Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

6 decisiones de las que nunca te arrepentirás

Publicado en Desarrollo Personal | 25 de diciembre, 2015

ser felizDebemos tomar muchas decisiones en la vida: dónde vivir, dónde trabajar, que tipo de café tomamos. Algunas obviamente son más importantes que otras, pero a pesar de la frivolidad de algunas decisiones, aún estamos en un proceso constante de toma de decisiones todos los días. Y cuando no estamos seguros, es difícil sentirse confiados en que tomamos la decisión adecuada.

Investigaciones sugieren que cuando estamos constantemente tomando decisiones, podemos sufrir de lo que se conoce como fatiga decisoria, tal como el New York Times reportó en el 2011. Mientras más decisiones tomes en el día, más fatigado quedará el cerebro.

Sin embargo, hay unas decisiones que simplemente valen la pena. Acá se presentan 6 decisiones de las que nunca te arrepentirás de haber tomado, ya sea al inicio del día, o al final de la tarde.

1. Se feliz

Pasamos interminables horas persiguiendo la felicidad, ya sea siguiendo nuestros sueños o siguiendo la última tendencia de la moda. Pero la buena noticia es que puede no ser tan complicado. Algunos estudios sugieren que la felicidad es una opción, sobre la cual tenemos el control. En otras palabras, nuestra felicidad no siempre viene atada a nuestros trabajos o posesiones materiales. De hecho, un estudio señala que el dinero no compra la felicidad a largo plazo.

2. Desconéctate

En el mundo de hoy, tener el teléfono con nosotros es tan natural como respirar (y cuando no los tenemos, entramos en pánico). Pero confía en esta decisión: nunca te arrepentirás al desconectarte de la tecnología de vez en cuando. Cuando nos desconectamos de nuestros dispositivos, estamos mejorando nuestra salud. Adicionalmente, demasiada tecnología te puede hacer sentir soledad, puede afectar tu sueño, y te puede hasta causar dolores de cabeza.

3. Se amable, antes de ser rudo

Es fácil gruñirle a alguien en un colectivo congestionado o ignorar a alguien que nos pide ayuda al pasar, pero la probabilidad es que no nos arrepentiremos si mostramos un poco de compasión. No tenemos que pasar horas cumpliendo un voluntariado si no es lo que nos llena (a pesar de que hay estudios que sugieren que hay verdaderos beneficios al llevar a cabo actos de caridad). Aún un pequeño acto generoso – tal como sostenerle la puerta a alguien – puede hacer mucha diferencia. Estudios muestran que el ser amables nos hace felices, y la felicidad nos hace amables. Parece un ciclo muy positivo (y poderoso).

4. Trátate como tratas a tus amigos

Somos asombrosos. Quizás no siempre creamos en nosotros mismos, pero las investigaciones sugieren que si lo hiciéramos, estaríamos mucho mejor hoy en día. Aceptándonos a nosotros mismos nos hace felices y más saludables, por lo que es tiempo de que nos veamos como vemos a nuestros seres queridos. Eleonor Roosevelt una vez dijo “la amistad con uno mismo es muy importante, porque sin ella no podemos ser amigos con más nadie en el mundo”. Moraleja: debemos querernos a nosotros mismos.

5. Sonríele a un extraño

Admitámoslo: hay un sentido de gratificación cuando le sonríes a alguien. De acuerdo a un estudio conducido en el año 2012, sonreírle a un extraño puede darnos un mejor sentido de conectividad. Sin mencionar que el simple hecho de sonreír puede levantarnos el ánimo cuando nos estamos sintiendo un poco alicaídos. No nos vamos a arrepentir de enseñar los dientes.

6. Puedes decir que “no”

Vivimos en una cultura de trabajohólicos, del trabajo perpetuo – y porque siempre estamos apurados, nos sentimos extraños cuando no lo estamos. Sin embargo, cuando hacemos una retrospectiva de nuestra vida, ¿nos vamos a arrepentir de haber tomado esos pequeños descansos? Probablemente no. De hecho, la asesora empresarial Margalit Ward explica que le decimos si a la vida al aprender a decir que no más a menudo. ¿Y qué quiere decir realmente el aprender a decir que no? Significa comprometerse a vivir una vida más auténtica y consciente. Una vida creada basada en honrarnos a nosotros mismos, a aceptarnos y a decir que si a la verdad en nuestros corazones.

Fuente: luiscastellanos

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB