Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

5 hábitos de emprendedores felices

Por Matthew Toren | Publicado en Interés General | 8 de diciembre, 2015

Emprendedores felicesMuchos emprendedores ya no quieren cambiar el éxito por su salud, su dinero por tiempo con sus familias o un negocio a expensas de su pasión. Actualmente es más importante que nunca dedicarte al mejoramiento y éxito en todas las facetas de tu vida y no sólo a tu negocio.

Por ejemplo, desarrollar una rutina de ejercicio no sólo es bueno para tu cuerpo, es una gran oportunidad para adiestrar tu habilidad para cumplir compromisos personales, mejorar tu disciplina personal y aceptar la responsabilidad de los resultados. ¿No te parece que suenan como buenos puntos para un negocio?

Aquí hay cinco formas de ser saludable, rico y sabio en todos los aspectos de tu vida.

1. Establece límites.

Si no tienes límites no vas a llegar muy lejos en el emprendedurismo o en tu vida. La gente más exitosa es la que conoce el poder de decir que no. El primer paso importante para desarrollar estos límites es decidir cuáles son tus valores como persona y como empresa. Una vez que estableciste los estándares de cómo quieres operar tu vida personal y cómo quieres que opere tu negocio debes tomar esa decisión y actuar.

Por ejemplo, si te comprometes con tu pareja que el viernes es para salir debes evitar que tu trabajo rebase los límites que tienes para los viernes. Si sabes que todas las mañanas de 8 a.m. a 9 a.m. vas a ir al gimnasio, no puedes dejar que tus empleados crucen esa línea programando juntas temprano. Debes pedirles a tus amigos y familia que respeten esos límites, especialmente si trabajas desde casa. Ponte reglas y síguelas usando el poder del “no”.

2. Toma descansos.

Los estilos de trabajo varían, pero una cosa es segura, pararte del escritorio es importante. Moverte un poco te ayudará a recuperar algo de energía y estimular nuevos pensamientos. También hará que la sangre fluya, lo cual es bueno para la mente y el cuerpo. No te detengas sólo parándote del escritorio, los breaks también son importantes.

Asegúrate de que por lo menos un día en tu ocupada semana esté reservado como día personal. Es crucial desconectarte del trabajo durante ciertos periodos de tiempo para rejuvenecer tu mente y cuerpo. El emprendedurismo es un maratón no una carrera a toda velocidad, así que si no haces tiempo para ti te quemarás. Toma descansos y usa ese tiempo para reconectarte con tu creatividad y pasión.

3. Di lo que sientes.

Ser un emprendedor es un trabajo duro y hay momentos en los que en la etapa de startup vas a estar de acuerdo con ciertas cosas. Es por eso que conocer tus límites es importante. Saber lo que quieres y hacia dónde te diriges alineará tus acciones con tus palabras. Muchas discusiones y malos entendidos son rastreados por la mala comunicación. Tal vez evitas ser directo por miedo a lastimar a alguien, pero los emprendedores necesitan tener una comunicación clara y directa.

Un gran tip es que la persona con la que te estés comunicando recapitule la conversación en sus propias palabras. Con eso podrás ver si entendieron lo que esperabas. Si no está claro tampoco lo fue tu comunicación. No te salgas de una conversación hasta que los dos estén de acuerdo y puedan resumir el resultado de la conversación. De esa manera ninguno de los dos basará sus acciones y próximos pasos en suposiciones sobre lo que se dijo, sino en cosas que se acordaron.

4. Cuida lo que dices.

Las palabras son poderosas y necesitas asegurarte de que lo que salga de tu boca sea lo mismo en lo que crees. Es más difícil retractarte de algo que no quisiste decir o dudar de una declaración que hiciste antes cuando dijiste la verdad y que te mantengas firme. Aprender a decir lo que quieres mejorará tu negocio y relaciones personales y ayudará a asegurar que tus límites se queden en su lugar.

5. Pon orden.

Si la forma en la que haces una cosa es como haces todo, date tiempo para practicar el arte de la claridad. La claridad en una conversación puede ser muy importante pero también en tu casa, mente y cuerpo. Mantén el orden en cada aspecto de tu vida limpiando tras de ti y eliminando el desorden para organizarte.

Mucho desorden en tu bandeja de entrada, escritorio y casa puede provocar que no seas productivo por buscar cosas perdidas. Cuando tienes tu vida organizada eres capaz de tener acceso a cosas importantes. Si hay una cosa que todo emprendedor necesita es más tiempo.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB