Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

7 cosas que las personas ricas nunca dicen, de acuerdo con un clásico de finanzas personales de casi 20 años de edad

Por Kathleen Elkins | Publicado en Educación Financiera | 17 de mayo, 2016

Super Exitosos“Ser producto de dos padres fuertes me permitió el lujo de observar los efectos que los diferentes pensamientos tienen sobre la vida de uno,” escribe Robert Kiyosaki en el clásico de las finanzas personales, “Padre Rico Padre Pobre.”

Los dos padres a los que se refiere son su verdadero padre (su “padre pobre”, que tuvo problemas financieros toda su vida y murió con deudas) y el padre de su mejor amigo (su “padre rico”, que empezó con poco y se convirtió en uno de los hombres más ricos de Hawai)

“Me di cuenta de que mi padre pobre era pobre, no a causa de la cantidad de dinero que ganaba, que era mucho, sino a causa de sus pensamientos y acciones.”

Incluso la forma de hablar era tremendamente diferente del de su padre rico. Aquí hay siete cosas que el autor escuchaba a su pobre padre decir a menudo, pero que su padre rico nunca decía.

“No puedo pagarlo.”

Padre rico decía: “¿Cómo puedo pagarlo?”

“Una es una declaración, y la otra es una pregunta. Uno te permite olvidarte del asunto, y el otro te obliga a pensar” escribe Kiyosaki. “Cuando dices automáticamente las palabras ‘No puedo pagarlo,’ tu cerebro deja de funcionar. Cuando te haces la pregunta ‘¿Cómo puedo pagarlo?’ tu cerebro se pone a trabajar.”

Esto no significa que tengas que comprarlo todo, enfatiza. El punto es que tienes que ejercitar constantemente tu mente, porque entre más fuerte se haga tu cerebro, más dinero ganarás.

“Yo trabajo por mi dinero.”

Padre rico decía: “Mi dinero trabaja para mí.”

Hay una diferencia entre cómo las personas ricas y las personas promedio eligen que se les pague. Las personas promedio optan porque se les pague basado en tiempo (en un sueldo fijo o por hora) mientras que los ricos por lo general son dueños de sus propios negocios, trabajan por comisión, o eligen opciones sobre acciones y participación en las ganancias por sobre salarios altos.

“Si trabajas por dinero, le das el poder a tu empleador,” escribe Kiyosaki. “Si el dinero trabaja para ti, mantienes el poder y el control sobre él.”

“Cuando se trata de dinero, juega a lo seguro. No tomes riesgos.”

Padre rico decía: “Aprende a manejar el riesgo.”

Los ricos juegan a ganar, lo que requiere tomar riesgos y cierto nivel de comodidad con la incertidumbre.

Tan importante como lo es tomar riesgos para acumular riqueza, es igual de importante ser inteligente a la hora de tomar riesgos, es por eso que mi padre rico enfatizaba “manejar” el riesgo. Tomar riesgos a secas no te llevará a ninguna parte, pero tomar riesgos inteligentemente (en el que la educación y la experiencia juegan un papel clave) es la madre de las recompensa.

“Mi casa es un activo.”

Padre rico decía: “Mi casa es un pasivo.”

“Si dejaras de trabajar hoy, un activo pone dinero en tus bolsillos y un pasivo saca dinero de tus bolsillos”, escribe Kiyosaki. “Es importante saber la diferencia entre los dos.”

Al final, ser dueño de una casa es caro, y no siempre van a subir de valor, señala Kiyosaki.

“No estoy diciendo que no compres una casa”, escribe. “Lo que estoy diciendo es que debes entender la diferencia entre un activo y un pasivo. Cuando quiero una casa más grande, primero compro activos que generen flujo de dinero para que paguen esa casa.”

“Estudia mucho para que puedas trabajar en una buena compañía.”

Padre rico decía: “Estudia mucho para que pueda comprar una buena compañía.”

Las personas más ricas no tienen miedo de pensar en grande. Ellos fijan alto sus expectativas y esperan ganar un montón de dinero.

En el otro lado, las masas esperan tener problemas y tienden a conformarse con menos de lo que valen a causa de ello.

“Nunca voy a ser rico.”

Padre rico decía: “Soy un hombre rico y la gente rica no hace esto.”

“Incluso cuando [mi padre rico] estaba quebrado luego de un gran revés financiero, continuó refiriéndose a sí mismo como un hombre rico”, escribe Kiyosaki. “Él se cubría a sí mismo diciendo: ‘Hay una diferencia entre ser pobre y estar quebrado. Estar quebrado es temporal. Ser pobre es eterno.'”

“No estoy interesado en el dinero.”

Padre rico decía: “El dinero es poder.”

A la mayoría de nosotros se nos enseña a tener una buena educación, encontrar un trabajo, y estar agradecidos por lo que tenemos. En esencia, a la mayoría de nosotros se nos enseña a conformarnos.

Los ricos, en cambio, piensan en el dinero de manera lógica y lo ven como lo que es: una poderosa herramienta que puede regalarte opciones y oportunidades.

Publicado originalmente en blog.reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB