Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

7 frases que harán que dejes de aferrarte cuando deberías dejarlo ir

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 16 de Abril, 2017

dejarlo irSaber que necesitas dejarlo ir, y dejarlo ir realmente son dos cosas muy diferentes, y a veces necesitamos todos los refuerzos positivos que podamos obtener.

Como mencioné en publicaciones anteriores, frecuentemente uso frases (y afirmaciones) para recordarme proactivamente NO aferrarme a las cosas equivocadas (ideas, mentalidades, etc.)

Siempre que me descubro aferrándome, hago una pausa y leo las siguientes frases. Y luego respiro profundamente…

1. A menudo dejar ir es simplemente cambiar las etiquetas que colocas en una situación – es mirar la misma situación con los ojos frescos y una mente abierta.

A decir verdad, no hay absolutamente nada acerca de tus circunstancias actuales que te impida progresar, un pequeño paso consciente a la vez.

2. Dejar ir no es tener el valor de liberar el pasado, es tener la sabiduría y la fuerza para abrazar el presente.

No se trata de olvidar – se trata de recordar sin miedo. Es un paso adelante, sin ataduras, con una mente presente y una lección aprendida.

3. Uno de los momentos más gratificantes e importantes en la vida es el momento en que finalmente encuentras el coraje de dejar ir lo que no puedes cambiar.

Cuando dejas ir cómo debería “ser”, enciendes todo el potencial de cómo puede ser desde este momento en adelante. La felicidad, entonces, es en última instancia dejar ir lo que piensas que tu vida debería ser ahora y apreciarla sinceramente por todo lo que es, y hacer lo mejor de ella.

4. Dejar ir no significa que no te preocupas por algo o alguien más.

Es tan sólo darte cuenta de que lo único sobre lo que realmente tienes control es tu próxima acción en este momento. En la mayoría de los casos, no puedes calmar la tormenta – y no vale la pena intentarlo. Lo que puedes hacer es calmarte y recobrarte, y la tormenta pasará.

5. Dejar ir es estar agradecido por las experiencias que te hicieron reír, te hicieron llorar, y te ayudaron a aprender y crecer.

Es la aceptación de todo lo que tienes, todo lo que una vez tuviste, y las posibilidades que tienes por delante. Se trata de encontrar la fuerza para aceptar los cambios de la vida, de confiar en tu intuición, de aprender a medida que avanzas, de darte cuenta de que cada experiencia tiene valor, y de seguir dando pasos positivos hacia adelante.

6. No tienes que tener todo calculado para seguir adelante.

Haz lo mejor que puedas hasta que sepas más. Una vez que sepas más, hazlo mejor. Haz del crecimiento gradual un ritual diario.

Así es como el impulso que cambia la vida se construye. Se alimenta de sí mismo, un pequeño paso a la vez. Haz un esfuerzo para comenzar, y a medida que empieces a avanzar, necesitarás cada vez menos esfuerzo para sostenerte.

7. A medida que tomes el siguiente paso, y el siguiente, tu mayor defensa contra el estrés, la frustración y la derrota es tu capacidad inherente para elegir un pensamiento por sobre otro.

Recuerda esto. Si busca razones para estar desalentado (si buscas razones para renunciar y abandonar) encontrarás un montón de ellas. Busca más bien razones para ser positivo, y velas en todas partes. Y entonces continúa.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB