Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

5 formas muy sencillas de convertir tus miedos en éxitos

Por Lolly Daskal | Publicado en Interés General | 8 de noviembre, 2016

Reibox BlogTodos experimentamos miedo de vez en cuando. Y todos conocemos los efectos que el miedo puede tener sobre nosotros.

El miedo puede impedirnos perseguir nuestros sueños, sin importar si esos sueños sean iniciar un negocio o iniciar una relación. Puede mantenernos atascados en donde estamos.

Si el miedo te está impidiendo ser quien quieres ser o lograr lo que quieres lograr, comienza por comprender lo que tu miedo en particular significa.

Aquí tienes cinco escenarios comunes dominados por el temor y cómo puedes manejarlos.

Eres demasiado prudente

El miedo no siempre es malo, por supuesto. Nos impide hacer un montón de cosas que son tontas y peligrosas. Pero el tipo de miedo que se interpone entre tú y las cosas que quieres a menudo se disfraza de precaución razonable.

Para entender la diferencia, pregúntate qué hay en el otro lado de tu miedo. Si hay poco que ganar comparado con el riesgo, lo más probable es que el camino más sabio sea escuchar tu miedo. Pero si el miedo te está deteniendo de algo significativo que deseas (especialmente si se trata de algún cambio significativo en tu vida) es momento de luchar.

Tienes demasiado cuidado

El miedo frecuentemente aparece cuando comenzamos a obtener un nivel de entendimiento sobre nuestras vidas.

Recuperarte (ya sea de un evento pasado o un obstáculo presente) es uno de los más grandes regalos que puedes darte a ti mismo, pero es natural que una parte de ti prefiera la comodidad del status quo. Si estás pensando en algo serio en tu vida y todo lo que encierra, ese es el miedo tratando de hacerse cargo.

Estás intentando algo nuevo

Cuando intentamos algo nuevo, casi siempre hay un período de incertidumbre e incomodidad. Es exactamente en este punto en el que el miedo entra en acción y nos empuja de nuevo a un terreno seguro.

Si este patrón se desarrolla por tiempo suficiente, eventualmente ni siquiera considerarás el cambio e irás directamente a dar con las razones de porqué no va a funcionar. Es tu decisión: puedes o permitir que tu mundo se encoja porque te quedaste paralizado por el miedo y la negatividad, o comprometerte a dar el siguiente paso y ver como el mundo comienzan a abrirse frente a ti.

Estás evitando la realidad

El miedo nos aleja de lo que sabemos y trata de llevarnos a una especie de realidad alternativa; una que nos recompensa por ser tímidos, por permanecer tranquilos y quedarnos donde estamos… por conformarnos.

Por supuesto, sabemos que esas cosas no son verdaderas. Las recompensas le llegan a aquellos que saltan y corren riesgos. A veces tienes que empujar el miedo a un lado para permanecer en el mundo real.

Estás alimentando tu ansiedad

El peligro es real; el miedo, por otro lado, es producto de nuestros pensamientos. Lo creamos y, en última instancia, le damos o le negamos poder.

El miedo de seguro puede sentirse real. Lo superas cuando recuerdas que eres fuerte porque conoces tus puntos débiles, que eres fuerte porque conoces tus defectos, y eres determinado porque sabes de la falsedad de miedo.

Te escapas con demasiada facilidad

No se puede negar la tentación: cuando las cosas se ponen difíciles, lo más fácil es darse la vuelta y correr. Pero ese no es el camino para los logros y el éxito. Si puedes encontrar el coraje para defender tu posición, mantendrás el poder.

El miedo se manifiesta de un montón de formas diferentes, pero la única forma de superarlo es permanecer en el presente y comprometerte con las cosas que deseas lograr. Es tu vida la que estás defendiendo. Vela como una aventura. Siente el miedo y hazlo de todos modos.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB