Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

6 consejos para poder terminar las cosas que haces

Por Louise Watson | Publicado en Interés General | 26 de marzo, 2016

trabajo hechoLas personas siempre comentaron sobre mi capacidad de terminar las cosas. En la escuela, en la universidad, en el trabajo y en los diferentes cursos que tomé en los últimos años, generalmente me encontré siempre con la misma pregunta: “¿Cómo encuentras tiempo?

En mi mente, yo no hago nada especial; al igual que muchos otros, pospongo cuando no quiero hacer algo, y a menudo hago la mínima cantidad de trabajo requerido, pero incluso eso parece ser milagroso para algunas personas.

Así que, excavé en mi mente y llegué a algunas ideas para ayudarte si tienes problemas para adaptarte a todos los trabajos de tu día.

1. Haz una lista con tus tareas más importantes para el día y hazla visible

Todos los días antes de irte a la cama, haz una lista con tus tareas más importantes para el día siguiente.

Trata de que no sea una lista con más de tres o cuatro ítems, para que no parezca demasiado abrumadora.

Al no ser una fan de la tecnología, yo uso una pizarra en mi cocina para recordarme lo que tengo que hacer todos los días. Esto también significa que soy capaz de marcar cada ítem como “Hecho” a medida que avanzo, por lo que puedo ver lo que logré cada día.

2. Reserva tiempo para hacer estas cosas y enfócate en ellas!

Haz un compromiso contigo mismo y tómalo en serio. Ponlo en tu diario, en tu calendario, en la pizarra de tu cocina; o en lo que sea que uses.

Haz lo que decidiste hacer cuando planeaste hacerlo. Establece un límite de tiempo si es apropiado. Todas mis tareas tienen un tiempo reservado de 20 o 30 minutos, asegurándome de que cada tarea se vea realizable.

Escribí la mayor parte de este artículo con un temporizador de veinte minutos. Obviamente, necesité más tiempo para que sea publicable, pero en veinte minutos de trabajo duro y enfocado fui capaz de producir una buena cantidad de ideas; una base sobre la que estructuré el artículo.

Te sorprenderás de lo mucho que puedes terminar, si asignas tiempo para trabajar enfocadamente y sin interrupciones.

Lo que me lleva a mi siguiente punto…

3. Apaga todo

Apaga tu teléfono. Desconéctate de Internet. Pon un cartel de “No molestar” en la puerta. Asegúrate de que no te distraigan.

Es muy fácil echarle un “vistazo” a Facebook o cualquier cosa que se convierta en una charla o mirada de una hora a la basura. No te permitas ni siquiera tener la tentación.

4. No te rindas ante la postergación. Simplemente pregúntate: “¿por qué?”

Al final del año pasado, tenía en mi lista de tareas inscribirme en el programa de afiliados de una persona, algo que me tomaría sólo unos minutos.

Irónicamente, el hecho de que tomaría un tiempo tan corto contribuyó a mi postergación. ‘Sólo tomará cinco minutos, lo haré mañana “, me dije. Todos los días, me decía lo mismo.

Finalmente, tuve que preguntarme por qué estaba postergando tanto una tarea tan simple.

Me pregunté si tal vez le tenía miedo a la abundancia; tal vez no me sentía bien con recibir dinero por no hacer nada.

En el momento que tuve este pensamiento, me puse a actuar y abrí mi cuenta. Y me tomó menos de cinco minutos.

5. Divide las grandes cosas

Además de tener una lista diaria de cosas que hacer, también empecé a hacer una para las cosas del mes. Uno de los puntos en mi lista de enero fue comenzar un taller; algo que nunca hice antes y que me asustaba. Y mucho.

A pesar de mis temores, estaba muy entusiasmada y la primera semana del mes lo ocupé en planificar trabajosamente un curso de cuatro semanas.

Bueno, enero llegó y se fue y el taller no ocurrió.

En vez de sentirme culpable por no conseguir hacerlo, miré cómo había formulado mi meta; en mi lista, y decía lo siguiente:

Taller        

Eso es todo. Para algo tan aterrador, tenía que romperlo en pedazos e identificar el primer paso que tenía que conseguir hacer.

Para mí, fue contactar a un amigo que me dijo que sabía de unas personas que estaban interesadas, y entonces, ver dónde sería.

En mi tarea para febrero se leía: Establecer una fecha. Mucho menos intimidante.

Rompiendo lo grande en pequeños trozos hace que la tarea parezca más manejable y mucho menos desalentadora.

6. Celebra

Sólo recientemente descubrí la importancia de recompensarte a ti mismo por terminar las cosas.

Hace poco más de un año, hice un curso en el que nos dijeron que nos demos un capricho cada semana. Nunca lo hice. Siempre lo planeé pero luego lo olvidaba y decidía que no importaba.

Más recientemente, hice un curso de escritura Online donde nos dijeron otra vez que nos recompensáramos a nosotros mismos hacia el final. Esta vez me compré un piano!

Tu recompensa o celebración no tienen que ser tan grande o caro como el mío; podría ser relajarte con una taza de té o irte de vacaciones, pero es importante para tu autoestima reconocer el trabajo que has hecho, y una recompensa también te dará un incentivo para seguir adelante cuando las cosas se pongan difíciles.

Y sobre todo, recuerda que no es una carrera; haz lo que puedas en un día y date un descanso.

Con cada acción que tomes y con cada tarea que marques, más cerca estarás de tu meta.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 5/04/2016 - yury:

    Muchas gracias ………..!

Subir »
FB