Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

6 poderosas verdades que tienes que empezar a decirte a ti mismo

Publicado en Desarrollo Personal | 8 de febrero, 2014

VerdadesPor Angel Chernoff, De Therese Schwenkler

“La imperfección es belleza, la locura es genialidad y es mejor ser absolutamente ridículo que absolutamente aburrido.” – Marilyn Monroe

TÚ, amiga mía, eres sin lugar a dudas, incuestionable, extraordinariamente increíble y poderosa!

¿Ya te olvidaste de eso?

En caso de que estés atascada en un momento de confusión temporal, permíteme recordarte algunas verdades que tienes que empezar a decirte a ti mismo más a menudo

1. “No tengo que conformarme.”

¡OH, cuánto amo tu fiereza, tu entusiasmo inquebrantable, tu intensidad salvaje con el cual atraviesas la selva como una criatura de pasión; una pasión que te enciende y que se eleva desde el centro de tu más calmado y profundo yo.

Amo tanto tu rechazo a conformarte; por menos que lo mejor, por menos de lo que mereces, por menos de lo que fuiste creada a ser, tener y hacer.

No te conformes con un trabajo para ganarte la vida, sin equilibrarlo con una vida que valga la pena vivir. No te conformes con un hombre o una mujer que te mantenga caliente por las noches, pero que no pueda ver su camino hacia las profundidades de tu alma y tu corazón. No te conformes con dar menos de lo que puedes dar en tu trabajo, en tu juego, en tus relaciones, en tu vida.

De hecho, si tienes que conformarte con algo en la vida, es con la creencia de que el mayor riesgo es no arriesgar nada. Y por supuesto, con estar dispuesta a atreverte a mucho; por pasión, por conexión, por la aventura de vivir.

Me encanta tu increíble alma que no se conforma, tú!

2. “Tengo buenas razones para confiar en mí mismo y en el universo.”

Has llegado lejos; de escuchar las expectativas y los gritos de las multitudes, a aprender a escuchar tu propio compás y tu propia voz interior.

Sabes ahora que la primera persona con la que debes comprobarlo, siempre, es con tu más profundo y verdadero yo, y nunca te ha defraudado. Sabe cuándo decir: “Sí, por favor” y cuándo decir ” Claro que no! “, Cuando apoyar y cuándo dejar ir. Sabe cuándo atacar duro, cuándo retroceder y cuándo frenar y respirar.

En cada instante, Sabe exactamente lo que necesitas y exactamente qué hacer.

Y has aprendido a confiar en ella.

Pero también has aprendido a confiar en los demás. Sabes en quien depositar tu confianza por completo. Has aprendido que puedes ser abierta y dejarte ver y oír y ser querida por la magnífica persona que eres.

Por último, has aprendido a confiar en este loco universo que te sostiene y descansar plenamente en su inevitable cuidado. Las tormentas llegarán en esta vida, ya lo sabes, pero con el tiempo, la lluvia, la rabia y el salvaje viento disminuirán hasta la tranquilidad, e incluso el más duro de los inviernos se suavizará en una primavera.

Con todo lo que hay dentro de ti, y sin ninguna duda, sabes que esto es cierto.

Sí, me encanta la forma en la que has aprendido a confiar (de todo corazón, fieramente y profundamente) en ti misma, en los demás y en el universo que te sostiene.

3. “Mi rareza es una de mis mayores fortalezas.”

Así es, lo entendiste: Eres poderosa porque eres un bicho raro sin igual.

Me encantan todas esas pequeñas cosas extrañas de ti; la forma en la que ríes, la forma en la que llevas esos anteojos con estilo, y cómo te agitas en la pista de baile como si nadie te estuviera juzgando.

Me encanta la forma en la que te presentas ante el mundo: sin pedir disculpas, excéntricamente, siendo totalmente tú.

Me encanta tu individualidad. Por favor, dime que nunca dejarás de mostrarle al mundo quién eres.

4. “Puedo seguir dejando que mis problemas me abran y no que me cierren.”

En los días en que fuiste traicionada (no una, ni dos veces, sino una y otra, y otra vez) igual mantuviste tu corazón abierto de todos modos.

Fuiste maltratada, pero aprendiste a amar a los demás de todos modos.

La vida apestó algunas veces, pero no dejaste que te chupe la vida.

En lugar de cerrarte, te abriste.

En lugar de endurecerte, te suavizaste.

Y cuando la vida te pegó duro, optaste por no morir, sino dejarte nacer de nuevo.

Elegiste amor por sobre odio, compasión por sobre indiferencia, y transformación por sobre ruinas. Estás floreciendo más y más cada día, y yo no podría estar más orgullosa de ti.

5. “Todavía aquí aprendiendo e intentando, incluso luego de todos mis fracasos. “

Lo verdaderamente hermoso de ti es la forma en que nunca dejas que tus fracasos te desanimen; al menos no por mucho tiempo.

¿Recuerdas ese momento cuando caíste de cara al barro?

Has vuelto más fuerte que antes. Recuerda que, como dice el proverbio, “Roma no se construyó en un día”, y que, como decía Epicteto: “Nada genial se crea de repente.”

Deja que tus “fracasos” labre tu persona como el interior de un cañón, creando algo majestuoso, maravilloso y de una belleza impresionante. En lugar de sucumbir, deja que te forjen en una persona con mayor fuerza y carácter, humildad y gracia.

No eres para ser detenida; OH no, no tú. Tal vez hayas fallado en un sentido de la palabra, pero en otro sentido, siempre has ganado. Has ganado porque fallaste en darte por vencida y fallaste en ceder. Seguiste remando, reinventándote, aprendiendo de tus derrotas y empujando cada vez más fuerte. Tu capacidad de perseverar me asombra, y lo haces con gracia en cada ocasión.

Tú, amiga mía, eres más fuerte de lo que crees.

6. “Soy poderosa, simplemente porque estoy VIVA ahora mismo.”

Tú, Sweet Honey Child, eres digna, valiosa y más allá de cualquier medida, simplemente porque naciste en este mundo; porque respiras; porque estás aquí, en este momento.

Lo fuiste desde el mismo instante en que naciste en esta extraña, insondable, disfrutable y dolorosa experiencia llamada “vida”: Digna. Valiosa. Magnífica. Infinitamente amada.

Lo fuiste en tu grandeza. Lo fuiste en tus ocasos. Todavía lo eres. Eres simple, pura e incondicionalmente, un ridículamente poderoso ser humano.

No importa quién eres para los demás o si crees que esto es cierto. No importa cuál sea tu apariencia, donde vives, o lo que hayas hecho en el pasado. No importa lo que los demás te digan (o lo que te dices a ti misma, en ese asunto). Mírame a los ojos, Mujer Maravilla/Superman. Eres la canción en mi corazón, el susurro en mis labios. La razón por la que la vida tiene sentido.

Lo eres!

Tu turno…

¿Qué necesitas empezar a decirte a ti mismo más a menudo? ¿Qué poderosa y positiva verdad sobre ti se te olvida a veces? Por favor, deja un comentario abajo y comparte tus pensamientos.

Biografía de la autora: Therese Schwenkler es la Fundadora, CEO y Comercializadora de la verdad en TheUnlost.com, la actual fuente para avanzar y de consejos para la vida, el amor y el trabajo. Haz clic aquí para obtener un misterioso regalo especial unlost sólo para ti… Y simplemente te digo que te va a encantar!

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 8/02/2014 - maria carmenza argotti:

    Le doy gracias a Dios mi Padre porq en el santificado Nombre de su hijo amado Jesucristo me ha enviado toda mi Fuerza y todo mi Poder de mi Luz Resplandeciente de mi Santisimo Espiritu Santo y ya vivo mi vida en mi mas pura esencia espiritual universal y eterna. Amén, Asi es, Amén

  2. 2 7/08/2014 - Mario:

    Que hermoso mensaje!! en verdad agradezco infinitamente que nos lo hayan pasado. Esta página es excelente! 🙂

Subir »
FB