Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

5 cosas por las que deberías ser capaz de sonreír dentro de 5 años. Parte II

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 7 de agosto, 2016

sonreirDe la parte I

“¿De qué quiero ser capaz de sonreír en el interior dentro de 5 años a partir de hoy?”

Cuando la reformulé de esta manera, me pareció mucho más fácil de digerir.

Y tan loco como te puede parecer, este pequeño cambio de pensamiento cambió mi vida. A partir de ese día en adelante, comencé a vivir de manera diferente.

Así que hoy, te reto a que te hagas estas preguntas, y dejes que te inspiren a hacer los cambios positivos que necesitas hacer en tu vida.

Si lo haces, te garantizo que en 5 años a partir de ahora, te sorprendas a ti mismo sonriendo por…

3. Los momentos de apreciar lo que tienes, ahora mismo, justo donde estás.

El universo siempre está hablando con nosotros… nos envía pequeños mensajes, causando coincidencias y acontecimientos casuales, recordándonos parar, mirar a nuestro alrededor, y creer en algo especial, algo más.

Pero ese algo especial no está en otro lugar. Está justo donde estás.

A veces tienes que dejar de buscar, y solo ser. No te estás perdiendo de nada en ningún otro lugar. Te estás perdiendo la bondad que hay delante de ti.

Déjame asegurarte algo, podrías correr tratando de hacerlo todo, viajar por todo el mundo, mantenerte siempre en contacto, trabajar y salir de fiestas todas las noches sin dormir, pero nunca podrás hacerlo todo. Siempre te perderás de algo, y por lo tanto, te parecerá como que siempre algo increíble podría estar pasando en otro lugar. Enfocarte en esto es obviamente inútil.

Vive apurado, trabaja duro, y busca aventuras, pero hazlo con tus ojos bien abiertos y enfócate en tu paso actual.

Tienes todo en este momento. Lo mejor de la vida no está en otro lugar; está justo donde te encuentras, en este momento. Nótalo, y hazlo memorable.

4. La tranquilidad que viene de saber dejar ir.

Cuanto más hables, debatas, repienses, refresques, analices, te vuelvas paranoico, lo sigas, lo respondas, lidies, te quejes, lo inmortalices, llores, patalees, insultes, chusmees, reces, lo pongas en la mesa o disecciones sus motivos… más continúa pudriendo y descomponiéndose en tu mente.

Es hora de aceptar que todo terminó! ¡Está muerto! Se ha ido. Está hecho. Es hora de enterrarlo porque está apestando tu vida, y nadie quiere estar cerca de tu podrido cadáver de malos recuerdos, o tu actitud en descomposición. Sé el director funeral de tu vida pasada y entierra esa cosa de una vez por todas!

Aferrarte es ser valiente, pero dejar ir y seguir adelante a menudo es lo que nos hace más fuertes y más felices al final. Date este regalo para poder crecer y sonreír de nuevo.

5. Tus propios actos de entrega desinteresada.

Mis héroes personales son visionarios y soñadores todos los días, esas bellas personas entre nosotros que tratan de hacer del mundo un lugar mejor del que encontraron, ya sea en pequeñas o enormes formas. Algunos tienen éxito, algunos fallan, la mayoría obtienen resultados mezclados… pero es el esfuerzo en sí lo que es heroico, según lo veo yo. Gane o pierda, admiro a los que luchan una buena lucha.

Te reto a tomar una página de tu libro. Porque, ganes o pierdas, es este acto de luchar por algo más grande que tú mismo lo que hace que tu historia sea una inspiradora en el largo plazo.

Como dijo una vez Ralph Waldo Emerson, “El propósito de la vida no es simplemente ser feliz. Es ser útil, ser honorable, ser compasivo, para marcar alguna diferencia de que has vivido y vivido bien.”

Una cosa más

Quiero dejarte con un poema de Bessie Anderson Stanley que mis abuelos solían dejar colgado en su refrigerador cuando estaba creciendo. Creo que encarna a la perfección el mensaje de este post:

“Ha logrado el éxito quien ha vivido bien, reído a menudo, y amado mucho;

Quién ha disfrutado la confianza de mujeres puras, el respeto de hombres inteligentes y el amor de niños pequeños;

Quién ha llenado su nicho y cumplido su tarea;

Quién nunca carecido de apreciación de la belleza de la Tierra o fallado en expresarla;

Quién ha dejado el mundo mejor de lo que lo encontró,

Ya sea con una amapola mejorada, un perfecto poema, o un alma rescatada;

Quien siempre ha buscado lo mejor en los demás y les ha dado lo mejor que tenía;

Cuya vida fue una inspiración;

Cuya memoria una bendición.”

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB