Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

7 maneras inteligentes para dejar de temerle al rechazo

Publicado en Desarrollo Personal | 17 de octubre, 2015

superar el rechazoPor Marc Chernoff

Cuando te sientes inseguro, normalmente no te das cuenta de las cientos de personas a tu alrededor que te aceptan tal y como eres. Todo lo que notas son las pocas que no lo hacen.

¿De qué modo el miedo al rechazo está deteniéndote? ¿Cómo sería de diferente tu vida si no te importara si a los demás les agradas y están de acuerdo contigo, o no?

Para responder estas preguntas, debemos entender que la gran mayoría de nuestros miedos y ansiedades equivalen a una sola cosa: la pérdida.

Tememos:

• La pérdida de nuestra juventud.
• La pérdida de nuestra condición social.
• La pérdida de nuestro dinero.
• La pérdida de control.
• La pérdida de nuestra comodidad.
• La pérdida de nuestra vida.
• Etc.

También tememos, quizás más que cualquier otra cosa, ser rechazados por otros. Este tipo de miedo es generalizado y debilitante si no se lo aborda. ¿Por qué este miedo está tan profundamente arraigado en nosotros? En los antiguos tiempos tribales, ser rechazado de la seguridad de la comunidad podría haber significado la muerte. Así que no es de extrañar que queramos ser aceptados por los demás.

El miedo es un instinto humano diseñado para mantenernos atentos y seguros, como las luces de un coche que ilumina claramente los giros y vueltas de la carretera. Pero demasiado miedo, como las luces altas que nos ciegan en una oscura y nebulosa carretera, puede causar que perdamos lo que temíamos perder en primer lugar.

Esto es especialmente cierto cuando se trata del miedo al rechazo. Déjame darte un ejemplo de mi propia vida:

Cuando era adolescente, fui siempre el marginado tratando desesperadamente de encajar con mis compañeros. Reboté en tres escuelas diferentes, y en los diversos círculos sociales de cada escuela por cuatro años y enfrenté un rechazo tras otro. Puedo recordar claramente tirar tiros al aro de basket solo en numerosas ocasiones, siempre el chico nuevo, siempre anhelando la aceptación.

Durante mucho tiempo, pensé que estas experiencias de “marginado” de mi infancia eran las raíces de mis obsesivos esfuerzos para agradarles a las personas en mi adultez. En mis veintes, siempre estaba buscando señales de que a los demás no les agradaba. Buscaba certezas, siempre preguntándome qué era lo que las personas “realmente” pensaban de mí.

¿Tú también buscas la aceptación y la certeza de los demás?

Buscar constantemente la aceptación y la certeza de las demás personas es un callejón sin salida. Estas cosas sólo pueden encontrarse dentro de ti, no de los demás. ¿Por qué? Porque cualquier mirada, palabra, o reacción de alguien más puede ser deformado y mal interpretado como un próximo rechazo cuando realmente no lo es.

Mi temor también se extendió más allá de mis relaciones personales. Yo era un escritor amateur y con dudas al empezar “Marc&Angel” por muchos meses, temiendo el prejuicio y el rechazo de mi escritura por los demás.

En este artículo quiero compartir algunos consejos que me ayudaron a sentirme más seguro conmigo mismo y, eventualmente, me permitieron superar mi miedo al rechazo.

1. Date cuenta de que el miedo mismo es el verdadero enemigo.

Franklin D. Roosevelt dijo, “A lo único que debemos tenerle miedo es al miedo mismo.” Nada podría estar más cerca de la verdad. Es especialmente cierto en lo que respecta a las profecías auto-cumplidas.

Una profecía auto-cumplida es una falsa creencia sobre una situación que motiva a la persona a creer que tomar acciones hará que la creencia se haga realidad. Este tipo de pensamiento a menudo mata oportunidades y destruye relaciones.

Por ejemplo, es posible que erróneamente creas que un grupo de personas te rechazarán, por lo que te pones a la defensiva, ansioso, y tal vez incluso hostil con ellos. Con el tiempo, tu comportamiento provocará el rechazo de temes, el cual no estaba ahí para empezar. Y entonces tú, “el profeta”, sientes que tenías razón desde el principio: “¡Sabía que no les agradaba!”

¿Ves cómo funciona esto? Mira cuidadosamente tus propias tendencias. ¿Cómo tus miedos y creencias sobre un posible rechazo influyen en tu comportamiento hacia los demás? Ponte de pie. En lugar de dejar que el miedo te muestre lo que podría salir mal en tus relaciones, empieza a buscar signos de lo que podría salir bien.

2. Deja ir la mentalidad de “es el fin del mundo.”

Todas las variaciones del miedo, incluyendo el miedo al rechazo, se nutren del la mentalidad de “es el fin del mundo”. En otras palabras, nuestras emociones nos convencen de que un indeseable resultado termina en nuestra aniquilación.

• ¿Qué pasa si no les agrado?
• ¿Y si me rechaza?
• ¿Qué pasa si no encajo y me quedo sentado solo toda la fiesta?
• Etc.

Ninguna de estas cosas resulta en el “fin del mundo”, pero si nos convencemos de que sí lo harán, irracionalmente temeremos estos resultados y le daremos a nuestros miedos control sobre nosotros. La verdad es que (los seres humanos) somos ineficientes para predecir con exactitud cómo las futuras desgracias nos harán sentir. De hecho, la mayoría de las veces evitamos pensar conscientemente en todas estas cosas, lo que perpetúa nuestros miedos subconscientes.

Así que pregúntate: “Si el desastres debe pasar, y mi miedo a ser rechazado se hace realidad, ¿qué tres cosas constructivas puedo hacer para seguir adelante con mi vida?” Siéntate y cuéntate una historia (escríbela también si ayuda) sobre cómo te sentirás después del rechazo, cómo vas a permitirte estar molesto por un rato, y luego, cómo vas a crecer a partir de esa experiencia y seguir adelante. Hacer este ejercicio te ayudará a sentir menos miedo a la posibilidad de ser rechazado.

3. Pregúntate qué significa realmente el “rechazo”.

Si una persona descubre un diamante blanco de 200 quilates en la tierra, pero, debido a su ignorancia, cree que no tiene valor, y por lo tanto lo tira a un lado, ¿Esto nos dice más sobre el diamante o sobre la persona? En el mismo sentido, cuando una persona rechaza otra, revela mucho más sobre el “que rechaza” que sobre el que es “rechazado”. Todo lo que realmente estás viendo es la (a menudo miope) opinión de una sola persona. Considera lo siguiente…

Si J. K. Rowling se hubiera detenido después de haber sido rechazada por varios editores durante años, no existiría Harry Potter. Si Howard Schultz se hubiera rendido luego de haber sido rechazado por los bancos más de 200 veces, no existiría Starbucks. Si Walt Disney hubiera abandonado demasiado pronto luego de que su concepto de parque temático fuera destrozado por más de 300 inversores, no existiría Disney World.

Una cosa es segura: Si le das demasiado poder a las opiniones de los demás, te convertirás en su prisionero. Así que nunca dejes que la opinión de alguien más altere tu realidad. Nunca sacrifiques quién eres, o quien aspira ser, sólo porque alguien tiene un problema con ello.

Ama quien eres por dentro y por fuera, y sigue avanzando hacia adelante. Nadie más tiene el poder de hacerte sentir pequeño a menos que les des ese poder. Y cuando alguien te rechace, no sientas que fue porque eres indigno o in-amable, porque lo único que hicieron fue darte una clara demostración de su propia miopía.

4. Deja que tu presencia domine tu miedo.

¿Alguna vez notaste cómo las personas que tienen problemas emocionales tienden a decirte cómo no se quieren sentir? Es justo, pero en algún momento todos necesitamos enfocarnos en cómo SÍ queremos sentirnos.

Cuando estás en una situación social que te está poniendo ansioso, olvida como no quieres sentirte por un momento. Averigua cómo SÍ quieres sentirte ahora mismo, en el presente. Entrénate para vivir aquí y ahora, sin lamentar cómo los demás te hicieron sentir alguna vez, o temer la posibilidad de que te juzguen en el futuro.

Esta es TU elección. Tú PUEDES cambiar tu forma de pensar.

Si estuvieras dándole respiración boca a boca para salvarle la vida a tu madre en público, estarías 100% enfocado y en el presente. No estarías pensando en lo que los espectadores pensaran sobre tu cabello, tu cuerpo, o la marca de jeans que estás usando. Todos esos detalles intrascendentes desaparecerían de tu conciencia. La intensidad de la situación te motivaría a elegir no preocuparte por lo que los demás podrían estar pensando en ti. Esto demuestra sencillamente que pensar en lo que los demás piensan sobre ti es tu elección.

5. Deja a un lado tu necesidad de tener siempre la razón.

La razón por la que tu miedo al rechazo a veces saca lo mejor de ti es porque una parte de ti cree que siempre tienes razón. Si crees que alguien no te quiere, entonces seguramente no te quiere. ¿Verdad? ¡¡¡NO!!!

Las personas que nunca aprenden a cuestionar sus emociones (especialmente cuando se sienten nerviosos o ansiosos) hacer a la vida mucho más difícil de lo que tiene que ser. Si tu percepción es siempre tan precisa, ¿Por qué cometes tantos errores? Exacto. Es hora de dejar ir un poco. Tener más confianza en la vida, en parte significa estar bien con no saber lo que va a suceder, para así poder relajarte y dejar que las cosas se desarrollen naturalmente. Relajarte con “no saber” es la clave de la confianza en las relaciones y la paz en la vida.

Así que aquí tienes un nuevo mantra; dilo y repítelo de nuevo: “Esta es mi vida, mis elecciones, mis errores y mis lecciones. No tengo nada que demostrar. Y mientras no lastime a nadie, no necesito preocuparme por lo que los demás piensen de mí.”

6. Abraza y disfruta de tu individualidad.

Buscar constantemente la aprobación significa que estamos constantemente preocupados de que los demás formen prejuicios negativos sobre nosotros. Esto roba la diversión, la ingeniosidad y la espontaneidad de nuestras vidas. Elimina este hábito. Si tienes la suerte de tener algo que te hace diferente a todos los demás, no te avergüences de ello y no cambies. Ser único no tiene precio. En este mundo loco que trata de hacerte igual a todos los demás, encuentra el coraje para seguir siendo tú mismo. Y si se ríen de ti por ser diferente, ríete de ellos por ser iguales.

Se necesita mucho coraje para ser único, pero vale la pena. Ser TÚ sin pedir disculpas vale la pena! Tus verdaderos amigos en la vida se revelarán lentamente; serán los que realmente te conozcan y amen por quien eres. En pocas palabras: No cambies para agradarles a las personas; sé tú mismo y las personas correctas amarán tu verdadero yo.

7. Usa el rechazo como una invaluable oportunidad para crecer.

Tan pronto como alguien comienza a criticar y criticarte, en el momento en el que eres rechazado, tal vez te encuentres pensando: “Bueno, eso demuestra una vez más que no valgo nada.” Lo que tienes que entender es que estas personas no son dignas de TI, ni de tu particular viaje.

El rechazo es una medicina necesaria; te enseña a rechazar relaciones y oportunidades que no van a funcionar para que puedas encontrar rápidamente otras nuevas que sí lo harán. No significa que no eres lo suficientemente bueno; sólo significa que alguien no entendió lo que tienes para ofrecer. Lo cual significa que ahora tienes más tiempo para mejorar y explorar tus opciones.

“¿Te amargarás en ocasiones? Absolutamente. ¿Dolerá? Por supuesto, eres humano. No existe ni un alma en este planeta que no sienta romperse su corazón ante el rechazo. Por un tiempo luego de ello te harás todo tipo de preguntas como…

• ¿Qué hice mal?
• ¿Por qué no les agrado?
• ¿Cómo pasó?
• Etc.

Y entonces, debes dejar que tus emociones te enciendan! Esta es la parte importante. Deja que tus sentimientos de rechazo te conduzcan, te alimenten, e inspiren a cambiar e ir al siguiente capítulo de tu historia.

Al mirar atrás en tu vida, a menudo te darás cuenta de que muchas de las veces que pensaste que estabas siendo rechazado de algo bueno, eras, de hecho, redirigido a algo mejor. No puedes controlarlo todo; especialmente la opinión de los demás. Algunas veces sólo necesitas relajarte y tener fe en que las cosas saldrán bien. Deja ir un poco y deja que la vida suceda como se supone debe suceder. Porque a veces los resultados que no puedes cambiar, terminan cambiándote a ti y ayudándote a crecer más fuerte y más inteligente.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB