Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

7 ideas para encontrar a tu mentor de negocio ideal

Por José Manuel García | Publicado en Interés General | 7 de marzo, 2017

mentorSi estás pensando en crear una empresa, sea una startup o un micro-negocio, la mejor inversión que podrás hacer es la de dedicar un tiempo para encontrar al menos un mentor de negocio.

Y sí ya la creaste y estás pensando en cómo hacer crecer tu negocio, ¡también!

Las matemáticas no fallan: el 70% de los negocios que cuentan con un mentor sobreviven el doble de tiempo que aquellos que no cuentan con un mentor. Las incubadoras y aceleradoras cuentan con mentores por una buena razón.

Y si es tan importante ¿Por qué no se facilita encontrar un mentor a todo emprendedor? Jaja, ¡eso querría saber yo!

De hecho, en el plan de empresa rara vez se contempla dejar una partida de presupuesto para contratar mentores y, sin embargo, debería ser algo casi obligatorio para incrementar las posibilidades de éxito de tu negocio.

Como se suele decir, blanco y en botella… A ver, si tener un mentor es uno de los ingredientes de éxito, digo yo que habrá que facilitar que el mayor número de emprendedores pueda beneficiarse de un mentor.

Normalmente al emprendedor se le facilitan los impresos y la dirección de Hacienda para pagar impuestos. Pero rara vez alguien le pregunta si ha validado su idea, si tiene modelo de negocio, si tiene claro cómo va a ganar dinero y mucho menos lo mandan a la calle a buscar sus primeros 3 clientes antes de empezar a mover papeles, crear la página web y las tarjetas de visita.

Steve Blank es conocido por la frase “Sal a la calle” o literalmente “Sal del edificio” con la idea de que valides tu idea de negocio antes de crear nada. Yo te diría además “Busca un mentor!” o más precisamente “Sal a la calle de una vez y busca un mentor.”

¿Por qué?

– Contar con alguien más experto a tu lado que ya ha navegado por las mismas aguas que tú navegas puede acelerar tus resultados de manera exponencial evitándote numerosos dolores de cabeza.

– Puedes cometer errores graves por inexperiencia y tomar decisiones erróneas puede arruinarte la vida. Puedes firmar un pacto de socios erróneo, puedes terminar endeudado o perder todo tu capital quedándote sin oportunidad de rebotar y salir adelante.

– Gestionar un negocio tanto al inicio como en las fases de crecimiento es una tarea muy solitaria e incomprendida que puede llegar a afectar a tu relación de pareja, familia o amigos. Tener un mentor a tu lado te mantiene cuerdo y motivado para tener claridad y foco en lo verdaderamente importante.

Estoy convencido de que dentro de un tiempo, sobre todo al inicio de un negocio, tener un mentor será algo tan natural como tener un móvil.

El único problema muchas veces es que, fuera de los programas de incubadoras, aceleradoras, etc, no es evidente dar con un mentor de negocio que tenga experiencia real en el área que necesitas y que tenga las habilidades personales adecuadas.

A pesar de ello, puedes encontrar a tu mentor ideal si sabes cómo buscarlo. Eso sí, no deberías tomarte el proceso a la ligera. Es cuestión de sentido común:

– Define de antemano qué necesitas y qué buscas

– Ten claro qué pedir a tu mentor

– Elije al mentor más adecuado para ti con el que conectes de verdad.

– Ten claridad en los objetivos y expectativas.

– Recuerda que su agenda es compleja y su tiempo es limitado

– No te enfades si te dicen que no ya que no todos podrán atenderte.

Una vez tienes esto claro, te será más fácil poner “el radar” y estar pendiente de detectar posibles mentores ideales.

A continuación, te facilito 7 ideas para encontrar a tu mentor ideal:

1. Analiza tu círculo más cercano

En muchas ocasiones puedes encontrar excelentes mentores dentro de tu familia o en amigos cercanos, personas que pueden tener una mayor experiencia que tú o conocer más sobre un sector o situación en particular porque ya han pasado por ello.

Igualmente, puedes enviar un mensaje a tu red de contactos proponiendo la idea y ver si conectas con una persona adecuada para ti y tus necesidades.

2. Utiliza las redes sociales

Puedes utilizar redes sociales como Twitter o LinkedIn para encontrar a tu mentor ideal.

Idea: contacta con otros profesionales y empresarios que admires y pídeles un consejo, normalmente nadie se lo toma a mal sino todo lo contrario.

3. Lee blogs y publicaciones especializadas

Lee publicaciones especializadas y selecciona los profesionales con los que mejor conectas o de los que más aprendes.

No solo aprendes con ellos al leerles, verles o escucharles -lo cual viene a ser una mentorización “indirecta”- sino que, en ocasiones, puedes contactarlos y en función del profesional puedes descubrir que estarán encantados de dedicarte unas horas de su tiempo.

4. Sal a la calle

No siempre tienes cerca a un posible mentor así que sal a la calle y ábrete a nuevas posibilidades.

Contacta con tu Ayuntamiento, Centro de emprendedores o Cámara de Comercio. Haz lo mismo con iniciativas relacionadas con tu sector.

Analiza negocios a nivel local con el fin de identificar a potenciales mentores. Una vez tengas una selección contacta con cada uno, inicia el contacto interesándote por alguno de sus propios proyectos o intereses y preguntando si podrías hacerle algunas preguntas por teléfono, skype, email o incluso invitarle a tomar un café o a comer.

5. Busca en tu mismo sector

A veces, tú mismo sector puede ser tu aliado. Por ejemplo, puedes considerar contactar con el responsable de una empresa más grande que la tuya, en cuyo caso no sueles ser percibido como un competidor, y sugerir intercambiar experiencias, ideas o simplemente pedirle consejo.

La clave es no tener vergüenza a llamar o enviar un email a la persona que nos interesa.

6. Crea un grupo “mastermind”

Crea un grupo (presencial u online) con otros emprendedores en tu misma fase de desarrollo e incluso invitar a emprendedores más expertos puede aportarte valiosas experiencias y evitarte cometer errores.

Puede ser tan sencillo como quedar a tomar un café con otro emprendedor etc., a mí de hecho me ayuda y creo que compartir abiertamente retos, problemas y soluciones es positivo porque nos ayudamos entre nosotros y aprendemos.

7. Contrata a un mentor de negocio profesional

Contratar a un mentor profesional de negocio es, probablemente, una de las mejores inversiones que puedes hacer. Te ayudará a acelerar tus resultados y conseguir antes tus objetivos.

Al inicio todos pensamos que podemos aprender por nosotros mismos y escuchamos mensajes de que emprender es fácil o que salir adelante en internet es cuestión de trucos mágicos. Invertir en un mentor de negocio profesional te ayudará a acelerar el aprendizaje y avanzar más rápido cometiendo menos errores.

La moraleja de esta historia es que, con el tiempo, me he dado cuenta que lo barato sale caro y la ignorancia inconsciente no tiene límites… como pretender que una tienda online funcione en un mes sin invertir en publicidad, SEO, etc. Solo con el paso del tiempo nos damos cuenta de las barbaridades que hemos hecho.

Lo dicho, no pretendas saberlo todo ni hacerlo todo por ti mismo y pide ayuda si lo necesitas. Recuerda que la mejor tecnología es el sentido común.

Quizás por ser el primero en haberme equivocado, hoy en día no dejo de insistir en lo importante que es tener un mentor (o varios) a la hora de emprender un proyecto sea pequeño, grande o mediano.

Fuente: emprenderalia

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB