Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

6 Rituales (fáciles de robar) de personas extremadamente exitosas

Publicado en Desarrollo Personal | 22 de noviembre, 2014

RitualesPor Angel Chernoff

Eventualmente nos convertimos en lo que hacemos repetidamente.

Con los años, Marc y yo estudiamos la vida de numerosas personas exitosas. Leímos sus libros, vimos sus entrevistas, los entrevistados nosotros mismos, trabajamos con ellos, y los investigamos extensivamente.

Realmente aprendimos mucho de sus historias. Pero sobre todo, aprendimos que la mayoría de estas personas no nacieron en el éxito. Ellos simplemente hicieron, y continúan haciendo, cosas que los ayudaron a lograr su máximo potencial. En otras palabras, ellos siguen un conjunto de rituales prolíficos.

En el artículo de hoy, vamos a echarle un vistazo a seis rituales que puedes robarles e inmediatamente poner en práctica en tu vida.

1. Haz tu trabajo… practica, practica y practica tu arte!

Claro que puedes ser bueno con un poco de esfuerzo. Puedes ser muy bueno con un poco más de esfuerzo. Pero no puedes ser genial, en nada, a menos que le dediques una increíble cantidad de esfuerzo enfocado, por una determinada cantidad de tiempo al día, todos los días. Es tan simple como eso.

Raspa la superficie de cualquier persona exitosa con habilidades increíbles, y descubrirás a alguien que dedico miles de horas de esfuerzo para desarrollar esas habilidades. No hay atajos en la vida. No existen los éxitos de la noche a la mañana.

Casi todo el mundo oyó hablar del principio de las 10.000 horas, el cual establece que se requieren aproximadamente 10.000 horas para volverse un maestro en cualquier habilidad compleja, sin embargo, pese a las sólidas evidencias, muy pocos lo siguen… excepto las personas extremadamente exitosas, por supuesto.

Sea lo que sea que decidas hacer, hazlo bien. Hazlo tan bien que cuando otros te vean haciéndolo, lo disfruten tanto que quieran volver y ver cómo lo haces otra vez… y también querrán traer a sus amigos con ellos para poder mostrarles lo increíble que eres haciendo lo que haces.

2. Crea confianza haciéndote cargo de cada una de tus promesas.

Si dices que vas a hacer algo, ¡HAZLO! Si dices que vas a estar en algún lugar, ¡ESTA ALLI! Si dices que sientes algo, ¡DILO EN SERIO! Si no puedes, no quieres, o no lo harás, entonces NO MIENTAS. Siempre es mejor decirle la verdad a la gente desde el principio. No juegues con las cabezas y los corazones de las personas. No digas verdades a medias y esperes que la gente confíe en ti cuando la verdad surja a la superficie; las verdades a medias no son mejores que las mentiras.

Independientemente del negocio en el que te encuentres (venderle productos a los consumidores, o vender horas por pesos/dólares) la única pregunta que tienes que hacerte es: “¿Me tienen suficiente confianza como para creer lo que les estoy prometiendo dar?” Sin esta confianza, no tienes nada. Si tu mercado te conoce y aún así no están comprando lo que les estás ofreciendo, es simplemente porque no confían en ti tanto como esperabas. Gana su confianza, y el resto de las piezas del rompecabezas serán fáciles de colocar.

3. Enfócate más en menos.

Tener demasiadas opciones interfiere con la toma de decisiones. Aquí en el siglo 21, donde la información se mueve a la velocidad de la luz, y las oportunidades de innovación parecen interminables, tenemos una abundante variedad de opciones a la hora de diseñar nuestras vidas y carreras. Pero, lamentablemente, muchas opciones a menudo conducen a la indecisión, confusión e inacción.

Muchos negocios y estudios de marketing han demostrado que entre más opciones de productos un consumidor enfrente, menos productos comprarán. Después de todo, elegir el mejor producto para ti de un grupo de tres opciones es sin duda mucho más fácil que elegir el mejor producto para ti de un grupo de trescientas. Si la decisión de compra es difícil de hacer, la mayoría de las personas se dan por vencidas.

Así que si estás vendiendo una línea de productos, mantenla simple. Y si estás tratando de tomar una decisión sobre algo en tu vida, no desperdicies todo tu tiempo evaluando hasta el último detalle de todas las opciones posibles. Elije algo que creas que va a funcionar y dale una oportunidad. Si no funciona, elije otra cosa y sigue empujando hacia adelante. Enfócate más en menos, y da lo mejor de ti.

4. Usa sólo herramientas de calidad.

Mientras estamos en el punto de enfocarnos más en menos, asegúrate de que las únicas herramientas que estés usando sean las únicas que realmente necesitas. No tiene sentido quedarte con herramientas de baja calidad. Por ejemplo, tratar de cortar una gruesa pieza de madera fresca con un serrucho viejo y desafilado sería una tarea bastante tonta. Tendrías que hacer muchísima fuerza sólo para lograr un impacto mínimo. Este mismo principio se aplica a todo en la vida.

No dejes que la ineficiencia te derrote. Si las herramientas que tienes no se ajustan a los requisitos del trabajo, encuentra a alguien que tenga las herramientas adecuadas y haz un trueque con ellos, contrátalos, invítalos al proceso de lo que estás tratando de lograr. Tener las herramientas (y habilidades) adecuadas pueden reducir fácilmente una montaña de tareas a un grano de arena minúsculo. Con una buena idea, determinación y las herramientas adecuadas, casi todo es posible.

5. Pasa tiempo de calidad con gente de calidad.

Eres el promedio de las personas con las que pasas más tiempo. Y es por eso que muchas veces no importa dónde estás en la vida, sino a quien tienes al lado. Algunas personas te drenan y otras le proporcionan alimento a tu alma. Así que asegúrate de conseguir la compañía de aquellos que alimenten tu espíritu, y dales el regalo de tu ausencia a aquellos que no aprecien tu presencia. No tienes que correr a una relación de la que no estés seguro, ni socializar con personas que te detengan.

Pasa más tiempo con personas agradables que sean inteligentes, motivadas y con mente abierta respecto a las oportunidades y al crecimiento personal. Busca grupos de de personas en tu comunidad con pasiones y objetivos similares. Estas personas están ahí fuera.

El punto es que las relaciones deberían ayudarte, no dañarte. Rodéate de personas que reflejen la persona que quieres ser. Elije amigos de los que estés orgulloso conocer, personas que admires, personas que se preocupen por ti y te respeten; personas que hagan tu día un poco más brillante simplemente por estar en ella. La vida es demasiado corta como para desperdiciar tu tiempo con personas que chupan la energía y la esperanza de ti.

6. Estudia, entrena, y consigue estar súper cómodo con el arte de vender.

Hace aproximadamente un año, Marc y yo entrevistamos a diez dueños de negocios y CEOs extremadamente exitosos por un proyecto paralelo en el que estábamos trabajando. Les pedimos que nos nombraran la habilidad que sintieran que más contribuyó a su éxito. Cada uno de ellos, con sus propias palabras, dijeron: la habilidad de venderse a ellos mismos, sus ideas, y lo que tenían para ofrecer.

Ten en cuenta que “vender” en su verdadero sentido no es un acto de manipular, presionar, o ser engañoso. Vender es explicar la lógica y los beneficios de una decisión o punto de vista. Vender es convencer a otras personas de trabajar directamente contigo. Vender es superar preocupaciones y bloqueos, y calmar los temores injustificados de otras personas.

La venta es una de las principales bases en los negocios y el éxito personal. Se trata de saber cómo negociar, cómo lidiar con un “no” cuando recibas uno, cómo mantener la confianza y la autoestima frente al rechazo, y como comunicarte abierta, honesta y eficazmente con una amplia gama de personas para así poder construir relaciones de largo plazo, que junten confianza a largo plazo.

Cuando realmente crees en tu idea, o en tu negocio, o en ti mismo, entonces no necesitas tener un enorme ego o una personalidad excesivamente extrovertida. No tienes que “vender” en el sentido tradicional. Sólo tienes que comunicar tu punto de vista con claridad, cordialmente, y con confianza.

El piso es tuyo…           

Así que ahí lo tienes, seis rituales que hemos visto repetidos una y otra vez en la vida de algunas de las personas más exitosas que hemos estudiado y con las que nos hemos relacionamos.

Y hoy te animamos a implementar un nuevo ritual en tu vida. Es cuestión de romper tus grandes metas en acciones diarias pequeñas y repetibles. Así que tomemos por ejemplo la idea de dominar una habilidad en particular. Obviamente, no puedes lograrlo en un día. Pero puedes elegir una hora determinada del día para practicarla diligentemente, y quizás incluso atar tu tiempo para practicar a un disparador habitual, como por ejemplo: Cada vez que entras a tu oficina, usar los primeros 30 minutos para hacer XYZ.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 24/11/2014 - LUIS:

    MEGUSTA ALGUNOS CONSESTOS DURANTE 20 AÑOS TUVE PEQUEÑA FABRICA PERO SIEMPRE FUI VENDEDOR Y LAS DOS COSAS NO SE PUEDEN ASER NO TUVE QUIEN ME ACOMPAÑE Y DESPUÉS DE 4 AÑOS SIN TRABAJAR ME DEDICO A DIRIGIR ALGUNAS CONSTRUCCIONES METAS FIJAS Y ADELANTE LA VIDA DA SIEMPRE BARIAS OPORTUNIDADES SALUDOS LUIS FRAZZETTO

Subir »
FB