Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

5 lecciones de negocios en David y Goliat

Por Ivette Estrada | Publicado en Negocios | 16 de noviembre, 2016

david y goliatExisten anécdotas susceptibles de emplearse en el ámbito académico y empresarial.

Jorge Manrique, rector del Colegio Jurista, eligió uno de los pasajes bíblicos para decretar que “querer es poder” y esto lo estableció en cinco lecciones.

1. Los retos generan grandes oportunidades

Si las pequeñas y medianas empresas, como las universidades “boutique”, optan por ver a las compañías grandes como fuerzas motivadoras y no como amenazas, mejoran las habilidades para tomar decisiones en ambientes de incertidumbre.

Por el contrario, si sólo se observan como enormes enemigos a vencer se bloquean soluciones y paralizan acciones de sobrevivencia y triunfo.

El miedo bloquea nuestros mecanismos de defensa y respuesta a las expectativas de mercado. Observar la competencia como oportunidades de crear o mejorar nuestras habilidades permite improvisar y echar mano de todos los recursos posibles”, comenta el rector.

2. Establecer metas altas, más allá de la luna

Vencer a un gigante implica la determinación de traspasar fronteras físicas y preconcebidas como reales. Si se opta por traspasar lo convencional los resultados pueden resultar asombrosos.

“No pensar en darle en la cabeza al gigante sino hallar cómo treparnos a la luna puede generar una visión de negocio más sólida y creativa”, asegura el jurista.

3. Multiplicar recursos

¿Con qué recursos cuentas ahora? A diferencia de las empresas de antaño, de antes de 1985 concretamente, una organización se construye con ideas e ingenio, no con activos materiales.

La “piedra” con la que David derribó a Goliat simboliza el ingenio para capitalizar el crecimiento, a veces de medios no convencionales. No se restringen a emplear armas recomendadas para el ataque como lanzas…a veces una simple piedra y una honda bastan.

4. Sumar simpatizantes

La motivación para triunfar en los negocios y la vida no procede de una sola fuente sino de amigos, asesores familiares, clientes, proveedores e incluso competidores. Estas redes diversas proveen revisiones y balances para que los emprendedores ajusten su enfoque personal, modelo de negocios o ambos.

“La sociedad nos provee de retroalimentación sobre nuestra mística y acciones pero también es la motivación más fuerte”, comenta Manrique. Para el rector, la cercanía con la gente infunde fuerza, sentido y compromiso.

David triunfa por un ánimo propio, pero es factible que también obtenga la motivación del ambiente, como esos luchadores legendarios que se acercan al ring llenos de vítores de sus seguidores.

5. Planear

Las mejores decisiones de negocios y vida se toman cuando se investigan y analizan los entornos en los cuales actuaremos, cuando se tienen conocimientos previos de los competidores que enfrentaremos o los problemas que tendremos que resolver.

David analizó los puntos débiles de Goliat y le apuntó a la cabeza para derribarlo. El plan de acción marca la diferencia entre la suerte y la certeza de lograr nuestras metas.

Para Manrique, “es imposible participar en un mercado o certamen si no se tiene un amplio estudio previo. La planeación antecede al éxito”, dice el rector del Colegio que obtuvo el primer lugar en el certamen nacional de Juicios Orales organizado por INACIPE.

Fuente: mundoejecutivo

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB