Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

7 preguntas que debes hacerte para crecer, incluso si te dan miedo

Publicado en Desarrollo Personal | 1 de febrero, 2014

PreguntasPor Marc Chernoff

No se trata de encontrar las respuestas correctas; Se trata de hacer las preguntas correctas.

Ángel y yo a menudo nos olvidamos de hacer las preguntas correctas. Nos quedamos tan atrapados en lo que estamos haciendo que perdemos la noción de hacia donde vamos. Nos asentamos en rutinas cómodas, en lugar de enfrentarnos a los desafíos que nuestros sueños demandan. Entonces, con el tiempo, levantamos nuestras cabezas cuando comprendemos que el entorno en el que nos hemos asentado, nos lleva a las respuestas del sueño de alguien más.

Y ahí es cuando nos detenemos; nos tomamos un tiempo para descansar, para reagrupamos, y hacernos las preguntas que nos dan miedo y que hemos estado evitando.

1. Basado en mis rutinas y acciones diarias ¿Dónde puedo esperar estar dentro de cinco años?

Esta es tu historia de vida y tú eres el único autor. Si sientes como si te hubieras quedado atascado en la misma escena durante mucho tiempo, es momento de empezar a escribir un nuevo capítulo en tu vida. La estructura de la trama es simple: Si no haces nada, no consigues nada. Si haces cosas malas, consigues cosas malas. Si haces las mismas cosas, conseguirás las mismas cosas. Tu historia sólo cambia cuando tú cambias.

Si tienes una idea de cómo quieres que se vea el próximo capítulo de tu vida, tienes que hacer las cosas que apoyen esa idea. Una idea, después de todo, no va a hacer nada por ti hasta que hagas algo productivo con ella. De hecho, sólo si esa gran idea es simplemente quedarte sentado si hacer nada, esta termina haciéndote mucho más daño que bien.

Tu subconsciente sabe que estás postergando algo que es importante para ti. El trabajo necesario que estás postergando causa estrés, ansiedad, miedo, y por lo general, más postergación; un círculo vicioso que continuará empeorando hasta que la interrumpas con ACCIÓN.

El progreso en la vida siempre se mide por el hecho de haber tomado una nueva acción. Si no hay ninguna nueva acción, entonces no has hecho ningún progreso.

2. ¿Las personas que me rodean, me están ayudando o me están perjudicando?

Gran parte de en quién te conviertes en la vida, tiene que ver con quién decides rodearte. Y como sabes, es mejor estar solo que mal acompañado. No puedes simplemente esperar vivir una vida plena y positiva, si te rodeas de gente negativa.

Distanciarte de estas personas nunca es fácil, pero es mucho más difícil cuando son amigos cercanos o miembros de tu familia. Por difícil que sea, es algo que necesitas hacer. Hasta cierto punto, la suerte controla quien entra en tu vida, especialmente cuando se relaciona con tu familia y amigos de infancia, pero tú decides con quien pasarás la mayor parte de tu tiempo.

Si alguien cercano a ti está de verdad agotándote, sé honesto al respecto. Sé amable, pero comunícale tu punto de vista. Diles que los amas y que quieres estar en contacto con ellos, pero que necesitas de su colaboración. Recuerda, la mayoría de los problemas, los grandes y los pequeños, dentro de una familia y con los amigos cercanos, comienzan por la mala comunicación. Si estas personas te están agotando, y no has hablado de ello, puede que ni siquiera lo sepan.

El punto es que debes rodearte de personas que te hagan ser una mejor persona y distanciarte aquellos que no. (Lee The How of Happiness.)

3. ¿Cómo estuve drenando mi propia felicidad?

En la vida, te conviertes en lo que piensas repetidamente. Si tus pensamientos y comportamientos no te están ayudando, te están dañando. Otras personas y acontecimientos externos pueden influir en ti, pero la felicidad es en última instancia un trabajo interno. Tienes que desconectarte de las influencias y darte permiso para ser feliz, en cada momento, sin necesidad de nada más.

Esto no quiere decir que seas complaciente. Tienes que fijarte metas, trabajar duro, interactuar con otros, y crecer, pero debes aprender a disfrutar la alegría del viaje, no del destino.

Lo que tienes que entender es que lo único que realmente tienes son tus pensamientos sobre el presente. Cada momento es muy similar, y los detalles son sólo detalles. Si dices algo como: “Si tuviera más de lo que tengo ahora, sería más feliz”, estarías muy equivocado. Porque si no eres feliz con lo que tienes ahora, no serás nada más feliz con el doble. Es sólo más de lo mismo.

El punto es que tienes todo lo que necesitas para ser feliz (o infeliz) en este momento. Sólo depende de cómo lo pienses. ¿Vas a estar agradecido por lo que tienes, y encontrarás la alegría en ello? ¿O estarás preocupado por lo que no tienes, y nunca, nunca sentirás que tienes suficiente? La elección es tuya.

4. ¿Qué excusas estoy dando?

Como George Washington dijo una vez: “Es mejor no dar ninguna excusa que dar una mala.”

La verdad sea dicha, si eres bueno poniendo excusas, nunca serás bueno en nada más. No importa cuáles sean los obstáculos que veas en frente, lo único que realmente se interpone entre tú y lo que quieres, son las excusas que sigues diciendo a ti mismo de por qué no puedes lograrlo.

Cuando algo es prioridad, se hace. Punto. Y no son nuestras prioridades las cosas que decimos, es la forma en que gastamos nuestro tiempo cada día las que revela la verdad. Puedes poner excusas. Siempre puedes tratar de esperar el momento perfecto, el perfecto esto, el perfecto aquello… pero no te llevará a ninguna parte.

Para llegar a donde quieres ir, sólo tienes que empezar a HACER. Eso hace toda la diferencia. Poner excusas toma la misma cantidad de tiempo que avanzar. (Lee The Power of Habit.)

5. ¿A qué errores les tengo más miedo?

Como Mahatma Gandhi dijo una vez: “La libertad no vale la pena, si no incluye la libertad de cometer errores.”

Cuando encuentres tu camino, y sepas lo que tienes que hacer, no debes temer. Necesita encontrar el coraje para cometer errores. Los errores traen decepciones y frustración en el corto plazo, pero también te enseñan lo que necesitas saber en el largo plazo. Los errores son las herramientas que la vida utiliza para mostrarte el camino para seguir adelante.

Algún día, cuando mires atrás en tu vida, te darás cuenta de que casi todas tus preocupaciones y temores, nunca llegaron a concretarse; que eran totalmente infundadas. Así que por qué no despertar y darte cuenta de esto ahora. Mirando atrás en los últimos años ¿Cuántas oportunidades de divertirte, destruiste por el innecesario miedo a cometer un error? Aunque ya no haya nada que puedas hacer sobre estas alegrías perdidas, hay muchas cosas que puedes hacer con las que aún están por llegar.

6. ¿Cuánto daño le hicieron a mi auto-estima los rechazos pasados?

NO creer que PUEDES es la trampa más grande de todas. Si no sabes que lograr tu grandeza es posible, ni te molestes en intentar algo grande. Punto.

Muy a menudo dejamos que los rechazos de nuestro pasado dictaran cada movimiento que hacemos desde entonces. Literalmente, no sabemos ser mejores que lo que alguna persona obstinada o circunstancia concreta nos dijo que éramos. Por supuesto, este viejo rechazo no significa que no seamos lo suficientemente buenos, significa que la otra persona o circunstancia no se pudieron alinear con lo que teníamos para ofrecer. Significa que tenemos más tiempo para mejorar lo nuestro; para construir en base a nuestras ideas, para perfeccionar nuestro arte, y disfrutar más profundamente de la obra que nos mueve.

No dejes que los viejos rechazos se queden a vivir permanentemente en tu cabeza. Échalos a la calle. Date cuenta de que a veces tienes que intentar hacer eso que crees que no puedes, y así darte cuenda de que en realidad SÍ PUEDES. Y a veces requieres más de un intento. Si el ‘Plan A’ no funcionó, no te preocupes, el alfabeto tiene otras 25 letras que estarán felices de darte la oportunidad para que las cosas te salgan bien. Las decisiones equivocadas suelen llevarnos a los lugares correctos, eventualmente. Sólo tienes que creer en tu propio potencial para llegar allí. (Angel y yo discutimos esto con más detalle en los capítulos “Adversidad” y “Relaciones” de 1,000 Little Things Happy, Successful People Do Differently.)

7. ¿En qué momento mi vida se desequilibro tanto?

Sé diligente y comprometido con lo que estás tratando de lograr, pero también asegúrate de dejar tiempo para el placer y para explorar otras áreas de tu vida. No es suficiente tener éxito en una meta concreta o conquistar un área de especialización, también tienes que participar en las diferentes y hermosas dimensiones de tu vida… mientras puedas, mientras todavía tengas tiempo.

Saca la cabeza de tu trabajo de vez en cuando y da un largo paseo, tómate de la mano con tu pareja, ve de pesca, pasa tiempo con tus amigos, nada, toma sol, prueba algo nuevo, medita, respira profundamente, o siéntate en silencio por un rato y contempla la bondad que te rodea.

En otras palabras, equilíbrate; trabaja diligentemente hacia tus metas y sueños, pero no ignores los demás aspectos de tu vida. Mantén tu mente fresca, tu cuerpo activo y vivo, y tus relaciones sanas. Haz eso, y las cosas que más quieres en la vida llegarán con más naturalidad.

Reflexión

La vida está llena de preguntas sin respuestas, pero es el coraje de preguntar lo suficiente las adecuadas, lo que en última instancia conduce a la comprensión de uno mismo y de tu propósito.

Puedes pasar tu vida revolcándose en el miedo, evitando lo obvio, o hacer preguntas negativas como: “¿Por qué yo?” O puedes estar agradecido de haber llegado hasta aquí (por ser lo suficientemente fuerte como para respirar, caminar y pensar por ti mismo) y entonces preguntar: “¿A dónde quiero ir ahora?”

Tu turno…

Nos encantaría escuchar tu punto de vista. Por favor, elije una o más de las siete preguntas anteriores y deja un comentario más abajo con tu respuesta.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 1/02/2014 - Michel Amir Madrigal Torres:

    ¿Las personas que me rodean, me están ayudando o me están perjudicando? y ¿estoy haciendo lo suficiente para tener éxito el dia de hoy?

    Considero que debemos mantenernpos fieles a nuestros metas, mucho de esto se logra cambiando y mejorando nuestra forma de pensar, sentir y actuar pues esto es algo interno, y poara ello debemos salir constantemente de nuestra zona de confort. Intentar cada vez algo más dificil, aprender de nuestros errores y de ellos sacar lo mejor de nosotros mismos. Cada vez que alacancemos una meta, ponernos una meta más grande y mientras lo hacemos ayudar en el camino a nuestros verdaderos amigos y seres queridos.

    Debemos atrevernos a aprender más de lo que sabíamos ayer, a ser mejores cada dia, para ello debemos siempre rodearnos de las personas correctas y hacer lo que nos hace felices y apasiona.

  2. 2 3/02/2014 - Luz:

    mi vida es una gran pirámide de excusas, para justificarlas emprendo cada día una actividad distinta de la cual me “enamoro” y en definitiva no estoy llegando a ninguna parte…Este comentario no le sirve a nadie, pero es mi realidad a los 57 años.

  3. 3 8/02/2014 - maria carmenza argotti:

    Una herramienta valedera es hacer una terapia mental de toda la vida desde q se tenga el recuerdo sin omitir detalle, ni evento, ni suceso, sin mentirnos y con toda honestidad hasta el momento presente esculcando todas las etapas y todos los items de vida, profesiona, sentimental, financiera, todo absolutamente todo y examinar y evaluar la comportabilidad tenida hacer ajustes aplicando el momento actual y proseguir en el viaje disfrutando sabiendo q el unico destino es la muerte, ahi hay q detenerse y sentir la universalidad y la eternidad y tomar la decision de vivir en una esencia de vida material o una esecnia de vida espiritual aclafraremos q la vida espiritual no es una parte de la personalidad es una esencia de vida la optica q quiero vivir la vida o marerial o espiritual y asi vivir mi vida financiera, profesiona, sentimental etc.

Subir »
FB