, y aún así simplemente evítalos tanto como puedas, y corta el estrés que traen como resultado,” escribe.

7. Pon la psicología positiva en acción.

Trabaja en pensar positivamente.

“Este campo relativamente nuevos se centra en estudiar lo que nos hace feliz y saludables, en lugar de mirar los factores que contribuyen a la patología y las enfermedades”, escribe Scott.

Comienza por identificar qué áreas de tu vida podrías mejorar y qué áreas te traen más felicidad. Esto puede ayudarte a averiguar si tienes el equilibrio suficiente y qué necesitas incorporar mejor en tu vida.

8. Practica hábitos a largo plazo que formen resiliencia.

Los diarios ayudan a construir resiliencia.

Scott enumera la meditación, el ejercicio y llevar un diario como tres de los mejores hábitos para aumentar la resiliencia. Los beneficios para aliviar el estrés que vienen con estos hábitos se acumula con el tiempo y pueden tener un impacto significativo a largo plazo, escribe Scott.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB