Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

7 pequeños errores que se roban tu felicidad

Publicado en Desarrollo Personal | 21 de marzo, 2015

ErroresPor Peter Shallard

Como psiquiatra de emprendedores, trabajo con personas que son notoriamente buscadores de libertad y felicidad. Marchan al ritmo de su propio tambor y han descubierto ingeniosas estrategias para ser los dueños de sus destinos.

El poema Invictus, de William Ernest Henley, es el que mejor resume el espíritu tenaz y la sed insaciable de libertad y felicidad que inspira a los seres humanos para alcanzar la auto maestría:

Más allá de la noche que me cubre,
negra como el abismo insondable,
doy gracias al dios que fuere
por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias
no he gemido ni llorado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza sangra, pero está erguida.

Más allá de este lugar de ira y llantos
donde yace el horror de la sombra,
la amenaza de los años
me halla, y me hallará sin temor.

No importa cuán estrecho sea el camino,
ni cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino,
soy el capitán de mi alma.

Incluso si no tienes tu propio negocio (aún), puedes adoptar la mentalidad de los emprendedores para ayudarte a ser más intencional, estar más enfocado, y en última instancia, ser más feliz y libre de restricciones no deseadas. Sí, puedes ser “el capitán de tu alma.”

El primer paso, sin embargo, es arreglar los pequeños errores que te han estado deteniendo y robando tu energía y felicidad durante ya demasiado tiempo. Echemos un vistazo a siete de estos errores y algunas maneras de volver al camino correcto

1. Ignorar lo que PUEDES controlar.

Una enorme libertad y poder serán tuyos en el momento que empieces a verte a ti mismo del lado de las causas en la ecuación “causa y efecto”. Tus pensamientos y tus comportamientos están creando tu realidad. Cada movimiento que haces importa. Tú estás a cargo de tus pensamientos, lo que también significa que eres el responsable de tus acciones y tus resultados.

En lo que te enfocas y pones energía todos los días, determinará los resultados que produzcas en la vida. Abrazar esta filosofía es el secreto para tener el control de tu destino. Sí, de vez en cuando sucederá algo que esté fuera de tu control, pero fluye con ello, y no contra ello, Así producirás los mejores resultados posibles. En otras palabras, no siempre es lo que te pase a ti lo que más importa, sino de cómo respondes a lo que te pasa.

Así que no importa lo que pase, sé intencional y da lo mejor. No disfrutarás de tu vida si no disfrutas de tus desafíos. Cuando las cosas vayan mal, en lugar de culpar al mundo, pregúntate: “¿Qué puedo aprender de esto?” Y “¿Cuál es el mejor próximo paso que puedo dar desde aquí?”

Pensar de esta manera y tu crecimiento personal estará garantizado.

2. Preocuparte por lo que NO puedes controlar.

Puedes controlar muchas cosas en tu vida, pero a veces hallar la verdadera libertad significa conocer lo que no puedes cambiar, o entender en qué limitaciones tienes que trabajar para construir la vida que deseas.

Los emprendedores son ampliamente reconocidos por ser innovadores, que se trata de encontrar formas creativas de reventar las limitaciones. Cuando pasa esto, se ve como si lo imposible se hiciera posible.

Las limitaciones inspiran la creatividad” es el credo del fundador de Twitter, Jack Dorsey. Hallar la libertad a través de las limitaciones es sobre aceptar las cosas que no puedes cambiar y, entonces, descubrir formas creativas para rodear estos obstáculos.

Es posible que tengas una necesidad absoluta de ganar dinero para pagar tus cuentas (llamémosla una “limitación”) pero puedes ser creativo en cuanto a la manera de ganar ese dinero. Si quieres ser totalmente libre y feliz con el camino de vida que elegiste, tienes que preocuparte menos por las cosas sobre las que no tienes ningún control (la necesidad de dinero), para así poder enfocar tus esfuerzos creativos en lo que sí PUEDES controlar (la fuente de ingresos que elegiste crear).

3. Creer en la definición de éxito de otra persona.

Define qué es el éxito por ti mismo. No necesitas medirlo según la referencia de otras personas. La raíz psicológica de la mayoría de la infelicidad radica en la validación externa, lo que sucede cuando intentas medir tu autoestima en base a las opiniones de los demás.

No importa lo que piensen los demás, es lo que piensas sobre ti mismo lo que realmente importa. Tú y sólo tú, tienes la oportunidad de decidir qué tipo de vida que quieres vivir. Las metas y expectativas de los demás no importan a la larga. Nunca lo olvides.

Cuando te conviertes en “el amo de tu destino”, puedes elegir cual es tu destino. Es posible que quieras una vida glamorosa con jet-set, o puede que sólo anheles paz, tranquilidad y seguridad.

En cualquier caso, es bueno que los siete mil millones de seres humanos en este planeta no queramos todos exactamente lo mismo en la vida. Así que decide lo que tu corazón realmente anhele y comprométete a vivir por ello, y un poquito más. Deja que tu intuición te guíe.

4. Asumir que tienes que aceptar todo tal como es.

Las personas y las situaciones a menudo te buscarán para mostrarte lo que es, y lo que no es aceptable para ti. Sé claro. Y sé despiadado sobre lo que no vas a aceptar en tu vida.

Me reúno con un montón de emprendedores súper exitosos. Los más felices e iluminados tienen una cosa en común: Ellos saben lo que NO quieren, y no toleran nada de ello si no tienen que hacerlo.

Es el momento para que puedas empezar a ser decisivo sobre lo que quieres en tu vida. ¿Con quién quieres pasar tu tiempo? ¿Con qué tipo de información quieres llenar tu mente? ¿En qué tipo de ambiente te quieres encontrar?

Tienes que decidir qué estándares vas a establecer para ti mismo. Y entonces, cumplirlos. Si te conformas con cualquier cosa, nunca sabrás realmente lo que merecías. Ámate y respétate lo suficiente como para no bajar el listón por las razones equivocadas.

5. Renunciar apenas las cosas se ponen difíciles.

Cuando escuchas tu intuición y te comprometes a un camino de vida que es único según tus deseos, es muy probable que elijas el camino menos transitado. Eso significa que van a haber grandes obstáculos en tu camino a veces, y algunas veces va a parecer que es casi imposible continuar.

¡Debes perseverar! Siempre da un paso más.

La vida está constantemente poniendo a prueba nuestro nivel de compromiso, y las recompensas más grandes de la vida están reservadas para aquellos que demuestren un completo compromiso en empujar hacia adelante, incluso cuando las cosas se pongan muy difíciles.

Lo que haces cuando las cosas se ponen difíciles importa mucho más que lo que haces cuando todo va bien. Es la forma en que respondes a los momentos difíciles lo que te hace ganar verdadera libertad y felicidad. Así que mantén tu cabeza en alto y recuerda, tu alma es “invencible”.

6. Tomarte a ti mismo, a los demás y a la vida demasiado en serio todo el tiempo.

¿Alguna vez conociste a alguien que parecía estar tan tenso que estaban a punto de estallar, como si cada pequeña cosa que les pasase fuera un gran motivo de preocupación? No seas esa persona. No te tomes a ti mismo ni a todo lo que te encuentres tan seriamente.

Sólo unas pocas cosas en la vida (como tu libertad, seguridad, y tus seres queridos) realmente importan. Pero la mayoría de las circunstancias de la vida (especialmente los problemas) son fugaces e insignificantes en el gran esquema de las cosas.

No sudar por las cosas pequeñas es un paso importante en el camino hacia la libertad y felicidad. La vida es sólo un experimento; una experiencia. Si te tomas todo demasiado seriamente, aún así logras conquistar tus objetivos, ni siquiera las habrás disfrutado.

Como dijo Marc en uno de sus artículos recientes “Vivir con sencillez. Ama generosamente. Habla con la verdad. Trabaja con diligencia. Y entonces, dejar ir y deja que lo que esté destinado a ser, SEA.”

7. Quedarte solo con amistades que no te ayudan a crecer.

Encuentra otras personas que “lo entiendan”; personas que de verdad TE ENTIENDAN. Puede que seas el capitán de tu propio barco, pero el mar no tiene por qué ser un lugar solitario.

Es casi imposible tener éxito, o encontrar la libertad y la felicidad, cuando estás totalmente aislado. Los emprendedores más inteligentes siempre se rodean de las personas correctas. Debes hacer lo mismo.

En lugar de conectarte con personas sólo porque están ahí, simplemente porque viven al lado tuyo, o trabajan en la misma oficina, o lo que sea, empieza a buscar amigos que se conectan contigo con un nivel más profundo de ideología.

¿Tienen los mismos valores que tú? ¿Abrasan las mismas filosofías que tú? ¿Valoran la libertad, el amor y la realización?

En pocas palabras: Decirle “no” a las personas equivocadas te da el tiempo y los recursos necesarios para decirle “sí” a las personas correctas y a las oportunidades adecuadas de la vida.

Reflexiones

Las soluciones a estos siete errores comunes ofrecen una visión aproximada de lo que necesitas para ser un librepensador; una más feliz, alma iluminada. Muchos emprendedores encarnan estos valores, pero mi punto es que no importa quien seas y lo que hagas actualmente para ganarte la vida, puedes pensar de esta manera también.

Cuando eres “el amo de tu destino” y “el capitán de tu alma”, puedes vivir la vida que siempre has imaginado para ti.

Biografía del autor: Peter Shallard es El psiquiatra para Emprendedores y fundador de la startup Commit Action. Puedes echarle un vistazo a su blog sobre psicología empresarial o seguirlo en Twitter.

Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB