Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

8 pasos para empujar más tus límites cuando crees que ya los alcanzaste

Por Gwen Moran | Publicado en Interés General | 19 de diciembre, 2016

Reibox BlogA veces, cuando se trata de logros, nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos.

“Como seres humanos, tenemos una infinita capacidad para contarnos cuentos a nosotros mismos, y el más importante es el que nos contamos sobre nosotros mismos,” dice la entrenadora de rendimiento Jennifer Lea, directora de relaciones con clientes del Human Performance Institute de Johnson & Jonson.

Ella dice que hay diferencias entre las habilidades que simplemente no desarrollamos todavía y las limitaciones auto-impuestas que colocamos en nosotros mismos a través de la incertidumbre y el miedo.

Pero, ¿cómo saber la diferencia entre una limitación real (y posiblemente temporal) y un cuento falso que te estás contando? ¿Cómo puedes deshacerse de las limitaciones auto-impuestas y lograr mayores logros?

Aquí tienes ocho pasos para lograr hacerlo.

1. Mira “sus” lenguajes

Cuando tus creencias se refieren a un ambiguo “sus” (o “ellos”) es una buena señal de que están manufacturados y no son reales. Declaraciones como, “Ellos nunca me dan una oportunidad,” o, “Ellos van a saber que soy demasiado joven/viejo/sin experiencia,” son buenos ejemplos.

Les damos demasiado poder, dice la oradora y asesora de ventas Terri Sjodin, autora de Scrappy: A Little Book about Choosing to Play big. No asumas lo que está pasando en las cabezas de los demás, sobre todo en las de aquellos que no te dijeron directamente que tengas una limitación, dice ella.

2. Ponte en contacto con tus motivaciones

En el Instituto de Rendimiento Humano, el equipo ayuda a las personas a ponerse en contacto con sus propósitos haciéndose una serie de preguntas:

• ¿Qué te ayuda a encontrarle un sentido a la vida?
• ¿Cuál es tu propósito?
• ¿Qué te trae alegría?

Entonces, ella ayuda a los clientes a examinar donde están ahora y dónde quieren estar para sentirse realizados. Eso les da una dirección general en la que puedan avanzar, dice. Ella compara el proceso con los GPS. “La acción es la ruta y, a veces, la ruta no siempre es una línea recta,” dice.

3. Acepta la disconformidad

Empujar adelante para alcanzar las metas es un ejercicio que puede estar lleno de disconformidades, dice Sjodin. Evitar algo sólo porque no quieres sentirte vulnerable o temas al rechazo, es negarte a ti mismo el potencial para tener éxito, dice.

“Tu cerebro está programado para la seguridad. Mientras estés respirando, vivo y sano, va a intentar mantenerte de esa manera,” dice. Una vez que aceptes (e incluso esperes) que sentirás disconformidad cuando avances y tomes riesgos, el miedo a esos sentimientos disminuirá, dice ella.

4. Construye confianza

Comienza estableciendo metas y acciones pequeñas para ir camino a conseguir el logro que estás buscando, y celebra esos pequeños logros a lo largo del camino, dice Lea.

Si dominaste alguna nueva habilidad, hiciste una gran presentación, o escribiste una propuesta para tu próxima promoción, date el gusto y reconoce el trabajo que estás haciendo en superar las limitaciones que anteriormente te pusiste a ti mismo.

Celebrar las pequeñas victorias es fundamental porque, incluso cuando llegas a la línea final, vas a tener nuevas metas y aspiraciones, por lo que puede que nunca se sienta como suficiente, dice ella.

5. Pide ayuda

Para ganar confianza, puede que necesites puntos de vista externos, formación o asesoramiento. Busca la ayuda que necesitas para sentirte más seguro, dice la coach Cathy Salit, CEO de Performance of a Lifetime y autora de Performance Breakthrough: A Radical Approach to Success at Work.

También puedes encontrar útil crear una pequeña comunidad de personas que te apoyen en la búsqueda de tu meta y crean en tu capacidad. Tal grupo puede ser inmensamente útil para lograr hacerte más resistente y comprometido, sobre todo cuando te sientas nervioso, desanimado, o vulnerable.

6. Usa un poco de imitación saludable

Algunas personas aconsejan fingir hasta que lo consigas. Salit dice que es mejor encontrar un modelo a seguir e imitarlo saludablemente.

Eso no quiere decir que debas empezar a vestirte y actuar como esa persona. Pero nota como tu modelo a seguir actúa en las reuniones o cómo negocian un acuerdo. Imita los hábitos de éxito que tienen y pruébalos en tu tamaño, sugiere Salit. Con el tiempo, podrás adaptarlos a tu propio estilo, pero la imitación bien hecha puede ayudarte a sentirte más seguro, dice ella.

7. Aprende de las pérdidas

Cuando estás haciendo un movimiento para superar tus limitaciones, probablemente experimentarás un fracaso o dos a lo largo del camino, dice Lea. Toma esos pasos en falso y reveses como lecciones. ¿Qué podrías haber hecho de otra manera? ¿Qué aprendiste? ¿Cuáles son las lecciones que puedes tomar de esas pérdidas para mejorar en tu trabajo y asegurarte de que no ocurrirá otra vez?

8. Haz un poco de espacio

Cuando estás trabajando duro en superar tales creencias, también necesitas tener períodos de descanso y pensamiento, dice Lea.

Al crear un poco de “espacio mental,” estarás en mejores condiciones para encontrarle soluciones a los problemas y llevarlos a cabo, dice. Si estás constantemente con la cabeza en la siguiente tarea, dicha determinación podría llegar a terminar jugando en tu contra.

“Puede ser útil cambiar nuestra comprensión de estrés por la de “estrés de entrenamiento,” donde hacemos hincapié en el sistema de intervalos cortos para el crecimiento. Pero si no podemos escapar nunca de ahí, se hace abrumador y se suma a nuestras creencias auto-limitantes,” dice ella.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB