Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

7 Cosas que las personas felices y saludables hacen todas las mañanas

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 3 de abril, 2016

felicesCuando te levantas por la mañana, piensa en el precioso privilegio que es estar vivo (respirar, pensar, aprender, amar) y luego haz que tu día cuente!

La mañana es extremadamente importante. Es la base a partir de la cual construirás tu día. Cómo eliges pasar tus mañanas puede predecir qué clase de día vas a tener, y por lo tanto, qué tipo de vida vas a vivir.

Cada mañana es realmente una nueva oportunidad. Cada día es una nueva oportunidad para hacerlo bien.

Las personas más felices y saludables que conozco abrazan esta verdad y la usan para su beneficio. Tienen eficaces rituales para las mañanas que mejoran gradualmente su bienestar y dan su propósito a sus vidas. Esto es lo que hacen de forma diferente:

1. Se despiertan con un sentido de gratitud.

En otras palabras, comienzan el día con amor en sus corazones y mentes, y están verdaderamente agradecidos por sus vidas y todas sus invaluables idiosincrasias. Practican pequeños actos de gratitud por las mañanas expresando su agradecimiento directamente a las personas que quieren, y por las circunstancias inmediatas (salud, oportunidades, etc.) que podrían tomar fácilmente por sentadas.

De las investigaciones y el coaching que Ángel y yo hemos hecho a lo largo de los años, descubrimos que cuanto más una persona es agradecida, es menos probable que él o ella terminen deprimidas, ansiosas, solitarias, envidiosas, o neuróticas. En pocas palabras: Considera lo afortunado que eres. Considéralo todas las mañanas. Cuantas más bendiciones cuentes, más bendiciones tendrás para contar, y más feliz serás.

2. Comienzan de nuevo.

Ellos saben que es un nuevo día para empezar de nuevo y hacer algo diferente. Ayer pudo haber sido una completa decepción para ellos, pero hoy es un nuevo día para aprender, tener éxito y aventurarse. Entiéndelo. Vive ahora. No antes. No después. AHORA, en el momento en el que estás.

Habita tu mañana por completo. No se lo alquiles al pasado. No dejes que tu historia interfiera con tu destino! Deja que hoy sea el día en que dejas de ser una víctima de las circunstancias del ayer y empiezas a tomar acción para lograr la vida que quieres. Tienes el poder y el tiempo para darle forma al resto de este día. Libérate de la venenosa mentalidad de víctima y abraza la verdad de tu grandeza. (Lee Un libro para renacer cada día)

3. Se hacen preguntas para afirmar el propósito de comenzar el día.

La rutina matutina que Steve Jobs usaba para empezar el día era mirarse en el espejo y preguntarse: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?” Y Benjamin Franklin se preguntaba a sí mismo cada mañana “¿Qué bien haré hoy?” Te desafío a hacerte preguntas que te mantengan sobre el camino y te empujen a vivir una vida con propósito. Aquí hay tres preguntas que a menudo me hago:

• ¿Qué me gustaría recordar sobre hoy?
• ¿Cómo voy a honrar sinceramente mis deseos y verdad hoy?
• ¿Qué puedo hacer para marcar una diferencia positiva en las vidas que me rodean hoy?

4. Leen algo positivo.

Algunas personas felices leen un poco las escrituras cada mañana, mientras que otras leen libros inspiradores, artículos o citas para empezar sus días. De cualquier manera, tienen el ritual de leer algo de auto-ayuda para aumentar su perspicacia y conocimiento. Comienzan sus días con una nota positiva, con ideas positivas y productivas para guiar el viaje de su día.

Y eso es crucial, porque en la vida a menudo tienes que crear tu propio sol. Así que lee algo positivo todas las mañanas cuando te despiertes, y deja que te inspire a hacer algo positivo antes de volver a la cama por la noche. Así es como se hacen los días memorables.

5. Siguen una rutina matutina efectiva.

Las personas felices y saludables saben que las rutinas matutinas son de crítica importancia. Estas te ayudan a enfocarte y crear un impulso para tu día, y te dan la libertad para estar presente y relajado; para simplemente disfrutar de donde estás en cada momento, en ves estar apurado y corriendo de un lugar a otro.

Una vez que tengas tu rutina en orden, por primera vez en mucho tiempo, serás capaz de, literalmente, oler el café. Para mañanas realmente fáciles de llevar, reduce el número de decisiones que debes tomar. Hay dos formas sencillas de hacer esto:

En primer lugar, toma las grandes decisiones matutinas la noche anterior: qué vas a desayunar, qué ropa vas a ponerte, qué necesitas llevar al trabajo, etc.

En segundo lugar, crea una rutina simple para la mayor cantidad de tareas diarias matutinas que te sea posible.

Ahora, no necesitas alterar drásticamente las cosas simples como la cantidad de tiempo que usas para estar listo para el trabajo, la complejidad de tu desayuno, o el ritual del baño y la ducha de una mañana a otra.

6. Se dan el suficiente tiempo para comer un desayuno saludable.

No puedes tener un día feliz y saludable si lo primero que haces en la mañana es llenar de basura tu cuerpo. Punto. Tu cuerpo es un templo. Eres lo que comes. Así que no comas alimentos procesados, comida rápida, y toda esa suciedad que las grandes empresas de alimentos procesados tratan de hacer pasar como “saludables”.

¿Te tomará diez minutos extra preparar un desayuno saludable? Sí lo hará. ¿Vale la pena? ¡Sí lo vale! La mayoría de los alimentos que no tienes que preparar manualmente causan enfermedades. ¿Tienen buen gusto? Por supuesto. Alimenta tu cuerpo correctamente primero todas las mañanas.

7. Se mueven con gracia hacia lo que es más importante.

Como seres humanos, estamos orientados hacia los objetivos. Nos gusta progresar. Cuando llevamos a cabo una de nuestras metas, sonreímos por ello. Es por eso que las personas más felices que conozco son también algunas de las personas más exitosas que conozco.

Y el éxito no es algo que se tiene; es algo que haces. Es algo que experimentas cuando te despiertas y actúas en consecuencia. Así que deja que tu primera hora establezca el tema de tu pro-actividad y éxito que ciertamente hará eco a lo largo de tu día. La clave es enfocar la atención de la primera hora de tu mañana en las cosas correctas. ¿Por qué? Porque en algún momento todos nos preguntamos, “¿Por qué es tan imposible lograr terminar todo?” Pero la respuesta es sorprendentemente simple: Estamos haciendo demasiadas cosas equivocadas.

Varios estudios demostraron que las personas nunca hacen más cosas por trabajar ciegamente más horas en todo lo que aparezca. Al revés, hacen más cosas cuando siguen cuidadosamente planes que miden y siguen prioridades e hitos claves.

Así que si quieres tener más éxito, menos estrés, y mucha más felicidad al final de un largo día, no preguntes cómo hacer algo más eficientemente hasta que te preguntes primero, “¿Necesito hacer esto realmente?”

Ser capaz de hacer algo no significa que sea lo que tienes que hacer. Creo que este es uno de los problemas más comunes de un montón de consejos sobre la administración del tiempo; con demasiada frecuencia los gurús de productividad se centran en cómo hacer las cosas rápidamente, pero la gran mayoría de las cosas que las personas hacen rápidamente no deberían ser hechas en absoluto.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB