Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

7 trucos mentales para dejar de preocuparte por lo que piensan los demás

Por Shana Lebowitz | Publicado en Desarrollo Personal | 28 de octubre, 2017

Vivir MejorPreocuparte por lo que la gente piensa de ti es parte de ser un ser humano normal.

De hecho, científicos en un estudio encontraron que el centro de recompensa en los cerebros de las personas se activaba cuando alguien les decía que aprobaba sus gustos por la música.

Sólo es un problema cuando eres consumido por preocuparte por tu reputación; cuando cada decisión por qué ponerte, con quién pasar el rato, e incluso qué carrera seguir están basadas en el miedo a parecer estúpido.

Por desgracia, es difícil deshacerte de este hábito. Para ayudarte a dejarlo, consultamos el hilo de Quora, “¿Cómo puedo dejar de preocuparme por lo que piensen los demás?” Y destacó las respuestas más convincentes.

Sigue leyendo para abrazar la experiencia completa de ser tú mismo.

1. Recuerda que la gente no está interesada en ti

Varios usuarios de Quora mencionaron que la gente en general no se preocupa por ti tanto como crees que lo hace.

Sibell Loitz , por ejemplo, le solicita a los lectores considerar la cantidad de tiempo ellos gastan pensando en los demás y en su comportamiento: “no mucho tiempo”.

Los psicólogos llaman a la tendencia a sobrestimar cuánto otras personas te prestan atención “efecto proyector”. En un estudio del año 2000 que apareció en Tech Insider, se le pidió a la gente asistir a una fiesta llevando una camiseta con la foto de Barry Manilow en ella (el cual se supone que es embarazoso).

Efectivamente, esas personas sobreestimaron significativamente lo mucho que las otras personas en la fiesta notaron su camiseta.

2. Cuéntate una historia diferente

Nadie puede hacer que pienses o te sientas de una manera determinada; se trata de la forma en que interpretas sus comportamientos. Así que cambiando esa interpretación, podrás ser capaz de hacerte pensar y sentir más positivamente.

Karen Renee da un ejemplo. Tal vez habitualmente te digas a ti mismo: “Hoy yo [la acción] y todo el mundo se rió. Deben pensar que soy estúpido. Soy estúpido. Todos saben que soy estúpido. No puedo verlos a la cara de nuevo!”

En lugar de eso, Renee dice que podrías decirte: “Hoy yo [la acción] y todo el mundo se rió. Creo que animé a un par de personas que estaban teniendo un mal día, aunque fuera por accidente…”

Renee cita la investigación de Brene Brown sobre cómo superar la vergüenza, y preocuparte por lo que los demás piensan de ti. Brown le dijo recientemente a Tech Insider que su truco número uno para tener relaciones duraderas es reconocer que tu percepción sobre el comportamiento de tu pareja es “la historia que me estoy inventando.”

“Básicamente,” dijo, “le estás diciendo a la otra persona tu lectura de la situación; y al mismo tiempo admitiendo que sabes que no puede estar 100% en lo correcto.”

3. Conoce más gente

Marie Stein recomienda diluir la opinión negativa fuerte de alguien consiguiendo un montón de otras perspectivas.

“Cuanta más gente conozcas, más te darás cuenta de que cada uno tiene una opinión diferente,” escribe. “La única opinión sobre ti que importa, esa que se queda contigo durante toda tu vida y que puedes controlar, es la tuya.”

4. Trate de que los demás se sientan cómodos

“¿Cómo sabes que los otros con quienes compartes tu compañía no son ellos mismos inseguros?” escribe Aurora Clawson.

“Otros pueden actuar con seguridad, pero muchas veces están actuando. ¿Y si ayudas a otros a sentirse cómodos? Sé un nutriente y no tendrás que preocuparte por lo que los demás piensan de ti.”

Clawson tiene razón; investigaciones sugieren que generalmente somos bastante malos para adivinar cuánto los demás tienen problemas. Piensa en lo que puedes hacer para facilitar sus vidas, y puedes descubrir que tus preocupaciones personales son menos relevantes.

5. Enfócate en controlar tus pensamientos, no los suyos

Gennaro Cuofano señala que uno no tienen control sobre los pensamientos de los demás: “Por lo tanto, si gastas incluso un minuto de energía mental enfocándote en lo que otros piensan de ti, estarás desperdiciando tiempo y energía.”

En su lugar, sugiere tratar de manejar tus propios pensamientos sobre la situación.

Mientras tanto, la psicoterapeuta Amy Morin escribe que las personas mentalmente fuertes rara vez se enfocan en las cosas que no pueden controlar. Una vez que cambies tu foco fuera de esas cosas, probablemente serás más feliz y estarás menos estresado.

6. No trates de complacer a todos

Múltiples usuarios de Quora contaron la misma historia, acerca de dos personas y un burro, el cual apunta a la tontería de tratar de complacer a todos.

Al principio, dos personas están montando un burro, y los transeúntes los llaman crueles. Entonces, una persona monta el burro mientras que el otro camina, y los transeúntes llaman al jinete egoísta. Cambian de posición y ahora el nuevo jinete se llama egoísta.

Finalmente, ambas personas caminan junto al burro y los transeúntes se ríen de ellos por no saber montar un burro.

La moraleja de la historia, dice Syeda Ratal Zehra, es que “la gente siempre te juzgará no importa qué.”

7. Entiende que está bien preocuparse por lo que los otros piensan

Está bien cuidar de tu reputación. La clave es no dejar que esa preocupación te abrume.

Marissa Russell escribe:

“Nunca puedes dejar de preocuparte por lo que la gente piensa de ti.

Debido a que los seres humanos son los guardianes de tantas de las cosas por las que nos esforzamos en la vida (empleos, promociones, premios, construir una clientela, encontrar un compañero de vida, etc.), lo que la gente piensa de ti realmente importa en varios casos.

La clave para la libertad interior es preocuparte más por lo que tú piensas de ti que por lo que los demás piensan de ti.”

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB